febrero 28, 2009

Slumdog Millionaire (Desgraciado Millonario)

Tal y como se nos presenta esta película, pudo y puede ser una realidad en la vida de cualquiera de nosotros, sin importar la cultura, la religión o clase social. Parto de esto: “Jamal Malik está a una pregunta de ganar 20 millones de Rúpias… médicos, abogados, nunca pasan de las 60 mil rúpias… qué puede saber un desgraciado… ¿Cómo lo hizo?... A: Hizo trampa. B: Tiene suerte. C: Es un genio. D: Es el destino. Siempre he dicho que la vida nos pone en el frente las respuestas a nuestras preguntas. Si llegamos a observar las pequeñas cosas que vivimos o que dejamos pasar por alto cada día, aprendemos que no eran tan pequeñas o simples como creíamos, y que las respuestas siempre estuvieron a la mano.

En esta película vemos a Jamal, un joven de la calle, a quien desde muy niño la vida trató de una forma cruda e indolente. Vivimos con él la realidad de un huérfano callejero de un barrio muy pobre de Mumbay (India), cuya única meta desde niño era superarse a sí mismo cada día, hasta lograr un sentido a su vida. Desde pequeño estuvo acompañado de su hermano mayor Salim y por Latika, una niña huérfana a quien el destino colocó en su camino y quien se convirtió en el amor de su vida. Lo interesante es ver cómo estos 3 personajes se convierten en lo que ellos mismos llamaron “Los Tres Mosqueteros”.

La vida pasa, tan dura como siempre, y los tres personajes principales se separan; el destino los reúne nuevamente años después, con la clara realidad de mostrarle a Jamal (el chico del Té) que a veces las personas deben de darse por vencidos y dejar los sueños a un lado. Sin embargo, mas allá de las adversidades, se nos manifiesta el elemento más importante en éste personaje: su ESPIRITU; sí, aquello que nos empuja y que nos mantiene en pié cuando las palizas y tropezones debieron habernos dejado en el suelo.

Luego de encontrar nuevamente a su amor (Latika), quien se encontraba infelizmente siendo la pareja un mafioso, Jamal le pide que huyan… pero ella lo rechaza, porque no tenían para dónde ir (sin futuro) y no tenían dinero. Y, es ahí cuando él ve que Latika miraba el programa “¿Quién quiere ser millonario?”, y ella le dice que ese programa es una forma de escapar de la realidad, de salir de la pobreza. El le dice que la esperará cada día en la estación del tren a las 5:00 p.m. hasta que ella vaya… y ella va; pero los “matones” de su pareja (incluyendo a Salim) la secuestran y la hieren en el rostro, desapareciendo su rastro.

En su afán de encontrar a Latika, la única meta de Jamal se convierte en ir al programa “¿Quién quiere ser millonario?” con la única esperanza de que ella pueda verlo. Ella, es su destino. Es así como cada momento de su vida le sirve de pista a las respuestas que necesita para acertar a las preguntas. Y le va tan bien, que todos se hacen la pregunta: ¿cómo lo hizo?... llegó a los 10 millones de rúpias.

Cada pregunta lo acercaba más a su amor verdadero, hasta que la Policía sospecho de un fraude; de ahí, a que nuestro personaje fuera torturado y golpeado para que confesara su crimen, el cual había sido: ser sincero; y querer encontrar al amor de su vida. Aquí, entra en juego algo a lo que llamamos destino, y una serie de eventos no relacionados directamente entre sí ponen a Latika al teléfono para contestar la última pregunta por el premio de 20 millones de rúpias. Su respuesta fue: “nunca lo supe” (nombre del tercer mosquetero: Aramis)… ella le dice a Jamal que el premio no importaba… y lo demás es historia…la respuesta era la D: es el destino.

Al final, no podemos ir en contra del destino, porque sencillamente lo desconocemos. Yo soy de los que cree que lo que sea que hagas, debes hacerlo lo mejor que puedas, ya que al final, no hay mejor premio que la tranquilidad de haber hecho lo correcto. El amor no es mas que dar un pedacito de ti... y siempre habrá alguien que nos lo reponga. :)

5 comentarios:

Pilar dijo...

que gusto volver a leerte... y es verdad hay cosas buenas en el corazon, y no hay espacio para tristezas ya.. un besito.. buen blog!

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

...otro besito, y gratis!

Mis rupias las gasto en chocolate Toblerone.

Fran dijo...

Hola Pilar.

Hola mi querida Patricia. Besos para ti también. ;)

GUSANITO AZUL dijo...

Esta pelicula sencillamente me fascino, quede atrapada desde el principio hasta el final...Excelente pelicula por eso gano todos los Oscar que gano.

Fran dijo...

Hola Gusanito Azul. A mí también me gustó... hasta la música (Jai Ho) :)