abril 14, 2008

Apologize (Timbaland Ft. One Republic)


La humildad es una virtud. Disculparse, es un gesto noble que engrandece a las personas, y aún mas, a las parejas. Hace un tiempo he escuchado esta canción que está sonando de fondo, y me encanta. Ya casi no tengo tiempo de actualizar mi biblioteca musical (son solo unas 3,000 canciones… pero de calidad); sin embargo, siempre uno se encuentra con buen material sonoro, vocal y lírico. Eso es la siguiente canción, la cual usaré como pre-post (último post sobre el amor #12), ya que me interesan un par de elementos que caen como anillo al dedo. Aquí está el video, por si quieren verlo (me encanta, también).

La traducción de la letra dice más o menos:

Me aferro a ti, que me tuviste ilusionado
Escucho lo que dices,
pero no puedo pronunciar palabra alguna
Me dices que me necesitas
Luego te vas y me abandonas
Pero espera, me dices que lo sientes
No pensaste que me daría la vuelta para decirte:

Es demasiado tarde para disculparse, es demasiado tarde
Dije que es demasiado tarde para disculparse, es demasiado tarde
Oh… yeahhh… ohhh…

Te daría otra oportunidad, caería, recibiría un disparo por ti
Te necesito como un corazón necesita latir
Pero esto no es nada nuevo (yeahhh, yeahhh)

Te ame con pasión, pero ahora se ha vuelto tristeza
Y tu dices “lo siento”, como un ángel
Que el cielo ya no es lo mismo para ti
Y que tienes miedo

Es demasiado tarde para disculparse, es demasiado tarde
Dije que es demasiado tarde para disculparse, es demasiado tarde (Ohhh…)

Es demasiado tarde para disculparse, es demasiado tarde
Dije que es demasiado tarde para disculparse, es demasiado tarde
Te dije, es demasiado tarde para las disculpas, yeahhh
Te dije, es demasiado tarde para las disculpas, yeahhh
Me aferro a ti, que me tuviste ilusionado.

Es sencillo, sin importar lo que sientes, NUNCA dudes en expresarlo en el momento oportuno; los momentos especiales son únicos, y no vuelven. Nunca es demasiado tarde para pedir una disculpa; lo que a veces sucede, es que llegamos demasiado tarde para ser disculpados. Esta canción solamente tiene una “falla”, y si apostara, apostaría a que nadie la encontrará, pero la develaré luego. “… it’s too late to apologize, it’s too late…”.

P.D. Estoy en trabajos finales del semestre, por eso la brevedad :)

abril 08, 2008

Ojos de Hielo.


Por decirlo de alguna forma, la vida es tan sencilla como una hoja de papel; y tan compleja, como el uso que se le puede dar a la misma.

¿Alguna vez te ha quemado la pureza de una mirada?... toda una vida pasa ante ti en un instante, y al siguiente segundo: te has enamorado. Se dice que los ojos son el reflejo del alma, pero lo cierto es que son una puerta hacia ella. Los ojos de hielo no se tratan de pasión, ni son contemplaciones frías de indiferencia o enojo. Se le llama ojos de hielo a aquellas miradas que expresan dentro de sí el brillo de la ilusión y la esperanza de un amor puro, son aquellas que literalmente "congelan" al corazón y lo suspenden en el tiempo. A veces, solo hace falta una simple mirada para encontrar al amor. Usted dirá que es imposible, que no hay amor a primera vista… y yo estoy de acuerdo; excepto, por el hecho de que te puedes enamorar en una sola mirada, y que esa mirada… puede convertirse en amor.

Las miradas de pasión son tan efímeras como el deseo físico que las impulsa; pero existen miradas que marcan tu vida al deterner el tiempo en un momento específico. No se trata de química (pasión), ni de física (atracción), mucho menos de dinámica (necesidad). Esa mirada, denominada ojos de hielo, se trata del más elemental sentido de completitud humana y carencia de dudas que pueda surgir entre un hombre y una mujer. No es amor, es cierto, pero es la base más sólida que puede forjar una pareja. Es solo el comienzo de algo, pero siempre sostendré, que el comienzo es la base de todo, por lo que una base sólida es imposible de derrumbar.

Lo cierto de todo esto, es que lo único que importa al momento de amar a alguien es: no dudar. No me refiero a la duda de hacer o no hacer, me refiero a no dudar de lo que sientes. Si no hay dudas en el corazón, la razón estará demás, y el resultado… si bien no será un cuento de hadas, será la historia de tu vida y en ella, quien importa, eres tú.