marzo 31, 2008

La Respuesta.

Había una vez un hombre que se propuso alcanzar a Dios. Juró que daría su alma y todas sus fuerzas por realizar tal hazaña. Comenzó a recorrer el mundo, día por día, buscando en cada cultura del planeta, aprendiendo todo lo que podía sobre fe y humanidad. Viajó continuamente durante años, décadas de búsqueda incesante e infructuosa. Y un día, ya exhausto, cansado, no aguantó más y se detuvo. Estaba dolido, desilusionado, incrédulo y abarrotado; ese día… Dios pudo alcanzarlo”.

Este pequeño cuento, está inspirado en una frase de un cartelón que leí cuando cursaba en el año 1997 mi Licenciatura. Lo escribió una niña de Sexto Grado de Primaria; y, al verlo en su conjunto: el mensaje es interesante. Quiero enfocarlo desde el punto de vista del amor, y a modo de conclusión de los temas tratados. Si leyó ese cuento, así se define el amor. El amor no se busca, se encuentra. El amor es un medio, no un resultado. No es algo que pueda sentirse “in momentum”, es algo que, sencillamente, crece cada día dentro de nosotros, y que se refleja en lo que somos. Se manifiesta en pequeños momentos únicos; pero su grandeza llega a pasar desapercibida ante nuestros ojos, al buscar una respuesta a una pregunta que no la tiene. De ahí el cuento de arriba, perdemos el tiempo en cosas sin importancia (dudas, temores), cuando lo cierto es que con empeño y dedicación todo es posible.

Soy hombre, veo las cosas distintas a una mujer, pero en el fondo el sentimiento es el mismo. Cada uno de nosotros encuentra en el amor un refugio en el cual construimos una vida con alguien especial, una pareja en la que confiamos y que nos brinda una cálida seguridad presente y futura. El amor es algo espontáneo y natural que nos hace mejorar cada día lo que somos como personas. Y no hay que buscarlo en ningún lado, porque está en nosotros. Aquí radica la importancia de encontrar a alguien que nos sepa valorar por quienes somos y con quien podamos compartirnos sin temor a nada.

El amor depende de nuestra madurez, de nuestras vivencias y de nuestra cultura. Pero todos esos elementos, no son amor, son condicionantes. El amor es simple, lo complejo son las personas. No es solo confianza y seguridad, o lo que me agrada de ti. El amor es una dedicación diaria, espontánea y desinteresada hacia ese otro ser que te complementa, que altera tus parámetros individuales y te convierte en algo que jamás habías podido imaginar. Una persona perfecta es cualquier persona; solo debes tomarte cinco minutos de tu vida para conocerla, y saber si podrás pasar toda una vida a su lado. No se pierde nada, pero puedes ganarlo todo en una simple mirada, si hay "ojos de hielo" (ese es otro post). El amor no se trata de teorías, prejuicios, gustos, o de valores. Se trata de dedicación, sinceridad y esfuerzo diario y contínuo. Aunque, quizás lo mas importante al elegir una pareja, se trata más de una visión a futuro de ambos, que de lo que se siente en el presente…(otro post). Estos serán mis 12 posts sobre amor del año 2008, los demás temas, seguirán el curso de la rotación de temas habitual en mí. En el amor, al igual que en la vida, lo importante es la felicidad.

"No busques una respuesta a lo que sientes; busca que lo que sientes, sea tu respuesta".

marzo 17, 2008

Alguien como Tu (2/2)

El amor es incondicional, aquí radica su pureza. El amor es espontáneo, su ingenuidad le da la dulzura. El amor es ilusión, sirve para hacer realidad los sueños. Y, sobre todas las cosas, el amor es lo que eres y lo que sientes. El tiempo y el espacio son solo meras palabras que sucumben ante la pasión que trae consigo este elixir celestial.

Esta vida, nuestra vida, se basa en existencias individuales que buscan un sentido de completitud. La esencia del ser humano, su propia humanidad, le impulsa a evolucionar constantemente para mejorar y mejorarse. Como ente busca rodearse de todos aquellos semejantes con los cuales puede “evolucionar” moral, material y espiritualmente hasta una cierta plenitud existencial. Esa interrelación le da cierta seguridad y confianza a su existencia; pero, cuando ese equilibrio se rompe, es lo más cercano a “un pez fuera del agua”. Y así pasa en el amor.

Me he enamorado de los ojos de una mujer, de su sonrisa, de su rostro, de la forma en que mueve sus caderas al caminar, de sus gestos... pero eso no tiene que ver en nada con el amor. La atracción física es natural, y si bien satisface parte de nuestras necesidades humanas, llega un momento en nuestra vida en que no nos conformamos con lo “básico” de una relación, y si ese cambio constante se da desproporcionalmente en una pareja, tenemos un problema, porque la seguridad y la confianza son relativas.

Las cosas no siempre son lo que parecen; pero a veces, lo que vez es lo que hay. El amor a primera vista, es imposible (tendrá su post). Pero es posible enamorarte en una sola mirada. Más que química, se trata de armonía y simetría. Esos elementos, esa interacción momentánea, te da esos causales llamados confianza y seguridad. Si esa persona es como se siente, bienvenido sea el amor. El amor es el resultado de dar una llave de tu corazón a quien se la merezca, porque sabes que ella, jamás romperá tu candado.

En el post anterior me referí a que el amor no depende de estabilidad o de situaciones. Es sencillo, es imposible desestabilizar este sentimiento, porque el amor es inmutable, y no depende de “situaciones”. Es en este aspecto, en donde claramente se puede diferenciar lo que es amar, de estar enamorado. La seguridad y la confianza, son causales de un enamoramiento, no del amor. El amor no se sustenta en ellos, son sus efectos naturales.

Elegir una pareja basado en estos dos elementos, ha costado muchos matrimonios y familias separadas. Este post se titula “Alguien como Tu”, porque creo que la mejor pareja que se puede encontrar es aquella que comparta tu forma de sentir, de ver las cosas. Alguien con quien la palabra amar, sea un verbo. Esos disparates de gustos similares, contrarios, clases sociales, religión, etc. No son naaaaada. Lo único que vale es que lo que sienten los dos, sea IGUAL.

“El amor lo cura todo, excepto al propio amor”.

marzo 14, 2008

Alguien como Tu. (1/2)


En la vida, todos buscamos algo. Queremos sentirnos “parte de...”, queremos aprender, queremos lograr cosas, queremos soñar; y en esencia, queremos sentir la plenitud de la vida. Cada uno de nosotros busca crear su espacio dentro del espacio, y crecer hasta donde la vida nos lo permita. Pero sucede, que la vida no se limita a la simple individualidad del ser, sus interrelaciones con sus semejantes, sus metas, logros, sueños o el “destino”, es algo mas grande que todo eso y que no siempre logramos comprender de una forma absoluta.

Así pasa en el amor. Al principio solo son un chico y una chica que se atraen, cada uno quiere algo superficial del otro. Surge la “chispa” del amor, aunque en nada tenga que ver con amor. El tiempo nos enseña lo bueno y lo malo de las personas, y suponiendo que el “amor” va viento en popa, ves en esa mujer cualidades mas allá de las que creías, compartes tus sentimientos, tus sueños, tus ideas y ella por igual.

Los seres humanos vivimos en constante cambio, a veces imperceptibles hasta para nosotros mismos. Cambian nuestros gustos, nuestras necesidades, nuestros sueños, pero nuestra esencia es la misma, somos inmutables en nuestra forma de sentir. El amor no se mide en inteligencia, en clases sociales, en religión, o en necesidades: el amor se mide por la pureza de los sentimientos. A veces, lo mas importante de todo, ni siquiera es el amor, sino la seguridad y la confianza que brinda esa pareja (apuesto, a que el 80% de los que lean esto dirán: aaaaaah, sip (como dice mi sobrinita)).

Yo reparo y construyo cosas, no personas. Pero mi trabajo radica más en comprender el comportamiento humano que a la propia Ley. Esa sutil diferencia entre el amor y ese sentimiento de seguridad y confianza es el punto clave en una relación de pareja. ¿Cómo separar estos dos sentimientos, e individualizarlos? Antes que nada, el post quedaría muy largo, así que lo dividiré en dos partes. Y antes de contestar la pregunta, creo que debo comentar la canción que señalé anteriormente: “Here without you” de 3 Doors Down, en el aspecto siguiente: Si escucha la canción y lee detenidamente la letra, comprenderá que un sentimiento no muere con el tiempo; que la ilusión perdura más allá de la presencia física; y que el amor subyace incluso en un solo corazón, frente a las inclemencias de la vida.

Alguien me dijo una vez que yo vivía de sueños, y le dije que sí; que para mi, entre la realidad y los sueños solo hay una delgada línea llamada voluntad. No hay nada imposible frente al empeño y la decisión. Es esta misma voluntad, que cada ser humano lleva dentro de si, lo que marca su diferencia a la hora de amar. “Aquí sin ti” no significa ausencia, significa: te necesito. Y es este elemento, esta "necesidad de ti", lo que diferencia al amor de esa seguridad y confianza que algunos tiene por meta en la vida.

Pero debo aclarar lo siguiente antes de finalizar, el amor trae consigo confianza y seguridad, pero estos últimos elementos son causales de amor, solo en ocasiones. El amor no depende de "estabilidad" o de "situaciones". Hago esta diferencia, para tratar en esta óptica la perspectiva que quiero desarrollar en el próximo post. Tal vez me equivoco…

marzo 10, 2008

Eso que llaman Amor.

Eso que llaman amor
Se coló por mi ventana
En una fría mañana
Y me robó el corazón.

No sé si pedir perdón
O si evocar al olvido
Más no he de sentir castigo
Por traicionar la razón.

Ya no será una ilusión
La que atraerá tu mirada
Y no serán las palabras
Que robarán tu corazón.

Eso que llaman amor
Me ha hecho vivir un sueño
Y me ha convertido en dueño
De la mitad de un corazón.

Yo he de vivir contigo
Lo que me traiga el destino
Y he de llevar conmigo
La grandeza de este amor.

Eso que llaman amor
Me hizo entender un día
Que tan solo en la alegría
Se puede albergar la ilusión.

Tal vez solo seamos dos
Un solo corazón completo
Más hemos de estar repletos
Si vivimos nuestra pasión.

Para quienes buscan este amor
Me acompaña por las noches
Y quizás su único reproche
Es que te encuentre: corazón.

Tengo mucho material blogueril atrasado, pero tengo mucho trabajo y mucho estudio; demasiada investigación y mecánica (compré mi carro y debo vender a mi "viejito": lo estoy desarmando entero jajaja). Todo eso, más los afanes familiares me han complicado la existencia al punto en que dejé por un tiempo el gimnasio, ya que necesito CALIDAD DE VIDA. Trabajo demasiado e invento demasiado, así que he optado por explotar un poco más mis capacidades enfocándolas un paso a la vez. Pero no me quejo, la estoy pasando bien. Aquí dejo un poemita rápido y una canción interesante de 3 doors down... "Here Without You", la usaré para el próximo post.