diciembre 31, 2014

Para “cerrar” el 2014.



Bueno, en este último día del presente año (2014), solo queda por desear: ¡Felices Fiestas, y un Próspero año 2015!... para todos y todas ustedes. Mis mejores deseos: hoy, mañana y SIEMPRE. 

Y nada, solo queda agradecer a Dios por este año que culmina, y por el nuevo que comienza.

P.d. ¿Qué retos nos traerá el 2015?... Ya lo averiguaré. :D

diciembre 21, 2014

Dakar 2015.


Por séptima vez consecutiva, Suramérica (Argentina, Bolivia y Chile) será escenario de un nuevo Rally Dakar (Del 3 al 17 de enero). No lo puedo negar, el Dakar 2014 me dejó un cierto sabor amargo; ya que, lo “comercial” primó sobre el espíritu deportivo (a nivel de los Elite). Fíjese que, la única cosa peor que “regalar una carrera” es, tener un equipo que te obligue a hacerlo para asegurar su “marca” y patrocinadores.

Pero, no sigo el Dakar por esas “marcas”, ni esos “patrocinadores”. Lo sigo, por esas personas comunes (pilotos amateur), que se plantean el reto de dejar sus países, sus familias, su vida… y se disponen a enfrentar una aventura, que puede ser la última o la más grande de su vida. Hasta durmiendo, se puede morir uno… imagine cientos de competidores luchando entre arena, ríos, fesh fesh, piedras y grava, día a día, por unos nueve mil kilómetros, hasta llegar al final (meta). Sueño, hambre, dolor, cansancio…  y, mucho espíritu. Muchas cosas pueden pasar en esos 9,000 kilómetros. Y por cierto, Fox Sport ha estado flojo este año con el Dakar. Sin embargo, a partir de este lunes 22 de diciembre a las 8:00 p.m., FoxSport3 (canal 353, Tricom) nos deleitará con los “Históricos del Dakar”… para irnos entreteniendo y preparando.

Solo espero que este año gane el mejor piloto... y no, el piloto del “equipo”. Y por cierto, mis respetos a Nani Roma (excelente piloto); malos, son los jefes de “Mini” (X-Raid). Fíjese que ver FRENAR (en televisión internacional) a Stéphane Peterhansel para dejar que su compañero de equipo (que se perdió) lo “pasara”, y así ganara la carrera: eso, es un trauma deportivo que jamás olvidaré, por ser una conducta antideportiva y meramente comercial por parte de todos los envueltos. Aunque, esto fue un secreto a voces.

Por cierto, ayer estaba viendo la repetición de la “Carrera de Campeones” (The R.O.C.) celebrada en Barbados (Bushy Park Circuit) los días 13 y 14 de diciembre de este 2014. Ahí, pude ver a Robby Gordon conduciendo muy bien: espero que no intente “saltar” este año en el Dakar… nunca le va bien al principio de la largada. Aunque, la mayor  expectativa será el primer vehículo eléctrico del Dakar (ACCIONA)…(imagen de arriba); espero que soporte, al menos, hasta el desierto… será, algo interesante.

P.d. Y, si creen en el amor a primera vista: está máquina atrae miradas... yo, quiero este Peugeot. 

diciembre 16, 2014

Mbunitas en Navidad.


No hay nada mejor que levantarse un domingo, asomarse sobre uno de los estanques, y ver que sus cíclicos (Mbunas), los que llegaron a sus manos hace pocos meses (flacos y feos): han tenido descendencia (crías)Como acuarófilo, me maravillo cada vez que alguno de mis peces completa el ciclo de su vida. Mas, estos cíclidos africanos que encontré por casualidad “casi muertos” (de tan flacos) en un acuario criminal, digo, comercial. Fue un poco difícil crearles un ambiente (biotopo) a su gusto y necesidades (tuve que leer mucho). Son peces muy desconfiados… y, todo un reto.

Con estas crías, recibí un regalo de Navidad... por adelantado (si, me porté bien este año)… ahora, debo ver cómo los saco sin molestar a los “adultos”... otro dolor de cabeza. Por cierto, la imagen de arriba solo es ilustrativa... los míos, están más grandes (aunque sin color). Pero nada, una de las metas del 2015, se cumplió en este 2014. O sea que, el año 2015, que no ha empezado: va, por buen camino.

diciembre 13, 2014

Por si algún día me pasa...

Hay momentos, en la vida de un hombre, en los que debe voltear la cabeza... para poder apreciar (plenamente) los pequeños detalles de la vida. Si algún día me pasa esto (estrallón)... ya sé, cómo salir del apuro (jajajaja).


P.d. Que conste que (en esta maniobra): yo... jamás me he caído. 

diciembre 08, 2014

¿Comido vivo? (Discovery Channel)


Entiendo la cobertura que los medios alrededor del mundo le dieron a esta noticia: “Un hombre será tragado en vivo por una anaconda… y será grabado”. No hay que ser un herpetólogo, para saber las implicaciones de tal suceso.

Pasó el día 07 de Diciembre e imaginaba que sería un hecho de relevancia científica, desde el punto del sujeto (la anaconda). Pensé, que habían capturado algún ejemplar gigante. Pero, al ver el video: me pareció el equivalente a la imagen que está arriba; quizás, dicha anaconda era capaz de tragarse una gallina si tenía mucha hambre… bueno, he visto ejemplares más grandes escupir un perro adulto entero. Pero, fue un desencanto, no por la actuación de la anaconda; sino, porque Discovery Channel se prestó para este disparate. Si le hubieran puesto una o varias cámaras a un pollo de supermercado (descongelado), lo calentaban un poco y usaban la misma sangre: quizás, hoy tuviéramos una grabación de cómo engulle este reptil a su presa… aunque, en Youtube hay varios videos.

Este disparate mediático, me recordó la serie “Alienígenas Ancestrales” de History Channel. No, no son aviones precolombinos: son peces “plecos” suramericanos (Plecostomus); y, no, no son ovnis: eran meteoritos, lo que ellos (nuestros antepasados) veían; en fin, Discovery Channel (según dicen) trató de concientizar sobre la deforestación de la selva amazónica; quizás, debieron hacer un especial de dos horas de: Cómo depredan un bosque virgen para sembrar Soya y Maíz para biodisel. ¿Dónde obtienen esos permisos? ¿Quién tala los árboles centenarios, para madera? ¿Por qué las autoridades no hacen nada? ¿Se exporta ese biodiesel y la madera? ¿Quién controla el mercado maderero y del Biodiesel en Brasil? Esas, debieron ser algunas de las interrogantes para concientizar sobre la depredación de la Amazonia.

Más conciencia crea Jeremy Wade con sus “Monstruos de Río”, donde nos muestra como pescadores extranjeros van a depredar especias nativas (de todos los tamaños y especies) del Río Amazonas y sus afluentes, para venderlas a acuarios exóticos en mercados extranjeros. Una serpiente no representa en lo más mínimo el conservacionismo de este ecosistema “virgen”. Más lo representan los capibaras, las nutrias gigantes o los delfines rosados del río Amazonas. Incluso, los arapaimas tienen más incidencia (y pueden matar más fácil a una persona) que una culebrita de ese tamaño. Fue, un desperdicio de tiempo y de recursos… y, por cierto, no vi ese “documental” de dos horas: solo vi el video de lo importante (nada) ni siquiera, lo mordió. Recuerdo que, Austin Stevens (herpetólogo, Animal Planet) se enfrentó a “mano limpia” con una serpiente de mayor tamaño que esa (solo)…; ese señor, sí que merece respeto, por sus décadas de servicio para la educación y la conservación de la naturaleza... a ese muchacho, ni lo conozco. Discovery Channel está flojo…  

diciembre 06, 2014

Viernes, de Tortugas Mutantes y Extraterrestres.


Ayer viernes, se presentó una cena en familia y se acordó salir a cenar (nadie me avisó); pero, sucede que el lugar era solo de adultos… y mis sobrinos (la chiquita y el más grande, que no quería ir) no tenían dónde quedarse (los demás primos no estaban); así que, como todo buen tío (cansado de una semana laboral): los invité a quedarse conmigo para ver películas y comer pizza. Me puse a buscar de mi repertorio algo que les entretuviera a ambos durante esas horas. Terminé por elegir: pizza = “Tortugas Ninja” (sobrino) y “Llamando a Ecco”, para mi sobrinita.

Debo señalar que yo y mi sobrino queríamos ver Hércules (muchos efectos especiales); pero, es demasiado “sangrienta” para mi sobrinita de 11 años (karateca… pero, le teme hasta a las hormigas). En fin, comenzamos con las tortugas Ninja, que fueron un poco aburridas (media película sin ellas, desarrollando la trama solo con Megan Fox); pero, al menos no se durmieron (puse el sonido alto: golpes, disparos, gritos… jajaja);

De ahí, luego de que las pizzas se “evaporaron” (la chiquita: come mucho), elegí “Llamando a Ecco”, porque tenía que ver con familia, amigos y esas aventuras inolvidables que vivimos al comienzo de nuestra vida (el mundo se resume a nuestro barrio y nuestra escuela). Bueno, yo nunca encontré ningún extraterrestre… pero, me divertí bastante con mis amigos en una época distinta (y, viajaba lejos en bici). Mi sobrinita quería ver "Aviones 2"; pero, desde que le dije “extraterrestre chiquito - efectos especiales - niños- aventura - nave espacial… la quiso ver. Bueno, a mi sobrino lo convencí con dos palabras: Ella Wahlestedt… le busqué su nombre y foto en Google. Creo, que la foto lo convenció… aunque él tiene “casi” 16 (jajaja). Me gustó de esta película: los valores familiares, lo arriesgados que somos a veces, la amistad, el amor, y todas esas cosas únicas que vivimos y recordamos como parte de nosotros. Es muy buena película, para pasar el rato en familia.

P.d. Por cierto, aún les debo “Aviones 2”... y, algo de pizza.

noviembre 30, 2014

¿Y ahora? ¿Quién podrá defendernos?


Aplaudo (de pie) la trayectoria artística de Roberto Gómez Bolaños (Chespirito), quien falleció el pasado 28 de noviembre. Yo, me crié viendo el chavo del 8 y el Chapulín Colorado a diario, luego de llegar del colegio. La verdad, hasta tuve mi propio chipote chillón.

La muerte, es la base de nuestra vida. De ahí que, con la partida de este gran comediante, solo nos queda recordar su dedicación por lo que hacía (y no, eso no podía considerarse “trabajo”). Darle vida a un personaje tomando en cuenta la inocencia, los valores familiares, el respeto y la cotidianidad: no es nada sencillo. Ahora, imagine lo que es hacerlo por más de 60 años (todo un genio). Fue, entre otras cosas: actor, guionista, productor, dramaturgo, compositor, comediante, escritor y fue estudiante de Ingeniería Mecánica; pero, su amor por lo que hacía le llevó por su verdadera vocación: obsequiar felicidad y una alegría sana, llena de valores familiares. Incluso con su muerte, me enseñó algo: Chespirito, es el diminutivo de la pronunciación en español del apellido de William Shakespeare (chekspir).

El Chavo del ocho, nos enseño que “familia” son todas aquellas personas con las cuales convives a diario de forma cotidiana; que, no hay que tener mucho para ser feliz; que, siempre habrá un vecino “rico” que te restregará sus juguetes; que te enamorarás perdidamente de una chica “inalcanzable”; que, a veces, los accidentes pasan; que, no hay nada mejor que un sándwich de jamón y queso; que el trabajo honrado siempre da sus beneficios… y, que la comida “ajena”: no tiene dueño (jajaja). Eso, y muchas otras cosas que terminan por recordarnos el valor de la amistad y de la familia. Siendo un personaje huérfano, siempre tuvo alguien que velara por él. Desde la Chilindrina hasta el propio “señor Barriga”. Fue un niño que, estudió mucho… aunque, la “chiripiorca”, (a veces) le traicionaba con Patty (su eterno amor) cuando se asustaba.    

Sobre el Chapulín Colorado, lo que primero me llega a la mente son las letras: S-BB-H-KK (su transmisión de la Luna a la Tierra). Es broma, es: ¡Más ágil que una tortuga... más fuerte que un ratón... más noble que una lechuga... su escudo es un corazón... es.. el chapulín colorado!. El Chapulín enfrentó innumerables aventuras con su chipote chillón, sus pastillas de Chiquitolina, y su Chicharra Paralizadora. Bueno, las cosas casi nunca salían conforme lo planeado (parodia); pero, este héroe (sin poderes) siempre luchó por el bien común, la justicia y la libertad. Y, siempre decía: 
¡No contaban con mi astucia! Quizás, no murió… sino que, tomó demasiadas pastillas de “Chiquitolina”… y se desvaneció. En fin, debemos estar agradecidos con Chespirito por todas las cosas que nos obsequió a lo largo de su vida. Y nada, que descanse en paz.

P.d. ¿Y ahora…? ¿Quién podrá defendernos?

noviembre 28, 2014

Un Viaje de Diez Metros (Película, 2014).


La única forma de calmar un alma inquieta, es darle a su cerebro más información de la que puede manejar. Digamos, que en el mundo hay dos clases de personas: quienes pagan por una comida terminada (sin preguntarse de dónde salió); y, quienes le ponemos el alma a cualquier cosa que preparemos en una cocina (nosotros mismos). Ambas, son experiencias… aunque muy distintas.

El sabor ácido de una fruta, un toque de especias, el tiempo de cocción… al cocinar: cada detalle, nos lleva a un deseo o a un recuerdo. Dejo a un lado a quienes fotografían un plato, y a quienes buscan wifi al momento de comer. En la cocina tenemos dos experiencias: ensayo y perfección. Combinas eso con un poco de cultura y técnica, y si te atreves a seguir tu propio instinto…serás el mejor cocinero (o la mejor cocinera) que puedas ser. Esta película, nos lleva a un viaje por Mumbai y Francia, por tradición gastronómica, por técnica culinaria; y, lo más importante, nos lleva por la familia: amor, respeto, comprensión. Bueno, y por problemas de frenos, culturales, celos, envidia e intolerancia. Pero, al final, esta película encierra el verdadero tesoro que se esconde detrás de un buen cocinero (o cocinera).  

A veces, en la vida, las personas “prueban” tanto, de tantos lugares, que pierden el gusto por las cosas verdaderamente valiosas. Comer no se trata de cosas “saludables”, ni de probar “cosas nuevas e innovadoras”. Comer, es la culminación del alma del cocinero, no una experiencia personal. Quizás, por eso, la película trata sobre las “estrellas michelín”: un gran honor para un “chef”… Pero, ¿Cuánto valen para un cocinero?

La película “Un Viaje de Diez Metros”, va más allá de una calle que separa dos restaurantes diametralmente opuestos: trata sobre “el camino de la vida”, por decirlo de algún modo. Vemos viudos, jóvenes enamorados, historia familiar, valores culturales, innovación y un cambio por el que en algún momento pasamos o pasaremos en nuestra existencia. Y es que, resulta increíble la diferencia entre cocinar con amor, y cocinar para “vender”… se siente en el sabor, en la textura, en los cortes y en todos esos detalles que más que una experiencia gastronómica nos lleva por esos recuerdos en donde la familia es la mejor escuela para la buena comida.   

Un omelet, es el único examen para juzgar a un chef”… quizás, es cierto. Pero, un cocinero no se limita a recetas, premios o tradición: toma lo que tiene a mano y adapta el plato a su propio gusto. En la cocina, la experiencia de lo más básico es lo que te da la complejidad de un plato; y, eso, solo se logra: perfeccionando la técnica. Y no es cosa de medidas o tiempo… eso, es para la receta (repetir). Se trata de esa experiencia única al experimentar por primera vez, al innovar ese sabor… ese es el recuerdo verdaderamente valioso; y, el principio de esa historia. Recomiendo esta película con un 5 de 5… quizás, porque me gusta mucho cocinar (ja,ja.ja). 

noviembre 07, 2014

Cosas del 2014.


Este año, son tantas las cosas buenas e interesantes en lo tecnológico, social y humano a nivel global; pero, ¿De qué sirve tener un mundo en la palma de tu mano, cuando no tienes idea de lo que en realidad es el mundo?

El “orden” en nuestro planeta, está estructurado para producir y consumir. Alguien produce y alguien consume; esta relación, interviene directamente en el desarrollo de nuestros pueblos; pero, cuando algún factor externo afecta ese “equilibrio”, se hace necesaria una “compensación” (adecuación, re estructuración, cambio). Y es, en este punto donde entra en juego la violencia, como una forma de control de las masas. Y por violencia, no me refiero a un grupo de hechos aislados derivados de impulsos humanos básicos (crímenes personales); me refiero, a una forma de presión destinada a salvaguardar ciertos intereses. Estos intereses, pueden ser por control territorial, de mercancías, intereses religiosos, estratégicos, etc. La violencia, estimula la seguridad: guardianes privados, armas modernas, sistemas de vigilancia remota, portones eléctricos, cámaras de seguridad, monitoreo de vehículos, paquetes o personas, migración, precios de los inmuebles en una determinada zona, entre otras cosas. Todos, productos de un mercado que deja beneficios netos a un muy bajo costo: la muerte de algunos pocos ciudadanos inocentes, y mucha prensa (manipulada) para crear esa inseguridad tan necesaria para el control… eso, a mi entender, es la fuente del problema.

Bueno, casi todo el problema de la violencia, apunta a dos cosas: drogas y petróleo. Se ha fijado usted que en los países donde no hay producción de drogas o petróleo, viven más tranquilos… bueno, luchan por cosas básicas (los embargan, como a Cuba, o, los invaden para derrocar a algún extremista lleno de armas inexistentes y futuros ataques); pero, al final, todo el mal chiste de la violencia apunta a un solo elemento: CONTROL. Si controlas un territorio, controlas una zona libre de paso; si controlas una mercancía, controlas un mercado; si controlas una ideología, controlas uno o varios pueblos; pero, si demuestras poder, si les hacen ver al mundo (a través de los medios de comunicación) que no  importa sacrificar unos cuantos, con tal de salvaguardar un ideal “justo” (como hacen algunos países que conocemos): lo controlas “todo”. Y en ese punto, necesitas de la violencia “casual”, de esos casos aislados mediatizados exponencialmente, para que desvíen la atención de la verdadera violencia, la violencia MILITAR: matar o morir; dividir y conquistar. 

Nos entretienen con temor por ébola, sondas espaciales, narcotráfico, homosexualidad, legalización de marihuana, y “accidentes” del diario vivir (por cierto, nunca he visto a un pollo “tosiendo”… fuera una noticia entretenida). Cuando en verdad, buscan desequilibrar economías petroleras, o tomar el control estratégico de una zona comercial en vías de desarrollo. Algunas zonas de medio oriente han sido bombardeados decenas de veces en “puntos estratégicos”, es decir, en campos petroleros. ¿Quién es más terrorista? ¿El que promueve la unión de un pueblo en base a sus creencias, y defendiendo sus tierras con el armamento disponible? ¿O, quien viaja medio mundo a bombardearlo, porque vende demasiado petróleo sin control? Lo interesante, es que según Wikipedia, el líder del Estado Islámico fue apresado por Estados Unidos hace más de una década. Entonces, me haré la pregunta que todo el mundo se hace ¿Está el Estado Islámico bajo el control de los Estados Unidos? ¿Serán un peligro real (terroristas), o serán los nuevos Osama Bin Laden, que también fue entrenado por Estado Unidos?

¿Algún día la humanidad terminará toda esta farsa? ¿Todo este juego por controlar intereses, dominar pueblos y mantener un estilo de vida medieval? ¿O, pensaremos en algo más allá? Yo, no tengo preferidos. Creo que la violencia, a veces, es necesaria para controlar una determinada situación y que no se agrave. Pero, de ahí a convertirla en un estilo de vida: no, no creo en eso. Me gusta más ver el mundo como alguien que prefiere encontrar la solución a los problemas que nos manda la vida: cosas simples: como levantar el embargo a Cuba, que no se mete con nadie y nos ayuda pese a sus precariedades; dejar a los venezolanos que elijan su propio destino y apoyen la mejoría de los ciudadanos, sin crucificarlos por el petróleo. Quiero que muchos países hagan los cambios migratorios necesarios para que una persona se sienta parte de la cultura donde se desarrolla y no como un simple código de barra (nota: sobre el caso RD-Haití, escribiré luego); quiero, que los países incentiven las ideas innovadoras y revolucionarias, en especial aquellas que atenten directamente contra sus principales intereses comerciales... así, no evolucionamos: revolucionamos el mundo (diversificándonos); Sobre Israel y Palestina, Israel: denles a los palestinos un territorio alejado de la franja de Gaza (Mar, que tanto les interesa), cerca de la frontera con otro país y déjenlos en PAZ… el genocidio, solo es útil en la mente de un enfermo. Cada persona debe aceptar la diferencia de los demás. Los chinos, están compitiendo tecnológicamente con los rusos, y se expandirán más como la primera potencia que son… sin embargo, espero que sean lo suficientemente humildes para aceptar el cambio del capitalismo, al fin y al cabo, ustedes (China) son los comunistas más capitalistas que la historia humana haya tenido. Ucrania: Estados Unidos quiere esa base naval de la URSS (Sebastopol, Crimea)… es, estrategia básica; quizás, Rusia jamás cederá. No le doy ningún consejo a Estados Unidos, ya que seguirán financiando, comprando, haciendo aliados, declarando guerras, pagando deudas, etc. Es su papel en la historia: el inconformismo de un conformista. Ya la Unión Europea, China e incluso los Estados Unidos han dado señales de fatiga a nivel de sus macroestructuras geopolíticas y socio-económicas… un desequilibrio elemental, que terminará algún día, dando comienzo a un futuro más esperanzador, pues llegará el día en que todos necesitaremos de todos para poder subsistir.

Mi mayor temor futuro, radica en las guerras biológicas. Según el orden natural de la vida: llegará el día en que algún pequeño virus (natural o artificial) cambiará el curso de la historia humana. Ya tuvimos este año la chikungunya, el ébola y un supervirus gripal (inmune a los antibióticos) que fue creado por un científico en su laboratorio, quien le envió muestras de éste a varios colegas (sin avisarles del peligro, recibiéndolo en instalaciones carentes de la seguridad necesaria para evitar un brote), también está el enterovirus D-68, que afectó a los EUA, y la bacteria come carne…  si algo nos ha enseñado este planeta es que la humanidad pese a su “grandeza”, es como la caspa en el cuero cabelludo… solo espero que la cura, no sea un “shampú” medicado.

Los seres humanos podemos mejorar mucho más de lo que somos, pero debemos darnos la oportunidad. Necesitamos eso, permitirnos desarrollarnos a nuestro máximo sin las limitaciones impuestas de alimentación, salud, religión, energía eléctrica, o tecnología. Ahora, al crear, estamos más atentos a quienes afectamos; que, a quienes beneficiamos con la idea. Tenemos tecnologías revolucionaria ya creada; tenemos conceptos teóricos revolucionarios que pueden ser desarrollados y aplicados a innumerables áreas del conocimiento. Entonces: ¿Cuál es el temor? Si mañana una tormenta solar terminara con la economía mundial, volviendo aparatos electrónicos inservibles; si un virus informático o troyano destruyera todos los soportes de los mercados financieros del mundo; si surgiera un virus gripal que eliminara el 93% de la población del mundo… ¿Cambiaríamos?

La riqueza, no es tener más; es, necesitar menos. Eso nos enseñó este año 2014: no tuvimos pandemias (la gripe común mata más personas al año que 10 años de ébola); tampoco las tormentas solares acabaron con el mundo (ya, expliqué que son la fuente del electromagnetismo terrestre: algo natural); y tampoco han colapsado los mercados financieros (pese a que los chinos y rusos viven “punchando”) , tan solo tienen sus bajas y altas (comunes). Sin embargo, cada vez que una persona te pasa por el lado y no te dice “buenos días/tardes/noche”; cada vez que alguien te ignora, voluntariamente; cada vez que nos encerramos en nuestra propia vida, basada en consumo superfluo, redes sociales y fines de semana: perdemos, lo que nos hace humanos. No me preocupan las economías globales, ni las drogas o el petróleo (y su violencia): me preocupa la falta de humanidad y de tacto que estamos desarrollando en todas las sociedades. Por eso, doy este único consejo: haga lo que usted crea correcto, sin importar las consecuencias.         

octubre 30, 2014

Boo!!!


Creo que la cosa más peligrosa que he hecho en Halloween fue “envolver” al perro de mi hermana en luces de navidad (disfraz)… bueno, era un niño (y no, no es su foto). Por cierto, hoy sé por qué el salió “corriendo” a los pocos segundos de “iluminarse”: los bombillos de esas extensiones (viejas) generaban mucho calor y quemaban la piel; o, fue porque la extensión le dio un corrientazo… eso, explicaría el por qué saltaba como loco queriendo quitársela. Pero, era un buen perro (se quedaba tranquilo, como un conejillo de indias).

Quizás, por ser católico y haber estudiado en un colegio y dos universidades católicas: no celebro Halloween como una fiesta. No me malinterpreten, es divertido disfrazarse (dice mucho de la personalidad de alguien), y ver las películas de terror o suspenso que dan en estos días. Por cierto, me encantó “Líbranos del Mal (Deliver us from Devil); y, Anabelle: fue un clavo (malísima), aunque “brinqué” del sillón en la escena en que Anabelle corre hacia el cuarto donde está la protagonista). Bueno, me gustan las películas de terror y suspenso, eso es (quizás) lo mejor de Halloween. Aunque “The Walking Dead”, es como una dosis de Halloween semanal; y, la espera por la factura del servicio eléctrico: causa suspenso y terror.

En fin, mientras muchos esperan su “noche de brujas” para festejar y divertirse, me llega a la mente, cuando llegan estas fechas, el terror real. En Europa, principalmente en Italia, y en Asia (China e Indochina), la temporada de lluvias causa estragos en muchos pueblos y ciudades para esta época del año. España, Italia y China tienden a sufrir fuertes inundaciones y destrozos, producto de lluvias (Si bien en América tenemos inundaciones torrenciales, más preocupante es la sequía prolongada que hemos experimentado algunos países del continente, con su respectivo aumento en la temperatura). Sin embargo, este dos mil catorce (2014) trajo algunas inundaciones por adelantado y fuertes sequías. Ya, en Asia (suroeste de China), España e Italia (Génova) ha habido inundaciones antes de entrar el mes de noviembre.

No sé si se han fijado que el clima del planeta ha modificado su estructura; es decir, su comportamiento “global”; no solo su intensidad (duración, volumen e intensidad) o su temporalidad (estaciones, ciclos, fenómenos: niño y niña). Los patrones climáticos del mundo han adoptado una forma, que solo comparo con el período de hambruna de los pueblos mesoamericanos (hubo sequías e inundaciones)… y eso, si debería espantarnos; ya que, es posible que los fenómenos meteorológicos de estos países (Asia y Europa) se repitan en nuestro continente (Americano) en un tiempo no muy lejano. Se que tenemos fuertes precipitaciones, huracanes y tornados en América. Yo, he visto dos trombas marinas (pequeñas) frente a la ciudad de Santo Domingo en la última década (que no debieran sucederse)… pero, si un frente frío se vuelve errático en el Norte: eso afecta todo el clima ¿O es que no han visto que verde y frondosa está Alaska? Eso sí que da miedo… Boo!!! 

octubre 26, 2014

Un nuevo comienzo.

Bueno, hace unos nueve años, tomé la decisión de criar algunas variedades de goldfish (carrasius auratus), como una forma de cultivar mi paciencia y mi paz interior (vida de abogado= vida de locos... el agua me calma). En fin, siempre bromeé sobre comos mis “gorditos” crecieron al tamaño de un chihuahua… es broma: pesaban más.

Con los años, tuve problemas y alegrías, días buenos y días de “gatos” (telescopio mamey, ryukin cálico y oranda redcap: RIP). Sin embargo, tuve camada tras camada de hermosos colores e hibridaciones  naturales. El chiste, es que nunca he vendido un pez: los regalo o los cambio por otras variedades. La cuestión es que, con el paso del tiempo desarrolle una estrategia anti felina, y me centré en las variedades de cola simple y nado rápido: shubunkins y cometas sarrasa. Los shubu, por ser los más longevos (20 años) y variados en contraste de colores; y los cometas sarrasa, por su majestuosa cola de velo, sus colores y su velocidad.

Mantuve seis de los golds originales (Ryukines y orandas) y unos doce ejemplares de otras camadas (seleccionados). Al final del pasado año, tenían de 5 a 9 años de edad (viejitos); así que, luego de una puesta inesperada de los shubunkines bristol, tomé la decisión de obsequiarlos a los mismos que me los habían vendido años atrás, para hacer espacio. Sobra decir, que se sorprendieron de ver un pez que vendieron de menos 2 pulgadas, crecer más de 12 veces el volumen su tamaño. Me preguntaron si les daba esteroides o cosas raras. Y les dije que no, solo cuidado diario, un estanque largo y medio profundo y pellets bien remojados). En fin, los cometas estuvieron en una exhibición de una embajada asiática (estuve orgulloso… hasta que me enteré que murieron en el viaje de regreso). Y de los seis originales (shubus, Ryu, y orandas) cuatro son empleados como reproductores… una buena y tranquila vida. Me regalaron dos parejas de unos goldfish “raros” (payasos, me dijeron) para mí, que luego me enteré que eran shubunkines de la variedad “London”… yo, los llamo “súper cerditos”. Porque son mas redondos que los Bristol, y con la cola corta, aunque superan en contraste y variedad de colores a cualquier otra variedad de gold; pero, son iguales de rápidos (anti felinos).

En fin, al llevar a los “viejitos” (diferentes lugares), los dueños me rogaron (literalmente) que eligiera otros peces. Los convencí de que sabía que estarían en buenas manos, y luego de pensar un minuto que tendría dos estanques grandes vacíos (evitar mosquitos), tomé siete guppys verde lumínico, y half black; seis danios rerios (cebritas): cola de velo y glofish (lumínicos); y tres parejas de mollys cola de velo y marmolados. Todas, variedades de principiante (fáciles de cuidar); pero, que nunca había tenido al ser de creación “reciente”.

Me estoy riendo… porque, me pasó como con Jesucristo: convertí seis gupicitos (poecilia reticulata) (una hembra saltó al primer día), en unos quinientos o más: logrando degenerar colores y extraer genes recesivos hasta lograr variedades interesantes (blue moscow y cobra); Las cebritas, solo reproduje unas 30, porque las tenía con los mollys (sacaba los nidos cuando me daba cuenta de la puesta); de los mollys logré unos 700 o más ejemplares; todo esto, en menos de un año. Fue así como, hace unos tres meses tuve una puesta de los shubunkines london (unos 100 alevines. Sobreviviendo: todos menos 4… no los he contado) y opté por salir de los guppys y los mollys. El problema es que al ser tantos y tan “grandes” (mollys adultos) tuve que repartirlos entre todos los acuaristas que conozco. 

Me quedé con unos treinta alevines de mollys marmolados y cola de velo (ya son juveniles y comenzaron a parir: ovovivíparos); y, unos veinte guppys (para mi sobrinita… otra historia). De ahí, que me dieron a elegir peces… lo que me llevó a un nuevo comienzo en la crianza de peces: una docena de Escalares koi y marmolados (Pterophyllum scalare) y tres parejas de Amatitlania Nigrofasciatus o simplemente “convictos”. Peces, que nunca crié debido a que al ser cíclidos, tenían cierta agresividad (no aptos para acuarios comunitarios, en principio).

octubre 25, 2014

A mis 36.


Mientras estaba esperando una audiencia, se me acercó un colega. Era un señor de unos setenta y tantos años de edad, a quien solo había visto dos veces (de lejos) en toda mi carrera. No sé si tengo cara de sacerdote o de payaso; pero, la mayoría de personas, al verme, tienden a contarme (sin yo preguntarles nada) cosas personales de su vida (problemas, experiencias, etc.); y, lo extraño del caso, es que casi toda conversación (sin importar lo difícil o complicada que sea) termina con una sonrisa.

En medio del salón de audiencia, el señor comenzó a contarme su vida: sus esposas, sus hijos/as, sus amoríos, sus recuerdos de juventud, sus experiencias a lo largo de los años… en esencia, su historia. Yo, que tenía tiempo, le pedí salir fuera del salón para continuar la conversación (hablaba muy alto: es medio sordo, y medio ciego). En fin, le dedique ese tiempo, porque noté que quería: ser escuchado. Nos pasamos más de una hora de conversación sobre el, su familia y su caso. Yo, solo lo interrumpía para recordar una fecha o un personaje de los comentados. En eso, llegó mi contraparte, un abogado de unos cincuenta y tantos años, que lo conocía. Y comenzaron a recordar sobre sus vivencias de la juventud y experiencias de la vida, ya que ambos venían del mismo pueblo. Yo, (el más joven y citadino) les contaba algunas de las mías, y comparábamos recuerdos. Llegó el tiempo de nuestras respectivas audiencias (de las últimas), y el señor tenía una sonrisa en su rostro… y los ojos algo aguados (por algunas “decepciones” que tenía respecto de sus hijos). El me contaba que su mayor ambición en la vida era hacerse de renombre, y que a sus hijos no les importaba la profesión, o sus méritos. Durante la conversación, me repitió su nombre unas cinco o seis veces… y toda su historia versaba sobre: terrenos, dinero y ambición.

Fue en ese momento, viendo a los ojos de ese señor, con más del doble de mi edad, en el que me di cuenta: él, no ha aprendido a escuchar. Quizás, al perseguir su sueño (su renombre, su fama) olvidó que la vida no se trata de nuestras propias ambiciones. Bueno, tampoco se trata de hacer “feliz” a todo el mundo; pero, luego de cuatro esposas: algo debe estar mal. Yo, aprendí de la vida (hace mucho) que debes saber cuando tomar y dejar ir ciertas cosas (no personas, esas nunca son “nuestras”… por eso es importante escuchar). El, me mostró un vivo ejemplo de que puedes tener muchas cosas materiales, y no tener nada; que puedes viajar mucho, y no conocer nada; y que, puedes estudiar durante décadas: y, no haber aprendido nada sobre la vida. Este señor, a quien escuché detenidamente, me enseño el resultado de lo que es: no saber escuchar.

Quizás, me falten algunas cosas de la vida (todo tiene su tiempo). Pero, tengo lo suficiente para salir delante de cualquier situación. Y eso, es la riqueza: tener más, de lo que se necesita (aunque la vida, siempre tiene sus “sorpresas”). Este año, cultive la paciencia: los peces, me ayudaron a “desacelerarme” del mundo (debo escribir un post sobre esa experiencia). Sí, sigo “salvando” personas: cada día; pero, la diferencia es que les dejo su propio camino, no intervengo. Este año, aprendí a pasar más tiempo con la familia, y he aprendido a elegir mejor mis batallas. Aprendí que si soy capaz de recordarlo todo, debo ser capaz de crear los mejores recuerdos. Este año, también aprendí que hay personas sin alma, cuya vanidad y egocentrismo es algo penoso… pero, hace tiempo aprendí que no puedo salvarlas a todas. También aprendí, que hay quienes no quieren ser “salvados”. Sin embargo, ¿qué clase de mundo sería este si ves a alguien implorar ayuda y quedarte indiferente? Es preferible ser un fantasma (desconocido) y no intervenir; que, ser un esclavo del tormento de haber podido ayudar, y no haberlo hecho. Por algo puedo dormir tan bien por las noches: deber cumplido. Por cierto, lo más importante de este post es que: agradezco a Dios, a mi familia y a mis seres queridos por todas las cosas vividas este año (si duro 120 años, no me quejo… aunque por la radiación, la química de los alimentos y la contaminación ambiental: no lo creo). Sin embargo ha sido todo un placer vivir este año: lleno de cambios, de sueños y de esperanza.

P.d. Solo espero que mis cíclidos africanos (mbunas) tengan crías este año… es un capricho; pero, los quiero en la pecera, y no, en el estanque. 

octubre 07, 2014

La sonrisa mas bella del 2014.


Hay situaciones de la vida que hay que perdurar en un escrito. Hace unos momentos, mientras estaba sentado (trabajando) en mi escritorio, llegó ante mí un pequeño angelito: una vecinita de la oficina, de unos dos años de edad, llevada por su nana. Sobra decir, que es una preciosura chiquita y gordita (que Dios la bendiga). Me recordó a mis sobrinas cuando estaban en esa edad (dan ganas de abrazarla y “comérsela” a besos, de tan linda que es).    

Nuestra secretaria, me dijo: “Mira Fran este tesorito”. Y al levantar la mirada, pude ver esa pequeña princesa asomada tras el cristal, con su carita de asombro ante un extraño. Le sonreí, ella me sonrió… y se acercó caminando, con algo de timidez, mientras yo la saludaba y le sonreía. La secretaria me preguntó si tenía una menta para obsequiarle a la niña, y cuando la pequeñita vio que metía mi mano en el bolsillo, se acercó a mi lado (ella, secretaria, se la había ofrecido); y, cuando la pequeña vio que saqué su menta (dulce): se le iluminaron esos hermosos ojos redondos, y sonrió: como si fuera el más preciado tesoro; tomándolo con sus dos manitas. Su nana que estaba cerca, le dijo: ¿Cómo se dice? Y la princesita dijo: “Gachias”, mientras corria donde su nana para cargarla y que le pelaran su menta.

P.d. Que Dios bendiga a ese pequeño tesoro; y, que le de mucha salud y alegría a sus padres. Bueno, y una escopeta a su papá (consejo), para que se la muestre a los pretendientes (amiguitos) en unos años... solo para que sepan en qué se meten.  

Nota: ahora que lo pienso, esa era mi última menta. Debo revisar el maletín... No, era la última menta. Pero, valió el día. Y no, no estoy loco por darle una menta a la beba: era una mentica pequeña, incapaz de lastimarla si se la tragaba entera.     

  

septiembre 29, 2014

¿Es tu realidad... virtual?

Me llegó este mensaje vía web. Sencillamente, lo comparto... si tienes un celular en tus manos o en tu bolsillo; si duermes con el aparato al lado de la cama; si, sencillamente eres un esclavo de algo cuya función es comunicar (teléfono), y te aísla... observa y analiza lo siguiente:



Aquí está la versión subtitulada: www.youtube.com/embed/tMOvqsHe3g0

septiembre 06, 2014

Para escuchar...


Gareth Emery feat. Bo Bruce - U.


Arston feat. Jake Reese - Circle Track.

Andrew Rayel feat. Jonathan Mendelsohn - One In A Million


Ben Gold feat. Christina Novelli - All Or Nothing.


Markus Schulz feat. Seri - Message In The Sky.

agosto 30, 2014

Pepe, el grillo.


Todo comenzó el sábado antepasado, cuando a las 3 a.m., me despertó un dolor de oído. Cuando abrí un ojo (medio cerebro funcionando), noté que mi habitación había sido invadida por un sonido de alta frecuencia, que me estaba volviendo loco. El culpable: un grillo, justo al lado de mi cama. ¿Cómo llegó ahí? Sabrá Dios; pero yo, quería mandarlo al Cielo... y pronto.

Esa noche, me puse a cazarlo, y por más que lo buscaba no lo encontraba, hasta que noté que estaba dentro del trapo de limpiar los zapatos. Era un pedazo de grillo (pequeñito… y al parecer, estaba aprendiendo a chirriar, ya que le salían algunos “gallos”). Tomé una escoba pequeña, y lo escolté, hasta que salió por debajo de la puerta. El domingo en la madrugada, a eso de las 4:00 a.m., comenzó otra vez; con la diferencia, de que cada vez que encendía la luz (4 veces): hacía silencio. Tomé un foco, y encontré el pequeño ser post apocalíptico entre el mueble del receiver y el subwoofer. Otra carrera hasta el pasillo (parece que era su ruta fitness, antes de comenzar el nuevo día).

Yo, siempre he cuidado la naturaleza (conservacionista). Pero, al cuarto día de relajos y conciertos, le di a la habitación un “baño” de Raid (pesticida) con la esperanza de acabar con cualquier ser vivo que osara invadir mi territorio… pero, parece ser que: Pepe tenía máscara de gas, o alguna alteración genética (no le hizo nada... claro si vive saltando por la casa, y tiene la inteligencia de hacer silencio). Bueno, al quinto día, por alguna cuestión divina o simple aburrimiento (Pepe se dio cuenta de que no conseguiría ninguna “grilla” en mi oscura habitación… duermo a tinieblas). Pepenator (grillo-terminator... acabó con mi paciencia) se fue de la habitación al pasillo; y, a la Sala… y aún se escucha algo de su tediosa melodía: a lo lejos (Gracias a Dios).

En fin, estoy tranquilo porque no tuve que acelerar su paso por la vida (aunque lo intenté). Quién sabe y algún lagarto o salamandra tenga esa suerte (y que Dios bendiga su alimento). Son las cosas de la vida. 

P.d. Buena suerte Pepe... aspirante de grillo.   

agosto 23, 2014

Her (2013).


Mi hermana mayor me recomendó esta película como “fanático” de las computadoras. Y lo cierto es que la trama resulta algo interesante (no se preocupe, no se la contaré). Lo interesante, y mi “punto de post” es: ¿qué tan cierto (real) es un sentimiento frente a otra persona? (y no un reflejo de nosotros mismos). La esencia de la película versa entre el recuerdo (de lo vivido) y las nuevas experiencias (por vivir). Este, es un tema clásico… salvo por “Samantha”: la “inteligencia artificial” (voz de Scarlett Johansson)… quien interviene en la vida del protagonista (Joaquin Phoenix) en una época de soledad. 

Durante toda la película, uno se pregunta si “ella” hace referencia a Samantha o a la ex esposa del protagonista: de la cual se había separado y estaba en proceso de divorcio… aunque estaba aún enamorada (recuerdos). “Ella” (her), es la representación de los sentimientos que despiertan en una relación amorosa...digamos: electrónica. 

Me pregunto: ¿Qué es real? ¿Qué es la idealización?.... me encantó la frase: “está enamorado de su maldita Laptop” (ex-esposa, al referirse al sistema operativo de inteligencia artificial (operado con comandos de voz). ¿Puede uno enamorarse de una completa desconocida por el simple hecho de compartir con ella algunas palabras o mensajes? ¿Puede el amor ser suplantado por una inteligencia artificial que distingue la soledad? ¿Quienes son tus verdaderos amigos? ¿Qué tan compatibles debemos ser con nuestra pareja? Al final, ¿qué es lo único que importa?... quizás, solo sea: la forma de ver la vida

Los seres humanos buscamos ese sentimiento de “pertenencia” a algo mayor que nosotros mismos (pareja, familia, amigos). Somos seres sociables por necesidad. Y, al pasar el tiempo, puede que las cosas no funcionen; y es ahí, donde la vida trae los verdaderos cambios y la búsqueda por el significado de la propia existencia.

P.d. no me caería mal una noviecita (Inteligencia Artificial) que hiciera todo el trabajo por mí... al fin y al cabo, todos hacemos locuras en nombre del amor (risa). Es una buena película.

agosto 17, 2014

Mis ocho años.


Como pasa el tiempo. Ocho años atrás… una herida en el pie… algo de Internet… un poco de curiosidad: y, así, surgió este blog. No lo niego, me he alejado mucho de la escritura, fue una de las metas 2013-14. Necesitaba ese tiempo para cosas más importantes y relevantes. Pero al final, cada mínimo detalle: cuenta en la vida.

Para este año, más allá de las guerras, la libertad, los desastres naturales y los creados por el hombre… sucedió algo, de una relevancia mundial. Y se le conoce como “el derecho a olvidar” una decisión judicial europea que ha sobrepasado los límites del derecho, y se ha vuelto un movimiento social: la búsqueda por un ciberespacio más limpio, seguro y transparente. 

Yo, que soy usuario del ciberespacio desde mediado de los noventas (dial up a 56k…aún tengo esa PC a 166mhz), he estado en demasiados lugares (foros; sitios web; comunidades; etc.). Por lo que, el pasado año opté por una sabia decisión, que consistió en que todos aquellos datos que tenían más de 365 días sin ser tocados: los eliminé. Todas esas cuentas de esos lugares a los que solo entré una vez por alguna pregunta o duda; todos esos comentarios (teóricos y obsoletos) que quedaron en el “olvido”; esas preguntas que uno hace en un momento de “apuros”; incluso los comentarios de algunos blogs: fueron eliminados. 

Y es que uno se pone a pensar en los cambios de la vida y nuestro modo de pensar; del mundo “salvaje” en el que vivimos… y no se trata de que valga la pena, sino de: cuánto vale el tiempo que invertimos en las cosas que hacemos. Somos seres comunicativos, nos expresamos de mil maneras… pero, ¿Y, si dejamos de comunicarnos? ¿Si cambiamos de parecer respecto a nuestro modo de pensar? Es por ello que todos tenemos el derecho de reinventarnos y comenzar desde cero. Sin que nadie nos ponga una traba.

El derecho a olvidar, no es un “borrón y cuenta nueva”. Es el derecho a llevar una vida sana, transparente e independiente a todo lo largo de nuestra existencia. Tenemos el caso del estimado “Stephen Hawking” y su posición con la existencia o no de Dios… (no se preocupe, le tengo su post): cada persona tiene el derecho a cambiar su mentalidad sin que nadie pueda juzgar sus acciones.  Y es que: lo que se lee; lo que se cree; la verdad; y, SU verdad: son cosas totalmente distintas. De ahí que cada postura sea más una cuestión de táctica en el tiempo, que de un resultado voluntario expresado en un momento dado.

En estos ocho años, he compartido con gente maravillosa (Gracias). He tomado un poco de sus vidas y he dado un poco de la mía (esencia blogueril). Así que, solo me queda agradecerles a todas aquellas personas que, por alguna razón: han llegado aquí (elatic0) en un momento de su vida. Si quieren olvidar, pueden hacerlo; pero también todos tenemos el derecho a ser recordados: más allá de las letras. Al final, lo único que importa es cómo apreciamos lo que vivimos. Gracias por todo… bueno, y sobra decir que espero vivir unos cuantos siglos… pero, solo para ver cómo cambia el mundo y eso. (jajaja) 

julio 09, 2014

Mecánica-mente.



Al verte hoy frente a mí, tan bella y radiante como el primer día, debo decirte que…

Quisiera generar la chispa de tu encendido
Mientras busco con mis manos, las llaves de tu pesar.
Pudiera recorrer con la mirada, tu silueta perfecta
Mientras mis manos tocan, el volante de tu ansiedad.

Quisiera pisar (lentamente) el embrague de tus dudas
Mientras extraigo cada gota del mecanismo de tu ansiedad.
Pudiera afinar el carburador de tu alma
Mientras cambio los fusibles de tu terquedad.

Quisiera sincronizar los cambios de tu deseo
Mientras paso a otra marcha, dentro de tu corazón.
Pudiera realizar el ajuste perfecto, entre consumo y rendimiento
Mientras activo el tacómetro, hasta tu máxima revolución.

Quisiera tocar el switch de tus besos
Mientras ajusto las bujías de tu comprensión
Pudiera cambiar el filtro de tus recuerdos
Mientras desarmo los tornillos de cada ilusión.

Quisiera revisar la luz de tu sonrisa
Mientras reemplazo el solenoide de tu dolor
Pudiera cambiar la correa de tu tristeza
Mientras escucho tu risa, y el sonido de tu voz.

Quisiera cambiar las líneas oxidadas de tu llanto
Mientras derrapo en el asfalto, los neumáticos de tu pesar
Pudiera reforzar los ejes de tu encanto
Mientras tenga fuerzas, y te pueda tocar.

Quisiera apagar las luces, y encender tu mezcla
Mientras aprieto cada junta de tu corazón.
Pudiera encontrar el torque de tu cabellera
Mientras deslizo mis manos, en los engranajes de este amor.

Quisiera llevarte por cada camino de la vida
Mientras en el retrovisor desaparece, lo que dejamos atrás
Y sin más futuro que aquel aviso (sin retorno)
Andar contigo… hasta que nos llegue el final.

-------------------------------------------------------------------.
Un borrador más... para la lista. 

junio 30, 2014

¿Complejo de Superman? No.


Este fin de semana, me tocaba cambiar las bandas de freno delanteras del carro (las traseras, están bien). Las compré el sábado, pero como ya hacía calor (verano) y tenía que ir al gimnasio, lo dejé para el domingo en la mañana. Me levanté temprano, giré mi guía a la izquierda (para trabajar mejor ese lado al desarmar), subí el carro, aseguré la suspensión, quite el neumático, afloje los tornillos de la mordaza del freno, saqué las pastillas, limpié y revisé el sistema, puse las pastillas de freno nuevas, y, volví a colocar todo. Lado izquierdo: perfecto.

Giré todo el volante a la derecha para repetir el proceso, y justo cuando estoy quitando la segunda tuerca noto que está bastante dura (debido a la pistola neumática de un taller de “salvajes”, donde me lo alinearon), así que tomo mis dos manos y luego de un esfuerzo de unos 2 segundos: reventé el espárrago de la rueda, es decir, uno de los 5 “tornillos” que soportan el neumático. Yo, me eché a reír, porque solo he visto estas roturas al usar los pies, nunca con las manos, y solo me dije (interiormente): “Así se hace Superman, solo no rompas las otras” (risa).

Pasada la risa y viendo el tornillo roto dentro de la tuerca, no me quedó otra que terminar el trabajo. Monté las pastillas de freno, pero, perdí un tornillo… lo que significa que el próximo sábado debo desarmar todo el lado derecho, y con una mandarria (martillo), un nuevo tornillo y algo de paciencia:  debo cambiarlo. Lo triste es que tuve que pedir fuera el tornillo ya que no lo encontré (original) en los lugares donde fui; y ahora, ando más atento al neumático derecho que a todo lo demás, ya que si bien no afecta la conducción, debo evitar caer en un bache, ya que la presión no se distribuiría uniformemente y podría dañar los otros tornillos y el aro. 

En fin, no fue mi complejo de Superman, estaba cansado de quitar tuercas muy apretadas, y tomé la llave de ruedas con las dos manos, lo que eliminó la fuerza negativa que uno ejerce naturalmente sobre el punto medio que estabiliza el giro de la llave de rueda: por eso, se rompió el bendito espárragoNota: compré tres espárragos (tornillos)... por si acaso y rompo otro (risa... las cosas que uno pasa por hacer bien un trabajo... así, es la vida).  

-------------------------------------------.

Update. Tal y como supuse, todo fue sencillo hasta que me tocó instalar el nuevo espárrago: la cabeza era ligeramente distinta (más redondeada); por lo que, tuve que tomar la esmeriladora y con mucha paciencia hacerle una muesca para que entrara por la ranura del eje. Unos minutos después, dedos algo quemados, unos pocos martillazos y la instalación fue un éxito. Solo debo evitar romper otro. 

junio 08, 2014

Algo de música...


Ellie Goulding Vs Tiesto - Burn (Remix)

Ferry Corsten - Not Coming Down ft. Betsie Larkin

Markus Schulz Feat. Adina Butar - Muse


Ferry Corsten - Many Ways ft. Jenny Wahlstrom


Markus Schulz - Remember This



mayo 22, 2014

Un “adiós” para el café.


Bueno, quien me conoce, sabe que durante más de una década, mi desayuno se componía de una taza de café. Podía ser negro, con leche, con pan… pero, lo cierto es que, al final del día, me había tomado al menos unas ocho tazas. Bueno, me tracé una meta simple: dejar de tomar café.

Mi familia es “cafetera”, es decir, que todos toman café. Así que, un día de diciembre me levanté, tomé un vaso de leche con cocoa, y desde ese día, dejé de tomar café. Al segundo día, comenzó el síndrome de abstención (el café, es una droga), con unos dolores de cabeza insoportables. La cuestión es simple: el café (cafeína) es un vasoconstrictor, y al consumirlo durante media vida, al dejarlo: el efecto se siente directamente en el cerebro. Creo que pasaron unos cinco días, y luego volví a la normalidad. Me dí cuenta de que dormía mejor, estaba más atento (no con sueño), no hubo disminución del rendimiento en las pesas (mito de que mejora el rendimiento); y en esencia, mejoró mi calidad de vida. Y nada, solo registro esto, a los 6 meses de dejar de ingerir café… y, dado que no “bebo”, ni “fumo”: debo restarle este vicio a la lista (ja, ja, ja).        

abril 11, 2014

Una cuestión de... híbridos.


Hace unos días estaba en el taller de un amigo mecánico, hablando sobre mi necesidad de cambiar amortiguadores (duro muchos años con un auto). En eso llegó un muchacho con un Honda Civic “Hybrid” a preguntarle al mecánico sobre la situación del auto para comprarlo… y dado que estaba ahí (risa) ilustré un poco al novato, que solo conocía dos palabras: Honda y Civic.

Yo, he sido “toyotero” de por vida. He trasteado cada generación de autos, camionetas y varios SUV de la marca Toyota (por cierto, la Venza es demasiado cara para ser mecánicamente un Camry). En fin, mi familia es Honda (todos tienen o han tenido un Honda… y el mecánico, siempre he sido yo: salvo asuntos mayores). Bueno, en fin, le fui sincero y le dije: mira, yo no soy un experto, pero en un auto híbrido (gasolina y electricidad) debes ponderar algunas cosas: Los más comunes son los Civic hybrid y los Prius. Quieres este porque es un civic y es económico, cierto? Y me contestó que sí. Le dije, la cuestión en estos Civic es que debes estar encima de la CVT (transmisión)… qué es eso, me pregunto. Le dije que era una transmisión continua variable, que trabajaba con una correa entre dos poleas y no con engranajes y que aunque son más eficientes que una transmisión automática o mecánica (de engranajes), la gente: se queja de su potencia. Bueno, unido al hecho de que si se dañan hay que reemplazarlas, no repararlas (lo que conlleva la necesidad de tener siempre algo de $$$ en fondos, por si acaso.

También le comentaba sobre el motor 1.3 y de cómo era algo “delicado”, de ahí que ahora sea un motor 1.5cc. Lo que me causó risa, es que él no sabía nada del pack de baterías detrás del asiento trasero. Le dije, olvídate de cargar algún objeto grande, esos asientos no se bajan. Y por cierto, nunca se te ocurra intentar “mecaniquiar” con esas baterías, ya que el amperaje podría matarte. Le dije: es un buen auto, el millaje no es tan malo, no tiene fugas en la tapa de válvulas y los repuestos de carrocería son comunes… solo debes tratar de que no te choque un vehículo grande, ya que, quizás correrías el riesgo de morir electrocutado en el accidente. Fue ahí, cuando me miró con los ojos de la foto de arriba (me causó mucha risa)... quien sabe, y hasta le salvé la vida.

Los autos híbridos son excelentes, pero, económicamente no son viables a menos que se compren nuevos y se usen durante toda la garantía. En uno usado, lo que se ahorra en combustible, se gasta en repuestos (sistema de frenado regenerativo, CVT, baterías, etc.). Bueno, nunca he visto una CVT de Honda dañada, ni una electrocución por accidente. Pero, es un riesgo similar a conducir un auto compacto en una autopista: debes andar a la defensiva. El Civic Hybrid tiene la ventaja de que puedes desconectar el motor eléctrico y seguir a gasolina a diferencia del Prius, que “toses” y se apaga.

Al final, el muchacho solo me peguntó: tú tienes uno? Y le dije que no, que una vez tuve un auto al cual tenía que mandar a pedir los repuestos en Japón, y que opté por la solución más simple: Corolla. Las CVT son usadas en muchas marcas como Nissan, Mitsubishi, Toyota, Renault, Audi, entre otras (pero, aún están en desarrollo). Sin embargo, un auto ligero, una adecuada relación de cambios y un motor entre 1.4cc a 1.8cc: siempre marcará la diferencia. Los híbridos han avanzado, pero les queda mucho camino por recorrer.

Y por cierto, los autos híbridos no son ecológicos: producirlos, puede generar más contaminación y más gasto de energía debido a los componentes de las baterías… al final, todo se resume en que un auto de gasolina puede ser menos contaminante y más eficiente que las millas por galón (MPG).      

marzo 12, 2014

Mi armadura... oxidada.


Nunca dejamos de crecer como personas. La vida se encarga de endurecernos o ablandarnos frente a las situaciones que se nos presentan. Es por ello, que un día cualquiera podemos tender una mano a una persona desconocida, o negar ayuda a algún conocido.

En estos días, un colega necesitaba ayuda “urgente”, se la dí. A los dos días, volvió por más ayuda. En ese momento, la experiencia tomó el control de la voluntad, y a la tercera vez: sencillamente, ignoré. Ese, es un mecanismo natural de “auto preservación”. Siempre me he preguntado el por qué algunas personas no se esfuerzan por intentar resolver sus asuntos, y buscan la vía más fácil (otros) para hacerlo. Quien me conoce, sabe que yo resuelvo mis propios asuntos (en silencio, lo cual es otro tema). Pero, si tengo que pedir consejo o ayuda, lo hago en la medida de lo necesario (el orgullo es lo peor). Y siempre trato de estar ahí para ayudar… pero, sinceramente, las personas abusan de la ayuda, y de lo que uno les da.

Como persona, hace años, llegué a un punto en el que mi armadura (barreras, defensas, temores) la dejé en una esquina… oxidada. Siempre he sido independiente, auto suficiente, terco y paciente. Una combinación algo complicada en un hombre, pero, que lleva a uno por un camino de la vida en el que un problema es solo una oportunidad por superar; el miedo (respuesta natural; distinto al temor, que es adquirido) es una cuestión de probabilidad y persistencia; y el tiempo, bueno, es lo más valioso de la vida.

Existe una gran diferencia entre no encontrar una respuesta y ni siquiera haber tomado el tiempo de buscarla. Bueno, en la vida, uno llega a hacer que las personas encuentren sus propias respuestas sin intervenir. Eso, es un pequeño logro personal del cual todos debemos estar orgullosos. Quizás, es más importante orientar que dar la respuesta, ya que en el camino de esa búsqueda es que se encuentra la verdadera esencia de la vida.

La vida, se trata de caballeros (personas), no de armaduras (barreras). Se trata de tener principios e ideales. De tomar decisiones, sabiendo alterar sus imprevisibles consecuencias. Pero, sobre todo, hay que comprender que “el mundo” (situaciones de la vida) no es un enemigo por enfrentar; sino, algo que sencillamente sucede: por azar o por destino; y que, le puede pasar a cualquier persona. En fin, si nos quitamos nuestra brillante y flamante armadura (psicológica), esa que crea un "muro" entre lo que somos y las personas que nos rodean, podremos enfrentar a nuestro más grande y único adversario: nosotros mismos.