agosto 16, 2016

La primera década de este blog.


 Este blog: tiene una década

He sostenido que estos espacios de reflexión o de simple desahogo, son la manera con la que Google se ha beneficiado más como empresa. ¿Por qué? porque, nos da a las personas comunes una simple forma de expresión y eso, acerca el producto a las masas sin importar fronteras, idiomas o culturas. No hay barreras; bueno, aunque hace unos pocos años, se han apretado algunas tuercas. Se que a nadie le importa si Bill Gates gasta millones de su fortuna en promover un reactor nuclear (Torio) en miniatura, auto sustentable y que se pueda instalar en cada hogar del mundo. También se que a nadie le importa que no puedo llevar mi chihuahua de la finca a la casa, para que no se me la “coma” un gato… es muy chiquita y confianzuda. De igual modo, nadie necesita interrogantes sobre el amor, vivencias, teorías locas o simples manías. Sin embargo, toda la basura o sabiduría que publicamos: eso, es una parte de nosotros y de nuestras vivencias.

¿Por qué Blogger? Bueno, en mi caso, siempre les digo a las personas que nuestras acciones son la fiel imagen de lo que somos. Y sí, se que hay decenas de lugares “blogueriles” más modernos, espaciosos, monetariamente rentables, etc.; Pero, en la vida, soy de los que cree en la fidelidad de las cosas. Y no me refiero a quedarme estancado con una preferencia; no, sino a que: si algo funciona bien, no hay que cambiarlo. Así que comencé a escribir con Blogger y terminaré aquí. Si se daña o tiene un problema, buscas repararlo, no reemplazarlo. Y quizás, ese es nuestro mayor problema como personas: todos quieren publicar en Facebook o Instagram, que le den un millón de likes y sentirse los Reyes del Mundo. De mi parte, solo le pido a Dios que cada basura que publico, ayude a una sola persona a despertar, o encontrar la solución a un problema. A entender que no hay mejores personas que nadie, que nadie es perfecto; que nos equivocamos, y comenzamos todo de nuevo. 

En fin, como todo en la vida: CAMBIA, sin excepciones; lo más humanamente aceptable es, tratar de hacer perdurar las cosas. Y eso, lo hace un blog. Así que, mientras estas “personas” de google (las máquinas sustentadas en IAs (inteligencias artificiales) son las que deciden la pertinencia de las “aplicaciones”, en base a cuantificación numérica (algoritmos, beneficios económicos), sigan con mantener a Blogger abierto: AQUÍ, me quedo… con todas mis imperfecciones, manías y disparates existenciales.

Por cierto, debería de escribir sobre mi experiencia en estos diez años, y cómo he mantenido este blog. La mujer es la máquina que mueve el mundo de un hombre, el mejor invento de Dios y fuente de inspiración inagotable. En diez años, he aprendido a cultivar la paciencia, la vida me ha dado algunos “tablazos” (al margen de los que yo mismo me he dado) aunque admito que la fe y la esperanza me han ayudado; he cambiado en varios sentido; aunque, todavía me gustan las mujeres altas, rubias y de ojos claros. Pero eso, es genético (sangre catalana y francesa). Sin embargo, si me conoce solo un poco, sabrá que jamás he apreciado a una persona por su apariencia; eso, se gana solo con afecto. He aprendido a jugar con el tiempo, a compartir más con mis seres queridos. Hay un lote de cosas “sinsentido” y meramente practicas que he aprendido como pasatiempo; y cosas que he hecho, por mera diversión… si, he vivido una excelente década. Si, se han escrito unas cuantas palabras y se han hecho algunas amistades; aunque, algunos bloggers han “caído”, han emigrado o simplemente han dejado de escribir... pero, así es la vida (y me refiero a la vida, fuera del ciberespacio).

P.d. Solo espero que Blogger dure: mucho más que yo. 

No hay comentarios.: