febrero 02, 2018

¿Importa el amor?


Cada año, las personas me preguntan en este blog: el por qué una relación no funciona. Por qué se “apaga” el amor; que si alguien le ama por decirle “mi amor”… a grandes rasgos, son la generalidad de las preguntas que me hacen. Vivimos tiempos difíciles, y mi única pregunta es: ¿Importa el amor?

Cada febrero, escribo estos post como una “balanza” con el Cosmos. Decenas de personas quieren una respuesta inmediata a problemas existenciales que tienen unos 5 mil años. Pero nada, antes de “extinguirnos” como especie, se hace necesario encontrar nuestro lugar en el Universo y en nuestro mundo.

Si está perdido, estos posts, son la teoría que un práctico necesita para darle algo de ciencia a los sentimientos. La primera pregunta, la más tonta e importante es la que está arriba (¿Importa el amor?) Sí, lo sé, se pregunta a qué tipo de amor (filial, amistoso, romántico, platónico, de pareja, etc.) me refiero. La respuesta más simple es, que solo hay un tipo de amor. Por cierto, eso de amor/odio: no existe. Solo es la inmadurez de una persona manifestada en la inseguridad (fundada o infundada) de su experiencia. Quizás, se sienta noqueado/a y algo molesto/a; pero, recuerde que no es fácil ser objetivo cuando se trata de sentimientos. Ese, es el verdadero reto de estos posts.

Nada de basura de buscar: “el amor de su vida”, “su complemento”  su “media mitad”. Si busca esto en su corta o larga existencia, recuerde que los que buscan a “Pie Grande” solo tienen la huella combinada de las patas de un oso que los hace “creer” en su existencia. Si usted llega a anciano con una mujer a su lado que ha compartido su vida con usted durante años y años, ella será: “el amor de su vida”, “su complemento” y su “media mitad”(algo que nunca he entendido: media mitad es 1/4... (¿habrán 4?: quizás Maluma se refiera a eso). Se lo explicaré de otra manera: el amor, es un resultado; no una fórmula. Si usted pierde su tiempo, preguntándose si importa o no... ni siquiera siga leyendo.

¿Está confundido/a?¿Alguna vez se ha preguntado qué es el aire que respira? ¿Si respira? Ese es el problema de la mayoría de relaciones (de toda índole): las personas no agradecen lo que tienen; sino, que malgastan su tiempo en dudas y conflictos absurdos que terminan por destruir a un sentimiento universal, natural y simple. El amor no se busca, tampoco se ata o controla. Surge o no; se entrega o no; se vive, se disfruta; se sufre y se recuerda… pero, jamás se anhela. Es ese anhelo, nuestro mayor mal social a nivel de especie. Les han vendido la idea de que el amor tiene precio, forma, raza o religión. Hay algunos 3.400 millones de mujeres en el mundo, la pregunta elemental que usted debe de hacerse es: ¿Qué tiene esta mujer que no tienen los otros millones de mujeres? Y no me mal interprete, somos reemplazables (variables dentro de la ecuación: tanto ella, como yo); sin embargo, a mis fines, debe haber algo especial. Y eso, es lo que pretendo encontrar en este Febrero ¿Por qué? porque sin ELLA, lo demás es... solo basura existencial… así, comienza el 2018.

No hay comentarios.: