diciembre 29, 2006

VACA-BLOG

En resumen, me he tomado unas pequeñas vacaciones dentro del ciberespacio en general. Gracias a Dios la he pasado excelentemente en estas navidades: en familia y tranquilo; he jugado mucho con mis sobrinos y sus juguetitos nuevos (tienen Need For Speed Carbon, y tengo la boca hecha agua). He reparado juegos de 2 días de uso. Ensamblé un castillo de bloques de juguete de 157 piezas (de mi sobrinita) y me lo desbarató la condenadita. Fui al gimnasio el miércoles y tengo 6 libras más (de barriga, principalmente). Y ya que hoy estamos a 29 de diciembre, y tengo que pintar los muebles del patio de mi casa, tomaré un par de días más de vacaciones blogueriles.

FELIZ AÑO NUEVO!!!

Que Dios los siga bendiciendo con el mayor milagro de todos, la VIDA. Y que les dé la salud para disfrutarla.

diciembre 18, 2006

Un Clásico de Navidad.

Dado que estamos en la época navideña, compartiré con ustedes un clásico de navidad familiar. La historia, completamente verídica y muy graciosa (para mí). La recordamos todos los años para el momento de los “regalos navideños”, y sucedió así:

Antecedentes: Yo estaba de vacaciones universitarias, para aquel entonces estaba fiebrando con cajones de música y amplificadores… música para carros. Había comprado dos woofers de 8” y tenía hecho un cajoncito “nítido”. En aquella época mi hermana se había mudado a una nueva casa y a la mía habían ido a parar decenas de cajas de cartón de todos los tamaños, usadas en la mudanza, incluyendo una caja de una lavadora de esas grandotas que habían comprado.

Bueno, aquel día era un 20 o 21 de diciembre. Mi sobrina mayor tendría unos 7 años. Ese fatídico día ella, chiquita y bella, con sus dos ojitos redonditos, se encontraba en mi casa, al lado de mí en la mesa, mientras yo ensamblaba mi "cajoncito", para irme a fiebrar. En tanto montaba el primer woofer, de forma delicada y con suma precisión, note que la cosita chiquita estaba viendo el otro woofer. Le digo, ten cuidado que eso es muy delicado… y en lo que pestañeo, el pequeño engendro demoníaco le metió una trompada a mi “sagratum” woofer y le dañó una parte. Si mi mamá no me la quita de cerca, la hubiese mordido. Pero este no es el cuento, solo son los antecedentes; gracias al desastre, aprendí a darle mantenimiento a los altavoces...

El asunto en sí…Aquel día, fue la primera vez en mi vida que escuché la frase: “A los niños malos Santa les deja Carbón”… Embuste claro, sino, yo tuviera una mina. Con el pique grandísimo del momento, y conociendo cada milímetro de mi casa, ayudé un poquito a la causa: un poco de creatividad, unido a una caja de moñas y papeles de regalo que tenían mis hermanas, más un poco de tape… y así llegó el día 25, el día de la natividad del Señor... (Santa Claus, para los consumistas).

Cuando llega mi hermana y su familia, con lo primero que se topan en el comedor es con una caja de más de un metro de alto por metro y medio de ancho (grandísima)… y mi sobrinita brincando como una potrita y gritando… ¡la Casa de la Barbie!... ¡la Casa de la Barbie!... y ná, mucha alegría (yo estaba llorando...de la risa, después me explico). Todos ayudamos a abrir la enorme caja perfectamente decorada como con 7 papeles de regalo diferentes (yo no soy bueno decorando cajas), y al abrirla: SORPRESA!… otra caja. Tomé el modelo de una Matriuska (muñeca rusa una dentro de otra mayor), creo que usé unas seis u ocho cajas, aisladas perfectamente con papel de periódico.

Cuando íbamos por la cuarta caja, mi sobrinita veía que las cajas eran cada vez mas pequeñas y le dijo: Mami, ahí no cabe la casa de la baibi… muchachita inteligente. Su madre sabía de mi asunto, pero la muchachita no era fácil, así que asintió con seguirme la corriente. Ya cansada, mi pequeña sobrinita, la primogénita, llegó a la última cajita... de unas seis pulgadas, cuando la abrió, en un hermoso pedazo de tela rosado (tul o algo así, que había conseguido en una funda de retazos de telas de mi mamá), se encontraba el más grande y hermoso pedazo de CARBON que había encontrado dentro del saco destinado a tales fines (BBQ). La frase que mas se acerca a la realidad, es que a la muchachita: “Le dio una vaina”, un tembereque, una sirimba, un yeyo, etc. Se puso azulosa de tanto gritar. Ahora bien, debo aclarar y muy en serio, no lo hice por lo del woofer; ella se había portado muy mal, pero muy mal durante varios meses. A tal punto que consideramos aquello como una lección.

Ahora me explico mejor por lo de mi risa al momento del regalo. A ella sí le regalaron la Casa de la Barbie, un cachivache grandísimo como de 80 piezas que tenía unas 12 pilas, se abría, tenía de todo… y adivinen quien fue el que se la ensambló y le puso las pilas. Ese regalo estaba en casa de su otra abuela… y como yo lo sabía, le di su muy merecida lección.

Hoy es casi una mujer; mejor dicho, una manganzona con cuerpo de mujer… y se recuerda (se le aguan los ojos, pero de la risa), es uno de nuestros clásicos familiares. Aquel día todos cargamos y abrimos cajas con mucha emosión… y si hubieran visto mi cara de serio cuando le dije: "AYYY, bien te lo decía abuelita (mi mamá)… a los niños que se portan mal, Santa les deja carbón". Mis dos sobrinos varones también han recibido su carboncito, pero nada tan espectacular como aquel pedazo de carbón. A la chiquita de tres años, pronto tendré que ponerle, pero a esa va a ser un saco lleno… y le voy a poner hasta una moñita, pero será en 2 o 3 años.

Pórtense BIEN, sino, tendrán un carbón… ja, ja, ja… Feliz Navidad.

diciembre 11, 2006

Y Sin Embargo, Flotan.

Después de que uno aprende a trabajar con hambre, pocas cosas lo impresionan. A mi me encantan los videos ya sean de risa o educativos, porque la información es más fácil de “digerir” y uno se entretiene. Tengo una semana buscando información sobre este tema, pero hay muchos comentarios y sin bibliografía. El asunto es: el nado de los elefantes de Indonesia.

Hace más de cinco años que tuve la oportunidad de ver en Discovery Channel un pueblo de leñadores de una pequeña isla. Si mal no recuerdo, el crecimiento demográfico llevó a tal pueblo a tenerse que trasladar de isla en isla a buscar alimentos y madera para su sustento. Lo hacían en el equivalente de la época de lo que hoy en día representa una motocicleta C-70 en República Dominicana: sus elefantes.

Los elefantes Indonesios son excelentes nadadores, cualidad que les permitió en el pasado colonizar algunas islas de Indonesia. Son más pequeños que los elefantes africanos, tiene unos 3 metros de altura, pero llegan a pesar hasta 5,000KG, es decir, 11,000 libras. Si no me equivoco, llegan a nadar más de dos millas náuticas, es decir, más de tres kilómetros.

El tema lo saco a colación, porque la semana pasada inauguraron un moderno zoológico en EEUU, y mi hermana mayor lo estaba viendo en un noticiero de Los Angeles. Yo estaba lo más alejado del mundo en mi habitación, cuando escuche un griterío grandísimo: COOOORRRREEEE!, ven a ver… voceaba como una loca. Me embalé, pensando que la trompa la tenía agarrada por una pierna; pero el asunto era, que la cría del susodicho animal se había sumergido en un lago artificial…un ratito, y eso la impresionó. Yo le dije: Mujer del Señor, pero es que tu no sabes que los elefantes nadan más de 3 kilómetros sumergidos completamente en el mar, y que respiran por la trompa … me dijo que no, así que le busqué este video para que se ilustrara un poquito, aquí están los globitos:



Una nota aclaratoria, no los maltratan nunca, son animales sagrados. Esa punchadera y pateadera, es la forma en que se dirigen, o mejor dicho, los orientan. Este pueblo, está relacionado, sino me equivoco, con los "Guerreros del Marfil", casta orientada a la domesticación de elefantes salvajes, mediante la ayuda de los "espíritus"... y de un lazo grandísimo hecho de piel de búfalo, creo.

diciembre 07, 2006

No Dice Nada...

Hasta donde sé, mi cacometría funciona y mi estabilizador neural está como al 95%, pero estamos en NAVIDAD, y como que el frío me ha afectado a la hora de escribir (falta de mujeres). Hay que descomprimir un poco la cabeza, así que lo haré al estilo “Mix” literal.

a) Llegó la navidad. Casi me partí la columna hace como un mes, cargando y ensamblando el arbolito de mi casa. Estaba jondeado al fondo del cuarto de los regueros, alláaaa arriba. Lo que primero pensé cuando lo ví fue: ¿Cuántos ratones habrá en la caja?... Par de bombillos quemados de las luces, tuve que despegar los 100 bombillitos de 3 extensiones de luces, pero 2 estaban buenas. A propósito, podemos agregar a “medios de tortura” las extensiones con música que traen melodías navideñas. Los primeros 5 minutos son fantásticas, pero a los 15 minutos andas buscando un martillo para acabar con el sufrimiento.

b) Mi tiempo de vagancia. Lo he estado dedicando a buscar un condenado Dock de ipod, o en su defecto algún sistema de home audio (de calidad y no portable) que me lo cargue, y me permita adaptarlo al equipo de música. Mi “radito” es de 2300watts (2 subs, 4 woofers, 4 midrange y 4 tweeters), no me quejo de la potencia, tumba a una vieja; pero el condenado no lee MP3. Entonces, está la dualidad: calidad (ipod) vs. Potencia (radito). Mandé al carajo el Rotozip, necesito un tieto que pegue al ipod del amplificador. Sino, boto el “radito”, compro una interfase Alpine, pego el ipod al radio del carro (cda-9830), cojo dos fuentes ATX y hago funcionar el conjunto de 12V como Home audio, simple…

c) Amigos y compañeros de Blogger. Muchos bloggers estamos flojos, debe ser por la época. Pero, aunque no lo crean, o no les escriba en el momento, siempre ando por sus blogs a ver en qué andan metidos. Estoy más lento al momento de responder, pero sepan que ¡ESTOY AQUÍ!, y ALLÁ, para que no se olviden del pequeño Fran. Pero, no se preocupen por responder todas mis loqueras, esto no es un negocio, hacemos lo que nos gusta: escribir. Dedíquenle su tiempo a otros despojos humanos, insipientes y/o menos afortunados que yo (es relajando).

d) Decadencia existencialista. Bueno, el camino a la felicidad es tortuoso, pero simple. Solo nosotros mismos podemos decidir qué hacer, o en qué momento hacerlo. Yo siempre he sido partidario de que más vale meter la mano en el fuego por alguien y que después te lo reprochen, que a no meterla, y dejar a esa persona indefensa ante sí misma. Ayuda a tu prójimo, aunque no pida tu ayuda; porque casi siempre, nunca pedimos ayuda para nosotros mismos.

e) Nuevo año, 2007. Lo único que puedo decir es que no sé que pasara. Lo bueno y lo malo, que venga. El ánimo será igual que en el 2006, mejorar como persona, ayudar en lo que pueda, inventar, y seguir buscando a mi compañera y/o futura madre de mis hijos, entregándole a ella y a los suyos mis mejores deseos en estas navidades y en el año venidero. A, esperen: A mis amigos y compañeros de blogger, todo lo mejor antes de la navidad, durante ella y después (Año Nuevo). Es por si acaso…

f) Para el o la que lea esto. Le deseo lo mejor del mundo en lo que sea que haga, piense o quiera. Solo recuerde, que a veces perdemos la fe en nosotros mismos, pero con esfuerzo y dedicación TODO SE PUEDE.

g) Sobre mis pobres goldfish. Chiquitos y gorditos… Están MUERTOS; pero muertos de la alegría. Pronto tendré que enseñarlos a cazar, porque me le están haciendo un hoyo al bolsillo (comen demasiado). He mezclado un par más de variedades que supuestamente no son muy “estanqueras”, pero se han adaptado muy bien. Deben darme un premio a la ingeniería o a la construcción por los estanquesitos que hice, han aguantado hasta perforaciones de pozos tubulares de un edificio vecino (vibraciones), sin cuartearse.

h) Y para esa mujer.... que me hace despertar cada mañana; aquella que llena mi vida de ilusiones y de esperanza. Para esa mujer, que me hace desear estar a su lado cada día de mi vida, y hacerla sentir que ella es única; A Esa, que me hace querer ser un mejor hombre, y hacerla sentir el ser mas especial sobre la tierra. A Aquella que me acompañará por todo lo que la vida interponga en mi camino, y me ayudará a sortear los obstáculos. A la mujer que siempre estará a mi lado, pase lo que pase… APARECE MARDITA!