septiembre 15, 2015

Tomar tu mano.

Una vez, me preguntaste, qué era el amor
Y puse tu mano, en mi corazón.
Una vez, me dijiste, que no tenías una ilusión
Y al final de tu historia, ahí… estaba yo.

Susurré a tu oído, una vieja canción
Y tú la completabas, en cada oración.
Fue entonces, cuando te pedí perdón
Mientras robaba tu alma… en aquel rincón.

Nunca supe, si fue en aquel salón
O si fue tu sonrisa, en ese balcón.
Lo cierto es, que perdí la razón
Cuando vi tus ojos… con aquella ilusión.

Tomar tu mano, mujer, esa fue mi intención
Cuando mirabas la Luna, muy lejos del Sol.
Y si pudiera decirte, simplemente, qué es el amor
Te diría que es... este momento; y, nosotros dos.

2 comentarios:

Recursos para tu blog - Ferip - dijo...

Es que el amor se conoce a través del otro...Me encanta que puedas tomar su mano!!!
Un abrazo desde esta primavera austral!

Fran dijo...

Hola, Ferip!!! Son cosas del amor...

Aquí: estamos en otoño; pero, con calor veraniego.