abril 04, 2007

Mas allá del Fénix.


“Donde hubo fuego, cenizas quedan”.

El origen del Ave Fénix se remonta a los desiertos de Libia y Etiopía; aunque su nombre proviene del griego «phoinix» que significa rojo (fuego). Se considera que esta ave mitológica, por sus principios (respeto a la voluntad de Dios), fue el único animal del Edén que resistió la tentación. Siendo la inmortalidad su premio; junto a otras cualidades como el conocimiento, la capacidad curativa de sus lágrimas, y su increíble fuerza.

El Fénix es un símbolo de inmortalidad y de resurrección. Nace del fuego de la aurora al amanecer, y muere en el fuego del atardecer al igual que el sol, cada 500 años. Su principal papel es renacer, creándose a sí mismo desde las cenizas.

Cuando llega la hora del “Dador de vida", como se le ha denominado, construye un nido en la soledad de la cima de una montaña. Entonces abre sus alas y arropa el nido. El sol los consume a ambos, al ave y al nido, mientras el Fénix entona su más hermosa melodía. Cuando todo termina, queda un pequeño huevo; empollado nuevamente por el sol naciente, y es aquí cuando resurge el Ave Fénix: alimentándose del Sol hasta crecer y ardiendo en su propio fuego.

Cada nuevo Fénix acumula en sí todo el saber obtenido desde sus orígenes, comenzando un nuevo ciclo de vida. El Fénix cuida así, durante toda su existencia, al mundo y a todas sus criaturas, transmitiendo el saber. Nos recuerda que en cada momento de nuestra vida tenemos la oportunidad de comenzar nuevamente, de RENACER en nosotros mismos. Solo existe UN ave Fénix: la esperanza. Puede iluminar tu vida con un simple vuelo; o puede brindarte alegría con su sola presencia.

En esta Semana Santa, donde celebramos la Pasión, Muerte y Resurrección de nuestro Señor Jesucristo saquemos un momento entre nuestros compromisos personales, familiares y sociales; y dediquémonos a reflexionar un poco sobre lo que hemos sido y hacia dónde queremos ir. Antes que nada, perdonémonos a nosotros mismos por cualquier cosa que nos inquiete. Perdonemos a todos aquellos que sin intención, o con intención e ignorantemente nos han afectado en algún modo. Aceptemos que somos lo que somos gracias a los demás, a los que nos rodean; y solo así, podremos comprender que podemos ser lo que queramos, por nosotros mismos: renaciendo en cada día, con la intención de superarnos cada vez más.

La meta... solo se vislumbra al atardecer del último día. Lo último que se pierde es la esperanza; porque solo se pierde, después de la vida. Les deseo una tranquila y reflexiva Semana Santa. Prudencia ante todo. Y que vuestras almas sean como las de un Fénix: fieles a Dios... su recompensa será la vida eterna y la sabiduría.

10 comentarios:

Reina de las Cerezas, niña mar dijo...

Recomenzar no es fácil,
Pero es avanzar.
Por algún lado empezar
Desapegarse, volar.
Volver a caminar
Sin mirar atrás
Sin pensar,
En que lugar quedarás.
Recomenzar no es fácil
Pero hay que avanzar.
Tomar lo bueno de la vida
Para poder empezar,
Una vez a caminar
A sonreír a mirar.
Recomenzar no es fácil
Pero es hora de empezar.
Juntar las penas
Y tirarlas al mar
Desplegar las alas
Y volar.
Alto
Sin mirar
Simplemente volar.
Avanzar
Lo bueno, solo llegará.

Mi meta, reinventarme como el fénix.
Gracias por tanto !!!
perdón por tan poco !!!
Tus palabras llaman siempre a la reflexion.

besos

Helen-Tan sólo mírame... dijo...

Hermoso post, tan maravilloso y místico, yo no conocía la historia del Ave Fénix y me encanta la manera en que la asocias con la esperanza.

Pues ésta semana santa estará llena de reflexiones y tener presente que ante cualquier adversidad hay que saber resurgir como el fénix y en compañia de Dios.

Besos!

Fran dijo...

Reina de las cerezas, si tengo suerte, podré ver cuando tus alas iluminen el cielo, tan brillantes como el sol. El saber ya está en tí, no hay nada que perdonar, ni nada por que agradecer, esto solo es el principio del camino, el resto lo recorrerás tu.

Helen, yo sabía una parte de la historia, lo de sus lágrimas y su fuerza, lo enconré hoy. Hay una parte de la historia que dice que: "el nido de un ave yacía en un Rosal al lado del arbol del bien y el mal (Edén); y que, cuando fueron desterrados Adán y Eva, una chispa de la espada de un Querubín saltó al nido y lo incendió, surgiendo así este maravilloso ser inmortal.

Reina de las Cerezas, niña mar dijo...

espero yo tener la suerte de que puedas verlo, porque eso significa que no importa cual sea el camino, estarás al lado,, ayudando siempre con tus palabras.

Un beso cerezoso

Mariluz Barrera González dijo...

Recordar la historia del Ave Fénix me ha traído muchos recuerdos, en mi adolescencia fuí scout, y la máxima insignia a obtener es AVE FENIX, con todo este hermoso significado de renacer con vida eterna...

Recordarlo me hace pensar en muchas cosas...

Gracias.

UN BESO.

Joss dijo...

Amigo, todos tenemos, en algún momento de nuestras vidas un
resurgir de nuestras propias cenizas y a veces dejamos todo
atrás para seguir adelante pero eso no nos exime de encontrar
nuevas llamas que nos vuelvan a convertir en cenizas...

DTB

PD: Lo importante es no quedarse en las cenizas.

Ferípula dijo...

Fran: había apagado la compu, con anginas, yo..la compu,no. Y me levanté volando (como el ave?) porque recordé que no te había saludado. Precioso el texto. Realmente. Cátedra.
Ahora, leerlo con este tema de fondo, la cabeza vuela para otros lares :)
En fin, un abrazo! Con las alas grandes y blandas.

PALIta...una de cal, una de arena dijo...

FRan:
Vine a desearte Felices Pascuas!

El texto que escribiste, simplemente espectacular!!!! Para leer y releer varias veces!!

Te dejo un super besote, mañana me voy de vacaciones por una semanita.
Pali

Fran dijo...

Antes que nada, Felices Pascuas de Resurrección para todos.
Reina de las Cerezas, si Dios lo permite… Para vuestra Majestad, un beso también.
Mariluz, bienvenida. Esa es una de las finalidades de este blog: RECORDAR; ver la vida en retrospectiva para ver más claramente el camino por venir. La felicito por la labor profesional que realiza.
Sensei Joss, yo estoy loco porque una llamita de esas me “queme” y me achicharre el alma. Sigo tu consejo; y la vida continua…
Ferip, espero que te mejores pronto. Tu salud ante todo; no te preocupes por saludar. Te pondré algo que te anime un poquito. Un abrazo para ti también.
Palita, igualmente. Que disfrutes de las vacaciones…

Jake dijo...

Fran...entré por lo de Feripula...te invito a mi blog!!!
me encantó la música del tuyo...
me decís quien es??es hermosooooo

te dejo una frase que copie de lo de ROsa:

La muerte de cualquier hombre me disminuye, porque yo formo parte de la humanidad; por tanto nunca mandes a nadie a preguntar por quién doblan las campanas: doblan por ti.