septiembre 14, 2016

Los “tablazos” de la vida.



En estos días, recordé esta imagen. Estaba jugando con Pucky (chihuahuita)…

A ver, a resumidas cuentas: mi papá le pidió a un amigo un perro que “cuidara de las ovejas” y que “no las lastimara”. Uno pensaría que un hombre con tantos perros de raza sabría elegir lo “mejor de lo mejor”. En fin, Pucky llegó a la finca como una cachorra (más chiquita de lo que es, bueno, no tanto). A simple vista, era un buen ejemplar de Rottweiler… salvo, que nunca creció. Mi papá se sorprendió el día que le dije (tenía 6 meses comiendo como loca y no crecía) que ella era una chihuahua y que no crecería ni un centímetro más (si sabré yo de estas enormes criaturitas). Al efecto, la perra es más pequeña que mi zapato; pero, ladra como Godzilla (bueno, si Godzilla ladrara… la idea es que hace mucho ruido y corre como si tuviera dos tanques de NOS (oxido nitroso); eso, y que le encanta jugar con los gatos... criados con ella). Aunque no he podido traerla a casa por los demás gatos (de ciudad; se la pueden comer, por confianzuda), así que: me evito el problema... por ahora.

La cuestión de los “tablazos” a los que me refiero, no es a “golpes”, sino a que, en la vida hay situaciones inesperadas que son esencialmente negativas. Ej. Una goma (neumático) pinchada en un día ajetreado, un pez muerto (suerte que quedan 8), y ni hablar de situaciones como muerte de un familiar, amigos con problemas, falta de tiempo, etc. Sin embargo, siempre tiendo a buscar lo “aceptable” (no lo bueno) de las cosas. Y no me refiero a que: “todo pasa por una razón”; si no, a que “las cosas, sencillamente, pasan”. En mi caso, que siempre tiendo a desafiar a Dios, a la vida, etc. Dios me ha “recordado” muchas veces, que la humanidad no es la naturaleza de las personas, sino la actitud que tomamos frente a esas cosas que escapan a nosotros.

Mire, la imagen de arriba, algo sencillo: ¿Qué sostiene a la señora? Si usted dice que una silla… no, no es la silla; es, una simple costura en la tela. Podría verlo como cualquier punto vulnerable: densidad del metal, resistencia de las uniones, peso de la dama, grosor de la costura, tipo de tela, aleación de metal, resistencia del remache, etc. Vuelva a mirar la imagen: ¿Qué diantres hace ese pobre animalito ahí debajo? ¿Mujer distraída? ¿Día soleado? ¿Hará frío? Bueno, el perrito o perrita está aterrado (posición de las patas). Ahora bien, ¿Qué le diría a la señora? ¿Se ofendería? ¿Trataría de pararse? ¿Soportará la silla? ¿Estará vivo el perrito? ¿Le importará ese perrito/a? ¿Fue solo algo publicitario?

Si se ha perdido en las preguntas: todas son válidas y… ninguna importa. El perrito (o perrita) no tiene la menor idea del “peligro” que existe. Así, nos sucede en la vida: te dices “es solo un viaje”; pero, sorpresa, en tu viaje: el mundo no se detiene, y todo ha cambiado: vida, muerte, amor, desamor, alegría, tristeza; y, un montón de cosas más. ¿Valió la pena el viaje? ¿Valió más haberse quedado? ¿Qué lograste? ¿Qué aprendiste? ¿Cuánto amaste? ¿Tomaste la decisión correcta?

Sí, se que en esta vida nada es “correcto” o “incorrecto”. Sin embargo, cuando haces algo de corazón como que nada más importa. ¿No es así? La vida, es todo lo que sucede mientras planeas vivir. Son las cosas incontrolables las que controlan nuestro destino. Sí, suena estúpido; pero, es así. No se trata de dudas o fracasos, se trata de que la vida siempre trae consigo: cosas que escapan a nosotros. Y esos “tablazos”, sin importar los golpes o las heridas, solo son la consecuencia natural de toda existencia.¿Qué es lo único que verdaderamente importa en la vida?  Vivirla, como si fuésemos a morir pronto; pero, pensando en que jamás moriremos. Si entiende esta frase, le felicito: sabrá tomar las mejores decisiones… o, al menos, tendrá el tiempo para reflexionar. 

agosto 16, 2016

La primera década de este blog.


 Este blog: tiene una década

He sostenido que estos espacios de reflexión o de simple desahogo, son la manera con la que Google se ha beneficiado más como empresa. ¿Por qué? porque, nos da a las personas comunes una simple forma de expresión y eso, acerca el producto a las masas sin importar fronteras, idiomas o culturas. No hay barreras; bueno, aunque hace unos pocos años, se han apretado algunas tuercas. Se que a nadie le importa si Bill Gates gasta millones de su fortuna en promover un reactor nuclear (Torio) en miniatura, auto sustentable y que se pueda instalar en cada hogar del mundo. También se que a nadie le importa que no puedo llevar mi chihuahua de la finca a la casa, para que no se me la “coma” un gato… es muy chiquita y confianzuda. De igual modo, nadie necesita interrogantes sobre el amor, vivencias, teorías locas o simples manías. Sin embargo, toda la basura o sabiduría que publicamos: eso, es una parte de nosotros y de nuestras vivencias.

¿Por qué Blogger? Bueno, en mi caso, siempre les digo a las personas que nuestras acciones son la fiel imagen de lo que somos. Y sí, se que hay decenas de lugares “blogueriles” más modernos, espaciosos, monetariamente rentables, etc.; Pero, en la vida, soy de los que cree en la fidelidad de las cosas. Y no me refiero a quedarme estancado con una preferencia; no, sino a que: si algo funciona bien, no hay que cambiarlo. Así que comencé a escribir con Blogger y terminaré aquí. Si se daña o tiene un problema, buscas repararlo, no reemplazarlo. Y quizás, ese es nuestro mayor problema como personas: todos quieren publicar en Facebook o Instagram, que le den un millón de likes y sentirse los Reyes del Mundo. De mi parte, solo le pido a Dios que cada basura que publico, ayude a una sola persona a despertar, o encontrar la solución a un problema. A entender que no hay mejores personas que nadie, que nadie es perfecto; que nos equivocamos, y comenzamos todo de nuevo. 

En fin, como todo en la vida: CAMBIA, sin excepciones; lo más humanamente aceptable es, tratar de hacer perdurar las cosas. Y eso, lo hace un blog. Así que, mientras estas “personas” de google (las máquinas sustentadas en IAs (inteligencias artificiales) son las que deciden la pertinencia de las “aplicaciones”, en base a cuantificación numérica (algoritmos, beneficios económicos), sigan con mantener a Blogger abierto: AQUÍ, me quedo… con todas mis imperfecciones, manías y disparates existenciales.

Por cierto, debería de escribir sobre mi experiencia en estos diez años, y cómo he mantenido este blog. La mujer es la máquina que mueve el mundo de un hombre, el mejor invento de Dios y fuente de inspiración inagotable. En diez años, he aprendido a cultivar la paciencia, la vida me ha dado algunos “tablazos” (al margen de los que yo mismo me he dado) aunque admito que la fe y la esperanza me han ayudado; he cambiado en varios sentido; aunque, todavía me gustan las mujeres altas, rubias y de ojos claros. Pero eso, es genético (sangre catalana y francesa). Sin embargo, si me conoce solo un poco, sabrá que jamás he apreciado a una persona por su apariencia; eso, se gana solo con afecto. He aprendido a jugar con el tiempo, a compartir más con mis seres queridos. Hay un lote de cosas “sinsentido” y meramente practicas que he aprendido como pasatiempo; y cosas que he hecho, por mera diversión… si, he vivido una excelente década. Si, se han escrito unas cuantas palabras y se han hecho algunas amistades; aunque, algunos bloggers han “caído”, han emigrado o simplemente han dejado de escribir... pero, así es la vida (y me refiero a la vida, fuera del ciberespacio).

P.d. Solo espero que Blogger dure: mucho más que yo. 

julio 17, 2016

Muchachitos de ayer vs muchachitos de hoy: cosas de la TV.



Antes, a finales de los 80's y principios de los 90's, tenías una TV con señal aérea y si querías ver bien la imagen tenías mover la antena en TODAS las direcciones, y en casos extremos, adaptarle una percha de ropa y/o hacer malabares para que la señal fuera “aceptable”. Habían televisiones (más viejas que mi tiempo… arcaicas, diríamos) de tubos al vacío que había que encender hasta que calentaran y se pudiera ver algo de señal. Eso es otro tema y un par de generaciones antes de la mía (imagen a blanco y negro). Debías levantarte a cambiar el volumen y cada canal (del canal 2-13 VHF y hasta el canal 69 en UHF). Y lo mejor de todo es que si intentabas reparar la TV tu mismo: podías morir electrocutado, ya que las TV de “vieja escuela” tenían grandes bobinas y capacitores que almacenaban una buena cantidad de corriente por días. Un solo toque en falso y te quedaba la mano temblando, con algo de olor a pollo frito… aún desconectada. Por cierto, para ver un par de chicas en “bikini” en la TV, había que trasnocharse (12:30 a.m., en adelante). Quizás, por eso todos en el colegio teníamos “ojeras” (jajaja).

Ahora, tenemos fibra óptica, live stream, Netflix, grabación de programas favoritos, telecable, etc. Todo en formato 720P / 1080P o superior (alta definición hasta 3D y 4K) para dar una experiencia más realista. Aunque, al igual que en mi época de “muchachito”, las tormentas eléctricas siguen afectando algunas señales; digo, los “salvajes” que aún tienen parábolas… incluyendo las compañías de cable. Sí, hay mucho más variedad y fácil acceso a TODO tipo de contenido... ya, nadie se trasnocha, salvo por aburrimiento (risa). Si se daña el control remoto, es como una TRAGEDIA para algunos muchachitos (le dan golpes, les rompen las tapas, etc.; ni saben que las TV’s tiene botones con las mismas funciones (y no diga que no: nadie se para ca cambiar una TV, salvo una emergencia). Reparar esas Tv’s es tan sencillo como quitar seis u ocho tornillos y cambiar dos condensadores pequeñitos con estaño, o comprar una tarjeta. Solo se electrocutará: a) por un alto voltaje en el telecable (esto es en serio, si la señal se ve mal, no intente desenroscar el conector de entrada); o, b) si deja la TV conectada al enchufe, y usted está sudando o le cae algo de líquido al sistema, mientras “intenta” limpiarla con un trapo húmedo. Posiblemente, los muchachitos de hoy insinúan que hay que cambiar la TV porque es vieja (de 3 años en adelante). Aunque antes, duraban décadas... y mientras las tv leds pesan unas 10-30 libras; las de antes, pesaban como 100 o más libras.

Por mi parte, extraño una TV “flat Screen”  de 27 pulgadas que lanzó JVC en una época donde las TV’s traían un equipo de sonido “Surround” 2.1 (con subwoofer)... esa cosa, pesaba como 120 libras. (imagine, tener que cargarla desde la marquesina hasta la habitación... pero sonaba nítida; y, como me la regalaron: nada de queja. Me duró como 5 años).  Y recuerdo mi VHS Panasonic que traía un control de canales (Tuner interno) que permitía “decodificar” algunos canales de señal “polarizada” (cosa de hombres). No lo boté, lo desarmé en mil pedazos que aún conservo. Por cierto, en esa época, si se ensuciaba (magnetizaba) la cabeza del VHS, había que poner una cinta durante unos 30 minutos hasta que la imagen se corregía… buenos y sanos recuerdos.  

junio 03, 2016

El Tránsito en Santo Domingo.


Recuerdo esos días, hace unos 20 años, en los que podías tomar tu carro o camioneta, salir de la ciudad por la Autopista 6 de noviembre y… llevarlos al límite. Había muy pocos vehículos, comparado con esta fecha. Podías encontrar parqueo en cualquier lugar de la ciudad; los autos estaban BIEN fabricados y, la autoridad se respetaba.

Hoy en día, en nuestra JUNGLA de cemento: tratas de sobrevivir a miles de vehículos que transitan junto contigo en una especie de CAOS organizado. Si me pusiera a escribir experiencias, serían miles; sin embargo, hoy solo quiero referirme a lo elemental: un granito de arena para ordenar el tránsito de nuestra ciudad. Por cierto, no hay que ser ingeniero de la NASA, ni un físico teórico con 5 doctorados para identificar los problemas de esta ciudad. Y no me refiero a exceso de vehículos, falta de autoridad, o a “salvajes” al volante. Me refiero, simplemente a “fluidez”.

Nuestro primer problema son las vías. Mucho hemos hablado de los carriles expreso, los elevados y paso a desnivel de la Av. 27 de Febrero y de la John F. Kennedy (Autopista Duarte)… varios períodos de gobierno de obras; sin embargo, siempre he sostenido que: si los túneles, elevados y pasos a desnivel hubieran sido realizados en sentido Norte-Sur/ Sur-Norte, hoy en día, tuviéramos un tránsito fluido en los cuatro sentidos cardinales. Eso, a su vez, despejaría las avenidas secundarias (Norte-Sur y a la inversa) y la ciudad no tuviera este caos, al margen de los esfuerzos de AMET y Obras Públicas. Bueno, nadie me consultó y de haberse hecho así, habría costado miles de millones menos (algo, quizás, no conveniente para los contratistas del gobierno).

El segundo problema, es el transporte público. Cómo es posible que en una avenida como la Máximo Gómez (de solo DOS carriles) esquina Av. Independencia, donde doblan TODOS los vehículos de carga que vienen desde Haina o el Sur hacia el Este o Norte, haya una PARADA de carros públicos… y los AMET, solo se paran en la esquina??? Esta situación se repite en cada Avenida de esta ciudad, no obstante estar PROHIBIDO ESTACIONARSE EN UNA AVENIDA… ¿Y la autoridad? Eso, solo aplica para infelices ciudadanos del transporte privado. Los carros públicos pueden andar sin cristales o puertas, sin cinturones y con un sistema de gas propano “handmade” o sea, un tanque de gas para hogar, acostado y conectado con una manguera de agua verde de jardín… es decir, bombas de tiempo sobre rueda; sin embargo, al ciudadano común lo multan por una luz quemada.

El tercer problema, lo llamaría transporte de carga/ vehículos pesados. Me explico, en una sociedad organizada y utópica, en la República Dominicana, los vehículos de carga debieran transitar de NOCHE: de 9:00 P.M a 5:a.m. Eso aplicado para todo vehículo pesado, sería como vivir en otro universo. Y eso, debido a que, al igual que el transporte público, el transporte de carga tiene reglas PROPIAS. Ej. He visto camiones sin carrocería, con dos linternas de vigilante o sereno amarradas con cinta pegante (tape) al chasis del vehículo. ¿Alumbran? No, pero aparentan ser luces (y así cumplen la ley). El mayor problema es que no hay un control de las cargas o el estado de estos vehículos y andan por la vía pública a 30km/h o menos, en lugares donde el tránsito fluye hasta 80km/h (o sea, Avenidas). Un solo camión averiado, causa tapones de más de 1 kilómetro o de centenas de metros ¿Por qué? Porque carecemos de una AUTORIDAD que ponga un control. Es magnífico sacarle a un vehículo el máximo de vida útil hasta volverlo chatarra; sin embargo, lo correcto sería renovar la flotilla, cada cierto tiempo. Y no hablo de contaminación, porque ese es el menor de nuestros problemas (somos isla).

Quizás, usted piensa que la propia persona es el principal problema y cuarto elemento. Sin embargo, se equivoca. Conducir, es conducta adquirida. Poco importa su educación, religión o karma. Y es dentro de esa conducta adquirida, donde entra la AUTORIDAD como guía. El ejemplo sencillo es un REBAÑO: van donde el pastor les guíe. Sí, he visto madres conducir, maquillarse y hablar por teléfono a la vez, mientras su hijo salta en el asiento trasero; he visto motociclistas suicidas, imprudentes, salvajes que persiguen ambulancias para evitar el tránsito. Pero al final, son las simples medidas administrativas, las que causan el mayor resultado (de la Autoridad). Un ejemplo de ello sería la Avenida George Washington. Siendo de dos carriles (en cada sentido) desde la Av. Abraham Lincoln hacia la Zona Colonial: si bloquearan los giros desde la calle de Cancillería (Paseo de los Médicos), la del Banco Agrícola (Alma Mater) y prohibieran los pasajeros en la calle frente a la estación de Gasolina (parada de guaguas hacia el Sur)… eso daría un cambio en la fluidez increíble. Eso, si prohíben el parqueo de vehículos frente a esos “negocios” que hay posterior a esa parada viniendo de este a oeste.

El punto está en que nuestra situación actual de CAOS VEHICULAR no depende de exceso de vehículos o falta de vías: se debe a infractores de la ley que ocupan carriles y estacionan donde no deben; que andan por la vía a una velocidad INFERIOR y a los agentes de la Autoridad Metropolitana del Transporte (AMET), que en muchas veces, ocasionan un caos mayor al TRATAR de dirigir el tránsito en UNA SOLA DIRECCIÓN durante varios minutos, congestionando vías posteriores, sin necesitad. Bueno, salvo que usted sea FUNCIONARIO DEL GOBIERNO… siempre llegará a tiempo. Para los demás mortales, ya muchos nos acostumbramos a llegar una hora antes a los lugares de destino. En fin, dealers que ocupan la vía pública con sus vehículos de “exhibición” para vender; vehículos del transporte público aparcados en las esquinas de las avenidas; transporte de carga tipo tortuga (obstruyendo); personas que “cortan” vías principales para irse por el interior de las cuadras (vías secundarias) y “avanzar” algunos metros: ESE, es nuestro problema en relación al tránsito. La única solución es APLICAR LA LEY a TODOS por IGUAL. En un solo día podemos acabar con este CAOS.

Por cierto, esto NUNCA se corregirá, hasta tanto el GOBIERNO deje de hacernos GASTAR COMBUSTIBLE a propósito, para RECAUDAR MAS DINERO y pagar una DEUDA que solo beneficia a unas 45 personas de los 9 millones de dominicanos. ASÍ, NO PODEMOS SEGUIR.  

mayo 17, 2016

Miss Atomic Bomb & Mr. Brightside.

Hace unos días, escuchando la radio, pusieron la canción Mr. Brightside del grupo The Killers. Y recordé que no he posteado sobre estas dos canciones. Mi blog, tiene casi diez años; pero, entre una canción y otra hay unos 8 años… a pesar, de ser parte de una misma historia.

Me gusta escribir sobre canciones, porque al igual que en la vida: donde algunos ven dolor y melancolía, otros ven amor e historias. Y estas dos canciones no son la excepción. La primera fue Mr. Brightside, la cual puede ser definida, a partir del video, como una historia de amor, donde el protagonista es “engañado” por su pareja. Sin embargo, la letra nos cuenta otra historia: Yo traduciría la primera parte de esta canción como: “Saliendo de mi encierro”… “porque lo quiero todo”… “comenzó como un beso”… “¿Cómo terminó así?”. Sin embargo, la canción termina con un “yo nunca… (¿Te perdonaré? ¿Te olvidaré?). En la escena final, el protagonista se levanta y se va… dejando a su “bailarina”: sola) ¿Celoso? Clarooo; la visión de este video es el de un amor “a medias”; lo que, lleva al protagonista a torturarse (sin comillas) imaginando todo lo que ese “productor” (adinerado) le estaría haciendo su amada, mientras ella no estaba con el. De ahí que la quisiera solo para él (“lo quiero todo”). Hay que estar conscientes de que este grupo y por ende el video (y la experiencia) viene del día a día de la Ciudad del Pecado (Las Vegas). Una cosa es ser un exitoso “productor” y otra es ser el vocalista de un grupo de rock.


Sin embargo, la canción Miss Atomic Bomb (Hola, hermosa y deslumbrante Izabella Miko), cuenta el origen y una parte avanzada (no el final, me niego a creerlo) de esta historia. No es un triángulo amoroso, ni un amor no correspondido; al parecer, se trata más de las decisiones tomadas a lo largo de la vida tanto por la “bailarina” como por el “chico” y de sus consecuencias a través de los años.

La historia comienza con un muchacho “inocente”… y una hermosa bailarina. Una madre controladora y un hombre mayor (empresario o productor de “Shows”, con mucho dinero que se convierte en la pareja de la bailarina. Nota: en Mr. Brightside, el productor envía a la bailarina con otros hombres (deseada, por su belleza) por una “manzana”; ¿Pago? ¿Pecado? ¿Problemas… mecánicos? (jajaja), no sé. Lo que no está claro es cómo la bailarina termina con el adinerado, ya que saltamos del Ballet al desierto, y él (productor) ya la esperaba y estaba en su casa; y sabía de su “amorío” con el chico pero, eso es…. otro asunto.

¿Por qué señorita bomba atómica? ¿Porque cuando explota, nada queda a su paso? O ¿Por que donde llegaba NADIE podía quitarle los ojos de encima? (no es que dejara ciego de tanta belleza; pero, su luz, era su encanto). ¿Señor optimismo?: En cuestiones del amor, a veces, los tropiezos valen más que las ilusiones. Me explico, si él nunca la hubiera encontrado con otro: seguiría ilusionado. Hay mujeres que llevan doble y triple vida (2 o 3 parejas): como si nada (Nota feminista: para los hombres, es más difícil… quizás, haré un post sobre ello). En fin, el hombre se ciega más por estar enamorado que la mujer. La mujer, solo lo cambia por otro… y después, se arrepiente. Pero, esa es otra historia 



En el video, la escena en que sale Izabella Miko (nombre real, personaje bailarina) se ve que ella llega a la colina, y el la espera sonriente, en su moto de drag (para el desierto); aunque, al momento, se le ve llorar con el anillo de compromiso (que él dejó caer al enterarse del otro) mientras la colina se observa vacía (ella esperaba que él estuviera ahí, pero él nunca llegó). En este punto es que YO CREO Y SUPONGO que falta un intermedio de la historia. ¿Por qué?  Porque la Carta, si mal no recuerdo, dice: “Querido amor…” y refiere a encontrarse en aquella colina. El, nunca apareció de joven... pero, la carta llegó al “anciano”. Y me dirá que, como la carta se “desvanece” al final, la historia nunca sucedió??? El problema es que si mira el final del video: hay fotos de ella joven en el trailer que está en el desierto; hay fotos de niños, de FAMILIA… así que, teorizando un poco: falta una parte de esa historia. Digo, algo que no sea: “Just another girl”: