mayo 12, 2018

@shainblumphotography


Esta imagen pertenece a la galería de @shainblumphotography, y son conocidas como piscinas de mareas, ubicadas en Hospitals Reef, La Jolla, California. Me gusta la imagen, para visualizar la realidad del mundo. Hipotéticamente, imagine una pulga de agua (Daphnias, de agua dulce) viviendo tranquilamente su existencia en un par de litros de agua; ahora bien, imagine lo que sería preguntarle a ese diminuto ser, sobre su opinión acerca del océano. Escapa a su comprensión, y eso mismo pasa con nuestra realidad: nuestro cerebro “gestiona” el mundo que nos rodea y nos brinda el mejor resultado para las situaciones habituales.

El ejemplo más simple: su celular. No importa su marca, le apuesto a que está leyendo esto bien de cerca, sin pensar en la radiación electromagnética que está recibiendo. O, de que cada uno de los componentes (Pantalla, software, carcasa, microprocesador, gps, receptor wifi, etc.) fueron hechos por decenas de personas con sueños y anhelos. Nada de tragedias: personas, de carne y hueso que dedicaron su tiempo y esfuerzo a un simple producto. Por cierto, hay más tecnología en su mano que la que tenían los organismos de inteligencia de todo el mundo hace 50 años (bueno, con sus reservas). Sin embargo, usted solo tiene un producto que compró para estar “conectad@”. (No le importa nada mas que la marca, y que funcione... ¿Cierto, o no?)

¿Debería perder mi tiempo diciéndole que la guerra, las telecomunicaciones y las enfermedades son los mejores negocios del mundo? No creo. Me gusta imaginar mejor, un mundo en donde la ayuda simple llegue a todos y todas. Aspirinas, antibióticos, agua, educación… conocimiento. No existe un solo problema climático (de supervivencia) al cual el ser humano no le haya encontrado, al menos, una solución. Y mi pregunta de hoy sería: ¿Cómo sería nuestro mundo si lleváramos agua a las zonas desérticas?. Esa simpleza, alteraría todo el planeta y toda la humanidad. ¿Por qué en vez de gastar miles de millones en basura comercial (armamento, corrupción, ocio), no invertimos en acueductos internacionales para cambiar el medio ambiente de las zonas mas secas? Tenemos decenas de oleoductos y ningún acueducto así (que yo sepa)… es una suma mínima, por el futuro. Existen proyectos de recuperación desértica a pequeña escala, desde hace décadas. Sin embargo, si llevas agua donde no hay: creas vida; creas recursos, subsistencia, desarrollo, economía, prosperidad y calidad de vida. Sí, el agua es un arma; y es un medio de control y poder… pero, ellos mismos saben que hay un abismo entre ser el rey de un desierto, de un oasis y de una nación. ¿Petróleo por agua, oro por agua? No, llévales el agua y ellos te darán bosques, cultivos, selva: VIDA. Sería increíble alterar el clima de forma sostenible a nuestro favor; al fin y al cabo: el polvo del Sahara, solo es polvo; y, la naturaleza se encarga de esparcir la vida de múltiples maneras; ¿Se imagina un África verde todo el año, millones de personas cultivando, criando ganado (nada de ovinos… co2)? Un mundo más verde, nos daría un mejor aire, más materia prima y una mejor producción para la humanidad. Sí, los retos de reorganización económica y sostenibilidad son grandes; pero, merecen su estudio y proyección a escala masiva.

Por cierto, un consejo “loco”: ¿Por qué no envían a todas las mineras suramericanas a “quebrar” algunas zonas de los Andes, de tal forma que la humedad llegue a las zonas desérticas del lado Este? Creo que haría mucho más bien que algún daño ecológico, y alejaría a muchas mineras de lugares más “dañinos” al medio ambiente... creo, yo. 

mayo 11, 2018

@georgetheexplorer


De la galería de @georgetheexplorer, he tomado una imagen emblemática de Irlanda del Norte: la Calzada de los Gigantes. Una formación geológica que se asemeja más a una cantera de piedras artificial, que a una formación natural (columnas basálticas). Sin embargo, estas columnas existen en decenas de lugares alrededor del mundo… sin dudas: son naturales.

Por cosas de la vida, a mis manos llegó un cachorro de Shih Tzu, orgullo de mi sobrina. Y antes de que me pregunte qué tiene que ver un perrito con una formación geológica, le diré que: El Tibet, la región más alta de la Tierra y de donde provienen (volcanes, basalto?). Pero, el perrito es lo importante. He tenido muchas razas de perros, gatos, peces, aves, etc. He cazado animales para comer o por control. Pero, nunca en mi vida había tenido en mis manos un perro de esta raza. Es una cosita de dos meses, que si se entrena: podría reemplazar una Roomba (Aspiradora electrónica… su pelaje es algo complicado y largo; más, si es macho y no sabe hacer pipi: charco amarillo, en perrito blanco??? hahaha).

Ese cachorro, llegó a mis manos para una presentación/revisión (Nunca necesité el título de veterinario) y, al margen de un perrito “medio loco” (cuando entró en confianza) solo me extraño que tuviera un collar. ¿Collar en un cachorro? (si, hasta lo traían cargado). El perrito estaba como loco rascándose. Cuando me dijeron el precio del “peluche”: casi me dio un infarto, y así llegamos al punto de hoy: el comercio de la belleza animal y vegetal. Si esa formación basáltica no fuera patrimonio de la humanidad, de seguro alguien hubiera vendido más piedras (imagino que algún uso le han dado con lo siglos, el basalto es duro). Lo mismo que esta raza de perritos que, después de su casi extinción, han sido mercadeados por todo el mundo. Tengo peces de Africa, Madagascar, Suramérica. Y este es mi punto de hoy: cómo hemos alterado a la evolución de la vida con el comercio internacional de plantas y animales.

Siempre pongo el ejemplo de los glofish: peces de laboratorio que, siendo de agua dulce, solo son creados para brillar o ser vistosos, mezclado adn de especies marinas. Miles de años adaptan una criatura a su medio ambiente; y, nosotros, sacamos ese medio, y lo cambiamos por una jaula, un tarro o una pecera para disfrutar de su belleza ¿Es correcto? Mi único consejo es, respetar las líneas de la vida (no cruzar especies, de forma artificial), y los animales y plantas endémicos; toda vez que, no es tan difícil crear híbridos o especies cruzadas de seres vivos que llevan millones de años separados.

Por cierto, el perrito: le dije a mi sobrina que consiguiera una parejita. Es algo cruel tener a una mascota en soledad, solo compartiendo con un animal salvaje, incomprensible e irracional como lo es: un ser humano (Hahaha… el perrito, ya come zapatos). Un animal pequeño, más que una mascota es, todo un reto para la vida de una persona. No es que sea como un bebé; es, que es un bebé: que necesita educación, amor y cuidado… y, mucho corte de pelo. El verano será un reto (me ofrecí a trasquilarlo); sin embargo, más allá de la moda, el origen o la “vistosidad”: cuide a sus mascotas, sus plantas, su familia, sus amistades, a los/las desconocidos/as; y, a su sociedad.

mayo 10, 2018

@tbhphoto


Y dale con la Luna, ¿Será que es un Hombre lobo, o medio loco?” Si, debe estar pensando en esto; Sin embargo, el motivo es otro. Hoy, quiero divertirme un poco con esta foto de la galería @tbhphoto: Luna y mareas; campo gravitatorio; los minerales y temperatura.

Siempre me gusta explicar la dimensión de la corteza terrestre desde la óptica de un huevo de gallina: el cascarón es la tierra y todo lo demás es “magma”. Lo de las comillas es por el asunto de los metales más pesados en estado semisólido y sólido, cosas de temperatura… nada con lo que podamos “jugar”. Si mal no recuerdo, según cálculos la Luna se “aleja” de la Tierra (susto, sería si se acercara). El juego es: ¿Podemos prescindir de la Luna? Supongamos que sí, dejando a un lado las mareas, la iluminación nocturna y los licántropos.

Hay MUCHO metal ahí arriba; no me mal interprete, ya hay compañías que han propuesto “remolcar” meteoroides para darles usos en metalurgia. Los metales raros (un saludo a Japón) también tiene un gran interés; sin embargo, ¿Y si pudiéramos explotar la minería lunar; cómo podría cambiar la vida en la Tierra? ¿Se imagina lo que sería trasladar todas las ciudades a las costas (mar), sobre estructuras de aleaciones (flotantes) creadas con metales extraídos de la Luna, dejando la tierra firme solo para la naturaleza, vías de comunicación y solo algunos pocos asentamientos humanos?

Suficiente metal, para construir “naves espaciales”; estructuras, cientos de veces más grandes que la ISS (Estación Espacial Internacional). Metales raros (Impactos de meteoritos interestelares) para herramientas, propulsores y maquinarias. Y no, no se trata de destruir nuestro único satélite; me refiero a emplear los recursos que tenemos allá arriba, salvando lo que tenemos aquí abajo. 384 mil km de distancia: no son nada, en relación a los millones que podríamos “salvar” aquí abajo. Tenemos la tecnología y la mano de obra: solo nos falta dejar de perder el tiempo en guerras y conflictos; y, en acumular poder y riquezas. Todos, tenemos un solo planeta: y, no nos llevamos nada de aquí. Salvo, lo vivido. Si lo mira un poco de lejos, girando la cabeza y sacando la lengua: no es algo tan loco; solo, hacen falta unos cientos de años para que lo entiendan :D

mayo 09, 2018

@big_shotz


Es gracioso que, aún hoy en día, hay personas que no saben que los elefantes nadan en el mar (entre islas). Sin embargo, gracias a esta foto de la galería de @big_shotz, tomada por @jodymacdonaldphoto recordé que: los elefantes, no tienen fronteras; lo cual, me llevó a las Islas Andamán (India), a Raján (elefante) y Nazroo (navegante???).

Uno de los animales mas pesado de la tierra: flota como una pelota, en el mar. A nivel científico, hay varias teorías; pero, en la práctica, a los elefantes siempre les ha gustado el agua dulce (para enfriarse, son “llenitos”). Imagino que no se darán sus baños con agua salada (salinidad + trompa= limpieza nasal). Pero, no me referiré a trabajo maderero, tortura animal, ni turismo: Es solo algo simple: ¿Qué tan buena memoria tiene? La visión “humana” del mundo, se limita a una realidad sustentada en recuerdos; aterrizando: es como cuando las personas borran comentarios o personas de Instagram ¿Dejan de existir? Nooooo!!!!! (Hahaha). Vivimos en un mundo donde si no está en Internet: ¿No existe?

Hace días, una periodista alegaba que la información no podía ser brindada por personas que no fueran periodistas: porque era “peligroso” y se “distorsionaba” la información. La verdad es, que la cuestión estuvo un poco fuera de lugar. El punto que me interesa es, que hay estados (Unidos) que por ley regulan noticias falsas bajo cierto interés (ellos, las crean); Internet, es en cierto punto un lugar de diversión, ocio y en último lugar: información. Los continentes, los Estados y los gobiernos LIMITAN la información a conveniencia. Entonces: ¿Limitamos a las personas que son la fuente principal, por la opinión de una persona sentada detrás de una o varias computadoras, o de un smartphone: reciclando información? No creo.

Creo, quizás, que el punto de referencia es, el de las personas que replican informaciones sin verificar su fuente. Dan por cierto las cosas y copian/pegan las cosas por obtener likes (me gusta) o seguidores. Ese, es un mal de nuestro mundo. Sin embargo, nadie pondera lo siguiente: usted (ciudadano, ciudadana, persona) puede constatar por su propia cuenta cualquier información siempre y cuando tenga acceso a las fuentes primarias. Y este, es mi punto de hoy: comparar informaciones. El tomar una simple decisión sobre la base de una información inexacta o errónea, marca una total diferencia en el resultado; pero, ojo, siempre tenemos el deber y el derecho de corregir las cosas; de ahí, la importancia de la memoria. Hay mucha información fluyendo, cosas que se pasan por alto y que al unirlas te dan una visión acabada de las cosas. A veces, una sola palabra nos trae toda una serie de sucesos no vinculados de forma directa; pero, esenciales para una mejor comprensión de las cosas.

Es como estos posts, yo no tengo la menor idea del instagramer que sigue, o de la imagen que elegiré: tomo el orden en el que quedaron los 50 y los desarrollo en líneas gruesas. A veces, como hoy, debo ir a la cuenta del fotógrafo o fotógrafa original, y leer la historia detrás de la imagen. Solo así puedo tener la idea acabada de la realidad detrás de cada foto. Nadie puede limitarme a escribir lo que me plazca. Sería como decirle a un/a periodista que no puede escribir de farándula, deportes, viajes e intimidad de las personas (asuntos respecto de los cuales hay periodistas especializados) por ser irrelevantes para la existencia de la humanidad y para el desarrollo social(son solo ocio)... ¿Los censuramos a ellos, mientras las personas mueren por falta de medicamentos, alimentos adulterados o por carecer de los servicios básicos? ¿Censuramos a los/las periodistas que tienen anuncios del gobierno por ser parciales frente a la sociedad? NO.

La información, lejos de ser censurada, debe ser depurada; debatida y verificada. Solo así, se puede llegar a la verdad de las cosas. Censurar, es de personas con una corta visión del mundo en el que vivimos. Es un pensamiento de los 90's, en una era en donde las cosas se miden en fracciones de segundo, y no en horas... o sea, un pensamiento obsoleto. Somos libres, y somos diferentes (sin límites abstractos). De forma simple: un título universitario, no te hace un/a profesional: es el ejercicio diario, lo que te da ese mérito. NUNCA limite a otra persona en lo que sea que haga basados/as en límites abstractos (como la censura); ya que, se está limitando usted mism@. Por cierto, nunca he visto a un elefante nadar en un río; pero, es el mismo principio: si la trompa sale, se nada; aunque sea, como los hipopótamos: dando, pequeños saltos. Aún así, se hace un camino. 

mayo 08, 2018

@travelunbound



Este eclipse, pertenece a la galería de @travelunbound. Lo elegí, por ser un claro ejemplo de cómo apreciamos las cosas. A simple vista, se nos apaga el Sol. Sin embargo, entre esos dos cuerpos celestes (Sol y Luna) existen unos 149 millones de kilómetros; es decir, una cosa nada tiene que ver con la otra; sin embargo, convergen en un punto que podemos apreciar, y cuyo efecto, lo llamamos eclipse.

Simples sucesos, que apreciamos como maravillas. Esa, sería la idea. sin embargo, recuerdo que, en la era de exploración amazónica (antes de la explotación comercial) se decía que había una tribu que no había podido ser fotografiada nunca; y, el motivo, era sencillo: mataban a todo aquel que les tomara una foto. Si mal no recuerdo, luego de una muy mala reputación, un sacerdote se dirigió a esta tribu con la poca información obtenida a predicar y… sobrevivió. Por cierto, nada que ver con fe o religión: el jefe le informó que el primer hombre “blanco” había tomado una foto y se la había mostrado. El decía que aquel hombre, había (literalmente) robado su espíritu. Ellos, no conocían la fotografía; a lo sumo era algún tipo de magia o hechizo y lo consideraban como algo maligno. Bueno, si fuera cierto, las personas en Instagram perdieron más que su alma (hahaha).

El punto es, que cada fotógrafo daba por sentado que solo era una foto, en un momento cotidiano; mientras que ellos, lo veían como una agresión. Y así, pasa en el mundo, damos por sentado de que todo el mundo tiene acceso a comida, a salud a desarrollo humano, a Internet; y, vemos el mundo desde nuestra óptica. Sin pensar que todo eso, en el mundo actual, es la excepción. A veces, hay que tomar un momento y ponernos en lugar de la otra persona: ¿Nos gustaría que nos hicieran esto o aquello? ¿Nos afectaría? ¿Tienen ellos/as nuestras oportunidades, valores o creencias? ¿Hacemos lo correcto? Son solo pequeños detalles, que marcan la diferencia entre un eclipse, y apagar una estrella (Sol). Esa, es la importancia de ver las cosas a través de los ojos de los demás.