diciembre 05, 2007

El Arte de la Estrategia: Pensadores Binarios.



El código binario como tal, existe desde el siglo III antes de Cristo, donde surgió el "cero" (0). Sin embargo, el aporte valioso y la sistematización del mismo los realizó Francis Bacon al reducir el alfabeto a secuencias de dígitos binarios, estableciendo que este sistema podría ser usado en cualquier objeto.

La inteligencia, como tal, es sencillamente la habilidad de resolver los problemas. Por lo que una persona “inteligente” ha de suponerse aquella que pueda resolver cualquier tipo de problema, ya sea teórico o practico. Desarrollé hace años la teoría de los “pensadores binarios” para diferenciar a las personas “superdotadas”, los “genios”, “cerebros”, o como les guste llamarlos, de las personas “hábiles”, sea de forma nata o desarrollada (la habilidad se estimula). Este término, pensador binario, comprende aquellas personas que se destacan en cualquier “campo” de la inteligencia y que reducen a una simplicidad lógica la complejidad de las cosas.

El código binario (base) se compone de los factores “cero” (0) y “uno” (1), por ser los elementos primarios en una construcción simbológica-numérica. La mente de un binario funciona de forma similar en la prácica, solo que sin números, emplea la información más simple para llegar a la construcción racional compleja sin importar el tipo de problema a ser resuelto, a una velocidad de "reflejo". Hace más de un año traté el tema de Gardner sobre la "teoría de las inteligencias múltiples", el cual nunca me satisfizo, ya que soy de los que creen que la inteligencia no es solo una capacidad parcial dentro de una esfera múltiple de manifestaciones, sino que es más bien una capacidad ilimitada de comprender el todo, solo a partir de las partes. En pocas palabras, hay personas “hábiles” y personas “inteligentes”.

Para mejor comprensión del asunto, expongamos el siguiente ejemplo práctico partiendo de dos películas del cine: "A Beautiful Mind" y "Good Will Hunting", a este método de paralelismo se le conoce como método binario, pero la definición de anteposición de ideas tampoco responde al criterio deseado, sin embargo, ya que muchos de nosotros somos aficionados al cine, vale el ejemplo.

Por un lado tenemos al personaje John Forbes Nash, un hombre que no necesita presentación, una verdadera “mente brillante”. Por algo hay una frase que dice: “De la locura al genio, solo hay un premio”. Por otro lado tenemos al buen Will Hunting, un joven personaje experto en matemáticas avanzadas, con problemas emocionales (por maltratos), un muchacho humilde, bla, bla, bla...

El problema de nuestro tema comienza por lo elemental, lo de "binario" en nada se relaciona con matemáticas. Algunos creerán que ambos prodigios son idénticos; sin embargo, difieren en un aspecto, que a mi juicio es lo más importante y que da el fundamento de mi estudio: el razonamiento deductivo empleando métodos lógico-intuitivos y lógico-sensoriales. Si vieron la película sobre Will, verán que en la entrevista de trabajo más importante de su vida (Depto. de Defensa), pudo deducir y explicar cada elemento de las consecuencias de su trabajo de forma sencilla, directa y sin matemáticas (la causa del interés). Por otro lado, el mundo de Nash se limitó a las matemáticas, por así decirlo. La visión del pensamiento se limitó a la solución de los problemas de forma simbológica empleando las Matemáticas como un medio de expresión de su fundamento existencial.

Por qué un Maestro del Ajedrez cuya velocidad de pensamiento-reacción es muy superior al de cualquier persona “ordinaria” sobre un tablero, se queda paralizado frente a un estímulo como apagar un fuego correctamente. Por qué personas cuya “habilidad” en ciertas condiciones es famosa, fracasan rotundamente en otras cosas relativamente "simples" para otros. Porque su cerebro está limitado a una habilidad específica; son personas hábiles en determinados campos, pero su capacidad se limita a la aplicación lógica de los mismos. El pensador binario se destacaría en cualquier campo.

Por otro lado, imagínese este caso: 1) Convenzo al vendedor de una tienda de libros de que ese libro sobre Mecánica Avanzada con 700 páginas nadie lo va a comprar porque está caro, es grande y está sucio; en resumen obtengo un 50% de rebaja del libro edición especial, valorado en el mercado internacional un 400% mas caro; 2) Me aprendí todo un libro de una sola leída, y le corregí unos errores en cuando a la dinámica del funcionamiento del motor de combustión interna (ej); 3) estoy usando esos conocimiento en mi auto, analíticamente, calculando cada detalle en una construcción lógico-numérica de proporcionalidad y ergonomía; 4) Claro está, el único ser humano con la capacidad física y motriz para realizar los trabajos soy yo, pues para eso compre y leí el libro…o no???; 5) En lo que estoy “mecaniquiando” ya me imagino montado en mi superauto, lleno de mujeres (soñar no cuesta nada); 6) ahora, una vez realizados los ajustes y eficientizado el motor de mi vehículo en un 350%, me toca convencer al Consejo de Directores de la empresa distribuidora de la 3ra. Marca de vehículos del continente de que mi pequeño “arreglito” los pondrá en primer lugar en venta por los próximos diez años a nivel mundial… y los convencí; por lo qué, 7) ahora debo convencer a las Naciones Unidas de que gracias a mi invento eficientizador del sistema de combustión interna de los vehículos de motor, el calentamiento global se reducirá en más de un 40% en los próximos diez (10) años…

Lo interesante no es mi explicación, la cual teóricamente contiene todos los tipos de manifestación inteligencia; lo interesante es, que poco importa el problema a resolver, su solución siempre estará la mano con cualquier tipo de información, y con un mismo cerebro; de ahí la importancia de saber observar los detalles de las cosas, lo que necesariamente implica un mayor grado de inteligencia.

Se dice que siempre habrá alguien que estará por encima de nosotros en algún aspecto de la inteligencia, y la pregunta importante sería: ¿Sabrá compartirla con nosotros?... Una persona vale como persona por lo que es, no por cómo piensa: todos somos especiales, únicos y semejantes.

3 comentarios:

Violeta dijo...

interesante articulo, pero te olvidaste comentar acerca de la inteligencia emocional, la que dicen que es la más importante (y al parecer creo que es cierto), hasta existe un libro titulado: por qué la gente inteligente suele ser la mas estupida?? jejeje en cierta manera es así, las habilidades sociales y emocionales son muy importantes.
un beso fran y buenas vacaciones!

Saddie dijo...

Eso es cierto, si una persona es mejor que tu en algo, seguro que tu le superas en otra cosa, y así viceversa, buen escrito.

Cuanto tiempo sin pasarme por aquí, pero ya volví, muchos besos

Fran dijo...

Hola Violeta. Sobre ese aspecto de la "inteligencia" vendrá un post jajaja. Gracias, y otro beso para ti.

Hola Ane, estabas pérdida. Besos para tí tambien dulce reina de la fantasía ;)