abril 17, 2013

La opción.



El amor es un lazo, no una atadura. El lazo une las almas, los cuerpos, la vida, las cosas; la atadura es, una imposición involuntaria. El lazo, conlleva cariño, dedicación, alegría, esperanza, respeto; la atadura, solo busca unir a la fuerza dos cosas. El lazo es la fuente del verdadero compromiso, con uno mismo y con los demás.

Un escritor español llamado Alex Rovira escribió: “En la vida perderemos a los seres amados cuando nos toque y como nos toque; llegará inesperadamente la enfermedad o la crisis, incluso la desgracia trágica e irreversible. Pero, siempre tenemos la opción de poner belleza donde no hay belleza, conciencia donde no hay conciencia, amor donde no hay amor. La vida será lo que hagamos de ella. La vida tendrá lo que pongamos en ella”.

En este mundo vacío, donde las personas ven solo lo negativo de los demás, debemos poner un alto en el camino y reflexionar sobre lo más elemental: vivir es en sí un milagro. De ahí, parte todo lo demás. Debemos abrazar lo bueno y desechar lo malo. La vida, la forma en que vives, es perfecta tal cual es. Sin embargo, si algo quieres cambiar de ella hoy, mañana o en el futuro: solo tienes que desear hacerloNosotros hacemos de esta vida, lo que es: un milagro, en cada amanecer. Somos nosotros quienes movemos las fichas de este ajedrez existencial… y el destino, es solo una excusa de los que temen vivir. Lo importante no es el final del camino (destino), sino lo que hacemos... hasta llegar ahí.

1 comentario:

Fernanda dijo...

Todos los días luchamos por nuestra vida. Todos los días luchamos por el amor. Pero hay días que por más que luches y trates de hacer bien las cosas, nada sale bien. En este momento estoy sola y luché muchísimo para no estarlo y aún cuando me esforcé y puse todo de mi parte, nada salió bien. La vida no es justa algunas veces, pero aún así no pierdo la esperanza.

Lindos posts. Saludos.