agosto 26, 2013

La mudanza.


Llevo dos semanas en mudanza: lenta, pero segura. Ha sido toda una experiencia desconocida para mi… había cambiado de oficina dentro del edificio (único lugar de toda mi vida laboral desde hace más de 12 años); pero, ahora estoy en otro lugar… y es extraño: ha sido una locura cambiar la dirección de los actos, la organización, los nuevos rostros e incluso, el parqueo.

Tengo 10 días sin levantar una “pesita”… claro, he estado cargando expedientes. Pero nada, es solo que todo me tomó de sorpresa (oportunidades de la vida) y no lo pensé dos veces. Al margen de la logística y el traslado, estoy más tranquilo (concentrado); y quizás, hasta obtenga algo de ayuda pronto… es justo no ser siempre el “sabelotodo” que carga el mundo sobre su espalda. Pero, necesitaré tiempo para adaptarme; escribo esto, a modo de registro. Y nada, a veces, solo debes dar un salto de fe… y ver, hasta dónde puedes llegar.

P.d. Así debe sentirse un perro, cuando le cambian sus trapos de dormir... suerte, que soy adaptable.   

agosto 17, 2013

Ya, son… 7 años.

Lo que hace a este día especial, no es el tiempo... es recordar a cada persona que ha pasado por aquí buscando una respuesta, para saludar; o, sencillamente, por curiosidad. Arriba, hace años escribí: “UNA PALABRA EN SÍ NO IMPORTA, LO QUE IMPORTA ES SU SIGNIFICADO. UN ÁTICO NACE DE LA ESPERANZA DE AQUELLO QUE NO QUEREMOS OLVIDAR, O DE AQUELLO QUE QUEREMOS QUE SEA ETERNO. ASÍ NACE UNA AMISTAD, ASÍ SURGE EL AMOR, Y ASÍ PERDURA LA VIDA: DE PEQUEÑOS MOMENTOS... QUE DURAN PARA SIEMPRE.

 Alguien preguntó, una vez: ¿Qué es el amor? La respuesta sencilla fue: dar más de lo que tienes, hasta lo imposible... con tal, de hacerla feliz. Pero, la respuesta compleja... se asemeja a la historia de este video:


Y nada... estoy cansado... no quiero escribir (cosas de la edad... pesas). Lo haré mañana... (sonrisa).

agosto 06, 2013

Una cuestión de… mapén.


Existe una marcada diferencia entre cocinar para uno mismo, y cocinar para alguien más. En lo personal, cocino porque me gusta comer mis antojos; por lo que, me fascina entrar a la cocina a preparar las cosas conforme a mi propio gusto. Por otro lado, mi papá no es muy diestro en la cocina (eso dice mi mamá), pero a él le encanta comer ciertas cosas, preparadas de forma específica (caprichoso). En fin, hace unos días, él encontró en la finca algunos mapén, frutos del pan, panapén o buenpán: y los peló, para prepararlos como puré; dejándome la mitad de uno, para que yo se lo friera: “como la otra vez”. 

La cuestión es, que este fruto (mientras está verde) tiene un rico sabor, comparable a la papa; y es ideal para hacer puré, cocido con algo de sal y machacado con mantequilla y un poco de ajo. Desde hace años se que en Puerto Rico lo comen tipo mofongo y frito… pero ellos lo pican en triángulo (pedazos). Mientras que yo, los frío en hojuelas: a eso, se refería mi papá. Sucede que, hace unos años tomé medio fruto, lo pelé (cáscara verde), le saqué el corazón, la parte porosa y me dispuse a cortarlo en cuatro pedazos y luego éstos, los corté en láminas de unos 5mm de grosor. Tomé agua y sal (el fruto madura rapidísimo una vez es cortado (se conserva bien sumergido en agua) y la sal evita la oxidación; bueno, dos horas después escurrí el agua y comencé a freír, en aceite que cubriera las láminas. 

Debo decir que el sabor de este fruto (verde) es mejor que el de una papa frita (amarilla o blanca), al punto de la “adicción”. Es una picadera excelente (a mis sobrinos, los mañositos: les encanta), ya que es muy nutritivo; y, casi no absorbe aceite al freírse. En resumen, la tribu (familia) se comió casi todo el mapén… y, dado que lo preparé para mi papá, y no para mi: me quedé con ganas... solo comí los que probé al freír. No sé, si es el sonido quebradizo, o ese sabor a mantequilla con un toque de azúcar… pero, de que tiene un sabor exquisito, lo tiene.

Por cierto, hay que mantenerse observando el color, ya que entre el amarillo (cocido/frito) y el “tostado” (crujiente, mi preferencia) hay muy pocos segundos (no es broma, son como 10 segundos). Debe freírse destapado, y de a poca cantidad, ya que el vapor de agua puede traer problemas. Sin el agua de sal y el reposo: no queda igual en cuanto a sabor; lo mismo ocurre, si el fruto se ha madurado. Freí algunos, tipo “plancha” (solo untado de aceite olivo, por la sobrina light... que terminó comiéndose muchísimos de los otros (hambre atrasada); igual que mi mamá, a quien supuestamente no le gustaba) y por ser tan finos se cocían bastante bien; pero, está claro que en aceite abundante y bien tostados: saben mejor. Pero nada, me toca esperar… hay antojos que no se compran: se hacen; y, merecen el tiempo de preparación. La próxima vez, intentaré hacerlos tipo bastones cuadrados (como las papas fritas) a ver cómo salen.

Hoy, quiero cenar mofongo: bien tostado y con mucho ajo... con algo de mantequilla derretida refresco merengue. Eso, es lo bueno de cocinar.

agosto 04, 2013

¿OVNIS??? No, solo son drones.


Las personas, en su generalidad, tienen la (mala) costumbre de asociar los OVNIS con “extraterrestres”. Un ovni es solo eso: un objeto volador no identificado. Puede ir desde un insecto (frente a una lente) hasta basura espacial que se refleja por los rayos del sol. Cada año se graban o se fotografían miles de objetos no identificados… y, hasta donde he podido observar: no hay nada de “extraterrestre”. A lo sumo, son solo drones: pequeños aviones espías, no tripulados… de ahí, las maniobras que realizan (las cuales matarían a un hombre por la fuerza G).

Desde hace décadas, sabemos que muchos aviones espías fueron confundidos con ovnis. Lo que me causa risa, es que casi nadie habla de los drones. Se pusieron de moda hace unos cinco años; pero, tienen décadas de uso. Cuando uno se pregunta si estamos solos o no en el Universo (nota: debo hacer este post) ambas respuestas (si o no) son igualmente aterradoras. Sin embargo, piense y razone unos minutos: si usted puede ir a una tienda y comprar un cuadricóptero (por citar un ejemplo), y montarle una cámara digital para grabar todo lo que usted quiera: imagine lo que usted podría hacer con cientos de ingenieros, miles de millones de dólares o euros, satélites (red, control) y mil excusas!!!. El punto es, que tenemos la tecnología y los recursos para hacer un “juguete” que pueda romper los límites del cuerpo humano frente a la gravedad, y que sea 100% operable y controlable... vía remota. El intelecto humano es la mejor arma jamás construida: puede darte las preguntas, las respuestas y las herramientas para armar todo el rompecabezas. Al margen de ello, el ser humano tomará esa experiencia y la desarrollará a un nivel “diferente”, aplicándola hacia una nueva concepción de su realidad... imagine 50 años después de un concepto, todo lo que el mismo habrá “evolucionado”... algo así, como el Northrop Grumman X-47B (foto de arriba).

Lo que me preocupa saber es: ¿Quién controla esos drones? Los drones (operacionales) de Estados Unidos son “grandes”, pesados; y en esencia, llevan el espíritu norteamericano impreso en su forma… pero, los pequeñitos ¿serán asiáticos? Tienen una tecnología compacta, su aerodinámica es más funcional desde la óptica espacial… y lo grande es, que nunca (que yo sepa) han atrapado uno de esos (no se dañan… Honda o Toyota??? jajaja). Lo cierto es, que hay miles de objetos en el Cielo que son muy difíciles de identificar. La cuestión es: ¿cuándo esa tecnología estará disponible para todos? … bueno, al margen del espionaje industrial.

agosto 01, 2013

¿Sobrantes? todo es útil.


Mi hermana menor realizó unos trabajos en su hogar; y me dijo, que si quería unos pedazos de madera (tratada y de buena calidad) que habían sobrado, porque mi cuñado quería botarlos… él es medio maniático con la limpieza. La cuestión es, que en mis manos terminaron algunas buenas piezas de madera gruesa y fina… yo, le encuentro uso a todo.

Debo hacerles unas correcciones en los ángulos y los cortes; pero, viéndolas así de reojo, me pregunté sobre qué podría hacer con ellas. Sí, acepto las cosas sin preguntar… quizás, por eso duermo tranquilo (jajaja… las oportunidades: no se repiten). Bueno, lo primero es tomar muestras de los sobrantes de la madera fina y hacerles una prueba de resistencia, para ver si se puede hacer algún mueble pequeño o gabinete… o algo, sin que se rompa (resistencia mecánica). Aunque, ahora que lo pienso, no estaría mal tomar las tablas gruesas, y construir un banco tipo escalera para utilizarlo en la casa.

La cuestión es que, al igual que los sobrantes de la madera, la vida nos da situaciones; y, de nosotros depende tomar lo mejor y transformarlas en algo útil (experiencias). No es basura retórica: en la vida debes aprender a tomar lo mejor (útil) de cada experiencia y construir lo que necesites; o, lo que puedas hacer… Si bien, un pedazo de madera es solo eso; también, puede ser usado de mil maneras: como base, separador o refuerzo. Y así es todo en la vida: cada experiencia positiva o negativa tiene una variedad de usos, dependiendo de la situación. ¿Sobrante inutilizable??? Eso es solo el polvo que queda después de terminar; bueno, salvo que sea aserrín: con algo de pegamento, sirve para rellenar imperfecciones en la madera, así que también tiene su utilidad.

No sé, quizás, soy solo un idealista que cree que todo en la vida tiene algo positivo. Lo cierto es, que aún no he encontrado nada que sea inservible. Todo en la vida, tiene una utilidad... solo espero tener suficiente madera!!! Jajaja...