agosto 29, 2015

El Quinto Baúl.


Algunas veces, las personas me preguntan el significado de estos posts (baúles); ya que, no obedecen a una cronología. Lo cierto es, que cada baúl marca un cambio interior en mi persona. Me explico… 

Metafóricamente, este blog es un ático. Lugar, en donde las personas tienden (en lugares donde no se les habita) a guardar aquellos objetos fuera de temporada o en desuso (pero, de apego emocional), y en donde se les ubica en forma de almacén. Ahora bien, cada persona, con el paso de los años mantiene su particular forma de ser; pero, a la vez: cambia. Ese cambio, resulta casi imperceptible dentro del día a día. Pero, a grandes rasgos, crea una huella única; digamos que, es una singularidad. Mis baúles representan ese cambio (interno) en donde el exterior del mundo cambió algo en mi de una forma "definitiva".

Siempre me gusta entrelazar mis posts y variarlos conforme el ritmo de la vida. Así que, quizás, el quinto baúl pase desapercibido. La idea es: plasmar algunas inquietudes, buscar algunas soluciones, quemar algunas neuronas; y, en esencia, hacer de este mundo, en cierto modo, algo mejor. No es que vaya a crear un algoritmo para decodificar metadatos, en un mundo en el cual la información supera al ser humano 150 a 1. No, solo pretendo tomar lo que tenemos y ver qué podemos lograr al cruzar algunos cables y unir algunos puntos. Es, algo simple. Lo cierto es, que una inteligencia artificial está limitada por la lógica de la programación, y el ser humano está limitado por sus propios impulsos y sus carencias. La pregunta simple sería: ¿Cómo mejoraría una inteligencia colectiva un mundo cada vez más pequeño?

La idea, no es que cada día nos parecemos más a las máquinas, o ellas a nosotros; el punto es que hay preguntas irrelevantes en un mundo en donde las ansias de poder de algunos pocos están afectando la existencia de la gran mayoría. Pero, nada… a escribir.

No hay comentarios.: