abril 13, 2018

Fue un placer...


Quizás, me he perdido tus besos;
He sido, un testigo del amor.
Tan solo, te he comido a versos:
Y, me he quedado, sin una razón.

Fue un placer, equivocarme contigo;
Eres una, en más de un millón.
No sé, si será algún castigo;
Pero, quien ha perdido es, el amor.

Tal vez, algún día, vuelva a verte;
Si no lo sabes, me has partido en dos.
¿Has venido en esta larga noche;
A tomar, lo que queda, del corazón?

Creo que, en verdad, no lo sabes,
El tiempo que perdimos, no volverá.
Ya no sé, siquiera, cómo decirte:
Que nunca, encontraré a otra, igual.

Al menos, se que te vi, en esta vida.
Mientras, todo un mundo, ignorabas.
Ser el testigo de tu vida, sin mí vida.
Es el castigo, de aquel que te amaba.

Buenas noches, fue todo un gusto:
¿Será que han robado tu ilusión?
Ya he olvidado, todas las respuestas:
¿Será que se puede, vivir de amor?

Algo nació, en un solo momento;
Algo más, que el “tu” y el “yo”.
Creo que, has detenido el tiempo
Y te has robado… mi corazón.

Agradeceré, siempre a la vida,
Por crearte, como a una ilusión.
Así, en estas noches, tan tuyas y mías:
Estaré en tu mente, y en tu corazón.

1 comentario:

Fran dijo...

Al menos, no todos los poetas están muertos :)

Otro borrador, a la lista de pendientes.