noviembre 24, 2011

¿El día del pavo?



Hoy es el cuarto Jueves del mes de Noviembre (En EEUU: thanksgiving): un fatídico día para ser un pavo en Norteamérica; y, para aquellos (la gran mayoría) a los que esta noche les rechinará el estómago por falta de un bocado de alimento; y que, dormirán con hambre, ya que no tendrán con qué cenar... mejor lo dejo ahí. 

Si miramos el mundo, Alemania y Austria están luchando contra incendios y sequía; China, está bajo una fuerte nevada; Italia, tiene unas tremendas inundaciones, como cada año; y, en muchos otros países, sigue muriendo la gente por cosas que no deberían estar sucediendo. El mundo está plagado de problemas, siempre ha sido así, y así será. El Día de Acción de Gracias, a pesar de ser una festividad religiosa “norteamericana”, nos ha sido legada socio-culturalmente ya que tiene un significado universal: agradecer a Dios por las cosas buenas que nos ha dado la vida. No se trata de cenas, festividad por el inicio de la época navideña, o agradecimiento por la fortuna o la suerte.

No podemos ver la vida (lo que nos sucede), sencillamente, como algo bueno o malo, porque es un conjunto muy superior a estos conceptos relativos. Sin embargo, cada granito de arena de cosas “positivas”, marca una diferencia en el contrapeso de aquello “negativo”, lo que al final pone de manifiesto el fin ulterior de nuestra presencia: el equilibrio de nuestra existencia. Hemos escuchado cientos de veces la frase: “Todo pasa por una razón”. Y, en momentos de angustias o tristezas, nos aferramos a ella para intentar darle sentido a aquellas cosas que escapan a nuestro momentáneo entendimiento. Pero, ¿Y lo bueno?, las personas no le buscamos el sentido a las cosas buenas, sencillamente las disfrutamos… lo que nos lleva, a lo que nos trajo aquí y ahora, una realidad innegable: siempre debemos agradecer, aún el gesto más insignificante; ya que, sabemos que la vida no es un cuento de hadas.

El día de hoy, al igual que cada día, debemos agradecer la por la vida que tenemos y por poder compartir con nuestros seres queridos. Debemos agradecer, por la presencia en nuestra vida de aquellos, que de una u otra forma, nos han permitido llegar hasta aquí; y debemos agradecer, por aquellas todas aquellas cosas (positivas o “negativas”), sin las cuales, el día de hoy no estaríamos aquí, leyendo mis aburridas palabras. Si hoy planea celebrar su Día de Acción de Gracias: coma lo que guste y tenga, siéntese a la mesa con la tranquilidad del deber cumplido, y agradezca a Dios por todos aquellos que están ahí en cuerpo o en espíritu.

Y, trate de no comer pavo… salve, al menos, una vida. (Aunque esos pavos transgénicos no pueden sobrevivir por sí solos -no pueden volar por la pechugota-, por lo que, técnicamente, fueron “diseñados” para morir en un plato). Hoy, deberíamos conmemorar el día del Pavo (por sus “aportes” alimentarios); aunque el pollo, también ha contribuido bastante junto a la vaca... al pobre chivo (cordero) siempre le ha faltado carne, pero, le sobra sabor. En fin, entre todos sus agradecimientos, agradezca al pobre pavo, cuyos millones de “hermanos” están alimentando millones de bocas. Y pida, de corazón, que cada día, ese mismo alimento, pueda llegar a aquellas bocas que les hace falta… ese es el verdadero reto de este día.

P.d. La foto de arriba, es para que puedan ver los ojos de una inocente víctima. Un saludo a los muchachos de Greenpeace: Tolerancia cero a los alimentos transgénicos. 

2 comentarios:

soy... dijo...

No sabía que acción de gracias estaba tan extendido aquí en nuestra media isla.

"Y pida, de corazón, que cada día, ese mismo alimento, pueda llegar a aquellas bocas que les hace falta… ese es el verdadero reto de este día."

Amén.

Un saludo.

Fran dijo...

Saludos, amigo.

No es que este día esté tan "extendido", sino que los comerciantes siempre buscan una excusa para vender caro lo que les llega barato de EUA. Además, nosotros los dominicanos siempre buscamos una excusa para la fiesta (herencia española) jajaja.