diciembre 30, 2009

El Tercer Baúl: Un Fin y un Comienzo.



No está demás adelantársele a la vida. Creo que es posible afirmar que no hay una forma correcta o incorrecta de hacer las cosas. Sencillamente, haces lo que debes de hacer para seguir adelante y llegar hasta donde puedes. Mi blog, el átic0, era un gran entretenimiento para mí. Digo “era”, porque una serie de factores (estudios, profesión, familia, amigos, etc), me llevaron más a mendigar por la escritura, que a escribir. Este blog, representa un ático, un elemento estructural bastante interesante y útil; pero, que se encuentra en decadencia tras el desarrollo de un mundo que no tiene espacios ni tiempo para recordar.

Lo que guardas en un ático, permanece resguardado en el tiempo. Este elemento, llega a ser el depósito de aquellos objetos de cierto valor emocional, cuyo valor sentimental impide a las personas deshacerse de los mismos. Y como el tiempo tiene sus pausas, me gusta referirme a los baúles, como un lugar para cada momento y cada recuerdo.

Este año casi termina, y debo decir que el 2009 ha sido un año interesante en muchos sentidos, aunque también ha sido muy intrigante. La humanidad ha tenido grandes avances, pero también, ha sufrido grandes reveses. Hay mucho por lo cual celebrar, pero mucho más para meditar. Este mundo necesita soluciones, no lamentos; y, necesita iniciativas, no críticas. En lo personal, yo termino este año con muy gratos recuerdos y metas cumplidas; en esencia, lo califico en un 8 de 10… siempre quedan asuntos pendientes y cabos sueltos.

Ya es tiempo de abrir un tercer baúl. Me hace falta escribir sobre cosas que hagan saltar mis neuronas con intrigas y retos, con posiciones y suposiciones; y, con recuerdos. Cada baúl trae consigo cambios en mis reglas. Si algo he aprendido en esta vida es a apreciar el valor de cada momento: único e irrepetible. No sé, quizás las personas no valoramos las cosas como deberíamos, pero qué se puede hacer. La forma de ver las cosas quizás no siempre es objetiva o acabada, pero hay que seguir adelante en este interminable camino.

Un tercer baúl en este 2010, implicará muchas cosas que aún debo resolver, pero esto se trata de mí. Son mis cosas, mis gustos y mis anhelos. Y la verdad, lo difícil es encriptar todo. No se trata solo de concentrar el esfuerzo para crear o para aprender, quizás, la odisea de esta vida no sea un reto tan sencillo de superar, porque: somos nosotros los que cambiamos a cada segundo. Escribir es un arte cuya única lógica es superar un objetivo; y, cuando ese objetivo versa sobre uno mismo, se hace más interesante la carrera para ver hasta donde llega nuestro espíritu. Nada más de esto importa, el arte de la escritura se disfruta por lo que es, no por cómo se hace, ni por su referencia. Así pues, le doy la bienvenida a este año 2010, y dejo abierto el tercer baúl de este átic0… un nuevo capítulo en esta historia.

P.D. Les deseo un Feliz y Próspero año 2010, lleno de la Gracia Divina; de Dicha, de Salud, de Amor y de Prosperidad. Felices Fiestas. 

diciembre 28, 2009

Clásicos de Navidad: Los Regalos.


Hoy día 28 de diciembre del 2009, aún me estoy riendo con la experiencia de este año relativa a los regalos navideños. Si ustedes han visto la clásica película navideña “Jingle All the Way” (1996), protagonizada por Arnold Schwarzenegger, sabrán que en la vida no todos los planes que hacemos funcionan como queremos al momento de comprar los “regalitos” (Ley de Murphy).

Bueno, digamos que hace unos años, yo era de los tíos responsables que compraba los regalos para mis sobrinos y sobrinas a lo menos, dos semanas antes; pero, el año pasado, el día 24 de Diciembre, yo fui el que abrió la tienda de juguetes, casi literalmente hablando; incluso, estaba adentro antes de que encendieran las luces y “corría” de un lado a otro en aquel local buscando a los “elegidos”. Recuerdo que aquel día, a los cinco minutos de haber entrado, y ya con las luces encendidas: las personas casi se mordían por comprar sus regalos… y siempre lo he dicho, hay de toda clase de locos en esta ciudad. Pero eso, es historia patria.

Modestia aparte, siempre he tenido muy buen gusto al momento de elegir obsequios; lo que me falta es ser millonario para ser un poco más espléndido. Pero nada, siempre he sabido elegir las cosas exactas en el momento apropiado… eso marca una gran diferencia. Y como elegir un obsequio es casi un arte para algunos, mis hermanas siempre me llevan a elegir los obsequios de mis sobrinos (que casi siempre son sensacionales, magníficos… y relativamente “baratos”). Bueno, esta tradición, la he vivido desde mi juventud y se ha vuelto una tradición navideña (el “Juidero” de Santa y el Niño Jesús); pero, la verdad, yo jamás pensé que llegaría al extremo de éste año 2009.

A nosotros los dominicanos se nos acusa de dejar todo para lo último (y con justa causa, no se queje) y yo, debo reconocer públicamente, que en este año: yo fui uno de los cientos de “locos” que el día 25 de Diciembre (en la mañana), estaban comprando los regalos. No es que sea algo tan tan “grande”, así. pero, demasiados compromisos profesionales y hogareños me impidieron salir antes; más en éste año, donde esta ciudad parece estar “Patas arriba”, entre un tránsito verdaderamente caótico y miles de personas de “Shopping”, como dice mi hermana menor. Lo que sucede es que yo soy detallista, siempre eso ha sido una virtud/defecto. Yo debo de ver, observar y descartar hasta obtener lo mejor… y sí, soy medio maniático en ciertos sentidos; pero, me gusta hacer muy bien las cosas.

Y bueno, siendo las 9:59 a.m., del día 25 de Diciembre del año 2009: yo parecía el portero de la tienda de juguetes. Ya tenía una hora esperando en el lugar, y cada minuto, llegaban más y más personas. Yo estaba calmado, sabía que iban a abrir la tienda (anuncio en el periódico... jajaja) y mientras esperaba, repasaba mentalmente cada tramo del establecimiento conforme al “empirismo juguetil” del año anterior (Me aprendo los lugares de las cosas, es una maña). El asunto es, que gracias a Dios, les hemos podido dar a mis sobrinos todos los regalos que han querido, y más; pero, ellos ya van creciendo y hay que razonar bien las cosas, descartando lo que ya tienen, lo que han tenido, y los que los demás les puedan dejar (a mis hermanas le paso eso hace unos años: tres Max Steel iguales a un solo niño (x2)). Yo, gracias a Dios, las pego todas. Pero, este año tuve una lección: le eché un ojo a un regalo perfecto para mi sobrinita, pero lo dejé un momento en el estante (15 segundos máximos, para ver otro)... y una señora LO TOMÓ (auch); y, mientras en mi mente repetía “no, déjelo ahí, siga buscando otra cosa” (aquel regalo era único que quedaba de su tipo), dicha señora dejó el futuro regalo de mi sobrinita chiquita y gordita encima del estante. Y, claro está, yo lo tomé más rápido que Flash (buajajjajajaj)… y, por cierto, le encantó a mi sobrinita, porque el juego en sí tenía muchas piezas: animales, muñequitas, bicicletas, vehículos, hamacas, arboles, Etc. Y le compré otro de la misma línea, aunque mas pequeño, para que completara la serie de las muñequitas esas.

Me pasé la tarde jugando con mis sobrinos varones. Y este año, por suerte, no tuve que ensamblar NADA. Solo me di cuenta de que un Helicóptero carísimo, con un control dificilísimo, al cual aprendí a pilotear en unos 3 minutos… lo habían ensamblado mal de fábrica. Pero, en ese caso, yo no acompañe a Santa a comprarlo (sus papás no se asesoraron del experto). La moraleja es: “No dejes para mañana, lo que puedes hacer pasado” Jajajajja… Creo que, me gusta vivir con la soga al cuello. Solo se vive una vez y hay que disfrutarlo: esta vida loca es maravillosa.

P.d. Mi regalo de Navidad aún no llega, y yo quiero que llegue pronto. Mi mamá solo me dijo que espera que yo no me corte un dedo "inventando", o que pierda un ojo. Tendré que comprar "regalarme" otros lentes de protección, los míos se me rompieron :(::::::

diciembre 21, 2009

La Magia de la Navidad.




Todo lo que conocemos es temporal y pasajero. A veces, nos toma toda una existencia el comprender algunas pequeñeces de este invaluable don al cual llamamos: vida. Es cierto, todo tiene un comienzo y un final, es la ley de la vida; pero, como siempre he dicho, lo importante es todo lo que sucede entre esos dos puntos.

¿Saben qué es lo mejor de perderse? Las cosas que encuentras en el camino y que jamás te imaginaste encontrar. Así es la vida, como una oveja con un cencerro sobre una empinada colina: La escuchas, la observas, la tocas y la sientes suave y cálida: pero no puedes controlarla... Y así llegamos a la Navidad, la cual es una época que nos arropa y nos llena de recuerdo y emosiones. Pero, me pregunto: si sacamos todos los elementos religiosos de la Navidad, ¿Habría Navidad?; ¿Qué celebramos en verdad?; ¿Será el Nacimiento de Jesús? ¿O la dicha de compartir con nuestros seres queridos? Creo, que la única forma de hacer honor al Nacimiento del Señor es compartiendo en familia, con nuestros seres queridos. Somos lo que somos gracias a quienes nos rodean; entonces, qué mejor tiempo para perdonar y para comenzar todo de nuevo que en esta época navideña.

La magia es una ilusión, no un truco; son cosas distintas. En la ilusión pones todo tu empeño y tu alma por proyectar lo que ves y lo que sientes, en algo o en alguien. Buscas alegría, felicidad, dicha, etc. Y, debo decir, que a mi: me ENCANTA la Navidad, en todos sus sentidos. Y, como ya sabrán, siempre he sido un buen “ilusionista”, por lo que se bastante bien lo que digo.

En esta época, soy de los que creen que el espíritu que se lleva dentro crea el ambiente idóneo para exteriorizar lo bueno que hay en nosotros. No se trata de un tiempo de regalos, de fiestas o de reflexión. Hay un tiempo para todo, es lo cierto; pero, lo verdaderamente importante es sencillamente COMPARTIR. Lo importante es recordar las cosas buenas que hemos vivido, y dar gracias a Dios por la vida que tenemos y por nuestros seres queridos.

Vale más una cajita de ilusión, que un costoso regalo sin amor. Esta vida no versa sobre cosas materiales. Nosotros disponemos del don mas preciado de todos: la vida. Y en este tiempo, celebramos su comienzo. Solo les aconsejo dos cosas: a) Tomen esta época como una excusa, y compartan con sus seres queridos; y, b) Vivan el momento, como si esta fuera su última navidad... traten de que sea la más hermosa.

P.d. Yo, sencillamente les deseo una Feliz Navidad a todos y cada uno de ustedes; y, espero que pasen su tiempo con sus seres queridos (aún sea en el recuerdo).

“Los únicos regalos que no se olvidan, son los que están incrustados en el corazón”.

diciembre 14, 2009

Trece Razones para Vivir.



Hoy me enteré que una amiga no está bien de salud. Recordé este viejo mensaje que casi todos hemos leido, pero que nunca está demás tener presente:

Trece razones para vivir.

1. Te quiero no por quien eres, sino por quien soy cuando estoy contigo.

2. Ninguna persona merece tus lágrimas, y quien se las merezca evitará hacerte llorar.

3. Solo porque alguien no te ame como tu quieres, no significa que no te ame con todo su ser.

4. Un verdadero amigo es quien te toma de la mano y te toca el corazón.

5. La peor forma de extrañar a alguien es estar sentado a su lado y saber que nunca lo podrás tener.

6. Nunca dejes de sonreír, ni siquiera cuando estés triste, porque nunca sabes quien se puede enamorar de tu sonrisa.

7. Puedes ser solamente una persona para el mundo, pero para una persona: tú eres el mundo.

8. No pases el tiempo con alguien que no este dispuesto a pasarlo contigo.

9. Quizá Dios quiera que conozcas mucha gente equivocada antes de que conozcas a la persona adecuada, para que cuando al fin la conozcas sepas estar agradecido.

10. No llores porque ya se terminó, sonríe porque sucedió.

11. Siempre habrá gente que te lastime, así que lo que tienes que hacer es seguir confiando y solo ser más cuidadoso en quien confías dos veces.

12. Conviértete en una mejor persona y asegúrate de saber quien eres antes de conocer a alguien más y esperar que esa persona sepa quien eres.

13. No te esfuerces tanto, las mejores cosas suceden cuando menos te las esperas.

Todo lo que sucede, sucede por una razón.

Gabriel García Márquez

Amiga mía, espero que recapacites y aceptes el tratamiento, deseo que luches con todas tus fuerzas y que te mejores… de corazón.

noviembre 12, 2009

Tiempo para...



Bueno, no puedo quejarme: en estos días he sacado tiempo (que no tengo) para escribir unos cuantos post... pero, debo acabar mi tesis. Tengo por delante unas semanas más de esfuerzo para ser LIBRE!!! Lo único que se interponen son unos cientos de páginas y una sustentación de criterios… yo no pierdo (tampoco arrebato).Creo que me irá bien.

La verdad, necesito vacaciones; ya estamos en la época navideña, y yo estudiando como un loco… sí, debo estar loco, no hay duda. Debí ser pelotero o futbolista… Ni quiero imaginarme cómo será el doctorado. Pero nada. Me ausento un tiempo para terminar mi tesis, y así completar este capítulo de mi vidaserán solo unas semanas sin Internet. Todo en bien de la $iencia, la educa$ión y el cono$imiento.

Señor, dame paciencia; y, mete tu mano por mí el día del Juicio Final (día de la sustentación de la tesis)… ya escribiré un post traumático sobre la tesis. Espero volver antes de Navidad; sino, ya saben. :)

noviembre 11, 2009

EL GENIO. (humor)



Me mandaron este cuento por correo, por cuestiones académicas; y, cada vez que lo leo, más me río... hahahhahahahahhahaha!!!!!!

El Genio.

Un hombre caminaba sin rumbo por un desierto, cuando encontró una lámpara en la arena. Al tocarla, ¡sorpresa! Se le apareció un genio, y le dijo: Soy un genio de un solo deseo, a tus órdenes.

Maravillado, aquel hombre solo deseó: ¡Quiero la paz en Oriente Medio! Vea este mapa: quiero que estos países vivan en paz! El genio mira el mapa y dice: Caiga en la realidad, amigo. ¡Esos países están en guerra desde hace más de cinco mil años! Y para decirle la verdad, soy bueno, pero no tanto como para lograr eso. Pida otra cosa.

Bueno, dijo aquel hombre: Yo nunca encontré a la mujer ideal. Usted sabe!!!... Me gustaría una mujer que tenga sentido del humor, le guste el sexo, limpiar la casa, lavar, planchar, que no sea habladora, que aprecie una bebida, que sea siempre fiel, gustosa, bonita, joven, cariñosa; y, además, que no le importe que yo no tenga dinero.

El genio suspira profundamente y dice: ¡Déjame ver ese mapa de nuevo!!!

Moraleja: Hahahahahahhahahahahahhahahaaahahah.

noviembre 06, 2009

Idilio.



Aquí, frente a este mar de recuerdos
Siento una grata curiosidad por ti
Me acompañas entre las notas del silencio
O quizás, ya estoy perdido sin ti

Bajo esta noble luna centellante
Solo escucho el sonido de las olas del mar
Mientras veo perplejo en tus pupilas brillantes
La historia de un amor... inmortal

Quién eres tú, mi amada musa
Y, qué será lo que quieres de mí
No sé, si perderme entre palabras, o si
Sucumbir ante la belleza que emana de ti

Tras la calma tenue de esta noche estrellada
Divaga entre sombras, la historia de un amor
Y aquí en esta orilla, sentado en la arena
Tan solo veo en ti, la raíz de un amor

No sé si serás tú la culpable de esta agonía
Pero ya tengo mi corazón puesto en ti
Y si al nacer el alba me pierdo en el olvido
Tan solo recuerda, aquello que te di.

Hoy he de entregarle a esta playa,
Un recuerdo etéreo de un dulce amor
Compartiendo entre copas con tu silueta
El lejano aroma de esta ilusión

Y si la vida te puso en mi camino
O quizás fue el destino, el que me acercó a ti
Solo debo decirte en unas pocas líneas
Que si hoy vivo: vivo por ti

noviembre 03, 2009

El Arbol de la Vida.



El amor es una magia que nos alimenta, en cada latido. Es como un toque de sal que, aunque arde en las heridas, resalta los demás sabores de la vida. No es tan solo una ilusión pasajera, es más bien la raíz que encadena a un sentimiento.

Lo cierto es que, de vez en vez, en el tarro de la soledad aparece un pequeño retoño llamado ilusión. Si lo cuidas con empeño, tendrás una pequeña planta que te enredará en un amorío; si la abonas de corazón, y con mucha paciencia de por medio: nacerá un amor. Será un amor imperfecto e inseguro, lleno de dudas y de errores. Por lo que deberás podar sus ramas con mucho cuidado y paciencia, para darle fuerzas al escuálido tronco; y deberás fumigar sus hojas con sinceridad, para alejar las plaga de la duda y la desconfianza. Si así lo haces, llegará un atardecer en tu vida en el cual te sentarás bajo una sombra de un frondoso árbol al cual muchos llamamos: felicidad. No hay raíz más fuerte que la de una ilusión que crece al tiempo con amor y respeto. Y llegará el momento en que ese árbol dará sus frutos: en parte alegría, en parte agonía, pero en ellos se centrará la alegría de vivir. Cambiarán tu mundo.

Al ver esa ilusión en retrospectiva, a través del tiempo: podemos apreciar que lo que nos dio la verdadera vida, aquello que nos hacía levantar cada mañana, y lo que nos empujó a querer ser mejores personas: no era una simple ilusión. Quizás era la agonía de encontrar la otra parte de tu ser, algo que llenara ese pequeño vacío que había en ti y que podía llenar alguien mas. Somos libres para amar, para sentir todo lo que nos brinda la vida y para vivir este tiempo tan único y especial. Cada forma de amar es única, irrepetible y sublimemente imperecedera.

Bajo aquel árbol, que cuidaste con tu tiempo; aquel al que le dedicaste una parte de ti hasta ver sus frutos: te das cuenta de que cada mañana es una nueva oportunidad para empezar todo de nuevo. No hay errores, solo experiencias. La vida es un ciclo perpetuo y abstracto de un sin fin de circunstancias que te han traído hasta aquí y ahora, y eso escapa a nosotros. Todo en la vida tiene su tiempo, incluso el verdadero amor. Para algunos, un mito; para otros, solo una vaga idea. Pero al margen de todos ellos, no hay duda de que todos buscamos algo más allá de una simple casualidad pasajera. Quizás no lo comprendemos, pero todo en esta vida pasa por una razón.

Y si miramos hacia atrás los tropezones que hemos dado, aquellos errores que hemos cometido, comprendemos que gracias a ellos podemos apreciar las cosas buenas que tenemos hoy; aprendemos a valorar lo bueno, aún en las peores circunstancias. Y así entendemos, que necesitamos todas esas experiencias negativas para crecer y poder seguir adelante en la vida, porque al fin y al cabo, somos seres imperfectos en la búsqueda de la constante perfección.

"El amor es como el agua: aunque se evapora, siempre vuelve a caer del cielo".

octubre 27, 2009

Choppers: Sin Palabras.















 
P.d. El arte, no solo está en las palabras.

octubre 22, 2009

Moenia: Contigo Estaré.

La música siempre ha sido una parte importante de mi vida. Soy un DJ desde mi adolescencia (jajajaja... ahora solo uso la computadora); soy un maestro instalador en car audio, con especialidad en subwoofers; y, un especialista en home audio, mención Home Theater. Mitad Geek, mitad hacker… sí, creo que la música es algo importante en mi vida. No es solo porque soy un escritor, o porque me gusta componer; sino, por el simple hecho de que cada canción es una historia, un recuerdo, o un simple deseo de la forma en que queremos ver las cosas; esta, es nuestra forma de aprender y de expresarnos. Yo solo tengo unas cinco mil canciones en mi iPod: desde baladas clásicas hasta el último trance. Un saludo a la gente de EMPO (Electronic Meeting Point), me han salvado la vida cada vez que por la universidad y el trabajo me “desactualizo” del ambiente.

Bueno, quise escribir este post, ya que me he enterado que mis amigos de Moenia han lanzado una nueva producción después de una larga ausencia de tres años, se llama: “En Eléctrico”. Es un CD/DVD de una especie de mini concierto (espero que no suene como Hits Live) que reúne algunos de sus éxitos, y en la cual comparten escenario con Juan Carlos Lozano (grupo Morbo, ex vocalista de Moenia) y con María José (Kabah)… debo conseguirlo.

Sigo la música de Moenia desde sus orígenes, gran parte de sus composiciones tienen un toque único y particular que los diferencia de cualquier otra agrupación del género Synthpop. Mientras tanto, aquí les dejo las letras del sencillo promocional de dicha producción: “Contigo Estaré”, la cual se escucha de fondo.


Espérame tranquila
Siento que mi alma te puede ver
Acércate a mi vida
Y deja que lo haga yo también

Enséñame lo que haces
Que no te puedo dejar de ver
Tus ojos dicen todo
Tus labios solo dicen ven

Repaso las cosas que me dices
Las que no, lo hago también
Para ver si hay algo que me diga
Que contigo estaré

Y tanto soñar contigo
Ha hecho mas lenta mi espera
Despierto y siento frío
Quiero tu piel acariciar

El día que no te veo
Apenas puedo respirar
Y mi único deseo
Es que no vuelva a pasar

Repaso las cosas que me dices
Las que no, lo hago también
Para ver si hay algo que me diga
Que contigo estaré.

octubre 15, 2009

Jueves - L.O.V.G.




Cuando Leire Martínez entró a formar parte del grupo La Oreja de Van Gogh, recuerdo que esta fue la primera canción que escuché de sus labios. Ella tiene unos ojos hermosos y una sonrisa preciosa; y, como hoy es Jueves: siempre hay tiempo para "recordar".

El video de esta canción está dedicado a las víctimas del 11 de Marzo del 2004 (11-M). Sin embargo, esta canción es un recordatorio de que hay amores que al nacer, nos dan la vida. Amores que viven en nosotros y nos dan momentos de felicidad. Cada uno de esos momentos, los llevamos en el recuerdo. Son nuestras historias, divagantes al suceso temporal, pero arraigadas a un sentimiento eterno.

Quizás, el amor es solo eso: nuestro tiempo.

JUEVES
Si fuera más guapa y un poco más lista
Si fuera especial, si fuera de revista
Tendría el valor de cruzar el vagón
Y preguntarte quién eres.

Te sientas en frente y ni te imaginas
Que llevo por ti, mi falda más bonita.
Y al verte lanzar un bostezo al cristal
Se inundan mis pupilas.

De pronto me miras, te miro y suspiras
Yo cierro los ojos, tú apartas la vista
Apenas respiro me hago pequeñita
Y me pongo a temblar.

Y así pasan los días, de lunes a viernes
Como las golondrinas del poema de Bécquer
De estación a estación, en frente tú y yo,
Va y viene el silencio.

De pronto me miras, te miro y suspiras
Yo cierro los ojos, tú apartas la vista
Apenas respiro, me hago pequeñita
Y me pongo a temblar.

Y entonces ocurre, despiertan mis labios
Pronuncian tu nombre tartamudeando.
Supongo que piensas que chica más tonta
Y me quiero morir…

Pero el tiempo se para, y te acercas diciendo:
Yo no te conozco y ya te echaba de menos.
Cada mañana rechazo el directo
Y elijo este tren.

Y ya estamos llegando, mi vida ha cambiado
Un día especial este once de Marzo.
Me tomas la mano, llegamos a un túnel
Que apaga la luz...

Te encuentro la cara, gracias a mis manos.
Me vuelvo valiente y te beso en los labios.
Dices que me quieres y yo te regalo
El último soplo de mi corazón.

P.D. Nada en este mundo te da una excusa para quitar una vida inocente. La vida es un don que se nos da, y es el regalo mas grande. En cada vida, hay mil historias que contar... solo necesitamos aprender a escucharlas.

octubre 09, 2009

Entre Letras.

Hoy me he dado cuenta de que el pasado 17 de agosto cumplí TRES años en Blogger. A pesar del abandono de este Atic0, las razones sobran. Cuando tengo un rato libre, me gusta perderme entre los bloggers, conocer nuevas personas, nuevos puntos de vista, sus experiencias, etc. Ser un blogger no es simplemente tener un blog y postear un sin fin de cosas. Bloguear es el arte de escribir nuestra vida, y de compartir lo que somos entre semejantes. Si bien es cierto que algunos preferimos el “anonimato” y otros no, les aseguro que con nombre o sin nombre, la escritura de un blogger, su técnica y expresión llegan a ser inconfundibles.

Cada cabeza es un mundo, dicen algunos; pero, lo cierto es que algunas cabezas son todo un universo, cuyo único límite es la imaginación. Llevo más de 3 años escribiendo en Bloggerland, y he aprendido a apreciar el sentimiento que se esconde detrás de cada palabra que se expresa en algún post. Los hombres y las mujeres somos tan diferentes por fuera, pero tan semejantes por dentro que quizás por eso discutimos tanto. Dos puntos de vista pueden estar diametralmente opuestos; sin embargo, ambos pueden tener la razón.

Quizás aquí todos somos desconocidos, pero somos amigos; a veces, compartimos ideas y sentimientos más con los “extraños”, que con personas que compartimos en el día a día. Y esta es la magia de la escritura. Escribir es un arte que nos permite expresarnos tal y cual somos, sin máscaras ni misterios. Tras estos tres años, escribiendo sobre una serie de temas muy variados, he aprendido a encontrarme a mí mismo, a comprender mejor el mundo y la realidad que nos rodea; pero, sobre todo, he aprendido a valorar a las personas por lo que son, no por lo que aparentan ser.

Ese escorpión negro que está arriba en el avatar, me ha enseñado sobre la vida; me ha acompañado en esta búsqueda constante por aprender y comprender esta existencia que me empuja cada día a superarme como hombre y como persona; y, me ha permitido compartir momentos invaluables con seres queridos. Algunos dicen que las palabras se las lleva el viento; y es cierto, la palabra “hablada” se olvida… pero las letras: son eternas.

Es cierto, con cada año que pasa, vemos el mundo de forma distinta y aprendemos que el camino de la vida tiene una sola dirección, pero el rumbo lo damos nosotros: en este rumbo, está la magia de VIVIR.

"Si no sabes lo que buscas, jamás lo podrás encontrar".

septiembre 08, 2009

Aguanta un Poco más.


Hoy he tomado un respiro para escribir unas cuantas palabras. Hace mucho que no escribo y sería bueno aflojar un poco los dedos con “algo”. Hace unos días me llegó esto por correo, y me gustó el mensaje, así que lo comparto:

AGUANTA UN POCO MÁS…

Se cuenta que en Inglaterra había una pareja que gustaba de visitar las pequeñas tiendas del centro de Londres. Al entrar en una de ellas se quedaron prendados de una hermosa tacita. “¿Me permite ver esa taza?” preguntó la señora, “¡nunca he visto nada tan fino!”

En las manos de la señora, la taza comenzó a contar su historia:

“Usted debe saber que yo no siempre he sido la taza que usted está sosteniendo. Hace mucho tiempo yo era solo un poco de barro. Pero un artesano me tomó entre sus manos y me fue dando forma. Llegó el momento en que me desesperé y le grité: “¡Por favor... ya déjeme en paz...!” Pero mi amo sólo me sonrió y me dijo: “Aguanta un poco más, todavía no es tiempo”;

Después me puso en un horno. ¡Nunca había sentido tanto calor!... toqué a la puerta del horno y a través de la ventanilla pude leer los labios de mi amo que me decían: “Aguanta un poco más, todavía no es tiempo”;

Cuando al fin abrió la puerta, mi artesano me puso en un estante. Pero, apenas me había refrescado, me comenzó a raspar, a lijar. No se cómo no acabó conmigo. Me daba vueltas, me miraba de arriba a abajo. Por último me aplicó meticulosamente varias pinturas...Sentía que me ahogaba... “Por favor déjame en paz”, le gritaba a mi artesano; pero él sólo me decía: “Aguanta un poco más, todavía no es tiempo”;

Al fin, cuando pensé que había terminado aquello, me metió en otro horno, mucho más caliente que el primero. Ahora si pensé que terminaba con mi vida. Le rogué y le imploré a mi artesano que me respetara, que me sacara, que si se había vuelto loco. Grité, lloré; pero mi artesano sólo me decía: “Aguanta un poco más, todavía no es tiempo”;

Me pregunté entonces si había esperanza... si lograría sobrevivir aquellos tratos y abandonos. Pero por alguna razón aguanté todo aquello. Fue entonces que se abrió la puerta y mi artesano me tomó cariñosamente y me llevó a un lugar muy diferente. Era precioso. Allí todas las tazas eran maravillosas, verdaderas obras de arte, resplandecían como solo ocurre en los sueños. No pasó mucho tiempo cuando descubrí que estaba en una fina tienda y ante mi había un espejo. Una de esas maravillas era yo. ¡No podía creerlo! ¡Esa no podía ser yo!

Mi artesano entonces me dijo: “Yo se que sufriste al ser moldeada por mis manos, mira tu hermosa figura. Se que pasaste terribles calores, pero ahora observa tu sólida consistencia, se que sufriste con las raspadas y pulidas, pero mira ahora la finura de tu presencia... y la pintura te provocaba nausea, pero contempla ahora tu hermosura. Y, ¿si te hubiera dejado como estabas?... “¡Ahora eres una obra terminada!, ¡Lo que imaginé cuando te comencé a formar!”.

Cada uno de nosotros es una taza en las manos del mejor alfarero: Dios. Confía en El, aunque muchas veces no comprendas por qué permite tu sufrimiento: AGUANTA UN POCO MÁS Y VERÁS… todo pasa por una razón :)

junio 15, 2009

Second Hand Serenade: Stranger.

Hace ya muchos años sucedió una vieja historia; y hace un tiempo, una de mis sobrinas rockeras (lo de rockero se hereda... jajajaj), me prestó el cd de este grupo, que no es un grupo, es un solista... y bueno, las serenatas de segunda mano ya son una vieja historia, por lo que aquí les dejo el video de la canción que más me gustó, y la estarán escuchando de "fondo".

Durante el primer minuto de conocernos, todos somos extraños. Quizás lo maravilloso de la vida es llegar a conocernos, algún día. Aquí se los dejo:

mayo 31, 2009

Cosas de un estudiante.

El estudiante, es un animalito interesante. A pesar de que aparentemente se pasa la vida académica en un círculo vicioso de agonías y tormentos, a la larga, puede ver una luz al final del camino: su graduación. Pero lo interesante, no es esa saciedad de conocimiento atiborrado de las melancolías propias de un académico que lo motivan a seguir adelante pese al infinito tormento, ni tampoco los cuchumil exámenes que hay que sortear, ni las masivas evaluaciones de todo tipo que recibimos en los postgrados.

Los tristes e ilusos profesionales que pensábamos que los días de colegio habían quedado atrás, al iniciar un postgrado vemos las mismas mañas, y rememoramos aquellas viejas añoranzas de los años mozos. La vida cambia, nosotros cambiamos y el mundo en general cambia a cada segundo, de ahí que cada día debamos esforzarnos cada vez más por actualizar nuestro conocimiento y ser mejores profesionales, lo que nos asegurará una mejor vida futura… al menos en teoría.

Yo por mi parte, estoy preparando mi tesis de la maestría, de ahí que este blog sea un espectro indiviso del olvido, pero solo en apariencia, hasta que el autor llegue a culminar esta faceta del libro de su vida que pronto llegará a su fin. A mis amigas y amigos, compañeros y lectores habituales, ustedes no están perdidos en el olvido, solo es el resultado de una necesidad pasajera que me empuja a buscar otro camino y hacer del tiempo mi aliado fuera de Red.

Cada vez tengo menos tiempo para mi egoísmo, para mi refugio, pero a esta parte de la vida se le llama vivir, y no puedes enviar a nadie más a hacerlo: vivir te toca a ti. Yo doy gracias a Dios por lo que soy y lo que tengo, y espero volver pronto a escribir.

P.D. Ya cumplí mis quince años en la Red: Hack... Geek... hay tanta historia cuando se lleva media vida entre tecnologías y computadoras, que en algún tiempo tendré que escribir mis Memorias :D

abril 30, 2009

La Vida en un Respiro.

Hace muchos años, tuve la oportunidad de ver a un verdadero maestro, forjando un sable japonés (katana)… él tenía unos 70 años de edad. El proceso comienza con simples rocas molidas, las cuales son aplastadas y fundidas a mano poco a poco, hasta elaborar 2 tipos diferentes de acero: Acero duro para el filo de la hoja, y acero blando para el cuerpo del sable. El primero, lo mantendrá siempre filoso; y el segundo, evitará que se quiebre con los golpes. Toma semanas de preparación solo para la etapa de la fundición y el trabajo completo puede durar más de un año. Todos es importante, desde elegir bien las rocas de las que se extraerá el metal, hasta la leña que avivará el fuego.

La vida es un arte, no una ciencia. El herrero toma un rectángulo de acero blando, y al rojo vivo lo corta casi en 2 con una cuña; dentro de éste, introduce la barra del acero más duro… y comienza a martillar de forma simétrica y constante, plegando cada vez más el metal: durante horas. Templa la hoja varias veces durante el proceso, verificando la simetría y pulcritud de cada golpe. Una vez obtenida una burda pero simétrica hoja de metal curvado, comienza el verdadero trabajo.

Para afilar una katana se usan piedras de amolar muy particulares, más valiosas que el oro en algunos casos. El forjador se sienta durante días puliendo cada capa del metal con piedras cada vez más finas y duras, hasta transformar ese pedazo de metal en una hoja “perfecta” capaz de cortar en dos un cabello humano, sin esfuerzo alguno. Pero, una vez creada la hoja, se inicia el verdadero arte: crear la tsuka, la tsuba y la saya (empuñadura, guardamano y funda). Algunas piezas tardan meses en ser terminadas, otras, hasta años. Pero el punto de estas palabras no es el sable japonés o katana, sino su forjador.

Cuando estudié la casta samurai, hace muchos años, me llamó la atención su forma de ver la vida. “La vida en un respiro”: sí, como en “El último Samurai”. Causa risa el pensar como un grupo de campesinos, siglos atrás, se dedicaba a perfeccionar su vida con cada respiro. Cultivaban la Ciencia y la Literatura, porque en esencia forjaban el arte de vivir. Siempre recuerdo a la sakura (flor del cerezo), tan imperfecta individualmente; pero tan perfecta en su conjunto.

Al ver todo el proceso de forja, al buscar comprender lo que hay en la mente de cada forjador uno se da cuenta de que no se crea un arma. La espada en sí misma es solo una hoja de metal; pero el valor en sí de este objeto radica solo en 2 cosas: el hombre que la forja y la mano del que la empuña. Así pasa en nuestra vida, nuestra existencia es un arte en movimiento, ya que la técnica para vivir se perfecciona cada día, en cada respiro. Todo depende de 2 cosas: nosotros y nuestras decisiones.

abril 22, 2009

Día de la Tierra.

Hace más de dos décadas, los Inuits notaron un cambio en la fauna de Groelandia; al mismo tiempo, la tala de árboles en la selva amazónica cobraba auge. Al principio se pensó que el problema de Groelandia se debía a la sobrepesca y a la cacería indiscriminada. Pero el problema era de dimensiones mayores. Debo decir que el fenómeno conocido como “Calentamiento Global” no existe, pero este efecto global tiene al menos ya: tres décadas, y en este post trataré de sintetizar mi aseveración.

Cada especie de nuestro planeta se ha adaptado dentro de su ecosistema, con un límite de tolerancia, así ha sido por miles de años y es lo que ha determinado la evolución de la vida en nuestro planeta. Relativamente, el equilibrio entre las corrientes oceánicas y la vegetación, han mantenido nuestro planeta estable desde la última era de hielo; sin embargo, las eras de hielo son la excepción, no la regla. Vivimos en una roca cuyo núcleo es metal fundido polarizado magnéticamente. A su vez, los polos de nuestro planeta están compuestos por hielo formado de agua dulce, y si bien el 80% de la superficie de nuestro planeta es agua, el otro 20% es lo que determina gran parte de la vida en este lugar al que llamamos Tierra.

El efecto global al cual me refiero, que es lo que estamos sufriendo, no se debe a un cambio parcial en el clima, ni a un calentamiento en la atmósfera. Ambos conceptos (calentamiento global y cambio climático) son el resultado de este efecto, originado en la desalinización oceánica. Parece tonto, ¿no?... pero no lo es, y la cadena, en esencia es la siguiente:

a) Toda la contaminación del planeta (gases) termina en los polos, esa concentración (por múltiples factores) derrite el hielo dulce, el cual termina en los mares.
b) La desalinización de los mares, genera a su vez un aumento en la temperatura de los mismos (la sal tiene un efecto térmico que rebaja el punto de fusión del agua), aumentando la temperatura del agua.
c) El aumento de la temperatura del agua produce un efecto dominó (en cadena) que no solo afecta la estructura misma del mar polar, sino los vientos polares (de ahí que haya nieve donde nunca ha nevado).
d) Esta cadena de alteraciones térmicas termina por afectar el curso de las corrientes oceánicas y por ende a los océanos, afectando a todo el globo.

Ahora bien, esto es solo una parte del problema. Cuando ha habido erupciones volcánicas masivas, nuestra querida Madre Tierra, se las ingenia de esta forma para estabilizarse, ya que, tal y como nos consta, a una mayor temperatura de los océanos, incentiva la creación de monzones gigantes, dirigidos a estimular la vida de las plantas que habitan sobre el 20% de la superficie de nuestro planeta compuesto por tierra: ¿Para qué? para que las nuevas plantas suplan la deficiencia que ha roto el equilibrio al consumir el C02 y producir oxígeno.

No me mal entiendan, la Tierra es un organismo vivo (macroorganismo), el hecho de talar nuestros bosques para cultivos; el hecho de nuestras industrias altamente contaminantes; los hornos de leña, los millones y millones de vehículos que circulan produciendo Co2;… eso no es nada. El chiste, es que este planeta, como ser vivo que es, tiene una función mecánica automática: se autoregula, de ahí los ciclos. Yo dudo que los seres humanos podamos destruirla, pero solo al borde de la destrucción es que los humanos comprendemos el valor de lo que poseemos. Quizás, en 10 años no hayan osos polares; quizás se adapten al cambio, al igual que todas las especies lo han hecho durante millones de años; pero hoy no es el día de las especies. Hoy es el Día de la Tierra, la tercera roca desde el Sol.

Y la pregunta es: ¿Qué haces tú para salvarla?

P.D. Por otro lado, debo decir, para cubrir otras variables, que nuestro planeta tiene un tercer movimiento, al parecer elíptico. Éste influye en la Rotación, lo que unido al cambio lento pero constante de la corteza terrestre... son otras variables que influyen en el tema; pero eso es otra historia. Larga vida a nuestro Planeta.

marzo 31, 2009

Aquel Último Café.


No, no se trata de “Sueños Rotos”, ni de la “Quinta Estación” (Hola Natalia); se trata de los pequeños momentos que compartimos con alguien, digamos: “especial”. Momentos, en los que llegamos a pensar que debemos aprender todo de nuevo. Este post debe ser el último de la serie, así que trataré de sintetizar las ideas y sacarle alguna utilidad. La vida es un don, a veces lo olvidamos, así que haré una historia…

Un hombre y una mujer se sientan a hablar sobre la vida en una tarde cualquiera. Quizás cinco o seis minutos que durarán una eternidad, ¿quién sabe? El brindis, una taza de café, al gusto. El destino los ha unido por capricho y la vida les ha dado un camino a seguir. Él le brinda una sonrisa, y ella tras una risa burlona esconde la ansiedad de saber qué sucederá. Así nace el amor en una tarde cualquiera, tan sencillo como una mirada, y tan complejo como un sentimiento. Solo se necesita un momento para cambiar toda una vida, pues para sentir: no hay reglas.

No puedo creer que estemos aquí”, dice ella. Y él le contesta: “la vida lo ha querido así”. Ambos se habían conocido años atrás en circunstancias, digamos “confusas”; y al parecer, habían sucedido situaciones de las cuales no se había escrito. “Te traje lo que me pediste”, le dice él a ella. Era un pequeño relicario de plata con forma de corazón. Dentro de éste, habían dos fotos desteñidas por el tiempo de dos (tontos) jovencitos… eran ellos.

Hace más de veinte años que no veía esas fotos”, le dijo ella. Él había buscado ese relicario durante más de veinte años y al fin lo había encontrado. Con una sonrisa y brillo en los ojos, él le dijo: “Cuando me casé contigo, aparte de amarte y respetarte durante toda mi vida, juré buscarte ese pequeño relicario; no por su valor, sino por el significado que tiene para nosotros”. Aquel relicario se había perdido en las arenas del tiempo, pues había sido “robado”. Pero no había sido olvidado, pues fue la primera prueba de amor que él le obsequió a ella mucho tiempo atrás.

Aquella tarde pasaron el momento juntos, solo ellos dos, pues sus hijos estaban en casa de sus abuelos. Ese día, con su mujer en sus brazos, él se dio cuenta que las promesas pesan más en la vida que los propios recuerdos. Aquellos que aman pueden darlo todo sin perder nada; pero solo aquellos que aprenden a dominar sus sentimientos, llegan a comprender la simple complejidad del amor.

P.D. Por cierto, la tasa de café solo era una excusa para pasar el momento juntos. Con este post terminaron los post del mes del amor (febrero) y ya retomo mi rotación habitual (ciencia y tecnología)... dentro de las medidas de las posibilidades.

marzo 11, 2009

Un Corazón Perfecto

“Un día un hombre joven se situó en el centro de un poblado y proclamó que él poseía el corazón más hermoso de todo el lugar. Una gran multitud se congregó a su alrededor, y todos admiraron y confirmaron que su corazón era perfecto, pues no se observaban en el ni máculas ni rasguños. Sí, coincidieron todos que era el corazón más hermoso que hubieran visto. Al verse admirado el joven se sintió más orgulloso aún, y con mayor fervor aseguró poseer el corazón más hermoso de todo el vasto lugar.

De pronto un anciano se acercó y dijo: ¿Porqué dices eso, si tu corazón no es ni tan, aproximadamente, hermoso como el mío? Sorprendidos la multitud y el joven miraron el corazón del viejo y vieron que, si bien latía vigorosamente, éste estaba cubierto de cicatrices y hasta había zonas donde faltaban trozos y éstos habían sido reemplazados por otros que no encastraban perfectamente en el lugar, pues se veían bordes y aristas irregulares en su alrededor. Es más, había lugares con huecos, donde faltaban trozos muy profundos. La mirada de la gente se sobrecogió… ¿como puede él decir que su corazón es más hermoso?, pensaron…

El joven contempló el corazón del anciano y al ver su estado desgarbado, se echó a reír. Debes estar bromeando, dijo. Compara tu corazón con el mío... El mío es perfecto. En cambio el tuyo es un conjunto de cicatrices y dolor. Es cierto, dijo el anciano, tu corazón luce perfecto, pero yo jamás me involucraría contigo... Mira, cada cicatriz representa una persona a la cual entregué mi amor. Arranqué trozos de mi corazón para entregárselos a cada uno de aquellos que he amado. Muchos a su vez, me han obsequiado un trozo del suyo, que he colocado en el lugar que quedó abierto. Como las piezas no eran iguales, quedaron los bordes por los cuales me alegro, porque al poseerlos me recuerdan el amor que hemos compartido.

Hubo oportunidades, en las cuales entregué un trozo de mi corazón a alguien, pero esa persona no me ofreció un poco del suyo a cambio. De ahí quedaron los huecos… dar amor es arriesgar; pero, a pesar del dolor que esas heridas me producen al haber quedado abiertas, me recuerdan que los sigo amando, y alimentan la esperanza, que algún día tal vez regresen y llenen el vacío que han dejado en mi corazón. ¿Comprendes ahora lo que es verdaderamente hermoso? El joven permaneció en silencio, lágrimas corrían por sus mejillas. Se acercó al anciano, arrancó un trozo de su hermoso y joven corazón y se lo ofreció. El anciano lo recibió y lo colocó en su corazón, luego a su vez arrancó un trozo del suyo ya viejo y maltrecho y con él tapó la herida abierta del joven. La pieza se amoldó, pero no a la perfección. Al no haber sido idénticos los trozos, se notaban los bordes. El joven miró su corazón que ya no era perfecto, pero lucía mucho más hermoso que antes, porque el amor del anciano fluía en su interior. Sí, en verdad ahora, puedo ver lo hermoso que es tu corazón, dijo el anciano”. Khalil Gibran

Hoy comparto con ustedes este cuento corto. Los que nos hace diferentes a cada uno de nosotros, son nuestras propias cicatrices.

febrero 28, 2009

Slumdog Millionaire (Desgraciado Millonario)

Tal y como se nos presenta esta película, pudo y puede ser una realidad en la vida de cualquiera de nosotros, sin importar la cultura, la religión o clase social. Parto de esto: “Jamal Malik está a una pregunta de ganar 20 millones de Rúpias… médicos, abogados, nunca pasan de las 60 mil rúpias… qué puede saber un desgraciado… ¿Cómo lo hizo?... A: Hizo trampa. B: Tiene suerte. C: Es un genio. D: Es el destino. Siempre he dicho que la vida nos pone en el frente las respuestas a nuestras preguntas. Si llegamos a observar las pequeñas cosas que vivimos o que dejamos pasar por alto cada día, aprendemos que no eran tan pequeñas o simples como creíamos, y que las respuestas siempre estuvieron a la mano.

En esta película vemos a Jamal, un joven de la calle, a quien desde muy niño la vida trató de una forma cruda e indolente. Vivimos con él la realidad de un huérfano callejero de un barrio muy pobre de Mumbay (India), cuya única meta desde niño era superarse a sí mismo cada día, hasta lograr un sentido a su vida. Desde pequeño estuvo acompañado de su hermano mayor Salim y por Latika, una niña huérfana a quien el destino colocó en su camino y quien se convirtió en el amor de su vida. Lo interesante es ver cómo estos 3 personajes se convierten en lo que ellos mismos llamaron “Los Tres Mosqueteros”.

La vida pasa, tan dura como siempre, y los tres personajes principales se separan; el destino los reúne nuevamente años después, con la clara realidad de mostrarle a Jamal (el chico del Té) que a veces las personas deben de darse por vencidos y dejar los sueños a un lado. Sin embargo, mas allá de las adversidades, se nos manifiesta el elemento más importante en éste personaje: su ESPIRITU; sí, aquello que nos empuja y que nos mantiene en pié cuando las palizas y tropezones debieron habernos dejado en el suelo.

Luego de encontrar nuevamente a su amor (Latika), quien se encontraba infelizmente siendo la pareja un mafioso, Jamal le pide que huyan… pero ella lo rechaza, porque no tenían para dónde ir (sin futuro) y no tenían dinero. Y, es ahí cuando él ve que Latika miraba el programa “¿Quién quiere ser millonario?”, y ella le dice que ese programa es una forma de escapar de la realidad, de salir de la pobreza. El le dice que la esperará cada día en la estación del tren a las 5:00 p.m. hasta que ella vaya… y ella va; pero los “matones” de su pareja (incluyendo a Salim) la secuestran y la hieren en el rostro, desapareciendo su rastro.

En su afán de encontrar a Latika, la única meta de Jamal se convierte en ir al programa “¿Quién quiere ser millonario?” con la única esperanza de que ella pueda verlo. Ella, es su destino. Es así como cada momento de su vida le sirve de pista a las respuestas que necesita para acertar a las preguntas. Y le va tan bien, que todos se hacen la pregunta: ¿cómo lo hizo?... llegó a los 10 millones de rúpias.

Cada pregunta lo acercaba más a su amor verdadero, hasta que la Policía sospecho de un fraude; de ahí, a que nuestro personaje fuera torturado y golpeado para que confesara su crimen, el cual había sido: ser sincero; y querer encontrar al amor de su vida. Aquí, entra en juego algo a lo que llamamos destino, y una serie de eventos no relacionados directamente entre sí ponen a Latika al teléfono para contestar la última pregunta por el premio de 20 millones de rúpias. Su respuesta fue: “nunca lo supe” (nombre del tercer mosquetero: Aramis)… ella le dice a Jamal que el premio no importaba… y lo demás es historia…la respuesta era la D: es el destino.

Al final, no podemos ir en contra del destino, porque sencillamente lo desconocemos. Yo soy de los que cree que lo que sea que hagas, debes hacerlo lo mejor que puedas, ya que al final, no hay mejor premio que la tranquilidad de haber hecho lo correcto. El amor no es mas que dar un pedacito de ti... y siempre habrá alguien que nos lo reponga. :)

febrero 16, 2009

Por ti.

Alguien me preguntó acerca de mi forma de hacer las cosas. Bueno, me gusta hacer “magia” y quizás hacer de lo imposible una posibilidad. La realidad de las cosas es que siempre hay una solución y una forma para lograr lo que queremos.

Ante lo imposible… aquí te bajo una estrella.

febrero 10, 2009

La Sociedad de los Poetas Muertos.

Cuál es el valor de nuestros sueños, me pregunto. Algunas veces nos ofuscamos tanto en cumplirlos que nos olvidamos de los demás, e incluso de por qué los seguimos. El mundo sigue girando, mientras nos encerramos en llegar a nuestras metas y propósitos. Y se ha preguntado usted cuál es el sueño de las personas que lo rodean. ¿Qué valores los impulsan cada día a seguir adelante?

Vivimos en un afán de vida en donde la amistad es más el fruto de un trabajo que de una casualidad, donde los amores duran un momento y en donde la familia es sinónimo de días festivos… ¿ya te has dado cuenta?

La teoría es que debemos querer lo mejor para las personas que amamos. Sí, amor, esa palabrita vieja y aburrida que le sirve de excusa al mundo para enmendar sus errores, y que ayuda a muchos a conciliar el sueño con la tonta idea de que mañana todo estará bien. Veo en los escritores jóvenes y en los nuevos poetas la misma historia: el amor como una manifestación de su frustración.

Hoy tomo la obra que titula este post, para decirle a usted y al mundo en que vivimos, que el amor es mucho más que carencias. No es el resultado de frustración o vivencias ¿Por qué creen que escribo tantos disparates cada año? Usted qué cree: ¿se vive para amar, o se ama para vivir? Si ya eligió su respuesta, espero que haya sido “ninguna de las anteriores”. Lo interesante de este sentimiento es que se manifiesta en diversas formas, pero todas se resumen a lo mismo: son una parte de ti. Lo que das o recibes, no importa.

La poesía da un cierto placer a los poetas. El conquistar a una mujer se vuelve en algunos casos una batalla de versos en los que la mente no acepta la realidad en que vive, o en donde el alma busca sus propias respuestas... sin seguir reglas. Sin embargo, muchos poetas comienzan en su adolescencia a descubrir cosas que a otros les toma décadas… si no sabe a lo que me refiero, no se preocupe, algún día lo entenderá.

Más allá del romanticismo, de ese deseo por encontrar a ese alguien especial; de esas metas y logros por cumplir, se esconden un sinfín de probabilidades que recaen sobre dos cosas: qué necesitas y qué quieres. Si le preguntas a las personas qué están dispuestas a hacer por amor, te dirán que… todo. Claro está, excepto a romper las reglas que han seguido durante años. Y lo cierto es que todos pensamos de forma distinta, tenemos diferentes potencialidades y quizás solo tengamos que abrir un poco la mente. Algunos siguen las reglas y otros no; esto es así.

El pensamiento y el corazón son libres. En vez de perder el tiempo preguntándonos si San Valentín es o no una fecha comercial; qué regalo comprar, o a quién felicitar… se lo digo de esta manera: lo único que no podrán recuperar es el tiempo. Aprovecha cada día de tu vida viviendo lo mejor que puedas, y has de la vida de tus seres queridos la mejor vida que puedan tener… lo demás es basura. La vida no es una estructura y la poesía no tiene reglas; todo se resume a que crees tu propio esquema y lo realices. Si debes romperlo, por algo es tuyo.

“Vive cada momento como si fuera el último” (Carpe diem).

febrero 09, 2009

Una oportunidad.

La vida es una oportunidad única e irrepetible… y está llena de oportunidades. Cada mañana al levantarnos, nos miramos a los ojos frente espejo; y yo me pregunto: ¿Qué tan sinceros somos con nosotros mismos? ¿Qué tanto importa lo que sentimos, y no manifestamos a los demás?

Mientras crecemos, vivimos. La vida nos va forjando una coraza por dentro, cuya única función es protegernos de las cosas de fuera. Algunos le llaman madurez, otros experiencia, pero lo cierto es que las cosas que vivimos nos marcan las pautas a seguir en lo adelante. He leído y escuchado a muchas personas predicar la misma idea: “nunca demuestres lo que sientes en verdad; si lo haces, saldrás lastimado (a)”… y lo siento… yo no creo en eso.

El dolor y el sufrimiento son parte de nuestra vida, desde que nacemos hasta nuestra muerte. Negar lo que sentimos es negar una parte de nosotros; y si bien debemos sopesar las cosas antes de tomar una decisión, siempre he sido partidario de que lo único que debemos tomar en cuenta es si creemos que es lo correcto. Y la pregunta vendría siendo: ¿no eres sincero (a) contigo mismo (a) por temor… a ser feliz?… a vivir?... a compartir?

He visto muchos amores (parejas familia, etc.), y muchas amistades perderse por un simple silencio. He visto guerras que podrían acabar en cinco minutos durar meses, porque nadie se atreve a dar a torcer su brazo. He visto litigios durar décadas por simple rencores de infancia; y como siempre, lo único que me pregunto es: ¿por qué los seres humanos somos tan estúpidos? Dejamos pasar las mejores cosas de nuestra existencia por meras idioteces como el orgullo, el rencor, la envidia y la ira.

No se trata de quién o qué somos, ni se trata de las circunstancias. Esto de vivir es sencillo: cuando veas una oportunidad, cuando el corazón se acelere por algo en lo que crees, cuando el tiempo se detenga en un solo punto: sencillamente tómala. Las oportunidades no se repiten, porque cuando repiten ya no son las mismas. Si sientes algo por alguien díselo; si quieres hacer algo, hazlo; si quieres decir algo, dilo. Porque te apuesto que lo peor que podrá suceder es que ese preciso momento en que lo hagas, sea el mejor recuerdo de tu vida.

Estamos en un mes dedicado al amor y la amistad. Un simple mensaje, una carta, una llamada y hasta una sonrisa, marcan una diferencia. Tomen este mes como excusa y a ese alguien olvidado háganle saber que su recuerdo está presente. La vida te trae las oportunidades, puedes tomarlas o perderlas. Tal vez no logres conseguir todo lo que quieras, pero tendrás lo que te mereces. Toma un minuto del resto de tu vida y hazte esta pregunta: ¿Cuál es mi excusa para llegar a donde quiero? Aquí y ahora, esta es tu oportunidad. ¿Qué esperas?

febrero 04, 2009

El Curioso Caso de Benjamin Button.

Para los que hemos leído la obra de Francis Scott Fitzgerald, publicada en el año 1929, la película en sí nos da una mejor visión de las cosas, aunque varía en muchos aspectos. Esta adaptación cinematográfica al igual que la obra literaria, encierra en sí misma una idea interesante: nuestra vida vista en perspectiva, desde una óptica inversa.

La vida solo tiene sentido yendo hacia atrás, pero hay que vivirla hacia delante”. Nacer como un anciano y morir como un bebé te lleva a cuestionarte sobre qué tan importante es el conocimiento ¿Influye en nuestra vida lo que sabemos, o vale más lo que sentimos? Algunas especies animales transfieren todo su conocimiento genéticamente a su descendencia… y si eso pudiera ocurrir en nuestra especie, la pregunta sería: ¿Eso nos haría variar nuestras decisiones? ¿Somos un resultado matemático o el efecto de las probabilidades? Lo que somos cada uno de nosotros definitivamente afecta nuestra forma de ver las cosas.

Ninguno de nosotros es perfecto para siempre”. La ilusión nos lleva a ver estrellas por encima del plasma intergaláctico. Las estrellas están ahí, pero a millones de años luz. Las personas cambiamos, tomamos diferentes rumbos en base a nuestras decisiones, y en este punto donde la ilusión y la realidad chocan, creando la perfecta imperfección del amor, hay que saber elegir entre: “Quiero recordarnos tal cual estamos ahora” o “Nunca es demasiado tarde para ser quien queremos ser”.

Algunas personas se obsesionan con la edad, y cada año piensan que pierden algo de sí con cada minuto de la existencia que transcurre dentro de las arenas del tiempo. Y yo creo que es lo contrario: cada segundo ganamos algo más, y no perdemos mas que aquello que queremos olvidar. En el amor y la amistad no existen reglas, y no hay un tiempo para empezar o terminar las cosas. Todo se resume a posibilidades y a momentos adecuados. Puedes elegir hacer lo que quieras, y será la elección correcta.

Conforme crecemos, ya de adultos, nuestra visión del amor y la amistad son como nuestras venas: empiezan como arterias que cada día se ramifican mas y mas, hasta que nos arropan todo el cuerpo… nos dan la vida. Sin embargo, ese cambio interno que cada uno de nosotros experimenta como ser humano a lo largo de su vida, nos lleva a dejar a un lado muchas cosas, que podríamos llamarles sacrificios; y al ver nuestra vida en perspectiva, creo que más importante es visualizar lo que hemos ganado, lo que hemos realizado y lo que hemos vivido, que las cosas que hemos perdido.

El amor y la amistad no atan, solo aprietan. No se pierden en el tiempo, solo se esconden. Al fin y al cabo: “Algunas cosas, nunca las olvidas”. No se renuncia a un amor, como no se pierde a una amistad. Las arenas del tiempo no pasan en vano, pero tal y como nos muestra esta obra y como siempre digo: No importa como comienza o como termina algo, lo importante es el valor de lo del medio. Lo vivido, pesa más que la propia vida; y Benjamin Button comprendió eso.

La vida no se mide en minutos, se mide en momentos.

febrero 02, 2009

¿¿¿Amor???

Yo siempre he dicho que la MUJER es el mejor invento de Dios. Y lo cierto es que es un ser celestial en muchos sentidos: puede crear vida; puede dar lo mejor de sí, sin esperar nada a cambio; es mucho más fuerte por dentro que muchos de nosotros (hombres) por fuera; y se ven exquisitamente bien.

Una amiga me preguntó sobre qué sucede con el amor en estos días, que ya nadie lo menciona. Las personas se pierden tanto en lo mundano, que han perdido este toque de magia. Recuerdo que alguien me preguntó una vez sobre qué era el amor en el sentido más objetivo de la palabra… y ahora que lo pienso, me pregunto: ¿Es posible conceptualizar un sentimiento?

Las palabras son solo palabras, pero con los sentimientos cada segundo cambia el sentido de las cosas. El amor es una dulce ironía: está frente a ti cada segundo de cada día de tu vida y ni aún así puedes comprenderlo en su totalidad. No se trata de una pareja, de la familia, y ni siquiera de uno mismo: el amor es, sencillamente, la capacidad de dar una parte de ti por alguien o por algo.

Vivimos en un mundo competitivo, agresivo y despiadado, que nos exige cada día más de lo que somos; pero debemos recordar que lo que hace a un gran hombre o a una gran mujer son las pequeñas cosas que marcan una diferencia. Es cierto, no muchas personas se atreven a escribir sobre el amor y la amistad; algunos lo consideran una pérdida de tiempo, algo innecesario que está implícito en lo que somos día a día… ¿Será cierto? No, no lo es. Si algo he aprendido en esta vida, es que las cosas se demuestran; sino, no existen. Un mero verso puede inmortalizar un amor; un simple abrazo, puede sellar una amistad por siempre. Y si te preguntas por qué, porqué hacerlo, por qué dedicar un tiempo perdido a algo que tal vez ni siquiera existe, que se sobreentiende o que será efímero… (Sonrisa)… porque cuando haces algo que crees correcto lo haces de manera espontánea, y quizás esa sea la única diferencia que marcará tu vida o la vida de alguien más.

El amor y la amistad son solo dos palabras; pero ya lo dije una vez: las palabras no importan, lo que importa es su significado. No he encontrado todas las respuestas, pero tengo muchas preguntas. Así, que como es de tradición este mes de febrero se lo dedicaré a estas 2 palabras, con una visión algo distorsionada de lo que es el eje mismo de nuestra existencia, ese sentimiento que nos empuja a ser lo que somos, así como a sus diversas manifestaciones.