julio 25, 2013

Pan y circo.



Nuestras regiones heladas se derriten a un paso alarmante; tenemos altos niveles de radiación en el atlántico Norte (alimentos); tenemos guerras, por derechos fundamentales como la libertad y la igualdad; tenemos millones de personas muriendo por hambre, por contaminación y enfermedades cuya medicina es más barata que un caramelo… ¿En qué nos hemos convertido?

Alaska es el Estado más rico de Estados Unidos, gracias a su producción de petróleo ¿La humanidad tiene sed de petróleo? No; pero, es una forma barata y masiva de tenernos controlados y sumisos frente al modelo de vida “ideal”. Tenemos la tecnología para “saltar” cualitativamente como especie, pero no se nos permite, porque: “aún no estamos preparados para controlar esa revolución”. Sin embargo, en el Atlántico Norte tenemos pescado, mariscos… y radiación (accidente Fukushima, entre otras cosas). El problema es que el océano es solo uno; y la radiación nos mata en silencio. Hace una semana, los magnates del petróleo se quejaban de que pese a las revueltas en Siria y Egipto, el precio del crudo seguía descendiendo. Y, problema resuelto: volaron una plataforma petrolera en el golfo de México… perdón, hubo un “accidente” que “afectó la producción a largo plazo”.

Lo que me lleva a que tenemos pueblos como Egipto y Siria e incluso en África (ya ni es noticia), en donde los ciudadanos se matan entre ellos (ya no por sus creencias) por su libertad e igualdad como seres humanos… ningún ser humano debería morir por su forma de pensar o sus creencias. Sin embargo, estas “guerras” son el sostén económico de ciertas economías (bélicas) y son un buen “circo” para distraer la atención de temas más relevantes como el por qué invierten miles de millones en “tecnología” (armamento), cuando con unos pocos cientos de millones de euros podríamos acabar con gran parte del hambre de este mundo (aunque la UE tiene bastantes problemas). De ahí que cuando el Congreso de EUA interrogó al entonces Secretario de Defensa el 10 de septiembre del 2001 sobre a dónde fueron a parar 1.3 billones de dólares (tenía entendido que el hoyo financiero de EUA era de 2.2 billones; pero, eso es irrelevante), al día siguiente ocurrió el 11S, “atentado terrorista” que reactivo la economía (global).

Yo no soy seguidor de “teorías conspirativas”; pero, cada vez hay menos personas “ciegas” y conformistas. Con el perdón de Edward Snowden, o el hijo de los duques de Cambridge (que Dios se lo bendiga): ese circo es irrelevante. Hablemos de las variantes de la gripe aviar que afectan humanos; o, de los peligros biológicos actuales; hablemos del LHC como condensador de antimateria; hablemos del HAARP y su incidencia en la ionósfera. No me importa que Apple o Samsung saque un nuevo producto, ni los gays “revolucionarios” y sus derechos legales; no me importa la droga como negocio… hablemos de nosotros, de humanidad, del control masivo y de manipulación a la que estamos sometidos; hablemos de tecnología aplicada a mejorar la vida de los seres humanos: no de la que nos “entretiene”.

No se trata de si lloverán meteoritos, si vendrán aliens, o habrá erupciones solares. A este paso, América será inhabitable desde México hasta parte de Perú, siguiendo toda la línea ecuatorial… sorpresa, seremos como las zonas más áridas de África. Y dado, que yo vivo en el Caribe: me afecta. Las tribus mesoamericanas no abandonaron sus ciudades por deforestación: lo hicieron por el violento cambio de clima. Lluvias torrenciales y sequías prolongadas… me pregunto ¿cómo nos tendremos que adaptar a estos cambios climáticos que se avecinan?... solo espero que a ningún idiota se le ocurra bombardear la atmósfera con partículas para controlar el clima… ooops!!! ¿No es eso lo que hace el HAARP en Alaska????

P.d. Si, me comí el pan; y, me aburrió el circo… La verdad es que sin guerras, sin hambre, y sin esa sed (de algunos pocos) por controlarlo todo: el ser humano podría convertirse en algo más que un simple animal.


No hay comentarios.: