diciembre 28, 2011

Clásicos de Navidad: Familia.



Unos días sin escribir… FAMILIA. Creo que esa sola palabra: resume todo. La navidad es magia, ilusión y familia. Este mes, me he dedicado a realizar pequeños “milagros”, buscando ganar alguna que otra sonrisa. Bueno, mi sobrinita se puso “histérica” con el regalo navideño… brincaba como una pulga. Lo cierto es, que me tomó tres semanas encontrar ese bendito regalo (aún vivimos en una selva de concreto). Pero de esto se trata esta época: entrega incondicional a nuestros seres queridos.

Hay demasiadas cosas por hacer (soy multifuncional). Escribir es interesante, pero eternamente aburrido frente a las posibilidades de materializar ideas. Nada importa más que compartir con nuestros seres queridos: nuestro tiempo es finito. Familia, no es solo la unión de sangre, son todas aquellas personas que comparten nuestra vida día a día; aquellos que nos aceptan tal y cual somos, con nuestro millón de defectos y par de virtudes. Y en esta época, el mejor homenaje “navideño” que podemos realizar es COMPARTIR.

P.d. En esta Navidad, gracias a mis sobrinos varones (que están casi de mi tamaño... y con bigoticos (jajaja)), al margen de la FIFA (soccer), he hecho un entrenamiento intensivo de combate urbano: vestido con nanotecnología (Crysis2); y en un ambiente post apocalíptico (Rage). Gracias a la gente de Sony (Playstation 3), por hacer de los juegos de videos una experiencia virtualmente entretenida. Tío Fran, sigue siendo el mejor jugador de cualquier plataforma de videojuego (jaajjajaja).

Feliz Navidad a todos y cada uno de ustedes; y un próspero Año Nuevo: lleno, de las mejores cosas imaginables y por imaginar… de corazón.

noviembre 28, 2011

¿Un dominicano a bordo de la ISS? (ficción cómica)



Al ver el video cedido por la NASA y los astronautas de la ISS, y como estamos en Navidad (ya se siente la brisa) se me ha ocurrido escribir una historia (ficticia) titulada como el post… es solo algo para reírme un poco ante la inclemencia de la oficina (arduo trabajo) y para preservar un poco más nuestro insustituible dialecto (criollismos). No se trata de burlarme de nadie, son solo ocurrencias cotidianas: cualquier parecido a la realidad: es pura coincidencia, creo. Y como todos (humanidad) estamos actualmente “conectados”, creo que, nuestro protagonista, (que no es un BB-zombie… a quienes les debo hacer su post), le escribiría mensajes “cortos” a su familia vía su smarthphone. Sería algo cronológicamente así:

“Mamá, la bendición. Los gringos agarraron la yola… y sacaron unos papeles míos en donde dice que yo soy un tiguere arreglando de . Me han dicho que están cortos de dinero y que eligiera entre deportarme pa lla o mandarme pa rriba a una misión ultrasecreta… mamá yo nunca he volao en un cohete; y tu sabe que a mí me encantaba amarrá maco a los fuegos artificiales en navidad: les dije que si el viaje era gratis, yo les iba a meté mano y que me dieran lo que pudieran fíao. Me dijeron que me van a cucutiá entero y que si salgo bien, me van a mandá pal cielo”.

“Mamá, hoy me trajeron a un sitio para hacerme pruebas a ver si doy pa eto. Dime tú, yo que soy un montro en lo que me pongan. Me han montao en una máquina que juye má que la mula de don José; e má, va más rápido que un chele majao… Yo no sentí ná de ná, y pasé mi prueba… parece que etos tipitos jamás se han montao en una guagua “voladora”. La rubia que me punchó pa sacame la sangre ta buena; y me dijo que toy un toro en salud y que pasé todas las dema pruebas… to eso plátano, huevo criollo y leche e vaca que tu me has metío: me tienen “roca”... dicen que mi barriga e “aerodynamic”. Hoy el capitán americano me explicó que me van a subí pa allá arriba dique a arreglar una vaina secreta que ellos no han podido y que no se lo diga a nadie: ese secreto morirá conmigo, depue de que suba par de fotos a feibu pa que vean que toy aquí. Tu sabe mamá que yo soy un tiguere duro. Ese Macgyvel e un chamaquito al lao mío”.

“Mamá, hoy amanecí con un hambre del diablo. Aquí no hay arroz ni habichuela… ¡Er diache! ¿Cómo eta gente aguanta sin arroz? Viven como animales trancaos… y ni colmado tienen. El café ta aguao, eso sí, los pollos son grandísimos y aquí parece nuevo, de tan limpio: le rubia me echó un boche por orinar en una matica del comedor… tan pasao, el guardia no me dejo salir. Me están probando el traje y me pusieron unos pampers… dique por si acaso. Mamá, aquí, no hay letrinas, son unos sanitarios de hierro aperísimos, y sin palanquita”.

“Mamá, esta gente casi me viola “en nombre de la ciencia”. Yo le dije que era un hombre, aunque no tuviera pelo en pecho… pero, me llenaron de cables y aparatos: ahora saben ata si toy asutao; y to el mundo se ríe cuando le mento la madre a toditos por el frío. Pero na, eto e un coro aquí: yo no entiendo lo que dice el chinito… pero, él se pasa el día manotiando. El ruso, se parece al tío Luís, pero fuelte. Y el capitán, es un americano grandote, pero la chepa e que casi habla español, aunque él e medio enredao con las vainas de la nave. Siempre me dice: “siéntese atrás, hasta que lleguemos”.

“Mamá, hoy es el día del despegue. Tengo cuatro horas sentao en una sillita durísima y me ta doliendo el pichirí. Nos montaron en un “eleveitor”, eso e una vaina como la polea del pozo de agua, pero con corriente, y que sube y baja gente. Cuando vuelva pal campo voy a hacer uno, pa que tú dejes de usa la cubeta vieja. Aquí, todos parecemos hermanos: nos vistieron iguales... mi casco ta empañao, me dijeron que no hablara tanto. Hace un rato que el vuelo se había parado por una cosita técnica… pero, ya hace un rato dejaron de martillar… casi tamo arrancando, te escribo ahorita”.

“El fuete mamá, yo nunca había rezao tanto en mi vida. No me dejaron prendé vela aquí arriba, carajo. Toy asutao como una jaiba. Eta vaina se sacude como las tipas de Yarumba al despegar, y vibra como la camioneta de tío Antonio, sí, la de gasoil. Te recuerda el dolor de espalda que tenía desde chiquito, del etrallón que me di en la mata de guayaba: se me quitó del fuetazo. Sigo pidiéndole a la virgen de la Altagracia que eta vaina no se joda a mitad del camino… Jesú santísimo cuantas estrellas hay pa aca arriba. Pensé que eto se había eplotao; pero... creo que toy vivo; la nave botó un par de pedazos, pero el americano dice que eso no e ná, y que siempre pasa eso”.

“Mamá, ahora estamos esperando para acoplá con la Estación. Eto parece un cementerio de guaguas banderitas... y e grandísimo. El capitán me explicó la maniobra, y creo que quiero “acoplar” a la doctora rubia. El problema e que, me dice el ruso, por señas, que ella es hija del capitán y que si le hablo del asunto a él, posiblemente yo sufra algún accidente espacial… eta gente ni deja gozá a uno. Por cierto, armaron un show por unas latas de habichuela frías que me comí… tu sabes que a veces me da gases. Ahora, el chinito dijo que prefería tener un traje puesto, en lo que nos apiamos en la “I.S.S.”… eso suena importante, parece como algo ruso. Por cierto, me cuenta el capitán que aquí hay un par de tigueres que no son dominicanos, pero que hablan español y que él no ve el momento en que los conozca y lo deje de “fock” a él. Tengo que preguntar qué significa eso… nadie sabe decirme. Te escribo luego, ya estamos llegando y hay un griterío que no entiendo.”

“Má, dile a pá que tiene un hijo atronauta y que ha flotao en el espacio. Eta vaina e como una guagua Voladora: no hay un lugar que no tenga algo arriba y va jullendo como a mil por hora. Eta gente solo me dice “don touch”. Tú ve, ya me dicen “Don Toque”… suena a alguien importante, y eso que no he arreglao na, porque toy medio mariao del viaje. Por cierto, vamo brisiao aquí arriba, pero no he podido ver la casa: prende una vela eta noche, o dile a papá que le pegue fuego a las pencas secas del conuco de plátano. Hay mucha luz en todos lados, deberíamos tirar un cable de nuevayol pa lla pa que nos dieran algo de luz, parece que les sobra… y tamo casi al laito”.

“Mamá, bendición. Eto e un relajo, tanto show por una plantica dañá (generador). Un espreisito, tres tubazos (golpes), una tuerca apretá y un filtrico… esa vaina quedó como nueva, en un ratico… ahora hay luz de sobra y dejaron de sonar las sirenas. Casi no me dejan salí de un cuartico chiquiticotoy trancao como un perro. Me puse a punchá unos botones que parecían de un Nintendo... y se armó un juidero, el capitán me dijo que me fuera al otro lado con los que saben hablar (español), y parece que se dio cuenta que tengo un celular y que toy feibukiando con la rubia…te escribo luego, bendición”.

Continuará… jajajajaja.

noviembre 24, 2011

¿El día del pavo?



Hoy es el cuarto Jueves del mes de Noviembre (En EEUU: thanksgiving): un fatídico día para ser un pavo en Norteamérica; y, para aquellos (la gran mayoría) a los que esta noche les rechinará el estómago por falta de un bocado de alimento; y que, dormirán con hambre, ya que no tendrán con qué cenar... mejor lo dejo ahí. 

Si miramos el mundo, Alemania y Austria están luchando contra incendios y sequía; China, está bajo una fuerte nevada; Italia, tiene unas tremendas inundaciones, como cada año; y, en muchos otros países, sigue muriendo la gente por cosas que no deberían estar sucediendo. El mundo está plagado de problemas, siempre ha sido así, y así será. El Día de Acción de Gracias, a pesar de ser una festividad religiosa “norteamericana”, nos ha sido legada socio-culturalmente ya que tiene un significado universal: agradecer a Dios por las cosas buenas que nos ha dado la vida. No se trata de cenas, festividad por el inicio de la época navideña, o agradecimiento por la fortuna o la suerte.

No podemos ver la vida (lo que nos sucede), sencillamente, como algo bueno o malo, porque es un conjunto muy superior a estos conceptos relativos. Sin embargo, cada granito de arena de cosas “positivas”, marca una diferencia en el contrapeso de aquello “negativo”, lo que al final pone de manifiesto el fin ulterior de nuestra presencia: el equilibrio de nuestra existencia. Hemos escuchado cientos de veces la frase: “Todo pasa por una razón”. Y, en momentos de angustias o tristezas, nos aferramos a ella para intentar darle sentido a aquellas cosas que escapan a nuestro momentáneo entendimiento. Pero, ¿Y lo bueno?, las personas no le buscamos el sentido a las cosas buenas, sencillamente las disfrutamos… lo que nos lleva, a lo que nos trajo aquí y ahora, una realidad innegable: siempre debemos agradecer, aún el gesto más insignificante; ya que, sabemos que la vida no es un cuento de hadas.

El día de hoy, al igual que cada día, debemos agradecer la por la vida que tenemos y por poder compartir con nuestros seres queridos. Debemos agradecer, por la presencia en nuestra vida de aquellos, que de una u otra forma, nos han permitido llegar hasta aquí; y debemos agradecer, por aquellas todas aquellas cosas (positivas o “negativas”), sin las cuales, el día de hoy no estaríamos aquí, leyendo mis aburridas palabras. Si hoy planea celebrar su Día de Acción de Gracias: coma lo que guste y tenga, siéntese a la mesa con la tranquilidad del deber cumplido, y agradezca a Dios por todos aquellos que están ahí en cuerpo o en espíritu.

Y, trate de no comer pavo… salve, al menos, una vida. (Aunque esos pavos transgénicos no pueden sobrevivir por sí solos -no pueden volar por la pechugota-, por lo que, técnicamente, fueron “diseñados” para morir en un plato). Hoy, deberíamos conmemorar el día del Pavo (por sus “aportes” alimentarios); aunque el pollo, también ha contribuido bastante junto a la vaca... al pobre chivo (cordero) siempre le ha faltado carne, pero, le sobra sabor. En fin, entre todos sus agradecimientos, agradezca al pobre pavo, cuyos millones de “hermanos” están alimentando millones de bocas. Y pida, de corazón, que cada día, ese mismo alimento, pueda llegar a aquellas bocas que les hace falta… ese es el verdadero reto de este día.

P.d. La foto de arriba, es para que puedan ver los ojos de una inocente víctima. Un saludo a los muchachos de Greenpeace: Tolerancia cero a los alimentos transgénicos. 

noviembre 14, 2011

La Tierra en Alta Definición desde la ISS (2011).


Para los que vivimos criticando a la NASA (Con muy justa razón… por limitar nuestro conocimiento), aquí les dejo un obsequio de los astronautas de las misiones 28 y 29 de la ISS (Estación Espacial Internacional… sí, donde juegan con Tecnología de punta, Física y Biología). Se trata de un video tomado entre agosto y octubre de este año con una “camarita” fotográfica 4K de (súper) alta resolución (4096 x 2160 píxeles), a unos 354km de altura y unos 27,000km/h de velocidad, exclusivamente en la parte nocturna de las 15 orbitas diaria que realiza la ISS alrededor del planeta. Para un pobre isleño como yo, criado con “el Galáctico” (muñequitos) y que no tiene en planes ir al espacio (salvo que nos invadan los “antiguos astronautas”…. Jajaja) resulta un video interesante. Es algo así como un “brecheo” global; digo, una observación científica del comportamiento del planeta en la nocturnidad del espacio.




Este es el link directo en Youtube, el cual pueden apreciar en HD: http://www.youtube.com/watch?v=430ykbW1zqA

P.d. ¡Con razón por esas fechas sentí un “flash” en una noche estrellada! Es broma... lo del flash. Esa camarita debe ser desechable: no tiene ni flash (¿Tendrá visión nocturna?). Por cierto, damas y caballeros: de noche, apaguen un poco de luces. Así nos podrán vigilar, digo, observar, mejor desde el espacio. Un Saludo a los tigueres de la ISS... y gracias, por el videito.  

----------.
Escuchas: We Found Love - Rihanna.

noviembre 10, 2011

Clásicos de Navidad: El Espíritu.


Los seres humanos, vivimos, para hacer realidad lo imposible, lo improbable y, en esencia, cada uno de nuestros sueños. Nacemos en un mundo perfectamente imperfecto, en donde cada día tenemos una excusa para hacer de esta realidad, algo mejor.

La navidad es una época en donde nuestro espíritu, sin importar la edad, se pone de manifiesto. Puedes ver el mundo, con los ojos de un niño; y la magia, jamás termina. Puedes ver el mundo, con los ojos de un joven; y verás su deseo, siempre en búsqueda de algo mejor. Puedes ver el mundo, como hombre; y, sabrás valorar lo que tienes, y como corregir algunas cosas en el camino; Y, si tienes la suerte, podrás ver el mundo, desde los ojos de un anciano… una mezcla de todas aquellas formas de ver las cosas; y, a la vez, una forma particular, ya que aprendes a valorar las cosas de un modo más personal; y tratas, de que todo se haga a tu manera (por algo son los años, ¿no?... jajaja)

Lo que llamamos el “espíritu” de la navidad, no es más que la manifestación de la bondad humana que se acrecienta con cada nuevo fin/comienzo del año. Gestos tan sencillos como desear una “feliz navidad”, regalar un plato de comida a un hambriento, donar ropa usada, hasta un simple ¡Hola!, son gestos de humanidad que cada día vamos perdiendo debido al mundo en el que vivimos. Ya, las personas no confían en extraños, les temen. Ser una buena persona, no es ser solo un caballero, hacer lo correcto, o ser el alma de las fiestas. Cada uno de nosotros tiene la obligación de ser una mejor persona por dentro y por fuera, amparados en la gratitud. ¿Qué, a qué me refiero? Está claro que no podemos ofrecer aquello de lo que carecemos. Sin embargo, el espíritu humano nos ha demostrado ser una fuerza imbatible frente a las inclemencias del destino y ser una unidad frente al ocaso de la desesperanza y la desolación… la mejor forma de agradecer lo que tenemos es compartir y compartirnos nosotros mismos con aquellos que lo necesitan. Por cierto, siempre debemos estar dispuestos a tender la mano a los demás; más aún, en esta época.

En cada navidad, ese espíritu se viste de gala, para recordarnos que siempre hay esperanza. El espíritu de la navidad es algo más que una ilusión o que la magia. Es nuestro granito de arena que se asienta en un mar de sueños compartidos. Y, al ver este mundo, donde la inequidad es un elemento invariablemente visible, solo queda preguntarnos: ¿A quién, cómo, dónde y cuándo puedo ayudar? Si algo me ha enseñado esta vida, es que tu oportunidad de servir y ayudar siempre llega… trata de jamás darle la espalda, ya que estas oportunidades trazan el camino de tu vida. Y si bien estamos perdiendo parte de esa bondad que nos hace humanos, nuestro espíritu ha demostrado ser nuestra fortaleza. Y, en cada navidad, el espíritu humano se nutre del recuerdo de lo vivido; volvemos a sentir esa magia que disfrutábamos desde niños y la compartimos con nuestros seres queridos... durante toda nuestra existencia.

Algunos dirán que soy un ilusionista y un soñador. Y quizás es cierto, aunque la diferencia, es que yo trato de convertir mis deseos en realidad. A veces, la laboriosidad es gigantesca para cumplir un pequeño deseo; pero, una sola sonrisa… lo vale. Un solo hombre puede cambiar el mundo, Jesús nos demostró eso. La navidad es una época que está más allá de la religión, ya que celebramos nuestra “humanidad”, desde le punto de vista que festejamos agradecidos por aquello que tenemos: la dicha de vivir y de compartir con nuestros seres queridos. Pero, siempre, recordando a aquellos que ya no están, y que compartieron con nosotros esta dicha. Quizás, ellos (los ausentes), son la manifestación más clara de nuestro espíritu navideño: vivimos por ellos; y ellos, viven en nosotros más como un sentimiento que como recuerdos… ellos son parte de nuestro espíritu.

P.d. Jamás dudes en ayudar a alguien que lo necesita. :D

noviembre 01, 2011

A mis 33.


Hace unos días, tuve la dicha de celebrar mis 33 años de existencia terrenal… la edad de Cristo. Como cada año, pasé mi día de la mejor forma posible: en Familia y “tirao como un perro”. La explicación filosófica infiere un razonamiento de la “teoría de la contemplación” (pasarse el día viendo un punto fijo y sin hacer nada); pero, en pocas palabras, me pasé el día sin nada de “trabajo- trabajo”.

Al mirarme al espejo, veo más canas. Yo tengo el cabello negro, y tengo canas desde los 13 años de edad. Es decir, para veinte años de canas… no está tan mal. Según las mujeres, eso me hace más “interesante”, pues parezco mas “maduro” de lo que soy. Y no me quejo, llevo mis “canitas” con orgullo, son muestras de “sabiduría”... y del maltrato intelectual. Con el paso de los años, he aprendido tanto, que puedo afirmar que soy un completo estúpido. Quizás, he vivido demasiado en poco tiempo; sin embargo, espero vivir unos cuantos siglos más (quién sabe, y mañana algún científico loco comprenda que la muerte es solo un efecto de la reproducción celular y logre resolver el “problemita” del defecto).

Hoy veo el mundo con diferentes ojos. Recuerdo las enseñanzas de un gran maestro de kenjutsu: puedes blandir tu sable contra tu oponente hasta el cansancio, y puedes herirlo sin terminar con su vida, atacando de afuera hacia adentro; o puedes, hacer un solo corte en una de sus arterias (de adentro hacia fuera) y terminar el combate antes de haber perdido una sola gota de sudor. Suena sangriento, así son algunas de estas disciplinas. Pero, más allá de ello, con el paso de los años, vas aprendiendo el mensaje: Si vas a hacer algo, hazlo lo mejor posible y en el menor tiempo. El día de mi cumpleaños, di gracias a Dios por los míos. Puedes ser el hombre más fuerte e inteligente del mundo; y, solo, no eres nadie. La vida no es solo crecimiento personal, se trata del crecimiento de todos los que te rodean. De qué vale reír, si puedes hacer llorar de la risa a los demás, y de gratis.

Tengo muchas cosas por hacer en la vida, quizás, no las logre. A veces, debes sacrificar algunas cosas. No sé cómo, pero en algún momento, el cazador decidió respetar a la “presa”. Decidíó darle a la vida la oportunidad de fluir libremente, sin su control. He roto reglas, he reescrito otras; algunas las he “doblado” y otras jamás las he tocado. Pero, al final, de esto trata la vida: de vivir cada momento como si fuera el último. Y por cierto, cuando llegas a mi edad: tú, pasas a un segundo plano; y, tus seres queridos, se convierten en el centro del Universo. Si llego a los 34, espero tener mi Honda VTX1300C… quiero ver la vida, en dos ruedas. Al fin, nunca me he roto un hueso, y siempre hay una “primera vez”. Aunque en Santo Domingo, con los suicidas al volante que andan sueltos, posiblemente me rompan unos cuantos huesos. Doy gracias a Dios por hacerme “medio loco” (o loco y medio, es lo mismo); por no temerle a nada; por tener un corazón; y, por mi materia gris… todas estas cosas, me han permitido sobrevivir hasta el día hoy.

octubre 24, 2011

El Primer Amor.



La vida nos sorprende con las cosas menos esperadas. Las arenas del tiempo trazan un camino imborrable en lo mas profundo de nuestro ser; y, siempre nos recuerdan que, no en vano, de vez en cuando hay que darle vuelta al reloj… y ver lo que sucede. No existe un fin, sin un nuevo comienzo.

El día de ayer, mientras estaba barriendo la grama frente a la casa, escuche que dijeron: “Fran… hola”. Yo estaba de espalda, pero al escuchar el tono suave de esa voz, giré la cabeza, y por encima de mi gorra pude observar una silueta femenina que se acercaba. Al mirarla, noté unos grandes lentes que impedían verle el rostro; y al parecer, mostré una cara de desconcierto. Ella se dio cuenta, y se quitó rápidamente sus lentes… y fue en ese preciso momento que pude ver un rostro que no había visto en unos 20 años: Era mi primer amor; la hermana de uno de mis mejores amigos de infancia (y mi entonces, preciosa “vecinita”).

La llamé por su nombre, cómo olvidarlo; y, la saludé con una enorme sonrisa. Ella, hermosa como siempre, y con el mismo rostro angelical desde niña. Hablamos poco tiempo, pues había ido a ver a su mamá... cuantos buenos recuerdos, en una fracción de segundo. El primer amor va más allá de lo platónico y de lo físico. Según algunos, es el único amor verdaderamente puro que sentimos, pues, es un sentimiento desconocido que nos marca por toda la vida. La idealización de ese alguien que se esconde bajo la ilusión de la juventud eterna. El encanto de la simple mirada y un beso en la mejilla, nos dejaba atontados y viendo estrellas. Nos quitaba el hambre y, a la vez, nos alimentaba de sueños. Al ver a aquella hermosa mujer frente a mí, di gracias a Dios por haberla cruzado en mi camino, cuando ni siquiera había un camino. La pregunta de de hoy, es: ¿Sabes qué pasó con tu primer amor?

P.d. Tontos románticos, los que aún vivimos con una sonrisa en el rostro (en nombre del amor). Somos felices con tan poco que, a veces, no sé qué pensar. De ahí, que necesite sentir las cosas. 

octubre 18, 2011

Practica con el ejemplo.



Bueno, hace unos días, estaba en el gimnasio haciendo mi rutina de pesas, y en eso llegaron dos novatos en su primer día: menores de 20 años, como de 90 libras uno; y el otro, de unas 150. El más “delgadito” le dijo al otro: “tu verá, en seis meses tu y yo vamos a estar dándole con ese peso (360 libras, en pecho)… y cuidao”. Con el perdón de la expresión, la maldita risa que a mí me dio al escuchar eso, me hizo bajar las pesas y reírme (hasta se me aguaron los ojos). A los pocos minutos, el más delgado estaba casi en coma por dos pesitas de 20 libras; y el otro, estaba literalmente “explotao”, y no hacía nada más que quejarse.

En ese momento, intervino San Francisco (yo), y los orienté respecto a que no se debe hacer ejercicio cardiovascular antes de las pesas; y, que los novatos, deben comenzar su rutina, exclusivamente, con máquinas (nada de mancuernas). Entonces, una persona que me vio, me preguntó sobre el por qué orientaba a esos novatos, si para eso estaban los entrenadores. Le decía yo, que llevaba más de media vida en estos menesteres, y que era casi obligatorio orientarlos, para que hicieran los ejercicios de forma correcta, y no se lastimaran. Sin embargo, a los pocos segundos me llegó a la memoria la imagen de un buen amigo que falleció hace ya varios años. Era un señor de unos 72 años, muy querido por todos en el gimnasio, al cual llamábamos: “Manito” (diminutivo de “hermanito”, ya que así el nos llamaba a todos).

Era un señor bondadoso, y de gran corazón. Iba todos los días al gimnasio en su bicicleta en un recorrido de unos 8 a 10 kilómetros desde su casa. Siempre estaba dispuesto a orientar a los demás, y vivía sonriendo y saludando a todo el mundo. El es, uno de los mejores tenores que he conocido en la vida. Siempre recuerdo el día que lo conocí: fue el primer día que levanté 900 libras en prensa (piernas). Yo estaba solo en el gimnasio, y me puse a inventar con mis 20 platos de 45 libras… creo que solo hice 4 repeticiones. Al levantarme y voltearme, ahí estaba él, observándome con una cara de sorprendido. Y, con una sonrisa, me dijo: “manito, no me imaginaba que usted pudiera levantar todo ese peso, así que estaba cerca por si necesitaba mi ayuda”.

Con el paso de los años, nos hicimos más amigos. Recuerdo que me relajaba mucho, porque en aquella época tenía yo mi complejo de Hulk (indestructible) en mi máximo esplendor, y el siempre me decía “tómelo con calma, vaya despacio manito”. Como abogado, le di algunos consejos y orientaciones, ya que, al parecer, no tuvo una vida fácil. Me contó de su amor por la opera, y de cómo lo habían entrevistado para un programa italiano, creo. Se le iluminaban los ojos cada vez que hablaba sobre la música clásica y los “grandes” de la opera. 

Vi a ese hombre, lleno de vida y bondad, “meterle” conversación a decenas de personas mientras hacían ejercicio, como excusa; para al final, indicarles que lo estaban haciendo “no muy bien”. (Uno de ellos, fui yo). El murió de un infarto… ironía de la vida. Hacía ejercicio a diario: pesas y cardiovascular. Aún hoy, puedo escucharlo cantando una de aquellas piezas líricas que alimentaban su alma. Recuerdo que le encantaba cantar sus operas cuando el gimnasio estaba casi vacío; decía, que así el sonido reflejaba mejor en las paredes; aunque le gustaban los aplausos de nosotros, sus compañeros de tortura. La música era su vida, más allá de su propia vida.

Muchas personas, no tienen la más mínima idea del valor real de cada vida. Cómo nos puede cambiar una sola persona. En esos segundos, mientras estaba en la caminadora,  recordé que ayudo a las personas porque es, sencillamente, lo correcto. Una sola acción, causa una infinita reacción en cadena tanto presente, como futura. Si algo me enseño ese buen amigo, fue a que debes practicar con el ejemplo las cosas positivas… no importa el resultado. 

octubre 11, 2011

Me pregunto...

En algún lugar, de ninguna parte
He perdido mi locura; y, a la vez, mi razón
Pisé una nube blanca, a través del viento
Y lo que conseguí... se llama amor.

Me acerqué a ti, como reloj al tiempo
Seguí tu mirada por todo el salón
Y ante la suave brisa, en una oscura noche
Robé las llaves, de esta pasión.

Me tropecé, me tambaleé
O quizás, ¿me enamoré de ti?
¿Habré perdido el equilibrio sin dar un solo paso?
Tal vez, me habrá flechado tu ilusión.

Fueron esos brillantes y alucinantes ojos
Los que detuvieron mi mundo, sin ninguna razón
O fue, tu hermosa y cálida sonrisa
Aquella, que encalló en mi corazón.

Tu esencia de mujer ha nublado mis sentidos
Y has descarrilado mi alma entre tus curvas, mi perdición
Eres todo el color que dibuja el arco iris
Y me has embriagado, con el suave sonido de tu voz.

He mirado al cielo, buscando las luces
Y solo he encontrado lámparas de obcecación
Pero, al bajar la mirada, he encontrado ante mi
A la única mujer, que haría temblar a Dios.

¿Aún mantienes tu luz encendida por las noches?
Vagando entre tus ojos, ahí es que vivo yo
En esta larga noche y por toda la vida
Has dislocado la brújula de mi corazón.

No sé si hoy podré jugar con tu pelo
Ni si mañana, podré robar tu corazón
Lo cierto es, que no existen poetas sin musas
Ni existen poemas, donde no hay amor.

¿Te he dicho alguna vez que eres perfecta?
¿Y que a tu lado, este mundo, cambia de color?
Tal vez, esta sea nuestra noche más perfecta
O, quizás, musa mía... solo habré sido yo.

Serás tú, la culpable de esta eterna agonía
Bajo la leve tempestad, que aflora en la ilusión
Y al final de esta historia, y de esta noche fría,
Volverás a mis versos; así, como vuelvo yo.

¿Qué fue lo que vi dentro de ti?
Sentí en aquel momento, que tú ya eras mía
Nació contigo, la promesa de un amor
Y hoy me pregunto: ¿eres tú, el alma mía?

Algo, para liberar un poco el estrés abogadil (laboral). Habrá que pulirlo, y modificarlo unas 30 veces para que quede "aceptable"... pero así quedó el "borrador". :D

octubre 07, 2011

El legado de Steve Jobs: su vida.


El día de hoy, mi deber, como fanático de la tecnología, es escribir sobre Steve Jobs, fundador de Apple, quien falleció el día de ayer. En lo personal, creo que el mundo tecnológico perdió a un gran visionario. No me importa Apple como marca o empresa, me importa Steve Jobs como persona; ya que él era, el “alma” de sus productos. Steve Jobs, consagró su vida a sus sueños. Y, creo que la mejor forma de recordarlo es con su memorable discurso de Stanford en 2005, el cual está hoy en toda la Red. Ayer en la noche, fue la primera vez en mi vida que vi ese discurso… y fue como si me viera al espejo. Aquí les dejo el link del video, (subtitulado en español):

http://www.youtube.com/watch?v=HHkJEz_HdTg

Y quiero resaltar algunas citas de dicha pieza oratoria, que nos muestra el tipo de persona que era Steven, en aquellas tres historias sobre su propia vida:

“La verdad sea dicha, yo nunca me gradué”.

Primera historia: Conecta los puntos:

“No tenía idea de qué quería hacer con mi vida, y menos aún de cómo la universidad me iba a ayudar a averiguarlo”.

“En el momento en que lo dejé (estudios), ya no fui más a las clases obligatorias que no me interesaban y comencé a meterme en las que parecían interesantes”

“Y muchas cosas con las que me fui topando al seguir mi curiosidad e intuición resultaron no tener precio más adelante”.

“Era sutilmente bello, histórica y artísticamente, de una forma que la ciencia no puede capturar, y lo encontré fascinante (referencia sobre caligrafía)”.

“Nada de esto tenía ni la más mínima esperanza de aplicación práctica en mi vida”.

“Por supuesto, era imposible conectar los puntos mirando hacia el futuro cuando estaba en clase, pero fue muy, muy claro al mirar atrás diez años más tarde”.

“Así que tenéis que confiar en que los puntos se conectarán alguna vez en el futuro”.

“Tienes que confiar en algo, tu instinto, el destino, la vida, el karma, lo que sea”.

Segunda historia: sobre el amor y la pérdida.

“Había sido rechazado, pero aún estaba enamorado. Así que decidí comenzar de nuevo”.

“No lo vi así entonces, pero resultó ser que el que me echaran de Apple fue lo mejor que jamás me pudo haber pasado”.

“Había cambiado el peso del éxito por la ligereza de ser de nuevo un principiante, menos seguro de las cosas. Me liberó para entrar en uno de los periodos más creativos de mi vida. Durante los siguientes cinco años, creé una empresa llamada NeXT, otra llamada Pixar, y me enamoré de una mujer asombrosa que se convertiría después en mi esposa”.

“Estoy bastante seguro de que nada de esto habría ocurrido si no me hubieran echado de Apple”.

“A veces, la vida te da en la cabeza con un ladrillo”.

“Estoy convencido de que la única cosa que me mantuvo en marcha fue mi amor por lo que hacía. Tenéis que encontrar qué es lo que amáis. Y esto vale tanto para vuestro trabajo como para vuestros amantes”. Es una verdad.

“El trabajo va a llenar gran parte de vuestra vida, y la única forma de estar realmente satisfecho es hacer lo que consideréis un trabajo genial. Y la única forma de tener un trabajo genial es amar lo que hagáis. Si aún no lo habéis encontrado, seguid buscando. No os conforméis. Como en todo lo que tiene que ver con el corazón, lo sabréis cuando lo hayáis encontrado. Y como en todas las relaciones geniales, las cosas mejoran y mejoran según pasan los años. Así que seguid buscando hasta que lo encontréis. No os conforméis”.

Tercera historia: sobre la muerte.

“Cuando tenía 17 años, leí una cita que decía algo como: “Si vives cada día como si fuera el último, algún día tendrás razón”. Me marcó, y desde entonces, durante los últimos 33 años, cada mañana me he mirado en el espejo y me he preguntado: “Si hoy fuese el último día de mi vida, ¿querría hacer lo que voy a hacer hoy?” Y si la respuesta era “No” durante demasiados días seguidos, sabía que necesitaba cambiar algo”.

“Porque prácticamente todo, las expectativas de los demás, el orgullo, el miedo al ridículo o al fracaso se desvanece frente a la muerte, dejando sólo lo que es verdaderamente importante. Recordar que vas a morir es la mejor forma que conozco de evitar la trampa de pensar que tienes algo que perder. Ya estás desnudo. No hay razón para no seguir tu corazón”.

“Nadie quiere morir. Ni siquiera la gente que quiere ir al cielo quiere morir para llegar allí. Y sin embargo la muerte es el destino que todos compartimos. Nadie ha escapado de ella. Y así tiene que ser, porque la Muerte es posiblemente el mejor invento de la Vida. Es el agente de cambio de la Vida. Retira lo viejo para hacer sitio a lo nuevo”.

Vuestro tiempo es limitado, así que no lo gastéis viviendo la vida de otro. No os dejéis atrapar por el dogma que es vivir según los resultados del pensamiento de otros. No dejéis que el ruido de las opiniones de los demás ahogue vuestra propia voz interior. Y lo más importante, tened el coraje de seguir a vuestro corazón y vuestra intuición. De algún modo ellos ya saben lo que tú realmente quieres ser. Todo lo demás es secundario”.

No hay mejor forma de recordar a una persona, que con sus propias palabras. Y, más allá del ícono comercial, está el verdadero rostro humano de algunas de las ideas que revolucionaron nuestro mundo tecnológico actual. Su legado es... su propia vida.

“Seguid hambrientos. Seguid alocados”

septiembre 30, 2011

21 de Diciembre del 2012: ¿Apocalíptico?... para nada.


Lo que nos trajo aquí y ahora, es una simple confusión (inducida) entre la culminación de una “Era” mesoamericana denominada como “El Quinto Sol”, y la determinación astronómica (alineación planetaria) de “ciclos” de la Tierra (sequías, inundaciones, eclipses, etc.). Como siempre he señalado, el problema no es mera ignorancia, o temor; Cada día mas y mas “vividores”, “tígueres”, “manipuladores”, o como usted quiera llamarles, escudan sus creencias (pseudociencias) tras la propia ciencia. Este tema, es un problema de desinformación. Mi labor, es sencillamente: ilustrar. No me crea nada, e investigue por su cuenta.

Ya había escrito, hace años, sobre la isla de Pascua, y algo que siempre me llamó la atención era la similitud entre los grandes moais y algunas pequeñas estatuas Chachapoyas (Son idénticos en forma y facciones; salvo, por las dimensiones, la ubicación... y la finalidad religiosa); y, partiendo del hecho de que los Chachapoyas fueron “absorbidos” por los Incas… tengo la historia de los orígenes de la migración del continente americano casi completa. En este punto, llego a mis amigos, los Olmecas (me fascinan las cabezas de piedra gigantes, las cuales tienen rostro “asiático”… hola polinesios (cultura lapita); gracias, por poblar América. Lo siento, quizás, aún usted cree el “cuento” de “caerle atrás” a la comida por el Estrecho de Bering… sorpresa).

Entonces, los Olmecas, origen de las tribus mesoamericanas, de la escritura, le epigrafía… y de la mitología maya. Anteriormente, había señalado la inclinación de las antiguas culturas prehispánicas en relación a los “espíritus” (de la naturaleza). Aquí, en esta cultura, debería mencionar el origen “americano” del inframundo, heredado posteriormente a los mayas. El inframundo, existe desde los orígenes de la civilización en todas las culturas antiguas importantes alrededor del mundo. Y no, no se refiere a un “infierno”, o algo maligno; sino, por el contrario: al origen de la vida. Dentro de la mitología Olmeca, encontramos al majestuoso dragón y la serpiente emplumada (que nos sirven para conectar a otras culturas: hola, Aztecas); pero, el “espíritu” que a mi me interesa, era el que ellos llamaban “el espíritu de la Lluvia”, el cual pasó a la cultura maya como Chaac. Me interesa, porque, según la mitología maya, antes de su “mundo” (civilización), habían existido otros “mundos”, destruidos por el diluvio (agua). Además, debo señalar, que un elemento “importante” heredado de los Olmecas fue el uso de alucinógenos… para fines religiosos (al menos, eso decían ellos), los cuales nos llevan al punto de partida de las “visiones apocalípticas”.

Hace unos meses me topé con una investigación sobre una cueva sumergida en Yucatán (no, no es un senote… hogar de Chaac), cuya infraestructura (restos) es idéntica a la descripción del inframundo Olmeca. El problema, es que fue hecha por los mayas… en base al Popol Vuh. Esto, es una prueba de que, para los politeístas mayas, el inframundo era algo real (Nota: si bien podemos dudar de la fidelidad/autenticidad del Popol Vuh como texto… el “librito” nos sirve para el ejemplo... de fe).

Ahora bien, los mayas. Quizás, lo primero es establecer que el Calendario de Cuenta Larga, ese que se toma como base para los supuestos sucesos del 21 de Diciembre del 2012… NO ES UN CALENDARIO MAYA. Sencillamente, ellos lo usaban, al igual que otros pueblos mesoamericanos, debido a la valiosa información que contenían (¿lo inventaron los Olmecas, o lo heredaron?… esa es su tarea). Algunos autores señalan que dicho registro sirve para establecer hechos de importancia “política”; pero, en realidad, a parte de ser un instrumento de registro astronómico/matemático, que orientaba sobre el “clima”, su valor intrínseco radica en el registro de los “ciclos de la tierra”, digamos, que es una visión empírica de los cambios de la Naturaleza (partiendo de la astronomía), transmitidos oralmente de generación en generación (sequías, inundaciones, eclipses, etc.), con un grado de certeza impresionante.

¿Por qué llevar registro de los fenómenos del clima? Es sencillo: ellos (Olmecas, mayas,etc.) eran agricultores. El imperio maya, al margen de su estricta jerarquización social, llegó a tener ciudades de más de medio millón de personas. Imagine la cantidad de comida que debían consumir todas esas ciudades; de ahí, la importancia del dios del maíz (Olmeca) y de que, nosotros seamos los “hombres de maíz”. Bueno, por otro lado, creo que más importante que los tres calendarios que empleaban los mayas, vienen a ser los Códices. Un imperio en donde pocos sabían escribir, necesitaban afianzar su unidad; y la religión, era un buen método para dirigir las “masas”. Súmele siglos de sabiduría heredada de otros pueblos asimilados o vencidos en batalla, orientada hacia una concepción armónica (numérica) del Cosmos, y obtendrá la célebre frase maya: “El futuro, está escrito en el pasado”. Dicha frase no tiene nada de místico, sencillamente, se trata de que nuestro planeta, al igual que todo el “Cosmos”, cumple con determinados ciclos. Y qué mejor arma (frente a la ignorancia de un pueblo) ante la inclemencia del tiempo que el conocimiento místico del “futuro”.

Para desgracia de la humanidad, estos Códices, que albergaban más de ocho siglos de tradición oral y cultura antigua, fueron quemados en su gran mayoría por la iglesia católica (española) de la época; ya que, a su entender, “atentaban directamente contra la palabra de Dios” frente a un pueblo que debía ser convertido al cristianismo… así de exactos eran aquellos “libritos” en su contenido. En la actualidad, a pesar de que algunos códices sobrevivieron (creo, que tres), y otros fueron “reescritos” o “traducidos” (Popol Vuh… que, para mí, es falso, pues es una adaptación orientada al catolicismo… si necesitan pruebas: hoy lo llaman la “biblia maya”), y dado el hecho de que un 70% de los habitantes de Yucatán habla en la actualidad derivados de la lengua maya, unido, claro está a una influencia católica: hay interpretaciones distintas de las mismas “profecías” mayas. Aún hoy, se discute si este imperio decayó por su sobrepoblación; si fue por una larga sequía provocada por la quema indiscriminada de bosques para fabricar estuco para los templos (y luego, por inundaciones en los terrenos áridos (deforestados)); si el pueblo perdió su fe en las élites religiosas (sus sacrificios humanos no daban resultado), o si fue una combinación de algunas, y de las guerras libradas por subsistir.

Bueno, y ¿Por qué todo termina el 21 de diciembre del 2012? La respuesta sencilla, es que en esa fecha termina un ciclo (actual) denominado como “El Quinto Sol”, la quinta Era mesoamericana (no es maya, lo que sucede es que se hace referencia de ella en el Popol Vuh… y como siempre, las cosas se distorsionan a conveniencia), la que durará un período de 5,125 años. Y qué mejor fecha que el solsticio de invierno (un saludo a los hermanos Aztecas). Debo señalar, que los mesoamericanos (incluyendo a los mayas) hacen referencias a fechas posteriores a ésta, la cual denominan como el Sexto Sol. Época de luz y de iluminación del entendimiento... ya le haré su post.

No hay nada apocalíptico en esa fecha. Lo que sucede, como expuse anteriormente, es que se ha mezclado con los “ciclos” de la Tierra; y ambos cosas son distintas. El Sexto Sol hace referencia a una “nueva Era terrestre” (período de tiempo), la cual tiene como punto de partida la observación astronómica de la Vía Láctea y las constelaciones (alineación planetaria). Lo de las “profecías” (que no son mayas, sino mesoamericanas), es tan solo el aspecto que comentaba anteriormente, sobre el registro empírico de los fenómenos de la naturaleza, los cuales han sido bastante certeros. Hay algo de qué preocuparnos: no. Tenían razón los mesoamericanos con la predicción de fenómenos naturales: absolutamente, si.

Al final, solo queda una pregunta: ¿Qué es la vida? ¿Un tiempo?... ¿Un lugar?... ¿Un camino?... o sencillamente, la inspiración de una existencia volátil, enfocada en que el mañana será mejor que el hoy. Y por qué no: un árbol, que entierra sus raíces en el más inhóspito suelo, hasta llegar a un lugar desconocido que le ayudará a perdurar. No hay una respuesta exacta para definir el ciclo de la vida. Sin embargo, la simple complejidad de una existencia momentánea, es lo que nos define. Como humanos, anhelamos estar por encima de todo cuanto existe. Queremos ver más allá de lo que los ojos ven, y comprender lo desconocido. Cuando no podemos asimilar lo inesperado e incomprendido, sufrimos una sensación ambivalente a la cual llamamos miedo. Y el miedo, siempre ha sido usado como un arma... y es un buen negocio. Mi consejo: trate de aprender algo nuevo cada día; y su vida, no pasará en vano, pues su existencia perdurará más allá de su tiempo.

----------.

Escuchas: A Year Ago - Kenny G.

septiembre 19, 2011

Amada mía.

Amada mía, que en las noches te abrigas
Con los vástagos del tiempo, y de mi corazón
Dime si el recuerdo te ha robado un beso, en mi nombre
O si es solo mi amor, que se esconde en tu habitación.

Creo que la lluvia te recuerda mis caricias
Y que mi amor va contigo, en cada oración
Quién te acompaña en tus horas de frío
Si mi ausencia te grita, en cada ocasión.

No busques comprender la incesante afonía
Mejor ruega al cielo por aquella ocasión
En que mis notas de silencio acorralen tu cuerpo
Y solo mis caricias, te llenen de ilusión.

No hay recuerdo más puro, que el que se vive día a día
Pues en cada momento, nace un amor
Y el aroma incansable de esta fábula infinita
Terminará por robarse una parte, de tu corazón.

Ahogado en el silencio me escudo en tu mirada 
Amada mía, tu que yaces en cada rincón
Quizás, fue solo el tropiezo de nuestras caricias
O tal vez, fue que nació el verdadero amor.

Al caer el Sol en esta eterna noche
Morirán tus labios bajo mi seducción
Y solo la Luna podrá ser testigo
De aquello que yace, en nuestro corazón.

Y así, como cada día vuelve la vida
Y en cada lugar, nace una flor
Mi amada, tu siempre serás mía
Así como la Luna, siempre será del Sol.

Para hoy, he optado por un poco de lírica... es solo, para recordar que aún soy un ser humano.  

septiembre 12, 2011

Decadencia Existencialista de la Razón Inerte.



Hoy recordé que hace más una década, había llegado de la universidad a mi casa un viernes por la noche, día en el que nos reuníamos toda la familia. Recuerdo, que mis hermanas y mi mamá estaban en el patio de la casa bastante entretenidas en su conversación (chismeando), cuando mi sobrina mayor les manifestó: “Dejen de chismear… y hablemos de algo interesante”. Yo, que estaba acomodándome en un sillón, al escuchar su tono desafiante, le propuse (con cara seria y todo): ¿Qué piensas sobre la decadencia existencialista de la razón inerte?... y hubo un silencio sepulcral. Lo dije, a sabiendas de que la “muchachita” no tenía la más mínima idea de lo que le había preguntado. Y creo, que esta es la esencia misma de este post: el autocuestinamiento respecto del conocimiento, como tal.

Los seres humanos somos un pequeño milagro, en relación al caos del Universo. Si ha leído un poco de los post anteriores, comprenderá que en todo contexto siempre debe existir el factor humano, a ser tomado en cuenta (que será éste post). Aquella imperfección que convertirá una obra imperfecta en algo, quizás, “perfecto”. Pues, nosotros somos eso: seres imperfectos que buscamos una incesante perfección. Y ¿qué es la perfección? un concepto, una noción, una percepción o una impresión que hacemos propia respecto de una cosa. Todo lo que percibimos, lo hacemos mediante nuestros sentidos. En esencia, la “realidad” son una serie de impulsos eléctricos que nuestro cerebro interpreta de lo que se percibe. Y, ¿qué es la razón? Digamos, que es, sencillamente: nuestra capacidad de relacionar conceptos e ideas. No quiero pasar horas filosofando (razón, existencialismo y decadencia… lo de inerte es solo la condición), ni en psicología (con el temita de la inteligencia)… vamos a lo que vinimos:

Partiendo de lo básico, surge la pregunta absurda: ¿es inerte la razón? Es decir: ¿es estática e invariable mi capacidad para interrelacionar conceptos?, o es, ¿dinámica? Aquí se pierden muchas personas (filosofando o teorizando psicológicamente… olvide esto) respecto a que el conocimiento es “dinámico”, nuestro cerebro es “dinámico” y por ende, nuestra capacidad de razonar se presupone “dinámica”. El chiste, es que este aspecto no es la cuestión (por eso le dije que lo olvidara): nuestra evolución nos ha empujado hacia un camino sin retorno (conocimiento) en donde la solución de cualquier problema planteado trae consigo la subsecuente creación de una nueva, o nuevas interrogantes, quizás, más complejas que la primera.

Alguna vez se ha preguntado: ¿cómo sería la “evolución” sin Darwin, la Física sin Einstein, o la filosofía sin Sócrates? Vivimos en un mundo de ciencia, pero atados a conceptos rígidos (y tal vez, algunos ya desfasados) que nos han moldeado más profundamente de lo que creemos. A esto me refiero con nuestra “razón inerte” (al “automoldeado” del pensamiento), si bien somos capaces de interrelacionar conceptos e ideas, muchas veces no somos capaces de crearlos (a partir de la nada), rebatiendo los conceptos preexistentes (complejidad de la dinámica del pensamiento).

Razonamos, partiendo de los conceptos conocidos; y eso, es perfectamente lógico y natural (al menos, eso creemos). Sin embargo, qué pasa si tomamos el otro camino. Un camino en el cual todo lo aprendido hasta el día de hoy nos permita elaborar nuevos conceptos e ideas, tendientes a cuestionarnos mas allá de los elementos que han puesto a nuestra disposición. Esa, ha sido la ardua labor de la ciencia durante los últimos 60 o 70 años, y cada día mejoramos nuestro intelecto, en gran medida, por nuestra inconforme y obstinada naturaleza humana. Somos seres imperfectos en una constante búsqueda de perfección que nos empuja cada día por nuevos y desconocidos caminos… de ahí, la decadencia existencialista de la razón inerte: cada día menos personas ven el conocimiento como un algo absoluto e invariable.

En esencia, los seres humanos nos estamos abriendo camino fuera de los límites “preconcebidos” por aquellos que antes de nosotros tuvieron el atrevimiento de dar un paso mas allá de aquello que “conocían” y “daban por cierto”. La razón, es una actividad dinámica: constructiva, permanente e ilimitada, cuya funcionalidad nos permite concebir ideas y conceptos que escapan a los parámetros preestablecidos. A veces, para poder avanzar, debemos dejar todo a un lado y olvidarnos de lo que sabemos... este es el verdadero error y motivo de este post: el elemento humano.

Qué tiene que ver esto con el post que quiero escribir sobre el “negocio apocalíptico del 2012”. Somos seres magnificentemente estúpidos: creemos que lo sabemos todo, y lo cierto es: que no sabemos casi nada. Esta sed humana de conocimiento que llevamos dentro nos ha empujado por un camino peligroso: las respuestas rápidas (acordes al mundo en que vivimos). Queremos saberlo todo y ahora. Y en esa búsqueda arbitraria de justificación particular (lo que YO creo... MI verdad), confundimos la ciencia con la pseudociencia… creo que eso es lo más peligroso a lo que nos enfrentamos como especie (bueno, al margen de una mujer con hambre).

Quizás nadie tenga idea de por qué escribo estos posts. Mi sobrina mayor (el origen del tema de este post) ya es casi una abogada. Y hace unas pocas semanas, me envió un link de una importante cadena televisiva (que le enviaron por Twitter y Facebook… casi simultáneamente) (nota al margen: no todo lo que usted lee en las Redes Sociales es real… investigue al menos tres fuentes, carajo)… y ya la muchachita se me estaba poniendo nerviosa por la cuestión “apocalíptica del 2012”. Joder, mañana se puede acabar el mundo con un meteorito, una erupción solar o una condenada plaga… y ¿a quién le importa? A nadie. Viva el día de hoy que es lo que tenemos.

En fin, ya que me he desahogado un poco, puedo proseguir. Esta carencia de respuestas rápidas (un problemita que tenemos en la ciencia y que nos ha fastidiado por completo) es lo que ha llevado a una parte de la humanidad a buscar respuestas “milagrosas” donde no las hay, específicamente, en las pseudociencias (de aquí, las tonterías y/o burradas del 2012). Astronomía y astrología no son para nada parecidos. Más aún, la interpretación de símbolos, es tan subjetiva como el “buen” café. En fin, creo que ya he establecido los elementos básicos para escribir mi “Post Apocalíptico” respecto del 2012, los Mayas... y Dalia Fernández (Miss RD Universo 2011) TA BUENA. (Esto último es, por si se acaba el mundo, antes... jajaja). 

septiembre 07, 2011

El Núcleo.



Hay un tiempo para todo en la vida, y creo que es tiempo… de postear un poco. Antes de escribir sobre Los Mayas y sobre el Sexto Sol (post apocalíptico), me veo en la imperiosa necesidad de entrar al tema del núcleo de nuestro planeta (quizás, estaría escribiendo sobre el cocodrilo “gigante” que atraparon vivo en Filipinas… pero, eso no me ayudaría a explicar mis asuntos; salvo que… jajaja. Mejor me voy por el otro camino).

Muchas investigaciones y experimentos se han realizado en la última década sobre la composición y funcionamiento del núcleo de nuestro planeta. Hay algunas actividades interesantes sobre el estudio de los neutrinos (para intentar comprender cómo se formó nuestra “bolita” azul), pero me interesa más la cuestión de los experimentos con dínamos, vinculados a la magnetosfera… ya que me fascina el electromagnetismo (es que jugaba mucho con imanes). He visto varios experimentos bastante complejos que buscan explicar cómo nuestra “roca” genera su campo electromagnético, así como aquellos que buscan explicar el tamaño quizás, “desproporcional” de nuestra magnetosfera. Sin embargo, hasta el día de hoy (que sepa yo) ninguno ha podido explicar científicamente cómo nuestro planeta genera su campo magnético (que evita que nos achicharremos) y toda su “energía” (elemento fundamental de la vida).

Sabemos que este planeta tiene varias capas (para referencias, busque en Google), hasta llegar al núcleo externo e interno… de cuya composición y funcionamiento solo hemos podido teorizar bastante, ya que lo cierto es, que no disponemos (aún) de la tecnología necesaria para llegar hasta ellos (y nos basamos en imágenes de miles de sismógrafos que tratan, desde hace años, de crear una imagen de la composición del subsuelo basado en la densidad y en la velocidad de las ondas (resonancia)… pero eso es otra cosa). Me interesa el resultado de los experimentos: “fallidos” hasta la fecha (pero hemos avanzado), ya que “todos” parten del hecho de que el núcleo de la Tierra es una esfera de hierro (o mejor dicho: aleación) fundido y sometido a una presión barométrica tal, que el mismo se encuentra solidificado; y, que es la fricción del núcleo con el metal fundido la que crea esa energía que conocemos como electromagnética (olvide la magnetosfera y la energía eléctrica por unos minutos)… de ahí los experimentos con “dínamos” en muchas universidades del mundo (con laboratorios impre$ionante$$$) para intentar explicar la “geodínamo” (toda energía que produce el planeta… recuerde que hablamos de un ser vivo, solo que a un nivel macro (no es una simple roca magnética)).

Ahora bien, dado que mi Nobel de astrofísica peligra notablemente (es broma, no necesito el premio… se lo dejo a personas mas necesitadas y sin oficio aparente: científicos con diploma (es otra broma, por si acaso)), derivado de que escribo todo esto por mero entretenimiento científico, plantearé tres escenarios distintos sobre el núcleo de la Tierra. ¿Por qué? Porque creo que los demás experimentos han fallado por pequeñeces... y, además, necesito sus implicaciones para mi post posterior (post apocalíptico). Trataré de explicarme de forma simple:

En todos los escenarios estudiados (por la gente que sabe, no por mi) hasta la fecha, partimos de la afirmación de que el Núcleo es una esfera (cuasi-perfecta… aspecto derivado, quizás, del hecho de la forma externa del planeta; lo que, a mi entender, no tiene nada que ver… pero eso es otra cosa), de metales aleados y en forma líquida (núcleo externo), y que posee un núcleo interno sólido (en esta parte sí, estamos de acuerdo… a no ser, que el núcleo fuera absolutamente líquido y que las imperfecciones de la capa sólida externa causaran la reacción en cadena que produce el electromagnetismo. Algo así como la estática producida por una ropa sintética sudada). Pero, en fin, me gustaría plantearme tres escenarios:

A) el núcleo de la Tierra, es un cuerpo sólido, asimétrico… y no es de hierro. Ahora usted debe estar dando brincos y llamándome hereje. Siéntese y respire. Nuestro planeta tiene hierro por todos los lados, es cierto. Pero, si lo pensamos (yo lo he pensado así), en las teorías más aceptadas de la formación del planeta, se parte de la idea (al margen del choque Tierra/Luna) de que los metales más pesados y extraños (subraye esta última palabra) se fueron hacia el interior del planeta. ¿Y qué pasaría, si el núcleo ya existía antes que el planeta? ¿y si fuera de un metal (de mayores propiedades magnéticas) distinto al hierro? 

Aquí debo dar una de mis explicaciones “alocadas”... y correctas: imagine un imán (es lo que tenemos a mano) (no, un electroimán… eso pasó después) ¿qué sucede si usted lo deja caer en la arena? (imagine que la arena es el Universo)… las partículas de hierro y metales ferrosos se le adhieren ¿o me equivoco? Imagine ese proceso durante miles de años; y que, en la vida real, el calor y la presión (interna) fueron “acrecentando” el volumen de su pequeño núcleo (imán) y que la rotación, la traslación y la presión (del Universo), le fueron dando su particular forma esférica… al igual que los otros millones de planetas y estrellas. Recuerda la parte del electroimán (busque en experimentos para niños) : tome la energía de una pila (rayovac, duracell o energizer... será nuestra fuente de enería externa...Sol), y un clavo con un alambrito enrrollado, y compárela al imán de nuestro hipotético núcleo ¿aumentó la fuerza magnética del clavo de hierro en más de un 100%, verdad?... La Tierra es simplemente eso: un interesante y complejo electroimán (y no un imán, como creen algunos); bueno, en principio. (Me tomó 15 minutos exponer y resolver el trabajo de muchas vidas científicas… al menos, “toy peliando” por el Nobel (es de broma)).

B) Ahora bien, sabemos que bajo la capa sólida de nuestro planeta, tenemos el “manto”… de donde viene el magma (y por cierto, claro que hay vida extremófila en esos respiraderos, están en nuestro mismo planeta; todo es cosa de adaptación). Bueno, hice referencia anteriormente a la estática (aspecto que me tiene “loco” en el gimnasio, ya que las caminadoras me van a “electrocutar” debido a ella). Sabemos que la estática puede ser producida por fricción (efecto triboeléctrico), y sin explicar el proceso, hemos de suponer que un magma rico en energía al entrar en contacto (roce) con toda la superficie sólida de la litosfera o semi sólida de la astenósfera, (al menos, yo supongo) algún flujo de energía eléctrica (independientemente de la calórica) ha de producirse (y un efecto sería la polaridad del planeta, pero esa no es la cuestión)… ¿cómo lo pruebo? La gente del campo le diría que sencillo: los rayos. No solamente tenemos energía debajo de la Tierra (invisible)… la tenemos encima, directamente co-relacionada en un ciclo armónico (e incomprendido en su totalidad… apenas sabemos lo de “arribita”... pero para algún lado va esa energía). En fin, creo que la cuestión interesante no es el paso de la energía magnética a eléctrica (que es lo que se busca crear para explicar la magnetosfera), creo que la cuestión debe comenzar desde cero: radiación solar… no conozco (de todos esos experimentos) ninguno que haya comenzado por ahí… pero es mi humilde apreciación (y además, ellos no me preguntaron);

C) Si todavía usted está brincando en su asiento, maldiciendo todos esos años de estudios avanzados y esos millones en subsidios que le han roto la cabeza (tratándo de justificarlos); y, está preguntándose: ¡Ajá, y por qué el planeta está polarizado… ya había comentado lo del electroimán y lo de la estática. Sin embargo, este escenario me permite desarrollar mi tercer punto: ¿Qué pasaría si tuviéramos un núcleo irregular y “estático” en relación al Sol? jamás he leído, visto o escuchado sobre este punto… pero es una cuestión lógica de gran implicación práctica para intentar comprender cómo funciona el “mecanismo” de nuestro planeta. A ver, tenemos la traslación, algo que nos enseñan desde niños. Una orbita elíptica que nos toma 365 días 6 horas 9 minutos 9,7632 segundos (año sidéreo). Es un movimiento constante y periódico. La pregunta interesante es: ¿por qué? Pasaríamos horas hablando del Sol, la gravedad y mil cosas mas relacionadas al Espacio. Pero, lo cierto, es que la mayoría de los expertos afirman que se debe exclusivamente (?) a la densidad de nuestro planeta, lo que unido al campo de gravedad del Sol crea esa periodicidad de la traslación. Y aquí surge mi pregunta, algo inocente, pero válida: ¿cuánto ha cambiado la morfología y distribución del planeta desde que tenemos la capacidad de medir este período de tiempo? Lo cierto, es que la superficie ha cambiado, y usted dirá AHHH! Por eso es que los científicos dicen que el núcleo es esférico (así se evitan la interrogante que me hice arriba); En este sentido, la atracción magnética es una constante, a pesar de los cambios en la corteza… que, literalmente, son insignificantes.

Pero, volviendo a mi suposición de que el núcleo de la Tierra fuera un cuerpo irregular, y estático, en relación del Sol: ¿Cuáles serían sus implicaciones? Esta es la verdadera pregunta, y para nada alocada. Interesante, sería afirmar (teóricamente) que la Tierra tiene un núcleo (estático) fraccionado en dos; y cuya interacción por presión (flujo del manto) es lo que genera la rotación de nuestra piedrita (ejemplo sencillo: romper un imán y tratar de unirlo nuevamente... aplique ese efecto “rebote” al núcleo externo y a su vez al “manto” de ahí la cuestión de la inclinación del eje… pero esa, es otra historia.

----------.
Escuchas: Save the World- Swedish House Mafia (Ft John Martin).

septiembre 01, 2011

Una “partícula” llamada: La Tierra.



Me gusta ver las cosas con mis propios ojos; ajeno al mundo, como me lo han tratado de mostrar los demás. Nadie tiene la verdad absoluta de las cosas; pero, siempre he expresado que somos inmensamente diminutos en relación a este Todo (Dios, Vida, Realidad, Universo… usted llámelo como quiera, pero al final: es lo mismo). No por ello somos algo “insignificante”.

Me gusta teorizar, pero, a un nivel práctico. Parece una contradicción, pero no lo es, ya que este método nos permite expresar nuestras ideas más allá de las ecuaciones o cálculos teóricos (que nadie entiende). Creo que, en un buen sentido, teorizar es: filosofar de una forma adecuada a la ciencia. Ya que, al final, todos nosotros buscamos un resultado que explique nuestras interrogantes. Juguemos un juego (para que no digan que la ciencia es “aburría”):

Tome la palma de su mano y llévela a unas pulgadas de su rostro; ahora exhale. Ya usted sabe que entre su mano y su rostro existe una combinación de gases llamada aire, conformado por oxigeno, nitrógeno, etc., y un porcentaje de partículas (incluso metálicas) que flotan a la deriva a merced de dichos “gases” (y de su exhalación). Exhalar, quizás, le tomó un segundo de su tiempo; sin embargo, le aseguro que usted creó su propio “Universo”.

Me explico: levante la mirada hacia la pared que le quede al frente; trate de imaginar los millones de partículas suspendidas en ese “pequeño espacio” de nuestro planeta (su habitación). Esas partículas son invisibles a nuestro ojo; pero, sabemos que están ahí… flotando a la deriva de nuestro “gas” (aire). Extrapolemos esa realidad a nuestro Universo. Sí, a ese enorme cuerpo negro que miramos de noche, y que nadie sabe qué diablos es, pero todos se conforman con una sola expresión teórica (bastante idiota; pero, que hoy en día se ha vuelto universal) “Big Bang”. Aclaro: yo no soy mi buen amigo Stephen Hawking (a quien respeto mucho, pero no compartimos algunas ideas). Soy un simple isleño, vagamente conocedor de las cuestiones elementales de este mundo. Pero según lo que sé, las leyes de la física son invariables (al menos, en principio) sin importar las dimensiones del objeto. En este sentido, soy de los que sostiene que nuestro vasto Universo, es similar en analogía a esa pequeña exhalación suya: Partículas flotando en una masa de “gas”. Algunas con vida; otras, simples elementos inertes. Y en este punto, uno piensa en la imposibilidad de mi afirmación. Nuestra mente, (“consciente”) de lo “grande” que es este planeta, no asimila (de primer momento) el hecho de que nuestro mundo sea una simple partícula flotando a la deriva en aquello a lo cual llamamos “El espacio infinito” o “El Universo” (Nota: para mí, este mundo es similar a una partícula suspendida en una enorme masa de gases; y, creo que lo mismo sucede con el Universo).

Bueno, para prueba de mis “ignorantes” afirmaciones, la sonda de la NASA Juno, nos manda de regalo la foto que está arriba: el puntito (chiquito) de la izquierda, es nuestro planeta Tierra; y, el puntito de la derecha (el que parece un sucio en la pantalla), esa es nuestra Luna. El chiste de todo, es que nuestra sonda envió esa foto a unos pocos 9.7 millones de kilómetros (en el Espacio, eso es “al ladito” o “allí”)… y miren como nos vemos: un puntito de luz. Una pequeña partícula, tal cual sostengo. No hay nada verde o azul, todo es un punto de “luz”. Lo cual me lleva a preguntarme: ¿podría haber más vida (mirando al cielo) “a simple vista” de la que podamos imaginar? Creo que sí.

Mientras tanto, les haré la pregunta más estúpida de sus vidas; y a la vez, quizás, la más importante: ¿qué pasaría si todo nuestro “infinito” Universo fuera una sola partícula, similar a aquellas que flotan frente a usted? Si necesita prueba de ello, a mi entender, aquello a lo que llamamos “agujeros negros”, quizás, solo sean la salida (“poros”) de nuestra partícula (El Universo) hacia otro nivel. Pero, lo verdaderamente interesante de todo sería saber, cuánta energía necesitaría un simple abogado isleño (ser humano) (dentro de aquella “partícula” llamada: El Universo) para comprender aquello que yace fuera de los límites de su entendimiento? (supernova???)... Mejor vuelvo a mi pulga de agua… sin esperar ningún Nobel en Astrofísica.

Nota, para fines prácticos: la respuesta siempre está ante tus ojos. Y por cierto, en el Gym: ya estoy levantando 8 platos de 45LB en pecho (360LB)… una meta cumplida de este año (y un esfuerzo superhumano para un abogado)… espero hacer 6 repeticiones a final de año :D

agosto 25, 2011

Bajo el sol de medianoche.


¿Alguna vez en la vida has caminado tarde en la noche, lejos de las luces y el bullicio de la ciudad; bajo una luna radiante, y un cielo totalmente despejado? Me atrevo a afirmar que quienes lo hemos hecho, tenemos una visión distinta de la vida. Cada noche nos muestra la otra cara de este mundo y, casi siempre, lo pasamos por alto. ¿Cuando fue la última vez que miraste las estrellas y te cuestionaste sobre la vida? Vivimos en un mundo de dioses, es solo que a veces lo olvidamos, por mirar solo hacia adelante, dentro de una existencia cada día más absurda y mecanizada. Lo cierto es, que la tercera roca desde el Sol: nos da una visión única del Universo.

Recuerdo que desde niño, pasaba ratos mirando al cielo: buscando estrellas fugaces y dejando llevar mi mente hacia el infinito. De ahí mi interés por lo que conocemos como mecánica cuántica… yo quería aprender todo sobre “la energía que mueve el Universo”. Y eso es lo interesante del sol de medianoche (la Luna): te muestra las mismas cosas, pero de un modo totalmente distinto; y, además, te permite ver más allá. De ahí el título del post, y lo siguiente:

Si le preguntaras a una pulga de agua dulce sobre la inmensidad del océano y sobre lo que hay mas allá del horizonte ¿qué crees que contestaría? ella no puede comunicarse contigo, de ninguna forma; no comprende qué es un horizonte o un océano; pero, sobre todas las cosas, no tiene la más mínima idea de que más allá de su reducido hábitat (charca o laguna) hay cientos de lugares similares y muy distintos al suyo. Esa pulga de agua es un ser vivo. Existe, al igual que nosotros y nuestro mundo; y sin embargo, su “mundo” tan cercano al nuestro, se encuentra a millones de años de evolución. Esto, lo digo, como una explicación práctica de cómo nuestra mente se encuentra, literalmente, bloqueada hacia la comprensión absoluta de nuestra propia realidad. Ello se debe, a que nuestro cerebro se encuentra limitado dentro de un rango específico de “energía”, por así llamarlo (similar a nuestro rango de capacidad ocular o auditiva), que nos impide acceder hacia un nivel de entendimiento superior de las cosas que nos rodean. Si les gustan las analogías: nosotros somos como la pulga de agua; y Dios… es el tipo que está teorizando.

Soy de los que sostiene que la vida llegó a nuestro planeta en un meteoro, desde el espacio (quizás, en la propia Luna, pues hay “rastros” que así nos lo indican). También sostengo que en la realidad en la cual vivimos (materia) se aplica el concepto de “frecuencias”; sí, como las frecuencias de un radio, las cuales medimos en megahertz, y en bandas AM, FM, SW, etc. Y sostengo, claro está, que el Todo, es energía (manifestada en diversas frecuencias) y la materia es solo es una manifestación “física” de dicha energía. Dicho esto, imagine a dos emisoras de radio. Ambas coexisten en el mismo espacio/tiempo (lo de universos paralelos es otro asunto, y si nos vamos por el lado de las “bandas” el asunto sería más complicado); Es solo, que cada una emite en su propia frecuencia. Ahora bien, puede ser que esas dos emisoras creen una interferencia entre sí (distorsiones espacio/tiempo); o que, estén separadas por la distancia, y que jamás sus señales converjan por funcionar a frecuencias muy distintas o en cuanto a sus “bandas” de transmisión, a tal punto que solo quien maneja el radio es capaz de captar esa frecuencia específica y por ende, sabe que ambas co-existen en el mismo momento aunque ellas no converjan nunca… dicho esto, y ya que las leyes de la física son invariables sin importar el tamaño de las cosas, sostengo que este ejemplo se aplica a nuestra realidad existencial (física/material).

Ahora bien, nada de lo escrito resulta tan interesante como la siguiente cuestión teológica/existencialista: ¿Puede el Hombre haberse creado a sí mismo? Me explico: los teólogos nos afirman que Dios se creó a sí mismo. Yo no tengo por qué discutir eso (no había nacido… jajaja). Es solo que surge la interrogante: si nosotros estamos hechos “a imagen y semejanza de Dios”, ¿podríamos habernos creado a nosotros mismos? La respuesta depende (y no me voy a meter en esa).

Sostengo que la evolución primate/homínido se desarrollo por el consumo de carne. La explicación es sencilla a nivel práctico, la carne nos ofrece todos los nutrientes esenciales para sobrevivir y desarrollarnos muy por encima de los nutrientes contenidos en la flora. Bueno, en algún momento de la evolución, ya fuera por canibalismo o por necesidad, algunos de nuestros ancestros le tomó el gusto a la carne… el problema (según mi entender) es que ya que la carne era cruda: cualquier virus, bacteria o parásito era ingerido y/o asimilado por nuestro pequeño ancestro (y termino por modificar nuestro ADN). En esencia, este es mi caldo de cultivo para la evolución de algunos primates (que sean mas fuertes que nosotros en la actualidad, no se cuestiona. El problema, es cuestión de “inteligencia” y evolución). Y la cuestión es obvia, creo que algunas de esas carnes tenían virus que se incorporaron a nuestros genes (los seres humanos y los virus tenemos características bastante similares en relación a otros seres vivos: destrucción y supervivencia), lo que nos llevó por este camino conocido como evolución.

A algunos les da risa el tema, sin saber los cientos de millones de dólares y euros que se han gastado estudiando este “relajito” que hoy planteo. Otros, lo consideran tema de ciencia ficción, por eso plantee el tema de la radio: es un ejemplo práctico de que el tiempo y el espacio son conceptos relativos, y que por más que nos creamos el centro del Universo, somos ignorantes del entendimiento absoluto. Y si se pregunta por qué saco todo esto a colación: es que tengo un pequeño enojo con las personas que quieren hacer de los desastres naturales un “negocio apocalíptico”. Hoy en día, aún hay personas que no saben que la Tierra tiene un movimiento llamado precesión, y que este tercer movimiento vinculado al eje del planeta (distinto a la rotación y traslación) es lo que, en teoría, está ocasionando todos esos cambios NATURALES (solo son “desastres” para nuestra especie, que se cree el centro del Universo). Ya he sostenido que el calentamiento global es una teoría incierta, y que todo este asunto del cambio climático es un suceso natural. Y por cierto, en ese sentido está el relajito de los mayas y el “fin del mundo”… esos “indios” sabían más de Ciencia que todos los “expertos” actuales. Y tenían razón en muchos aspectos… salvo, en lo del fin del mundo (que no consta en ningún lado). Ya vendrá su post. (Lo llamaré post-apocalíptico… jajajaj).

agosto 17, 2011

Ya son... 5 años.



Hoy, este blog cumple sus primeros cinco (05) años de existencia (auto-felicitación implícita). Casi todas las “variables” del comienzo han cambiado; pero, aún mantengo este blog como una “constante”.

Creo que en vez de escribir, lo mejor será copiar las letras de la canción que se escucha de fondo: “Será”, del grupo dominicano Futuros Divorciados; acompañados magistralmente por Pavel Núñez y Mariano Lantigua. Ya que, si mal no recuerdan, el nombre de este blog es el nombre de mi legendario e inexistente grupo de rock “el Atic0”; (bueno, quizás existe en algún universo paralelo (jajaja))... y esta canción, trata sobre los sueños, el amor y los recuerdos.

Los sueños son sueños, pero están ahí para ser cumplidos. Sin embargo, llega un momento en la vida en que debes dejar atrás algunos, para perseguir otros. De ahí, que lo importante siempre será seguir al corazón, sin importar el camino por el cual nos lleve.

Futuros Divorciados- Será.

Desayunos en la cama
El café de las mañanas
Y tus ojos, como dos ventanas.

Los domingos en la tarde
Sin más agenda, que abrazarte
Celestiales, cosas cotidianas.

Ser tu noche y ser tu día
El ángel de tu compañía
Y aunque sea un sueño, todavía

Será, será, será
Lo que esta en tu corazón
Veras, será
No dejes de creer, no dejes de soñar,
Porque todo lo que sueñas un día, será

Y las luces encendidas
Te darán la bienvenida
Cuando a nuestra casa estés entrando

Ven con flores, ven con penas
Ven con malas, ven con buenas
En la puerta yo estaré esperando

Y si alguien te replica,
Que tu sueño le da risa
Diles que ese día… esta llegando

Será, será, será
Lo que esta en tu corazón
Veras, será
No dejes de creer, no dejes de soñar,
Porque todo lo que sueñas un día…

Desde niño siempre imaginaba que existías,
Pero no pensé que te vería, algún día;
Y si el universo conspiro, y ya eres mía:
Solo confía (Si confía), solo confía…

Puedes jurarlo que será, será, será
Lo que esta en tu corazón, veras, será
No dejes de creer, no dejes de soñar,
Porque todo lo que sueñas un día será,
Porque todo lo que sueñas un día será...