febrero 21, 2016

¿La mecánica de la mente femenina?


En estos días, estaba conversando con uno de mis sobrinos sobre su enamoramiento de una compañera de colegio. Recordé esos días en los que uno se enamoraba de la primera mujer que le pasaba por el lado (cosa de hormonas... suspiro: cuanta risas y recuerdos).

Debo decir que yo estudié en un colegio católico, y gocé bastante… hasta que llamaron a mis padres y tuve que apretar algunas tuercas estudiantiles (no todo era basket, mujeres y autos… había que estudiar, un sabio consejo para todo estudiante, de por vida). La cuestión es, que conversábamos sobre diversas cosas y le toqué el punto de que, en general, las mujeres a su edad (casi en graduación) tienden a planear su vida, y (a veces) los hombres somos solo un entretenimiento pasajero (el noviecito). Bueno, lo mismo nos pasa a nosotros.

Le decía, por experiencia, que hay mujeres que saben hasta el nombre que le pondrán a sus hijas/os, sin ni siquiera tener un novio (serio). Mientras que otras, muestran un “manto de misterio” sobre sus planes, cuando en verdad, no saben lo que quieren para el futuro. Por cierto, ninguna está mal, solo son la antítesis ilustrativa de los dos extremos. Le expliqué, que la mujer más inteligente que conocí (al margen de mi hermana mayor: cerebro con patas), nunca terminó la universidad; otra, que era una lumbrera, que tomaba clases de idiomas, computadoras, etc. (en una época en donde nada de esos se usaba) esa, al ver la libertad de la universidad, literalmente: se volvió LOCA (nota: cada cual hace de su vida lo que quiere, no juzgo eso. El ejemplo solo es ilustrativo de cómo reaccionan). Vi muchachas sacar de abajo (pese a no necesitarlo) en aras de ser las mejores en su profesión u oficio (algunas, se volvieron empresarias)… en fin, hay una infinidad de variables que uno como hombre se hace frente a una mujer. 

Sin embargo, cuando somos jóvenes y estúpidos, tendemos a hacer del amor algo puro y nos aferramos a esa idea (eterna); hasta que, la realidad de los años nos lleva por el camino del vino: mejorar la relación o agriarse (alejarse). Quizás, el pensó que le daría un consejo sobre la mecánica (funcionamiento) de la mente femenina y cómo descifrarla. Se diría que con mi edad, lo que se sobre mujeres, tendría una respuesta. La respuesta, no la tiene nadie. Hay hombres que han pasado su vida tratando de descifrar cómo opera la mente de una mujer. Bueno, algo bastante estúpido, ya que, cada mujer, como persona: es UNICA; y, generalizar: NO FUNCIONA.

Bueno, como le comentaba a un grupo de amigos/as una vez en la universidad, la mente femenina JOVEN más allá de retrotraerse a la apariencia, a la necesidad o a las metas preestablecidas (social y personalmente), el 99% de las veces busca adaptarse a su entorno (comodidad y seguridad en una relación). De tal modo, que ver una mujer segura, espontánea y “visiblemente” alegre, solo es la punta del Iceberg. Si quieres en verdad descubrirla, debes sumergirte en su mundo; no tratar de escalarla. Debes seguir su curso, y quizás, perderte en las turbulencias del destino. Acaso no es para eso que estamos los hombres????

Por cierto, la única diferencia entre una mujer joven y una de mediana edad son, sencillamente: los TABLAZOS de la vida; o sea, sus decisiones. Y nada, debo concluir (respetando a las feministas) diciendo que la mente del hombre es algo SIMPLE. Y dado que, casi siempre, METEMOS LA PATA… con la edad, nos hacemos maestros en salir de las situaciones “incómodas”. Hay mujeres que con un “Hola, hermosa” se derriten (literalmente); a otras, puedes “bajarle una estrella”… y solo bostezan.

Al final, solo importa elegir a aquella persona que conozcas, con sus imperfecciones y manías; ya que, con el paso del tiempo, eso es lo que verdaderamente amamos. Solo le aconsejé a mi sobrino que estudiara, se preparara y que esperara a que el destino diera sus pasos… al fin y al cabo, si ella le organizó el cumpleaños… “algo” debe haber ahí. 

No hay comentarios.: