agosto 24, 2010

El Cuarto Aniversario.


Parece que fue ayer cuando comencé esto de blogger. Mucho ha pasado y mucho ha de pasar en cada año: la vida no se detiene. Hoy saco un momento, para echar una mirada atrás y recordar las cosas de este último año en bloggerland. Algunas puertas se abrieron, y otras cerraron. Pero, por encima de ello, creo que lo que más ha cambiado he sido yo. Ya no soy aquel Atlas que carga el mundo sobre sus hombros. En este  año, le agradezco a Dios por las cosas de la vida. En unos meses planeo volver a escribir, luego de que termine unos cuantos proyectos. En fin, este Atico ya tiene cuatro años, y espero que dure unos cuantos cientos más.

P.d. Todavía estoy en HUELGA... de escritura.