febrero 15, 2010

Rock Valentine.



Aún hoy, me duele la garganta por estar cantando (rock) ayer. En otros tiempos, yo hubiera estado preocupado por escribir mis respectivos posts y por felicitar a medio planeta; pero, los tiempos cambian, al igual que nosotros. A cada ser querido se le lleva presente cada día del año, y no un día en específico. Sumándole a todo esto una semana con una carga excesiva de trabajo; bueno, preferí dedicarle este fin de semana a mi familia. Hace unos días, a uno de mis sobrinos varones le obsequiaron de cumpleaños su anhelada guitarra (y micrófono) para jugar la cinta Rock Band 2 en su Xbox360.

Como es de esperar, el quería quemar su vicio asistido de un profesional en “cucuteo” electrónico; o sea, yo. Ayer era domingo familiar y día de San Valentín, por lo que nos reunimos todos a almorzar y a pasar el día en familia. Bueno, el día de ayer será recordado por la historia como el “Rock Valentine”: Una tarde de karaoke aficionado, rock, familia y buena comida. Yo nunca he sido muy propenso a leer instrucciones, le quitan la gracia al asunto. Así que me puse con mi guitarra a programar el jueguito… que no es para niños: es más difícil que el diantre. Bueno, creé los personajes (avatares) de mis sobrinos, les di las instrucciones de rigor (a veces, hay que leer el manual) y luego de “conectar” el micrófono: comenzamos la gira por varias ciudades. En esencia, mis sobrinos varones parecían los hijos de Jimi Hendrix, y mis sobrinas: creían que estaban en American Idol.

Yo soy zurdo, me da un poco de “brega” tocar, pero en mi única oportunidad: no pasé vergüenza (esos muchachitos no aflojaron la guitarra ni para ir al baño)… y me tocó cantar “The eye of the Tiguer” (Surviver), la canción de la película Rocky III… saqué el 100% en mi interpretación, contra el 99% de mi sobrino en la guitarra (jajjaja: lo relajaré hasta que tenga 18); canté como 7 canciones. Cantaron mis hermanas, mi cuñado, mi sobrinita chiquita y todos aplaudíamos como locos durante varias horas. En fin, fue un gran día de San Valentín (Mis hermanas llevaron la decoración alusiva a la fecha) y lo pasamos en familia. Amor filial: eterno e insustituible.

P.d. Espero que el sábado me dejen tocar un poco!!! :D

3 comentarios:

Liliana dijo...

Me alegro que la hayas pasado tan bien! Es una trmenda idea para mi proximo Valentine, este ultimo lo pase en un faro y tambien estuvo muy chevere.
Un abrazo!DTB

Fran dijo...

Hola Lil. Te refieres a tu querido faro allá en Cabo Rojo?

Lo cierto es que en familia siempre se disfruta todo. DTB por igual, amiga.

Liliana dijo...

No Fran, este es otro faro, al que no habia visitado antes. En el area este, en un pueblo que se llama Maunabo.

:)