enero 18, 2015

Un triunfo merecido.

Bueno, tuvimos un Dakar pautado por expectativas: Peugeot, con su reingreso; Nani, que siguió en carrera (hasta el accidente, donde salió ileso); tuvimos el susto del “Pato” Silva y sus “vueltas” (debe ser un record dentro de los accidentes del Dakar), donde también salió ileso. Hubo una muerte, al parecer por deshidratación de un motociclista. Tuvimos el problema del Salar de Uyuni, donde las motos Honda tuvieron su peor revés y donde muchos competidores de Quads y motos se quejaron del peligro por la acumulación de agua (pero, decidieron largar… por respeto al país que los recibió: Bolivia). 

Pude observar a un Peterhansel “bañado en polvo” (al parecer los ingenieros olvidaron cerrar algunos conductos de aire). El Peugeot 2008 DKR tuvo sus problemas mecánicos, pero, para eso es la práctica y la experiencia.  Muchos favoritos, vieron sus sueños esfumarse (siempre habrá una nueva carrera). Pero al final, se compite contra el indomable clima, el terreno y la suerte. El ganador de este año fue Nasser Al Attiyah, en un Mini (y no de X-Raid); quien, cada día buscaba dominar de apoco cada etapa. Así se gana una carrera: con el corazón en la meta; pero, con la mente puesta en cada día. Felicitaciones.

Ahora, me siento mal… se acabó el Dakar. Debo volver a CSI y a Discovery Turbo para suplir la ausencia (jajaja). 

enero 07, 2015

No fue “justicia divina” o “karma”.


Desde el pasado año, expresé mi desaprobación con la orden “antideportiva” del equipo “X-Raid” (Monster) de dejar ganar a Nani Roma (2014), por el simple hecho de que Stéphane Peterhansel abandonaría dicho equipo (X-Raid). Pero, aclaré que Nani siempre ha sido un excelente competidor (siempre, llega al podio).

La cuestión es que en este Dakar 2015, el primer día ha sufrido una avería que lo ha alejado de toda posibilidad de premio… hasta tuvieron que cambiarle el motor a su Mini. Y, muchas personas han dicho que esto es karma o justicia divina, por la situación del año pasado (triunfo regalado). Pero, la verdad, es que los autos de rally son máquinas sometidas a una presión extrema y cualquiera puede sufrir este tipo de revés. La suerte que tuvo, fue que le pasara eso a 3 kilómetros del comienzo de la carrera y no en medio de un desierto a 50 grados Celsius; y, con la ayuda más cercana a cientos de kilómetros. 

Carlos Sainz, Stéphane Peterhansel & Cyril Depres son el equipo Peugeot (2008 DKR… v6, biturbo). Digamos que han aprendido sobre la marcha (el equipo tiene 6 meses de formado), Se ha destacado mucho la participación del auto eléctrico… pero, el mismo ha quedado descalificado al segundo día por saltarse algunos puntos de control (llegó al tercer día). Se ha recalcado poco los male moto (tipos “solitarios” en motos) quienes se desafían en toda la carrera con pocos repuestos y siendo ellos su propio “equipo” (merecen un aplauso). 

Este año, llamó la atención la falta de Alina Moine por FoxSport (Rubia… se te quiere y se te adora); pero, tuvimos la dicha de tener a la hermosa y talentosa Magdalena (Mane) Grant… ¿Ya dije hermosa? Una periodista chilena que engalanó nuestros días y noches con sus datos y conocimiento sobre los pilotos, los lugares y el desarrollo de las etapas… Mane, tienes un 10 de 10 (Espero, que vuelvas al DaKar 2016). Nota: incluso "agripada": se veía hermosa. 

Por cierto, el día de ayer, mientras llevaba a mi hermana menor y mis sobrinos a su casa, mi sobrinita me preguntó: “Tío Fran, por qué tu carro está tan sucio”… yo, la miré (fijamente) por el retrovisor y le contesté: “DAKAAAAAARRRRRR” (jajaja… Rally Dakar 2015: La odisea). La verdad es, que comencé este año agripado debido a que pinté en la casa y removí “años de historia” (capas de pintura)… pero, el carro es porque aún estamos en sequía + mucha brisa + salpicadura del mar = carro tipo rally (sucio)… así andamos los “Dakarianos” en estos días. 

P.d. En Peugeot deberían regalarme un 2008 DRK... solo para desarmarlo, modificarlo, rearmarlo y usarlo por algunos años.