julio 17, 2007

Hay un lugar....

Como pasa el tiempo, tengo 379 días en Blogger, como lector. Y pese a vivir acabando al ciberespacio, desde que tengo unos 17 años se ha convertido en una de mis principales herramientas. No es mi mundo y nunca lo será, pero disfruto de cada momento como si fuera un pequeño niño emprendiendo una nueva aventura: así se siente Blogger.

Bueno, hasta mediados de agosto no me informarán si estoy dentro o fuera de la Maestría (por burocracia de cupo/materia) y para no estar haraganeando (estudiando), debo escribir algo interesante en este post 98. Pensé en la: "Teoría Cuántica de la Vaca", o en la “Historia de un Tirano V”, pero no he tenido el tiempo de convertirlas en historias sencillas, digeribles y divertidas. Son cosas serias, conocimientos aplicados de la Física, que es aburridísima, salvo que uno se entretenga como que el asunto es un “juego de mentes”, capaz de encontrar la solución a aquellas cosas de la realidad que se pasan por alto la mayoría de las veces; por ahí vienen estos post, y otros muy interesantes.

Hoy, solo pondré esta foto:


Se ve bonita, pero ese no es el asunto. Cuando tengo problemas y quiero despejar mi mente, cuando quiero alejarme totalmente del Mundo: cierro los ojos y llego a un lugar así, no se ve tan especial, excepto por el hecho de que en ese lugar yo controlo todas las cosas, digamos que es (con el permiso de Dios) mi lugar de juego. No solo puedo deformar el agua, o el aire, sino también la materia en sí y el tiempo. Me explico: (recuerde que usted está en mi cabeza) utilizo el agua para canalizar la forma de mis pensamientos y luego le doy su estructura final (de agua a metal, de agua a madera, de agua a arena, etc) el tiempo, sencillamente, no existe en este lugar: nada muere, solo cambia. Y yo, teóricamente no me muevo de ese muelle, lo que cambia es la realidad debajo de mis piés.

Cada quien encuentra la tranquilidad en diferentes cosas y lugares. Muchas personas tienen manías, piensan en cosas que los calman, pero la verdad, muy pocos nos refugiamos en la tranquilidad de la soledad para pensar en la solución de los problemas. Casi nadie se detiene a escuchar el viento, el sonido de los árboles y de los animales; se aterran al verse solos incluso en sus hogares, sin embargo, el punto es que siempre están acompañados e incluso en los confines del universo, la soledad no existe: Dios esta ahí, como mínimo. Recuerdo aquella definición de Infierno: “Ausencia de Dios”, no es un lugar de llamas (salvo por el 5to. Infierno) sino simplemente un lugar vacío y solo.

Cada vez que estoy en este lugar aislado y sereno, aunque parezca loco, estoy más cerca de Dios. Porque la única cosa que existe ahí, además de mi pensamiento, es Dios. No hay soledad, para que no vayan a temer intentar relajarse algún día de esta manera. Cuando llega un problema, no basta con solucionarlo, se debe eliminar; es un pensamiento político de razonamiento lógico: En tu vida siempre habrá problemas de algún tipo, si no los eliminas a tiempo, terminarán por amontonarse y te sentiras asfixiado. Así que, este post solo trata de 2 cosas: a) elimina los problemas; y b) si te sientes agobiad@, aléjate unos minutos a un lugar donde te sientas segur@ y solo allí, busca la solución a los mismos. Si no funciona: pide ayuda, todos la necesitamos en algún momento.

“Hoy por ti, mañana por mí”.

5 comentarios:

Saddie dijo...

Es una bonita forma de escapar por un rato de las presiones, pero después apartas la mirada de esa foto y sigue todo igual jeje, estaría bien tener ese agua cristalina cerca, muchos saludos amigo, besosss ss s!

Joss dijo...

Buen sistema anti estrés.

DTB

PD: Espero la burocracia no te deje fuera.

:)

Cheluca dijo...

Suerte con lo de la maestría!!!!

Fran dijo...

Hola Ane, la idea es que uses este lugar para encontrar las respuestas que buscas de tus problemas. Saludos a tí, amiga.

Sensei Joss, es buen sistema, aunque a veces solo voy ahí a desahogarme... pero entretiene el hecho de que el único límite es mi pensamiento. Aquí visualizo mis sueños e ideas, luego trato de hacerlos realidad.

Cheluca, gracias. Desde que tenga un ratito paso a visitarte.

Ferípula dijo...

Yo me metería en el agua...y ahondaría mas, y más, y mas.
Debí haber nacido pez...