agosto 16, 2015

Mis 9 años.

Mi blog tiene ya... nueve (9) años.

Siempre me gusta resaltar lo aprendido durante el año que pasó. Entonces, para este año diría que... hace unos 25 años, intentaba construir el auto perfecto (mi viejo trike... quería ser ingeniero automotriz); y, recuerdo que pensé que si ponía dos imanes contrapuestos (que se empujaran) en polos opuestos podría obtener un motor “perpetuo” capaz de llevarme a donde sea sin combustible (la verdad: no pensaba en el medioambiente, ni en velocidad máxima... pero, era mi concepto). Al día de hoy, entre tantas innovaciones “futuristas” que existen, aún no conozco ningún concepto que involucre el magnetismo como una opción motriz principal. No se confunda: tenemos electro imanes produciendo electricidad y movimiento en muchos modelos comerciales; pero, como “parte de” (necesitan de una carga “externa”) y no como una solución alterna al “mercado”, es decir un mecanismo autosustentable. Entonces, lo que me empuja a escribir es eso: llenar el vacío que veo en el mundo; entre las personas; entre una idea y un producto terminado.

Así que, partiendo de la idea de que un blog de ciencia, de literatura, de sociedad, de expresión, etc., es solo una parte de un todo más complejo que la propia existencia (ya que, tener una idea es muy distinto de expresarla y a crear algo). Quizás, por eso comencé este blog, para dar mi opinión, para hacer un simple aporte a una idea; o, simplemente: para crear y alterar las cosas. Quizás, por ello me he alejado con los años del ciberespacio. Ya que, la verdadera revolución del mundo no se vive online: se materializa día por día. Aunque en la Red se comparten estas ideas.

Lo sé, este es mi aburrido blog personal, que cumple sus 9 años. Pero, debo confesar que al escribir, me divierto con ideas y situaciones simples de la vida ordinaria. Quizás, eso crea lo extraordinario del momento. A veces, importa más el pequeño pez que saqué de un filtro en donde creció aislado, que la contaminación por desechos tóxicos en un río a medio mundo de aquí. ¿Por qué? porque el esfuerzo propio es una situación realista de la vida (vivencia); mientras que, el "desastre natural" es una situación compleja y subjetiva. Una simple idea puede cambiar el mundo; no así, una idea compleja; ya que, en esencia, al escribir, se busca expresar las cosas de la forma más sencilla posible.

Vivimos en un mundo lleno de posibilidades y probabilidades, sin embargo: lo que nos hace bloggers no es tener un blog y escribir sobre temas científicos, actuales o futuristas. Lo que nos hace lo que somos es la forma en que alteramos el mundo con nuestras ideas y pensamiento. Parecerá absurdo, pero: "pesa más un puñado de arena, ubicado en un mal lugar; que, una tonelada de arena en la playa" ese puño de arena: puede causar un accidente; mientras que, la arena de la playa está en su lugar natural. Entonces, lo aprendido en este año se resume en una sola línea: “Para poder avanzar, debemos encontrar el lugar correcto de las cosas”. Lo complejo de esto es que, en la práctica, debes tomar lo que tienes a mano y encontrar la mejor solución posible a las cosas.    

No hay comentarios.: