abril 02, 2013

¿Más allá del cuerpo?


Hay una diferencia entre éste corazón:

 y éste otro:
... ¿sabes cuál es?

El primero, es solo un músculo que bombea sangre y hace funcionar nuestro cuerpo; es cierto, nos da vida. Por otro lado, el segundo corazón, es algo que no existe físicamente. No debería tener una razón de ser. Sin embargo, este último corazón, nos da algo que excede el cuerpo físico... hay quienes lo llaman amor; y otros, lo ven como la manifestación pura de la felicidad. Lo cierto, es que nos da la vida. Se dice que en él, habita el alma de cada uno de nosotros; un alma pasajera e inmortal que se “acurruca” con otra alma opuesta. Les llaman el alfa y el omega; el principio y el fin de la vida. Si algo nos enseña este último corazón es que, más allá del cuerpo físico, hay “algo más” que nos complementa como personas.

El amor es, en sí mismo, una oportunidad; no necesita de oportunidades. Digamos que para cada candado (corazón), hay solo una llave, y esa llave es la que abre el alma. Un alma que no tiene lugar ni tiempo, cuyo único fin es complementar a su otra mitad... y crecer: expandiendo los límites de la vida, mas allá de lo conocido.

No hay comentarios.: