junio 15, 2012

Solo Palabras.



Estas palabras van solo para ti,
Dueña de mi corazón.
Las he escrito por ti, y por mí;
O, quizás, solo por amor.

Si jamás llegaras a leerlas,
O simplemente, las quisieras ignorar.
Debo fingir que estas nobles letras:
A otro corazón, han de llegar.

Hoy he forjado estos loables versos,
Bajo la lupa de una gran ilusión:
Que aprendió a valorar el tiempo,
Y a no olvidar, el verdadero amor.

Se que otros, soñarán con lo que tuvimos,
Y hay quienes dirán, que nada fue verdad.
Una musa y un poeta: ¿Por toda la vida?
Es que hay amores, que no mueren jamás.

Estas palabras, se perderán en el viento.
O inspirarán amores y anhelos, quizás.
Pues no hay ilusión que muera al tiempo,
Si el amor solo crece, cada día más.

Tu y yo, algo hemos perdido,
Y algo puro, nos ha de recordar:
Que no hay amor en la vaga ironía,
Si una simple palabra, te hace temblar.

Aquí yace un poeta, que vivió por su musa.
Y encontró entre sus letras, una simple verdad:
"Cada palabra es tan mía, como tuya;
Pero el amor es solo mío: de aquí, a la eternidad".