enero 23, 2008

En Blanco y Negro.

Bueno, he cambiado el color del blog de negro a blanco, así descanso un poco más la vista. Soy muy conservador en cuanto a los cambios, pero lo cierto es que me gusta cambiar los “detalles” de las cosas, buscando manteneras lo mas sencillo posible dentro de la complejidad de la vida.

A veces uno se pregunta si verdaderamente hay decisiones "grises", parciales, a medias, etc. Yo siempre he sostenido que en la vida no existen asuntos a medias. Es decir, que frente a las situaciones que se nos presentan a diario debemos tomar una decisión u otra; no hay soluciones a medias, esto es un asunto de subjetivismo frente a la realidad objetiva.

Recuerdo que un día, yo tenía mi mascota y un lápiz de carbón en la universidad, tomé el lápiz y comencé a garabatear una hoja, haciendo más presión en algunos lados que en otros. Pregunté a una amiga: ¿Qué color es?... gris, me dijo. Le digo entonces, si el lápiz es de carbón (negro), lo que dibujé es negro, la ilusión del gris se debe al fondo y a la textura de la hoja blanca; no hay gris, el gris es tu percepción de la realidad… ella me dio par de trompones (con cariño, cuidando la mercancía), pero creo que fue mas por llevarme la contraria que me dijo que NO, que el gris sí existía y que en la vida habían ocasiones grises. Yo no iba a echarle mas leña al fuego, y ahí quedó el tema; sin embargo, a lo que ella se refería era a la indecisión frente a las decisiones que nos afectan de forma directa.

Yo creo que en la vida, todo es de una forma u otra: es correcto o incorrecto, es bien o es mal, es izquierda o derecha, es arriba o es abajo. Lo intermedio NO EXISTE. No hay cosas grises, las personas VEN cosas grises, pero esos grises se deben al subjetivismo “in momentum” de la situación que los afecta. En la vida cada decisión es absoluta, en el sentido de hacia dónde vamos; lo relativo consiste en el propio camino que recorreremos.

Al margen de esto, si observan la foto superior, verán que SI, que hay momentos grises, pero llenos de color. Sin embargo, eso solo pasa en el amor, no en la vida. Me atrevo a decir que los momentos más especiales del amor son de color GRIS; irónico, no. Siempre lo he dicho: El gran secreto de las cosas, está en los pequeños detalles.

4 comentarios:

Palita dijo...

HOLA!! Me compro para siempre el primer puesto!!!!

La verdad es que me tenías totalmente convencida con que el gris no existe...y llegué al último párrafo, y ahora?
Tal vez ese color gris llegará a ser negro con el tiempo, presionando más fuerte del lápiz!!!

Yo también creo que solo hay BIEN o MAL, no hay más o menos.
Está bien o está mal...aunque querramos buscarle el punto medio.

Ahora bien, mi casa está pintanda de blanco, negro...Y GRIS!!!

Un besote
Palita

PD1: En la facultad me enseñaron que el blanco y el negro NO SON COLORES, SON VALORES.

PD2: Me encantó ese dibujo desde el día que lo ví, en la serie Héroes...es bellísimo.

Ayi :) dijo...

siiii...ese dibujo es de heroes!!!!
I <3 heroes :)
yo creo en el azul grisaceo...ese no existe tampoco?

Fran dijo...

Hola Pali. Interesante lo de “valores”. Sí, es una imagen que nos recuerda, que aún bajo la lluvia y entre las sombras yace el amor. Eso, y que el personaje de “Mr. Isaaac” como le decía Hiro en la primera temporada sabía plasmar la compleja sencillez del amor. Por eso la elegí.

--------------------------
Hola señorita Ayi. Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiii. Me encanta la evolución humana= me encanta “Heroes”. Sí existe, como color… al menos en las paletas de colores :)

P.D. Mi perro murió el día que escribí este post, por lo que no estoy muy dinámico que digamos, así que si no me ven por sus respectivos blog, es porque estoy tristón… 14 años de mi vida (media vida) compartí con ese can: No hay un animal más fiel a su amo en el planeta, que un canino. Pero la muerte es parte natural de la vida. Así que me reintegro la próxima semana, Dios mediante.

Reina de las Cerezas, niña mar dijo...

yo tampoco creo en los grises pero no solo en la vida, en el amor tampoco.
O se ama o no se ama.O se está dispuesto a compartir la vida con el otro o no.
No creo que pueda uno quedarse en el medio.