mayo 11, 2018

@georgetheexplorer


De la galería de @georgetheexplorer, he tomado una imagen emblemática de Irlanda del Norte: la Calzada de los Gigantes. Una formación geológica que se asemeja más a una cantera de piedras artificial, que a una formación natural (columnas basálticas). Sin embargo, estas columnas existen en decenas de lugares alrededor del mundo… sin dudas: son naturales.

Por cosas de la vida, a mis manos llegó un cachorro de Shih Tzu, orgullo de mi sobrina. Y antes de que me pregunte qué tiene que ver un perrito con una formación geológica, le diré que: El Tibet, la región más alta de la Tierra y de donde provienen (volcanes, basalto?). Pero, el perrito es lo importante. He tenido muchas razas de perros, gatos, peces, aves, etc. He cazado animales para comer o por control. Pero, nunca en mi vida había tenido en mis manos un perro de esta raza. Es una cosita de dos meses, que si se entrena: podría reemplazar una Roomba (Aspiradora electrónica… su pelaje es algo complicado y largo; más, si es macho y no sabe hacer pipi: charco amarillo, en perrito blanco??? hahaha).

Ese cachorro, llegó a mis manos para una presentación/revisión (Nunca necesité el título de veterinario) y, al margen de un perrito “medio loco” (cuando entró en confianza) solo me extraño que tuviera un collar. ¿Collar en un cachorro? (si, hasta lo traían cargado). El perrito estaba como loco rascándose. Cuando me dijeron el precio del “peluche”: casi me dio un infarto, y así llegamos al punto de hoy: el comercio de la belleza animal y vegetal. Si esa formación basáltica no fuera patrimonio de la humanidad, de seguro alguien hubiera vendido más piedras (imagino que algún uso le han dado con lo siglos, el basalto es duro). Lo mismo que esta raza de perritos que, después de su casi extinción, han sido mercadeados por todo el mundo. Tengo peces de Africa, Madagascar, Suramérica. Y este es mi punto de hoy: cómo hemos alterado a la evolución de la vida con el comercio internacional de plantas y animales.

Siempre pongo el ejemplo de los glofish: peces de laboratorio que, siendo de agua dulce, solo son creados para brillar o ser vistosos, mezclado adn de especies marinas. Miles de años adaptan una criatura a su medio ambiente; y, nosotros, sacamos ese medio, y lo cambiamos por una jaula, un tarro o una pecera para disfrutar de su belleza ¿Es correcto? Mi único consejo es, respetar las líneas de la vida (no cruzar especies, de forma artificial), y los animales y plantas endémicos; toda vez que, no es tan difícil crear híbridos o especies cruzadas de seres vivos que llevan millones de años separados.

Por cierto, el perrito: le dije a mi sobrina que consiguiera una parejita. Es algo cruel tener a una mascota en soledad, solo compartiendo con un animal salvaje, incomprensible e irracional como lo es: un ser humano (Hahaha… el perrito, ya come zapatos). Un animal pequeño, más que una mascota es, todo un reto para la vida de una persona. No es que sea como un bebé; es, que es un bebé: que necesita educación, amor y cuidado… y, mucho corte de pelo. El verano será un reto (me ofrecí a trasquilarlo); sin embargo, más allá de la moda, el origen o la “vistosidad”: cuide a sus mascotas, sus plantas, su familia, sus amistades, a los/las desconocidos/as; y, a su sociedad.

No hay comentarios.: