agosto 30, 2014

Pepe, el grillo.


Todo comenzó el sábado antepasado, cuando a las 3 a.m., me despertó un dolor de oído. Cuando abrí un ojo (medio cerebro funcionando), noté que mi habitación había sido invadida por un sonido de alta frecuencia, que me estaba volviendo loco. El culpable: un grillo, justo al lado de mi cama. ¿Cómo llegó ahí? Sabrá Dios; pero yo, quería mandarlo al Cielo... y pronto.

Esa noche, me puse a cazarlo, y por más que lo buscaba no lo encontraba, hasta que noté que estaba dentro del trapo de limpiar los zapatos. Era un pedazo de grillo (pequeñito… y al parecer, estaba aprendiendo a chirriar, ya que le salían algunos “gallos”). Tomé una escoba pequeña, y lo escolté, hasta que salió por debajo de la puerta. El domingo en la madrugada, a eso de las 4:00 a.m., comenzó otra vez; con la diferencia, de que cada vez que encendía la luz (4 veces): hacía silencio. Tomé un foco, y encontré el pequeño ser post apocalíptico entre el mueble del receiver y el subwoofer. Otra carrera hasta el pasillo (parece que era su ruta fitness, antes de comenzar el nuevo día).

Yo, siempre he cuidado la naturaleza (conservacionista). Pero, al cuarto día de relajos y conciertos, le di a la habitación un “baño” de Raid (pesticida) con la esperanza de acabar con cualquier ser vivo que osara invadir mi territorio… pero, parece ser que: Pepe tenía máscara de gas, o alguna alteración genética (no le hizo nada... claro si vive saltando por la casa, y tiene la inteligencia de hacer silencio). Bueno, al quinto día, por alguna cuestión divina o simple aburrimiento (Pepe se dio cuenta de que no conseguiría ninguna “grilla” en mi oscura habitación… duermo a tinieblas). Pepenator (grillo-terminator... acabó con mi paciencia) se fue de la habitación al pasillo; y, a la Sala… y aún se escucha algo de su tediosa melodía: a lo lejos (Gracias a Dios).

En fin, estoy tranquilo porque no tuve que acelerar su paso por la vida (aunque lo intenté). Quién sabe y algún lagarto o salamandra tenga esa suerte (y que Dios bendiga su alimento). Son las cosas de la vida. 

P.d. Buena suerte Pepe... aspirante de grillo.   

No hay comentarios.: