30 abr. 2018

@intrepidguide


La imagen de hoy, pertenece a la galería de Michelle (@intrepidguide). Y no, no es una biblioteca: lea la descripción de la foto. Es breve y detallada (completa). Yo, la elegí por un solo motivo: Hoy en día, en general, a las personas: no les gusta leer. Sí, parece loco… pero, es una realidad. 

Aquí, en República Dominicana tenemos la “Feria Internacional del Libro” (Edición 21 y... ni hablo de costos) donde los colegios y escuelas “sueltan” a los estudiantes por horas, los libros que se venden son los mismos (libros comerciales, ni los mencionaré), venden muchos alimentos y bebidas; ocupan todas las calles y avenidas a un radio de varios kilómetros cuadrados; y, todos los años dicen lo mismo: fue un éxito (mentira, obvio).

Pero, no crea que este fenómeno es exclusivo de nosotros: donde quiera que la tecnología se ha desarrollado a nivel de Internet, las personas la invierten en OCIO (Facebook e Instagram), antes que en educación. Tomemos como ejemplo la imagen de Michelle, de arriba: descripción actual e histórica, con datos detallados del lugar y sus circunstancias (Perfecta). Le apuesto (si apostara) a que si la imagen dijera: “Explorando libros...”, tuviera mas “me gusta”.

Yo, escribo y comento mucho (sin importar la plataforma); algo, no muy agradable, para algunos/as (No, no es competencia; y sí, nadie está obligado a quererme… hahaha). Sin embargo, en mi retorcida mente: sin un contexto, un “me gusta” (por una imagen aleatoria) es: solo cortesía, o reflejo (no hay botón de "No me gusta"). Es, como ir a la Feria del Libro, por la comida o por faltar a clases (matar el tiempo). En eso, se diferencian los escritores, de los fotógrafos: el fotógrafo o la fotógrafa, capta el momento exacto; el escritor o la escritora: lo describe. Si tienes una buena imagen con un contenido contextualizado: no necesitas opiniones o comentarios… y, los “me gusta”: sobran. Bueno, salvo que su cuenta sea "comercial"… ahí solo los “me gusta” cuentan y los comentarios: sobran :(

En fin, leer: no le roba su tiempo. A lo menos, le hace reflexionar. Y si ha leído hasta aquí: le felicito, por dedicarse usted mismo/a un poco de tiempo para ver la visión/opinión de otra persona. Así, se construyen puentes; y, no: muros. Por cierto, como dato: a las personas, tampoco les gusta escribir… ¿Temen equivocarse? ¿No saben qué escribir? Dele rienda suelta a su mente… un simple ejemplo: este blog, es puro borrador. Si me sobra tiempo, algún día lo corregiré (La vida es muy corta... todas las faltas ortográficas, los disparates e ideas locas, lo hacen único; así debe escribirse: sin límites). Y lea, no un libro o un pdf: lea sobre lo que le apasione. Aunque, llenar crucigramas: cuenta (risa... se aprende, leyendo). 

29 abr. 2018

@andrea_frazzetta


La imagen de hoy, extraída de la galería de @andrea_frazzetta, no es la de una madre gorila en el esplendor de su maternidad. Es, la de un animal “indefenso”, al cual los humanos hemos afectado de forma directa, con nuestro propio egoísmo. Esto es simple, aprendes a respetar la vida y las armas. ¿Por qué las armas?, se preguntará…

Todo, absolutamente todo, en esta vida, responde a algún interés: personal, social, económico, político, ambiental, humano. Sin embargo, la realidad (lo cotidiano, el día a día) varía mucho entre pueblos, naciones y continentes. Hoy, me voy a África, la “cuna de la vida” por una situación, casi incomprensible: matar gorilas, para llamar la atención del mundo. Hace tiempo que se hace; el por qué, no es tan complejo, y nada tiene que ver con intolerancia, guerras u odio animal: la vida de uno de estos animales, vale más, que la de cientos de personas. Así, de simple.

Recuerdo algunas tradiciones de los bosquimanos (Pueblo San) sobre comer su presa (toda, de un solo golpe); lo que, al margen de tener un abdomen enorme, les adaptó a durar días sin comer (la carne es difícil de digerir… alimento a largo plazo). Eso, en nada tiene que ver con el hambre que conocemos de África (UNICEF, Ong’s, Cruz Roja, médicos sin frontera, etc.). En África, hay enfermedades inimaginables, masacres de pueblos, ritos inhumanos; pero, el mayor mal es, quizás, la CODICIA. Ventas de armas: por tráfico de diamantes, marfil, metales preciosos (raros), le dieron “poder” a algunos, a costa de otros grandes sacrificios (incluso, genocidios de etnias y tribus completas), generando hambre y miseria en lugares llenos de vida y riquezas.

Sin embargo, nada de eso pareció (o, parece) importarle al mundo. Un día, años atrás, un agricultor de una aldea lejana de montaña (furioso) mató un gorila que había destrozado sus cultivos (lo único que tenía): y, aparecieron cientos (o miles) de personas a nivel internacional, condenando tal crimen; pero, nadie preguntó por las personas del lugar. Lo único valioso, eran los gorilas. Destinaron dinero a esos agricultores para proteger a los gorilas; pero, que yo sepa, nunca hubo una campaña de concientización por la preservación de la naturaleza: solo dinero, para que no los maten (situación que ha sido repetitiva). Incluso, los mismos cazadores son contratados para proteger… lo cual, a nivel general, no es malo (conocen el lugar).

Pero, el día de hoy, solo quiero puntualizar algo: no desperdicie los alimentos. Compre lo necesario, cosas duraderas; limpie su plato de la comida que le sirven; obsequie, lo que no se va a comer (si se va a desperdiciar). Si está leyendo esto, no es que salga a donar comida, o, a luchar con Greenpeace a favor de las ballenas o los gorilas: es, tan solo, que agradezca por los alimentos en su mesa. Y si puede ayudar a otros: hágalo. Incluso, una sonrisa: puede cambiar al mundo.

28 abr. 2018

@saravutwhanset


No, no es un viejo loco besando a una “vaca”. Es un anciano, granjero (cultivador de arroz) de Tailandia, mostrándole un poco de cariño, al ser vivo (al margen de su familia) que le acompaña de Sol a Sol en su faena diaria: su búfalo de agua,(Bubalus Bubalis). Esta imagen fue tomada de la galería de @saravutwhanset.

Así que, hoy escribiré sobre ese “vínculo” que nos une a los demás seres vivos. La humanidad (como sentimiento), no consiste solo en “amarnos los unos a los otros”; consiste, en respetar todas las formas de vida (sin extremismos; o sea, no dañar por el simple gusto, o voluntad); y, en contribuir con el equilibrio natural de las cosas. No es que salga a adoptar un perro, o una mascota: es, que no los maltrate, ni siquiera, con su mera indiferencia. Un animal, de cualquier índole, es una responsabilidad, en la cual se invierte tiempo, como en cualquier relación humana. La modernidad (ciudades), nos ha alejado en gran medida, de la naturaleza. Sin embargo, en muchos lugares del mundo, una cabra, una vaca, un caballo, un camello o muchos otros animales: son el principal medio de subsistencia de familias y pueblos (e, incluso, su mayor tesoro).

Sí, a nivel cultural tenemos nuestras diferencias (en un lugar es una mascota, en otros: comida); sin embargo, la esencia de lo que somos, no se limita a explotar a un animal para beneficio propio; sino, a cuidar (alimentar, desarrollar, procrear) y a velar por el cuidado de cada animal (o ser vivo) que empleamos como herramienta, como medio de subsistencia o, como mascota (respetando las leyes). La calidad de vida de un animal no debe ser la de una “cosa”; sino, la de un ser vivo que merece respeto. Todos, compartimos el don de la vida… y ese “beso”, significa más agradecimiento (y respeto), que el propio gesto de besar a un búfalo de 1000kg, aburrido, cansado, mojado y “oloroso”. Tan solo, cuide a cada ser vivo bajo su responsabilidad; y, si no sabe: aprenda. La ignorancia, jamás debe ser una excusa para dañar a otros.

27 abr. 2018

Desconecta2



Bueno, merezco algunos días de vacaciones (cero escritura o lectura en la red); debo, avanzar en varios proyectos e instalar algunas piezas (mecánica, peces, cosas de la casa)… y tenemos un fin de semana largo: debo aprovecharlo (la verdad, no tengo mucho tiempo libre). Una de las principales cosas para cambiar el mundo, es aprender a “desconectarse” y conectarse con la realidad (cosas pendientes, que nunca faltan)… algo que aprendí ya, hace muchos años. Pero nada, el mundo seguirá dando las mismas vueltas sin mi; solo que, un poco más caótico y aburrido. Hasta luego :D 

26 abr. 2018

@christinatouloumtzidou



Christina Touloumtzidou tiene una gran galería, llena de múltiples escenarios, naturaleza e historia griega. Sin embargo, he elegido esta imagen, por un simple elemento: sus “pies descalzos”. Los seres humanos nos hemos adaptado tanto a la modernidad que, a veces, olvidamos tocar el suelo con nuestros pies desnudos ¿Para qué? Se preguntará… Bueno, biomecánicamente, andar descalzo/a es: saludable. Y, es nuestro contacto natural con la Tierra. La electricidad estática, es una prueba de ello.

El calzado es simple protección; salvo, que sea usted mujer, en cuyo caso, podrá ser uno de los tres pilares de su vida. Y no crea que me meteré en sus “asuntos” con sus zapatos para cambiar el mundo. Tan solo quiero que sienta con los pies; una tontería: vaya al jardín, a un parque y ponga sus pies en el suelo. Olvide las hormigas (salvo que esté en medio de la selva amazónica); olvide, por un momento el “peligro” de pisar algo (salvo un erizo de mar… duele como el demonio); pero, no olvide la sensación.

Saque un momento del día para usted, y olvide todo lo demás (problemas, estrés, dudas)… cierre los ojos, e imagine un lugar tranquilo en la tierra (campo, montaña) o, en el mar (playa). Está recostado/a cómodamente; siéntase, en la libertad de tomar una bebida o un aperitivo de la mesa a su lado. No hay nadie más que le interrumpa: solo usted y el sonido de las olas, o del viento. Observe bien (imagine, con los ojos cerrados) el intenso azul del mar al horizonte, el agua cristalina a sus pies y la arena blanca; o, el gran verdor de los árboles y del pasto que pisa, el cielo azul y las blancas nubes que le dan su sombra. Si me ha seguido hasta uno de esos lugares: ya puede abrir sus ojos. Eso, es lo que intento salvar hoy… el simple contacto con la naturaleza, que nos hace humanos (disfrutarla).

25 abr. 2018

@eye.of.ty



He elegido hoy esta imagen de Ty Newcomb (@eye.of.ty) denominada: “Luz de vida”, por una simple razón: Toda vida, ilumina con su propia luz. ¿Quiere saber qué significa esto? Que no hay que competir, para ser valioso/a.

Sí, los seres vivos tenemos la palabra “competencia” escrita en nuestro adn por todos lados. Sin embargo, no creo que haya un animal más indefenso al nacer, que un ser humano. Si no fuera por ese deseo, hasta de respirar, que tenemos: moriríamos más rápido de lo que nacemos. Gateamos, caminamos, corremos, bailamos, reímos, amamos, sufrimos, lloramos; pero, en medio de todo ese camino: lo que somos, no se define por nuestros instintos; sino, por nuestras acciones.

Hay quienes dicen que los deseos (ideas, pensamientos, aspiraciones) no importan si no las llevas a la práctica. Sin embargo, si no tienes clara esa “teoría”, toda práctica se vuelve “instinto”. Y si el instinto fuera infalible: no hubiera evolucionado la razón. Sin embargo, la pregunta es: ¿En verdad competimos? O, tan solo buscamos sobrevivir. Hay una diferencia abismal entre dos corredores que quieren ganar un premio (reconocimiento) y una orquídea exótica que florece exclusivamente en una época del año para transportar su polen a otra planta de su misma especie (sobrevivir).

Quizás, la grandeza de una persona no se encuentra en cuántos obstáculos ha vencido; sino, en a cuántas personas ha ayudado a vencer esos obstáculos. Las mayores sociedades modernas te dicen: para llegar a la cima, debes olvidarte de todos y seguir hasta la meta. Aunque le sorprenda, la técnica si funciona: usted será la persona miserable más rica que pueda imaginar; incluso, hasta puede comprar amigos/amigas, amantes y bienes. Pero, habrá un hueco en su ser que no lo llenará nada. ¿Recuerda a las personas a las que les dio la espalda para llegar ahí; ¿A cuántos/as afectaron sus decisiones? ¿Los que quedaron atrás?

Ese, es el verdadero problema de competir en la vida: te quedas solo o sola. La vida, no es una meta. Son todas las circunstancias y oportunidades que tomaste o dejaste para llegar hasta el final. ¿Qué hubiese pasado si en vez de ganar 10, te hubieras conformado con 5? ¿Si hubieras escuchado el consejo de tus amigos/as, además de a tu “infalible” instinto? ¿Si les hubieras demostrado humildad a las personas, antes que riqueza y gloria? 

A eso, me refiero con luz propia, al valor que cada circunstancia y oportunidad tiene en nuestra vida, frente a las decisiones que tomamos. No es saltar de un avión sin un paracaídas; es, saber que puedes saltar, a sabiendas de que una o varias personas se asegurarán, con su propia vida, de que llegues al suelo sano (o, sana) y salvo (o, salva). El reto no es llegar a la cima, es llevar contigo la mayor cantidad de buenos recuerdos y de personas que puedas. Si tan solo cambias una sola vida, a algo mejor: no habrás vivido en vano. Esa, es la única luz que cuenta. No la de una iglesia (tributo), ni la una sociedad (fama); sino, la de hacer el bien, sin esperar nada a cambio.

24 abr. 2018

@elysabete


En este día, he elegido la foto de uno de los animales más importantes de este planeta: el/la fotógrafo/a... es broma, la abeja. Imagen extraída de la galería de Lisa (@elysabete). Y no, no voy a escribir sobre sus funciones polinizadoras, ni lo que hacen dentro de la colmena. Ni de cómo las estamos erradicando por contaminación o con pesticidas (y con ellas a nosotros); solo, me interesa esbozar sobre su importancia como eslabón de una cadena natural (sin comillas) que desemboca en algo que denominamos: vida.

Nuestro mayor defecto existencial, es creernos el centro del Universo. Solo somos “obreros” y “obreras” del principal macroorganismo, al cual llamamos: Tierra. Imagine un mundo sin el daño humano; sería... igual de desastroso (volcanes, inundaciones, sequías, etc.); pero, a una escala distinta. En cierto modo, los incendios son necesarios para renovar los nutrientes del suelo, eliminar la maleza y mejorar los bosques; por igual, cada “desastre” natural… nuestro planeta siempre encuentra el equilibrio más adecuado para perdurar. Climas diferentes, dan resultados diferentes; pero, al final, el vuelo de una mariposa en Japón, puede terminar en un gran tornado, al otro lado del mundo… por la simple reacción natural (causa-efecto) de que vivimos en un mismo lugar (planeta).

Resulta grato, encontrar en las grietas de los edificios de las grandes ciudades: pequeños micromundos; es decir, incluso ante la devastación humana, la naturaleza encuentra sus propios “escapes” de plantas, nidos, animales, etc. Son, la verdadera semilla de la vida. Un jardín, un parque; incluso, una pequeña hortaliza (de un solo tarro) atrae la vida a su alrededor. ¿Y si la función humana no fuera la de destruir este planeta; sino, de salvarlo? ¿Si, al menos, mil millones de personas dedicaran su vida a reparar este mundo? ¿Por dónde deberíamos comenzar?

Bueno, la respuesta más simple es: por nosotros mismos. La abeja “obrera”, forma parte de una unidad más compleja (colmena) de unos 50 mil o más “bichitos” que son capaces de alterar toda la naturaleza circundante por kilómetros; pero, su importancia no radica en el “conjunto”, sino, en el trabajo individual en aras de un bien superior (común). Si copiáramos un poco de ellas (abejas), podríamos hacer de este lugar (planeta) algo más duradero de lo que ya tenemos. Tenemos solo una vida… y un solo planeta: cuídelo por completo, desde cada rincón y desde el abismo más profundo (mar), hasta el plasma intergaláctico (la cosita negra del cielo… entre las estrellas; aunque, es solo ausencia de luz. Pero, aún estamos armando el viaje para ver quién tiene la razón). Porque, al final, TODO el planeta es una misma vida; y es, lo único que tenemos.

23 abr. 2018

@king_roberto


Esta imagen tomada por Robert King (@king_roberto), representa muy bien la pesca con cormoranes (Phalacrocorax) que se usa en Guilin, China. Estas aves, son excelentes buceadoras y cazadoras, por lo que las han adiestrado como aves pesqueras. El único trabajo del pescador es: bloquearles el cuello con un hilo (para que no se traguen el pescado) y sacárselos, una vez atrapados.

No piense que voy a escribir sobre abuso animal, necesidad de alimentar a su familia (pescador), o de la importancia cultural de esta práctica. Solo me interesa esa pose “artística” de las aves. ¿Sabe lo que es? Están secando sus plumas. El tema es: habilidades. Si mira sus patas, parece un pato. ¿Ha visto lo gracioso que se ve un pato al intentar zambullirse? (¿colita arriba???) las aves acuáticas han evolucionado para hacer su plumaje impermeable (aceites naturales excretados); sin embargo, el cormorán: no es así. Por el contrario, al hacer contacto con el agua, se “enchumba” (mojado total, empapado). Pensará, que es un error de la madre naturaleza. Pero no, esta “habilidad” de aumentar su peso bajo el agua: le permite ir más profundo para buscar mejores presas… hasta unos 10 metros; que, a escala de proporción, es muchísimo. Y no conozco otra familia de aves acuáticas que haga lo mismo.

Se que se pregunta como un ave acuática puede cambiar el mundo: yo, también… es broma. Cada uno de nosotros tiene una habilidad “natural”; y, no me refiero a aptitudes heredadas; sino, a aquello que nos apasiona hacer. Parece tonto; pero, para eso, están las materias de vocación y orientación que se dan en las escuelas y universidades: para “guiarnos”. Hay personas que descubren su vocación a diferentes etapas de su vida: diviértase mientras se redescubre a sí mismo/a (ese, es el único consejo de hoy). Uno pensaría que un ave acuática que no es impermeable sería: un animal inútil; sin embargo, bucea más profundo que las demás. Así, pasa en la vida: puedes hablar; puedes escribir; puedes calcular; puedes bailar o correr; puedes imaginar; puedes crear; puedes “alterar” las cosas… con un simple pensamiento: y, esa, es tu habilidad. A veces, surge de forma espontánea; a veces, hay que entrenarlas. Pero, al final, no se trata de qué nos exige el mundo; sino, de qué podemos darle nosotros.

P.d. ¿Soy yo, o he visto a ese ancianito como en cinco películas “chinas” de acción y aventura??? Bueno, con 1,400 millones de personas: debe haber muchas personas parecidas. Me gustan las montañas de Guilin, son un recuerdo de que solo somos visitantes de la naturaleza.

22 abr. 2018

@roycebairphoto


La imagen de hoy, la elegí de los Rapa Nui: moais. Compartida por Royce Bair y tomada por Yuri Beletsky. Se supone que la Isla de Pascua (Chile), era un gran bosque y con el “jueguito” de los moais: destruyeron todo. La piedra perdura, la vida no. Hoy, no le pido que siembre un árbol, le pido que defienda los que ya tenemos. La naturaleza, siempre busca una forma de sobrevivir y renacer. Feliz Día… Tierra (lo único que tenemos, hasta que la desviación del eje nos saque de órbita; o, algo así... siga leyendo, si quiere entender). Solo espero, que seamos más ecológicos y menos “invasivos”. O, solo seremos un bichito más de los cientos de miles que se han extinto.

Hoy, es el Día de la Tierra. Y más allá de la sobrepoblación, de la contaminación y de la extinción de la vida. Quiero jugar un juego: Un tiempo atrás, un pequeño primate luchó con otro animal por comida, peligro o jerarquía… y disfrutó el sabor de la sangre. No se asuste, gracias a ese “monito”: evolucionamos hasta la humanidad primitiva. Lo que no nos dijeron, era que la evolución de la vida (¿inteligencia?) a cuerpos más complejos llegaba a un punto de retrotracción; es decir, millones de seres vivos (células) trabajando en un mismo macroorganismo (ser humano) tienden a desarrollar una conducta “involutiva”: o sea, aún pensamos como un “virus”.

Ningún otro ser vivo es capaz de alterar tanto su “medio ambiente” como el ser humano. Adaptamos el mundo a nosotros; y no, nosotros al mundo. Es la forma de actuar de un microorganismo, y no de un ser “superior”. Sin embargo, los microorganismos se especializan en funciones y órganos… vamos por ese camino con las profesiones, artes y oficios. El juego, es simple: ¿Pueden India y China (la mitad de la humanidad) inclinar el eje de la Tierra?  O sea, ¿Cuánto pesan las personas, ciudades, vehículos, alteración de la orografía, etc. En relación al equilibrio natural geomagnético? No tengo el tiempo ni los recursos para responder eso. Sin embargo, pese a ser un isleño, puedo asegurar que científicamente no hay forma de que un terremoto como el de Chile (2010) inclinara el eje de la Tierra más que de forma superficial (los 8 cm de desplazamiento); piénselo un segundo: el terremoto de Valdivia (Chile) de 1960 fue de 9.5 (el mayor)… y, no pasó nada.

Hoy en día, el Norte geomagnético no está en Polo Norte (está unos 1100km… hacia Norteamérica??? (Sur) y acelera su movimiento cada año (sin ninguna alteración aparente... salvo nosotros: humanidad y crecimiento exponencial). La cuestión es ¿Qué hay en nuestra “bolita” (mapa, planeta) del otro lado? Sorpresa, tan solo la mitad de la humanidad ubicada hacia el Sur (made in China/ India). Si inclinas el peso del magneto esférico en el Sur, el Norte se desplaza tal y cual nos está pasando. Pero, no se preocupe: es solo una tonta hipótesis sustentada en un juego de niños… no me darán un Nobel. Aunque esté salvando el planeta... con un granito de arena.

21 abr. 2018

@shot_flair


A veces, la grandeza no está en la dimensión de lo que vemos; sino, en el ojo de quien observa. Por ello, elegí esta imagen de la Vía Láctea perteneciente a la galería de @shot_flair, y tomada por Ed Reader (@edraderphotography). Me recordó a un módulo lunar, y cómo debía verse el Universo.

Una vez, en medio de un apagón nocturno, estaba viendo las estrellas en el patio; y, mi sobrinito que nos visitaba, me preguntó qué tan grande era el Universo. ¿Cómo explicarle a un niño algo que escapa en magnitud a nuestro entendimiento aún de adultos? Recuerdo que me agache, y puse un dedo en el suelo para tomar un granito de arena; y, le dije: “¿Vez el camino desde tu casa hasta la casa de tu tía?” (algunos pocos kilómetros) “Si fueras este granito de arena, nuestro planeta sería como del tamaño de todo lo que puedas ver desde aquí hasta allá; una estrella como el Sol, sería como de tu casa a la playa (siendo un granito de arena). Y, el Universo: sería como el mar, el hotel, la playa y todo el camino hasta tu casa”. 

Sí, la explicación es inexacta (a nivel matemático) y poco científica (a nivel comparativo); sin embargo, lo importante de todo: le di una respuesta. Así sucede en la vida, el destino (o las circunstancias de la vida) nos muestra una señal (causalidad); y eso, nos “inquieta” la mente hasta poder darle una solución o respuesta (efecto). Por cierto, ¿Cuándo fue la última vez que miró las estrellas? Es tonto y egoísta preguntar si hay más vida en el Universo, cuando llegamos (la vida) en un meteoro a este lugar al cual llamamos nuestro. Sí, es una teoría; pero, esta energía vital: se “comparte”, y no se crea de la nada. Lo que, descarta todas las demás hipótesis… aunque eso: no viene al caso.   

En la vida nos cuestionamos, investigamos, y respondemos (o tratamos de responder) cada situación de nuestra existencia; y, un ciclo a la vez, seguimos adelante una y otra vez. Sin embargo, a veces, olvidamos que lo verdaderamente importante está aquí en la Tierra (en lo cotidiano), y no en una galaxia a decenas de años luz. Solo tenemos una vida, y un tiempo finito: ¿Qué hacemos con “nuestro” tiempo? Cuando alguien me pregunta por qué hago un “chiste” de todo, y siempre trato de “reparar” las “cosas” (sin pedírmelo), es algo difícil de explicar: la vida es un don, dentro del cual hay que saber aprovechas los pequeños momentos, escapar de la rutina y del propio mundo, para ver ese “algo”, que nos haga sonreír.

¿Por qué? Porque si lo piensa, cada momento es: único, irremplazable y eterno (recuerdo); entonces, ¿Desperdiciaría esa oportunidad, por temor a algo negativo? Yo, no. Prefiero el reproche, el insulto y todas las consecuencias; pero, la duda: siempre queda fuera de la ecuación… por eso, sonrío, sin importar la “situación” que me mande el Universo. Lo interesante de la vida no está en la grandeza de lo apreciado, ni en las dificultades superadas o metas alcanzadas; sino, en los pequeños momentos de alegría que vivimos día por día. Y eso, representa la imagen de hoy: somos pequeñitos, inquietos y sonrientes frente al inmenso Universo… como Minions, solo que más curiosos e inquietos.

20 abr. 2018

@map_of_italy


Hoy viernes, sería buen dar un paseo por las calles del centro de Padua (Padova), Italia. Si lo hace, podrá encontrar este mural del artista Kenny Random, que ha sido compartido por @map_of_italy, gracias a Federica (@fairyeyes_). Así es la vida, compartir nuestras experiencias.

Me dirá que siendo Italia, lo que es (a nivel de arte, historia y cultura) por qué he elegido The kiss” un mural de un artista “callejero”. La respuesta es simple… todo, absolutamente todo, lo que representa Italia, se resume en una sola palabra: pasión. Desde una pizza, pasando por la familia y los simples placeres de la vida, hasta el pigmento de sus pinturas evoca ese ímpetu por lo propio. No es la piedra, es la mano, la que contiene el arte.

Besar a la mujer correcta, aún en el momento menos oportuno es: lo más cercano al surgimiento de la Creación que usted estará en su vida (con o sin Big Bang). Esa “chispa”; esa, necesidad de “equilibrio” (no de pertenencia o, de deseo) es la que convierte al arte en lo que es: una manifestación del ímpetu humano. Sexo y comida, son impulsos naturales; tocar a una mujer, es todo un arte. Enamorarla, un desafío; conquistarla, una proeza; pero, amarla cada día y hacerla sentir única (aún, con un simple toque de manos y algunas palabras): esa, será la mayor conquista de su vida. Algo así como: Tocar su alma, sin tocar su cuerpo; tan solo, imagínese lo que pasa… cuando la toca. 

En un mundo de “hombres”, la mujer es el origen, causa y fin de todas las manifestaciones del arte. Quizás, sea difícil de comprender; pero, una mujer nos trae al mundo; mientras, con el paso del tiempo: otra, se convierte en nuestro mundo. Y es, en medio de esos dos puntos de la geometría existencial, dentro de los cuales una sola mujer es capaz de alterar toda nuestra existencia. Así, nace el arte… como una visión de cómo se siente la vida, o de cómo debería ser.

Ese mural, encierra más contenido humano, que la esquina, la pared o la pintura que lo delimita. Y ese, es nuestro punto de hoy: la “chispa”, que altera nuestro mundo. Véalo así, cuando amas a alguien: el mundo desaparece; sigue ahí, pero, distantemente perfecto e inalterable… como una piedra, que espera ser alterada por un solo sentimiento (¿Pasión, amor, alegría, nostalgia?)... elija su sentimiento y conviértalo en arte, esa es la esencia. La nobleza, no está en la “perfección”, ni en el “detalle”; simplemente, en la manifestación real de lo que sentimos y plasmamos en un momento dado. No importa la fama, la grandeza o el tiempo… solo el sentimiento puro (sin dudas, ni ataduras) manifestado en aquello que nos mueve (pasión). Por cierto, las flores sí importan (aunque ellas, digan lo contrario).

19 abr. 2018

@hakan.yuksel


Hoy viajamos hasta la ciudad de Esmirna (Izmir), la perla del Egeo, Turquía. De ahí, es el instagramer @hakan.yuksel; y, nuestra hermosa modelo, quien deleita este post con su imagen natural, por el camino de la vida (tren). En este día, de toda su galería con paisajes, personas, animales, luces y sombras: elegí este retrato. ¿Por qué? Porque aquellos que no tenemos un “rostro” en la web, sabemos lo importante que es “personalizar” las palabras, para establecer una comunicación, o transmitir una idea. Algunos bloggers solo somos palabras innominadas (anónimos), diseñadas para ser compartidas con la simple causalidad del destino (otros blogueros/as, lectores esporádicos, desconocidos, etc.).

Escribimos, porque nos gusta lo que hacemos. Llámelo desahogo, entretenimiento o, vicio “saludable”… Blogger, no es una red social, a diferencia de Instagram; es, una comunidad de escritores; y, escribimos de lo cotidiano: solo eso. Si a una persona le sirven las palabras, excelente; sino: opine, comente, debata… exprésese. Y no necesitará un “rostro” para hacer bien las cosas. Esto nos trae al punto de hoy: la persona humana.

¿Somos desconocidos, por no tener un “rostro”, o por tener un lenguaje, una cultura, una ideología política, o una religión… distinta? No. Compartimos un arte gráfico (escritura o imágenes) que rompe cualquier esquema social y temporal. Conocemos el sentimiento, sin importar el lugar o el tiempo. Eso, nos hace humanos, más allá de nuestro genoma.

En medio de la Guerra, puedes encontrar una imagen de un retoño entre las ruinas (esperanza); en un largo viaje (como en nuestra imagen de arriba) puedes “ver” el amor, aunque ninguno de los dos, lo sepa. Puedes estar en la ISS y escribir un poema sobre una mujer que nunca has visto en tu vida… y, todos nosotros: compartimos eso, sin importar el lugar o el momento. Eso, nos hace conocidos; no por ser amigos, o por compartir una nacionalidad, religión o lenguaje. Compartimos nuestro arte, de forma diversa; y, a la vez, es lo mismo: proyectamos una parte de lo que somos en lo que hacemos y eso nos hace mejores personas; por el simple hecho de que, al dar algo de ti: recibes algo a cambio. Una palabra, una sonrisa, un silencio, una reflexión… a mí, me gustaría saber en qué pensaba ella, cuando le tomaron la foto; y qué, quería plasmar el fotógrafo con el retrato.

Podría preguntárselo; pero, el arte no existe para cuestionarnos; sino, para deleitarnos. No importa la respuesta, es la pureza del arte en sí: el artista y su musa. Las circunstancias, son irrelevantes. De ahí que, no importa el rostro, el lenguaje, la nacionalidad o la religión: es el mismo sentimiento que todos conocemos, y que hemos vivido. Esa, es la esencia del arte y las palabras: alteran todo un mundo, en un solo segundo. Solo somos personas, viviendo nuestra vida... y eso, puede cambiar al mundo.

18 abr. 2018

@customchoppers

Fuente: @customchoppers

Aquí debería haber una foto de una hermosa rubia (ajena; pero, igual de hermosa). Usted, Dios y yo: lo sabemos. Sin embargo, a pesar del esfuerzo, el destino solo nos dio solo unas 700 motos de @customchoppers para llevar un mensaje: no incomodes a una mujer, nunca. Pero, las reglas son las reglas.

Usted, se dirá que hay miles de fotos de motocicletas “personalizadas” en Instagram; que, no todo es “Harley-Davidson”; que, por qué la moto no tiene una mujer “adornándola”; que, este último comentario es sexista. El problema es, que cada persona tiene una “visión” diferente de un mismo objeto o situación; y el desafío, muchas veces no está más allá de ponernos de acuerdo en lo que encontramos (y no en lo que buscamos)… vio las 4 torres de luces???

Siendo objetivo, si Miguel Ángel (Michelangelo Buonarroti) hubiera tenido un soplete de oxiacetileno y una rubia, le aseguro que hubiera construido una obra de arte así, como la de la foto; aunque, se partiera la madre en esos caminos pedregosos, estrechos y llenos de arena de Italia; y aún, terminara como el perrito de “Loco por Mary” (enyesado entero, y solo pudiendo mover la lengua): sí, estaría sonriendo; al igual, que usted. Pero esto, no se trata de rubias o de motos, se trata de simple distracción:

¿Recuerda las 4 torres de luz de la foto? Su cerebro vio una moto en el “campo”, pasto y árboles; vio un neumático ancho (y sucio), doble escape, piezas personalizadas, un portaplacas y unos espejos “invertidos” que se ven fantásticos. Las torres, están a la izquierda, en el horizonte. Supongamos que usa lentes: no importa, son solo un detalle “lejano” dentro de una imagen principal. El punto, es simple: a veces, nos perdemos tanto en las cosas que tenemos cerca, que olvidamos ver al horizonte. Y eso, aplica para cualquier cosa de la vida. ¿Voy a cambiar la rubia por otra, porque el destino así lo quiso? Nop, no es el color de pelo, la belleza, las dificultades o la persistencia la que dan la solución a ese problema de “visión”; es, sencillamente detenernos a ver la imagen en su conjunto.

Si aplicamos el subjetivismo de un momento dado, a la vida en su conjunto: siempre obtendremos un resultado parcial de las cosas. Mire la moto: hay quienes solo quisieran tenerla; mujeres que ni muertas se montarían; padres preocupados; mecánicos orgullosos, y un sin fin de “visiones” de algo que es único; pero que representa toda una gama de respuestas. Así deberíamos ver todas las cosas de la vida: no como objetos “inmóviles” (imágenes), como resultados lineales (acción-reacción) o como algo “estático” (si tropiezas, ya perdiste). Por el contrario, la verdadera visión de las cosas viene de los tropiezos (que nos hacen “despertar”), de las posibilidades alternas (entre a-b. hay a1.a2,a3, etc.); y en esencia, el Universo no se detiene ni una fracción de segundo ¿Por qué? Porque la vida en sí misma, no es cuantificable. Solo cuantificamos el tiempo de reacción de un suceso… y, volvemos a intentarlo. No se trata de darle 4 dimensiones a una imagen plana (perspectiva); se trata, de darle la visión más completa de las cosas al cerebro, para que pueda tomar la mejor decisión. El resultado, muchas veces, importa menos que la pregunta. 

17 abr. 2018

@asilascosastv



Quiero comenzar de primero con esta cuenta, por ser de nuestro país. No conozco a la periodista y productora del espacio Tatiana Rosario; así que, compartí brevemente con ella, en su cuenta personal (@tatianarosario) algunos pocos comentarios (gran ser humano, excelente profesional, respetuosa, alegre y... muchas otras virtudes: sígala). Pero, me llamó la atención su proyecto @asilascosastv, que se transmite por Teleradio América (canales 12 y 45) los sábados a las 10:00 p.m (También online). Tiene un equipo muy unido (confianza); su contenido es variado e instructivo (objetividad) y señala los “detalles”. Detalles que, periodistas que le duplican la edad o el ejercicio de su profesión pasan por alto: eso, hace diferente a este espacio de los demás que pude apreciar en Instagram (unos 30). Por cierto, Tatiana habla fuerte, pausada y elocuentemente... muchas veces, con una gran sonrisa: que te hace sentir esa confianza que debe existir entre un entrevistador y un entrevistado; respetando siempre la opinión de los demás; pero, sin perder la objetividad del punto a tratar. En esencia, así debe hacerse periodismo. Un/a periodista es el único mecanismo entre la información y la verdad. Es decir, si tomas información de segunda mano, el resultado jamás será igual. Y claro, el periodismo independiente está en vías de extinción. Ese proyecto televisivo, presentado de forma humana (puede verla sin maquillaje, en tenis y siendo ella misma), marca una diferencia. En mi selección, tomé esta imagen, que está arriba: https://instagram.com/p/BZzxgH2hRpI/  “Opinar no es un delito”. Lea la descripción del vínculo, y opine: su opinión cuenta.

Siempre digo a las personas que la información es un arma que puede ser usada para bien o para mal (manipulación). Sin embargo, el conocimiento, visto como la comprensión de esa información a un nivel objetivo: SIEMPRE será una herramienta (que me puedes bloquear o no; pero no, alterar). Herramienta, que se sustenta en lo único que tengo como individuo: mi opinión.

Los japoneses tiene un dicho: “El clavo que sobresale, recibe el primer (o más duro) golpe” (Y no, no se lo inventó el de Tokio Drift); sin embargo, son los mismos que se pasan semanas perfeccionando una hoja de acero mixto, convirtiéndola en una obra de arte (espada), que inspirará respeto (por temor); En la Isla de Pascua, debías saltar un acantilado, escalar un peñasco y ser el primero en traer un simple huevo (sin romperlo) para ser “líder” por un año; en las tribus mesoamericanas, un líder se medía por sus presas (cazadores); un par de siglos atrás, matabas unos cuantos; o, tenías grandes extensiones de terreno, que cuidabas a muerte de otras personas (hacendado), y eras una persona influyente; 100 años atrás, si eras hombre y de pensamiento europeo “revolucionario”, podrías “colarte” en un mundo de ególatras, altruismo (aparente) y política; Unos 50 años atrás, las mujeres, comenzaron a ver una luz al final del túnel. Ya no eran solo amas de casa y “fabricas” de hijos/as. Veinte años atrás, el mundo pasó de ser un océano, a una cubeta llenándose con agua. Información fluida y constante, lista para ser usada. Hoy, ni siquiera necesitas un lápiz o papel: tu simple opinión, marca una diferencia.

La pregunta era simple: cómo procesar la información de 50 millones de personas a algo “usable”? (procesamiento automatizado de datos, criterio hoy obsoleto)  ese fue el trabajo del conocimiento, como una construcción selectiva de información. Procesamos, adaptamos, creamos, aprendimos; nos equivocamos; comenzamos nuevamente y obtuvimos el mismo resultado que nos trae hoy aquí con unos 4,000 millones de personas: mi opinión, es la diferencia entre el caos del la información y la "pasividad" del conocimiento. No tengo que tener millones, cazar, destruir, opacar, ni resentir nada. El derecho a expresar mis ideas, como el resultado de la suma de hechos y circunstancias que me pusieron en este único punto de la historia: es lo único que la información jamás podrá lograr por sí misma (de forma automática); es decir, DECIDIR.

Un algoritmo predictivo dentro de minería de datos está limitado a parámetros; el razonamiento humano: no tiene límites. Podría decir que la distinguida dama @tatianarosario tiene una perrita chihuahua, que se llama Lucha y puede levantar una bicicleta por encima de sus hombros luego de recorrer muchísimos kilómetros; y la "IT" (tecnología de la información), solo podrá ver la diferencia entre un rottweiler y un chihuahua (dando por válido lo demás, lo cual es: subjetivo y parcial). No verá el ser humano, el esfuerzo, las razones o la alegría que impulsaron el Proyecto del cual extraje (prestada) esta imagen (es decir, al ser humano)… limitar nuestra opinión (de personas “normales” y “ordinarias”: ciudadanos y entes sociales), a temas tan simples como decidir (sobre algo) o, conocer (sin límites abstractos) cierto tipo de conocimiento: es, atentar contra la propia dignidad humana; y, no es porque lo diga un Convenio, una Constitución, dogma o religión. Fíjese, que no he atacado a grupos de poder, ni religiones, ni creencias: el ser humano está por encima de cualquier límite autoimpuesto por unos pocos (pensamiento de hackers. Nota: debo hacerles un post); y, a eso, es que algunos le temen: el control, es todo lo que el poder tiene para perpetuarse. Por eso, muchas veces se omite la opinión general, por el interés "particular".

Una vez, vi un aprendiz de monje, al cual le pusieron una simple tarea: rompe un ladrillo con tu mano (usaban los fragmentos de ladrillo “viejo” para nuevas construcciones del templo). El primer día, dolió como el demonio (lo se, por experiencia… no pregunte) a eso de los 2 años, el joven rompía decenas de ladrillos en un minuto y hasta se reía. El punto, es que el cuerpo humano se adapta a lo que sea; y ello, en gran parte se debe a la mente, que se adapta a las más inclementes circunstancias. Imagínese lo que millones de yottabytes le han hecho al intelecto humano en solo una década. ¿Locura? locura, es no entender que la opinión de cada persona cuenta en esta vida.

Si quieres limitar una opinión, tan solo asegúrate de que tu punto sea el correcto; o sea, la verdad (Y no, “tu” verdad; es decir, lo que crees). Fuera de ello: la ley, la sociedad y la religión son simples conceptos lineales; es decir, su ramificación práctica en nada tiene que ver con limitación del conocimiento. Usos y tradiciones, al igual que la mente, están diseñadas para ser moldeadas a un solo tiempo y espacio (hasta volverse obsoletos). Mi consejo: que el único límite en esta vida seas tu mismo/a; opina sobre lo que quieras y cuestiona TODO. Eso solo, marca una diferencia.

P.d. Google no deja insertar las imágenes de Instagram en Blogger... deben corregir eso. Y por cierto, nadie en Instagram sabe de esto... manténgalo, así.

16 abr. 2018

50 imágenes, para cambiar el mundo.


Hoy a las doce del mediodía, culminó el plazo de este proyecto (Instagram). De los 500 millones de usuarios diarios estimados, elegí a 50 instagramers con los cuales pude contactarme (nadie mas entra; el/la que quiera: sale). De ellos, elegiré alguna imagen o video, y desarrollaré un post. Una imagen no dice más que mil palabras, ese: será mi reto personal... y, en algo, cambiará el mundo.

Durante semanas, luché contra los algoritmos de predicción de Instagram, bloqueando usuarios comerciales, que se reponían “automáticamente”; y, compartiendo con las personas como usted y yo (reales) que quieren marcar su huella en este mundo. Por cierto, ¿Para qué quiero una imagen en mi cuenta de Instagram, si tengo un blog con más de una década y 450 posts? (Por eso, no hay nada) ¿Qué de especial tienen estos 50? Sencillamente, son diferentes en su modo de ser a su propia categoría general. Recuerde, todos somos únicos; pero, lo diferente, no está en una imagen o un tema; sino, en el conjunto. Y ese, era mi “reto” (Encontrar lo diferente) en el Proyecto Instagram. Por cierto, no se vaya a ofender, claro que hay más; pero, los algoritmos predictivos del destino (software de la plataforma) y la terquedad me dieron a estos.

Un problema con el que me topé es mi regla de oro: si no me aceptas dentro de los 5-10 minutos, cancelo el seguimiento: ¿Por qué? Porque no estamos aquí para jugar con el tiempo de los demás; sino, para expresarnos y aportar nuestro granito de arena. (Toma 6 segundos ver una solicitud y acceder a ver el/la solicitante). Si su cuenta es un lugar personal: eso, también se respeta SIEMPRE. Por cierto, por qué Instagram tiene una herramienta de “brecheo”: ¿Todo lo que me gusta puede ser visto por mis seguidores?… por eso, no dejé ni uno (Nada personal, por cierto). Es solo que eso es una falta de respeto a la privacidad. Y la privacidad (intimidad) es lo único que importa en esta vida (Yo: no soy artista, ni figura pública)… y estoy seguro que eso es Facebook (El dueño) y el Departamento de Defensa (El jefe del dueño) con sus perfiles psicológicos y su seguimiento “pasivo” de posibles amenazas (de cualquier índole); excusa (absurda) que solo les da la parte de la historia que “ellos” quieren mostrar (A los medios, claro). En fin, entre mis próximos posts, estarán los 50 de este proyecto.

P.d. Aún no sé si puedo insertar una imagen o video de Instagram aquí!!! (hahaha); ya veré.  

15 abr. 2018

¿El perro habló?


Mire, no todo en la vida es risa y alegría. Hay cosas serias; solo que, ahora mismo: no vienen al caso. La cuestión es, que hoy estaba viendo una discusión sobre si la orca que dice: “hello” (O, quizás, es “g.e.l.o.u.”; o sea: “grandísimo energúmeno lánzame otra unidad” (de comida, claro… así las entrenan, por unidades (condicionamiento respondiente)) es una comunicación “inteligente”, o solo un sonido aprendido. Es un simple sonido aprendido, sin quitarle méritos al mamífero asesino que caza en manada a otras ballenas, y destruye barcos. Sin embargo, me recordó una experiencia que tuve hace muchos años:

Un día, mi papá y yo, fuimos a la finca de un amigo de él, a ver una siembra y a buscar unos mangos. Como estaba en la sombra, bajé el vidrio y me puse a escuchar un “cassette” (Dr. Alban, It’s my life… así de bueno fue el susto). En eso, llegó el encargado de la finca como con 5 perros (caninus viralatus); y por la música, comenzaron a ladrar. Apagué el radio, y solo uno se quedó observándome en silencio y moviendo la cola. Abro la puerta para desmontarme, y en medio del silencio del campo, el perrito amistoso, abre su hocico y solo escuche: Ahuuua…ahuaaa…tuaaa; por mi santa madre, que ese sonido parecía salido del Exorcista o de una de esas película de terror que solo se pueden ver de día, y con un bate en la mano. Creo que es la única vez en mi vida que di un paso atrás, y me quedé dentro del vehículo (hahahaha) hasta que el perro ya no me “hablara” (hahaha… tenía como 13 años y en el colegio (católico) nos hablaban en esa misma semana de los mensajes “ocultos” en la música de “moda”).

Volviendo al perro, me dije: ¿El perro acaba de hablarme? Eso no sonó: “Hau Hau”. Así pasaron unos segundos y, medio pálido y deseoso de un gran crucifijo y un par de galones de agua bendita, veo que se acerca el encargado de la finca; y, con la poca voz que me quedaba, le digo: “Ese perro... me hablo”; y el hombre, sin motivo aparente comienza a reírse; y, me dice: “ese perro es mudo desde que nació, y hace unos sonidos rarísimos cuando intenta ladrar; ese, es un freco” (hahaha); y yo, que pensaba que era algo del “más allá”.

La moraleja es, que: “Perro mudo que ladra, te da un susto de muerte”; si muerde o no, solo lo sabrá Dios… primero, hay que recuperarse del susto. Pero, en esencia, cada sonido comunica: lo que hay es, que saber interpretarlo.   

14 abr. 2018

The Commuter (2018).


Traducida como “El Pasajero”, es una película protagonizada por Liam Neeson y Vera Farmiga… los demás, son “relleno”. Lo sé: no contar la trama. Un ex policía convertido en vendedor de seguros se ve envuelto en una especie de “juego” de habilidad deductiva dentro de su habitual (y aburrida) ruta de tren por más de 10 años (sí, si: la hermosa Vera, es la mala); y, donde las personas pierden la vida cada vez que violenta las “reglas”. Por cierto, como es habitual con Liam Neeson: su familia está amenazada, y tiene que correr mucho.

La película tiene un argumento sólido, la narrativa es lineal (nada de saltos en el tiempo, ni ovnis); sin embargo, tiene un defecto que la marca: la escena de la “curva” parece más de "Misión Imposible" que la de un hombre de 60 años que quiere salvar a su familia… por eso, es que Jackie Chan vive “enyesado” a cada rato (hay cosas conforme a la edad que no son necesarias. Ej: si tienes una pistola (de un asesino (con balas huecas o revestidas) y una cadena: en cine, la cadena se rompe; o sea: dispárale, animal). Policías corruptos, gente muy poderosa (que están por encima de la ley), información por la cual se “elimina” a muchos, y la habilidad de “sabueso” del protagonista son los elementos que marcan la trama de esta película. Por cierto, ahora los policías usan marcadores de calor (como el azul) así de visibles???; o, se lo esconden en el uniforme??? ¿El sheriff no era culpable??? ¿Qué pasó con el hard drive (disco duro) con los datos, después que se lo quedó? ¿Viene una segunda parte? ¿Esos trenes no son automáticos?

Que si vale la pena verla: SI. Es casi tan compleja a nivel deductivo como el “Asesinato en el Orient Express”, 2017)… no importa qué tan bueno/a seas: te da “brega” deducir la respuesta, antes que complete la trama. “No todo es lo que parece”... fundamento de las películas de suspenso (policíacas). Me gusto.

13 abr. 2018

Fue un placer...


Quizás, me he perdido tus besos;
He sido, un testigo del amor.
Tan solo, te he comido a versos:
Y, me he quedado, sin una razón.

Fue un placer, equivocarme contigo;
Eres una, en más de un millón.
No sé, si será algún castigo;
Pero, quien ha perdido es, el amor.

Tal vez, algún día, vuelva a verte;
Si no lo sabes, me has partido en dos.
¿Has venido en esta larga noche;
A tomar, lo que queda, del corazón?

Creo que, en verdad, no lo sabes,
El tiempo que perdimos, no volverá.
Ya no sé, siquiera, cómo decirte:
Que nunca, encontraré a otra, igual.

Al menos, se que te vi, en esta vida.
Mientras, todo un mundo, ignorabas.
Ser el testigo de tu vida, sin mí vida.
Es el castigo, de aquel que te amaba.

Buenas noches, fue todo un gusto:
¿Será que han robado tu ilusión?
Ya he olvidado, todas las respuestas:
¿Será que se puede, vivir de amor?

Algo nació, en un solo momento;
Algo más, que el “tu” y el “yo”.
Creo que, has detenido el tiempo
Y te has robado… mi corazón.

Agradeceré, siempre a la vida,
Por crearte, como a una ilusión.
Así, en estas noches, tan tuyas y mías:
Estaré en tu mente, y en tu corazón.

11 abr. 2018

¿Solo hacen Cardio en el gym? (hahaha).



Mis sobrinos varones, ya son mayores de edad (Y con licencia de conducir... yo, solo les enseñé Nintendo, ps3, skateboard, patines y bicicleta; bueno, y chichiguas, drones, carros a R/C, yoyos, basket, frisbee, bellugas y arco/flechas... y, a hacer sus proyectos científicos del colegio... si, estoy algo nostálgico y... viejo). En fin, me vieron toda su vida camino al gimnasio; así que, se les pegó la maña. Ya están “infladitos” los dos; así que, ya no pueden usar la excusa de que “yo soy el niño” (manganzones, están casi de mi altura). Si hay que hacer algún esfuerzo en casa de sus abuelos: yo, solo los “guío”… hahaha. (Ya no es trabajo infantil; ahora, es “experiencia” (hahaha).

Pues bien, tras un par de años en sus respectivos y renombrados gimnasios, el destino les puso hace unos días una prueba física mejor que un decatlón: antes de irse de “bonche”, debían cambiar un simple neumático. Usted se estará riendo; salvo, que era de un SUV (utilitario) Toyota que pesa como 6,500 libras, al cual no se le había cambiado esa goma en varios años (en resumen, las 6 tuercas: parecían soldadas). 

Yo, estaba en la cocina (cena), y como a los 10 minutos solo escuchaba diálogos sobre teorías, opiniones y metales que sonaban; tuve que dejar de hacer mi arduo trabajo de ver una película (tiempo sagrado de un hombre) para salir y encontrarme con aquel espectáculo: sudaos como dos nutrias (empapados de sudor), con sucio hasta en la lengua... y, con la goma (neumático): en el mismo sitio. Todo el mundo anda hoy en día en una jeepeta (SUV) y ¿No saben cambiar una goma? Me encantan las personas que aconsejan “súbete arriba de la llave de ruedas que así afloja rapidísimo”… sí, hasta que parten una o varias tuercas y después están con el griterío de que los tornillos no servían. En fin…

Les expliqué cómo colocar el gato: en el chasis, no en los estribos (casi doblan uno, con lo difícil que es alinearlos) (el "gato": sube girando a la derecha, baja a la izquierda), cómo quitar la tuerca de seguridad (no se aprieta al límite) y cómo aflojar las tuercas antes de subir el vehículo al gato: con un simple tubo de metal de unos 3 pies de largo, enganchado a la llave de rueda, a modo de palanca (no me preguntaron): si usted se sube (peso del cuerpo) sobre la llave de rueda (en forma de “L” o de “cruz”), puede romper las tuercas (ya escribí sobre eso... tuercas "racing"). Con el tubo, es mayor torque y menor presión sobre el punto central… eso sí, he doblado llaves (Honda) antes de aflojar tuercas… otra historia.

El punto es que los muchachitos lucharon por rato a mano limpia para aflojarla y me llegué a preguntar ¿Será que solo hacen cardio? y el infladito es solo de las proteínas (Hahaha… a 5 tuercas, las aflojé a mano limpia (sin el tubo) y la 6ta: sí, hubo que usar el aditamento “mágico”. Hubo uno que tuvo que irse a bañar a la casa (el operador del “gato”); y el otro, se acostó (cargó la goma, sacó la de repuesto, la colocó, puso las tuercas; y sí: terminó más sucio (era, su vehículo).

La moraleja, no es burlarse de mis muchachitos (parecían dos “salvajes”: con sucio hasta en el cabello); sino que, por unos $225 pesos, usted adquiere un spray (Tire inflator and sealer) para neumáticos desinflados: sella e infla (por unos días); algo esencial en estos días (hombres y mujeres)… así, puede llegar al gomero sin problema (debiendo indicarle del spray, es INFLAMABLE). Los muchachitos de hoy: quieren todo rápido; pero, no preguntan... irónico. 

10 abr. 2018

Algunas frases de la madre Teresa.


Me enviaron estas frases; las comparto, con un pequeño comentario:

Nunca sabremos todo lo bueno que una simple sonrisa puede llegar a hacer. Una sonrisa nos puede cambia el día; o, la vida;

Difunde el amor donde quiera que vayas. No dejes que nadie se aleje de ti sin ser un poco más feliz. Pon tu granito de arena, en lo que sea que hagas.

No siempre podemos hacer grandes cosas; pero, sí podemos hacer cosas pequeñas con gran amor. A veces, los pequeños detalles, marcan grandes diferencias.

Las palabras amables pueden ser cortas y fáciles de decir; pero, sus ecos son realmente infinitos. Un simple “hola”, “gracias” o “buenos días”marca la diferencia.

Hay cosas que te encantaría oír y que nunca escucharás de la persona que te gustaría que te las dijera. Pero no seas tan sordo como para no oírlas de aquel que las dice desde su corazón. Las grandes acciones son el fruto de las palabras; y no, de sus autores.

Yo puedo hacer cosas que tú no puedes, tú puedes hacer cosas que yo no puedo; juntos podemos hacer grandes cosas. Aplica en la vida y, en el amor.

Lo que se tarda años en construir, puede ser destruido durante una sola noche; construyamos, de todos modos. La confianza, el respeto y el amor son un buen ejemplo.

Darle a alguien todo tu amor nunca es garantía de que también te amará; pero, no esperes que te amen, solo espera que el amor crezca en el corazón de la otra persona. Y si no crece, sé feliz porque creció en el tuyo. Agradece todo lo que recibas y lo que diste (sin reservas).

Muchas veces basta una palabra, una mirada, un gesto, para llenar el corazón del que amamos. Simplemente: amor.

Hay muchas personas dispuestas a hacer grandes cosas; pero, hay muy pocas personas dispuestas a hacer las cosas pequeñas. Que, al final, son las más importantes.

Sabemos muy bien que lo que estamos haciendo no es más que una gota en el océano. Pero si esa gota no estuviera allí, al océano le faltaría algo. Por menor que sea el gesto, siempre hará falta. 

Algunas personas vienen a nuestra vida como bendiciones. Algunas otras, vienen a nuestra vida como lecciones. De todo, aprendemos en esta vida.

Los árboles, las flores, las plantas crecen en silencio. Las estrellas, el sol y la luna se mueven en silencio. El silencio, nos da una nueva perspectiva. La comunicación, es la base de todo en la vida. Incluso el silencio: comunica el interés y la voluntad (ojo: cuando no existen)... quizás, por eso escribo tanto. 

Aprendemos a través de la humildad, a aceptar humillaciones alegremente. Hahaha... a veces, tan solo no sucede; o, no se puede (destino); no por ello: no fue algo maravilloso.

9 abr. 2018

En esta noche...


Nunca te pedí nada; ni siquiera, tiempo.
Te quise tanto; como un ave, al viento.
Pasarán los días, encerrados en versos;
Y aún así, estarás en mi recuerdo.

He perdido el calendario de la vida,
Así como tu, perderás la memoria.
Quiero que, todo mi amor sea mentira,
Para que puedas vivir, otra historia.

No importa si te amé; o, te quise;
Tampoco, cuánto tu me querías.
Solo recuerda, las buenas cosas;
Y no, que por ti, vivía.

Espero, que haya luz en tu vida;
Y que otro, te quite el aliento.
Siempre, serás la luz de mis días;
Aunque, yo, solo sea un recuerdo.

Recuérdame así, como si nada
Te hubiera robado el aliento.
Y que, nunca, una lagrima tuya
Se pierda, en el aroma del viento.

Guarda solo un poco de mi alma,
En algún lugar de tu pecho.
Cuando tienes el corazón del poeta,
Nada se le escapa al tiempo.

Quiero que siempre seas feliz,
Aunque, nunca te vea de nuevo.
Deja, que pasen los años;
Hay cosas, que escapan a un verso.

No he dejado nada al pendiente,
Ni el punto final, de esta historia.
Tan solo pido, que pase esta noche:
Y que, me borre… de tu memoria.

¿Sella usted la carne? (Parrilla)



Lo más mundano de la vida es, a veces, lo más interesante de vivirla. Comer es una necesidad, y cocinar un arte, casi místico. Así que, una parrilla familiar del domingo abre la incógnita que titula el post; ya que, todo no se trata de marinado (sazón), brasas, y de quitar la grasa (que causa “incendios” parrilleros).

Aprendí a cocinar, por necesidad, siendo un adolescente (viendo y preguntando); pero, con el paso de los años, lo “interesante”, fue aprender a adaptar la “técnica” sobre el gusto particular de las personas al momento de comer. Un ejemplo rápido es: la carne asada (casi cruda, termino medio, cocida o achicharrada… si la hace una de sus hermanas). Olvide etiqueta, protocolo, o modales: cuando las palabras familia y carne se unen: es como polizones a la deriva en mar abierto durante siete días... y se encuentran una sola botella de agua: saca el animal de adentro (jajaja).

Una vez, mis cuñados entraron en competencia de parrillas: estoy seguro que esa chuleta que me mandaron, podía resistir el impacto de un calibre 50 (arma de guerra)… sin romperse. El otro, me mandó unas alitas de pollo que, quizás, con la caladora (sierra) podían despegarse del hueso (hasta me dolió un diente por horas). En esencia, una parrilla (bbq) no significa quemar la carne por fuera y dejarla cruda por dentro, o sobre cocinarla. Así que, el domingo que me tocó (mis hermanas de “sabrosas” se ofrecieron: les di una lección de humildad (en la vida, nunca dejamos de aprender)… sin decirles, ni una sola palabra. 

La realidad es, que los hombres nos ocupamos de las parrilladas porque hay que estar de pie frente al fuego por un buen rato ajustando el calor y moviendo la carne. Nota: si usted usa un termómetro, un cronómetro, o no toca la carne (solo vuelta y vuelta) al hacer una parrillada: por favor, deje de leer… le puede dar un infarto. Corte, grosor y tipo de carne son las variables; eso, y saber el gusto de cada persona (se pregunta, la comunicación siempre es fundamental). Lo complicado es: la cantidad y el tiempo.

Pero, de vuelta a la pregunta: ¿Cuál es la diferencia? Hay personas que te dicen: “Cuidaoooo!!!! (cuidado extremo), la carne no se mueve hasta que se marca”(entendiéndose por marcar al “sellado”; que, no es sellado, sino cocción). Bueno depende de si es a carbón, o a gas. Algo que las personas nunca deben de hacer (a mi entender) es echarle combustible al carbón para encenderlo, ya que esos elementos tóxicos (partículas) se le pegan a la carne, viene el cáncer … y la culpable fue la carne a la parrilla, no el galón de acelerante que usó durante años. El gas propano, tampoco es saludable; sin embargo, el aislante de metal evita un contacto directo… en teoría. Ninguno, es saludable 100%; más, si usted es un maniático/a de la temperatura y el tiempo… por eso, le dije que no leyera. Algunos, lo hacemos al ojo y al oído (loca experiencia, jajaja...)

Sellar una carne, de res, de pollo o de cerdo (lo más común), es muy diferente a “cocerla” de lado y lado (como el pescado, por ejemplo). El truco está en subir a fuego máximo, esperar 1-2 minutos y colocar la pieza por unos segundos (depende del tipo de parrilla), para luego girarla (si tiene dos lados) o irla rotando (4 lados)… sí, la misma técnica que el sartén. Para qué se hace, me dirá usted. Bueno, son procesos distintos.

El sellado evita que los líquidos internos salgan mientras se asa la pieza; al cocerla, sin moverla (como hacen algunos); una vez que la temperatura sube, la pieza comienza a perder los líquidos (y el sazón), dando como resultado una hermosa suela de zapato (dura), la cual es revestida con múltiples capas de salsa... para que, sepa a algo; al sellarla, y cocinarla a fuego lento, la carne (que se mantiene unida por el sellado) se “desmenuza” en su boca; bueno, salvo la res a termino “medio”, la cual siempre se deja reposar (la carne se contrae). Por cierto, la técnica de la cocción lado y lado solo aplica a la carne de hamburguesa  ¿Por qué, se preguntará usted?  La carne de res es polisaturada (la menos saludable), así que usted SIEMPRE querrá que la pieza bote toda la grasa que tenga (en forma de líquidos. Ahí si aplica la cocción de vuelta y vuelta.

P.d. Quiero aislar todo el fuego del bbq (gas) con una plancha de metal inoxidable; el problema es, que el calor producido por la refracción puede afectar el sistema de quemadores (algo por resolver en este 2018).  :D

8 abr. 2018

A veces, olvido.



La vida es, en sí misma, un milagro. 86,400 oportunidades diarias, para ser exactos. Todos tenemos la misma cantidad de tiempo, y debemos decidir cómo invertirlo. No estamos solos en la vida, tenemos responsabilidades. Vivir, es eso: tomar decisiones y aceptar las consecuencias. A veces, me dejo llevar por mi forma de ser. Olvidando que en el mundo, hay diferentes tipos de personas. Una profesora, me dijo una vez: “nadie puede saberlo todo”. Y es cierto, todos tenemos debilidades y fortalezas. Así que, en la vida: perfeccionas tus fortalezas y mejoras las debilidades. 

"De buenas intenciones está trillado el camino al infierno"; o sea, que aún pensando que hacemos un bien, estamos ocasionando un mal. A veces, olvido esa frase. Nos educan para ayudar al prójimo, para ser personas correctas y de bien. Pero, hay momentos en que te preguntas: ¿Por qué pierdo el tiempo? Me explico: vivimos en un mundo donde todos quieren todo rápido; a nadie le gusta leer y las personas se ofenden si tienes un punto de vista distinto, o tu propia opinión sobre algo. La gente cree que cuestionas las cosas por llevar la contraria, hacerte el gracioso o como forma de “sobresalir”; cuando tu única finalidad es convertir algo bueno en algo inolvidable. ¿Acaso no aspiramos a ser mejores cada día?

A veces, las personas se sienten como un caballo de carrera (al cual maltratan diariamente, sin que se de cuenta): un día, entras por casualidad al establo e intentas tocar su frente para mostrarle algo más que dolor y velocidad… y el maldito: solo quiere morderte y arrancarte la mano. Aquí, está nuestra diferencia (de algunos): seguiré intentando tocarle una y otra y otra vez; de ser necesario me volveré mas fuerte y más rápido… haré que se canse, hasta demostrarle que se puede confiar en las personas; que, no todos somos animales creadores de dolor y sufrimiento (por diversión o beneficio). Lo cierto, es que no hay una forma de explicarle a una persona que debe ir despacio por la vida: debes demostrarlo en el poco tiempo que tengas. Algo perderás y algo ganaras: es una ley natural. A veces, también olvido que las personas van tan rápido, que no saben lo que se pierden por un poco de tiempo y humildad. Lo triste es que, a veces, yo también me canso... y, me hago a un lado del camino.

7 abr. 2018

The Titan (Netflix, 2018).


Anoche vi la película, con muchas expectativas. No se preocupe, no la voy a contar. A grandes rasgos y en una sola línea: “evolución (humana) forzada, para sobrevivir”. Año 2048, sobrepoblación, guerras, un planeta en decadencia (eso es, realidad)… ¿Conquistar el “espacio”? Bueno, Titán, el mayor satélite de Saturno, parece ser la mejor opción. (Recuerdo una sonda espacial, hace unos años; la información, en esencia: agua debajo del hielo; y sí, vida. Hoy, eso es… ¿Clasificado?).

Sobre la trama: A mi humilde entender, modificar un humano con adn de otro animal terrestre (por sus características genotípicas), no lo hace más resistente a la inclemencia del espacio. Manipulación genética tenemos desde los alemanes hace muuuucho tiempo (señalado en la película). Nota: experimentos genéticos en humanos está condenado como por mil Tratados, Acuerdos y Convenciones; en la práctica, experimentan con nosotros a diario (alimentos, medicinas, vacunas, etc.). Eso, y las “mejoras” genéticas que les hacen a los “militares” (eso, es clasificado; pero, le encanta a los conspiracionistas). Se imagina: ¿Criarse con un 80% de oxígeno en vez del 20% del aire? ¿Cambiar el calcio de los huesos por el carbono? ¿Inhibir los glóbulos blancos? (en teoría impiden la regeneración celular… como los reptiles). Ninguna mejora imposible.

Se abarca el modelo psicológico “standart” de las películas de cine; es decir, las diversas respuestas de la personalidad ante estímulos similares de la manipulación genética (agresividad, rechazo, depresión, bondad, etc.); y claro, muchos militares ¿Hablando español en la OTAN? ¿Error de producción? Uno pensaría que un laboratorio genético de miles de millones (11 individuos por 300 millones c/u; si, en el dialogo salen 7 “elegidos”; pero, en la primera entrada del laboratorio -área restringida- conté 11 candidatos/as, antes de que cortaran la escena) debería estar bajo tierra y no en una “comunidad” de lujo (militar); pero, siendo el 2048… nadie sabe. Cambios genéticos demasiados rápidos (¿Y sin rechazo celular?, al margen de los inhibidores… liquido azul), algunos saltos (típicos de Netflix) y vacíos en la trama; pero, es Netflix (quien ha mejorado mucho sus producciones). ¿Todavía Scifi, tiene las películas de los tiburones de 2-4 cabezas??? Por eso es, que Netflix ha crecido tanto.

Cuando vi a Sam Worthington, me dije ¿Avatar 2? (hahaha); pero, es un gran actor e interpretó muy bien su papel. La hermosa Nathalie Emmanuel (Rápidos y furiosos) fue lo que me intrigó: ¿Gastas millones en adaptación celular y no en regeneración celular? No tiene lógica lo que le pasa a ella, si su cuerpo podía “crear” esos “tentáculos” en un segundo (¿Error de producción para justificar la trama familiar? Si). Tengo una debilidad platónica por Emily Blunt; pero, Taylor Schelling (casi idéntica a Blunt y a Katy Perry) tiene una sonrisa natural más hermosa (las otras dos parecen siempre: preocupadas), e interpreta magistralmente su papel. ¿Habrá segunda parte? No se. ¿No es más fácil decodificar el ADN de un microbio extraterrestre” (meteorito congelado en los polos)?... Un “puyoncito” de la muestra y  todo “cambia” (mejor trama). ¿Acaso no fue así que surgimos los humanos? Bueno, fue de un mono “caníbal”; pero ese, no es el punto. El punto es, que con ADN de murciélago, no puede hacer que un humano “vuele” con dos alitas de pollo (chiquitas, literalmente) sin importar la gravedad de Titan.