julio 20, 2013

Una cuestión de “upgrades”.

Bueno, fue hace unos meses, cuando mi eterna compañera de películas y música (laptop): tosió (jajaja… pantalla azul). No me preocupó, hasta que volvió a suceder unos días después (problema del sistema operativo), así que como todo buen amante de la tecnología, hice un backup y me dispuse a solucionar el problema.

Mi “tietico”, una Toshiba Satellite A105-S361 representa más que una máquina para mí, a pesar de ser “obsoleta”. Parece loco, pero uno le toma cariño a sus herramientas… imagine que sin ella, no existiría este blog. Bueno, luego de muchos años, parecía el fin de mi laptop, así que pasé todos los datos al disco externo y me di cuenta de que sin la música y las películas, todos los datos (doble backup) cabían en el disco duro de la laptop (120GB). La cuestión es que tomé un disco duro externo WD de 320GB (secundario), pasé todos los datos al externo principal y me dispuse a desarmarlo. Sacar el disco de la laptop fue sencillo, lo “difícil”, fue desarmar el disco externo WD sin romperlo (rompí dos retenedores de la carcasa… pero logré sacarlo bien) Quité el adaptador SATA/mini USB, y e instalé el disco en la laptop. Luego, fue sencillo, tomé el disco de recuperación de la Toshiba, formateé el nuevo disco duro y reinstalé el XP con la configuración de fábrica... luego, actualicé todo, copié los datos y aquí estamos. (Espero que me dure otra década).

Bueno, el “viejo” disco duro tiene unas 5 mil horas de uso (casi nuevo, en serio), el nuevo tiene unas 600 horas… así que tomé el disco viejo y lo convertí en disco secundario de documentos (Toshiba es bastante fiable), con la carcasa y el adaptador del WD. En fin, debo señalar que la pantalla azul se debía a que yo tenía 3GB de ram (2GB+ 1GB), cuando esta laptop solo soporta 2GB en modo dual; así, que le cambié el módulo de 2GB por uno de 1GB y problema resuelto. Así que, al final, el tietico (Windows XP, no tiene Webcam, ni wireless N) tiene su upgrade; y funciona igual o mejor que muchas laptop actuales. Como siempre digo, a veces, solo es cuestión de saber mover las fichas (prevenir, no reparar)… ya puedo ver mis películas y escuchar música tranquilamente... por ahora.

No hay comentarios.: