marzo 30, 2007

Y... ¿Si fuera fácil?

Cada uno de nosotros somos el resultado matemático de lo aprendido y de lo vivido. Siempre he señalado que el tema del amor no es una cuestión de teorías ni subjetividades. Sin embargo, en esas subjetividades y en esas teorías es que radica en sí la complejidad del asunto. Esto es sencillo, el amor lo es TODO. Lo que eres, lo que haces, lo que piensas, lo que sientes, lo que quieres, etc. todo esto forma parte del mismo sentimiento: amor. Sin embargo, dentro de lo humanamente posible, no hay nada eterno. Somos seres imperfectos, en busca de superarnos cada vez más en esto a lo que llamamos VIDA. En su camino siempre dejamos cosas atrás, y a veces sucede, que una de esas cosas es el amor de una pareja.

Nosotros, somos los únicos responsables de las decisiones que tomamos; ya lo he dicho. Si algo está mal, corrija y punto. En la vida no se puede obtener todo lo que se quiere o se desea; esto es una verdad, a medias. Cada caída, es una oportunidad de levantarse; cada tropiezo, un recordatorio de que podemos equivocarnos. Pero al final del día, lo único que importa es sentirnos conformes con lo que somos; no en un sentido limitativo, sino cualitativo. SIEMPRE podremos mejorar lo que somos; pero ello no significa que no podamos valorar el maravilloso individuo que hay en cada uno de nosotros.

Hasta donde he aprendido, todo problema tiene una solución. El ser humano es víctima de sus propias circunstancias; pero es el victimario de sus propias acciones. A veces se toman las mejores decisiones en el momento; pero a la larga, esas son las que mas pesan. Tenga siempre en cuenta, que la paz espiritual y la tranquilidad emocional son dos cosas invaluables.
Cada amor es único e irrepetible, sin importar su tipo. Cada recuerdo de lo vivido queda gravado en nosotros, hasta que creemos que el olvido ha hecho de las suyas. Sin embargo, el día menos pensado, aquello que “pudo haber sido”; aquello que “fue”; o aquello que “terminó”, VUELVE y nos recuerda que hemos vivido. Algunos dicen: “Mas adelante vive gente”. Sin embargo, quien ha amado, cambiaría todo por estar únicamente con esa persona especial.

Siempre he considerado que no debemos aferrarnos a sentimientos que nos dañen; o aquellos que nos perjudiquen más que el beneficio que puedan representar. Si no pudo ser, o si fue: queda lo vivido. Nunca debemos de privarnos de amar por causa de algo que “pasó”. El amor no muere, queda latente aún en un solo corazón, esperando encontrar un nuevo amor en quien renacer. Algunos dicen que: “mientras mas amas, más fuerte será la desilusión”. Para algunos, esa inseguridad es el problema; se obsesionan tanto con el “podría ser”, que se pierden de lo que “es”.
Sin embargo, lo esencial seria preguntar al estilo de José Feliciano: "Después de ti… ¿qué? "
Cada día es una nueva oportunidad de comenzar una nueva vida. Si has vivido; si has aprendido de tus errores; si has caído; si diste lo mejor de ti por algo que no se pudo sostener: no hay nada de malo en ello; eso forma parte de nuestra existencia, somos humanos. Y claro, nuestros sentimientos no tienen un límite, así que en cada momento en que respiramos, en cada latido de nuestro corazón, hay una nueva oportunidad de RENACER.

Y tal y como dice allá arriba: “Donde los sueños, las ilusiones y la esperanza nunca mueren”. Yo hago realidad mis propios sueños, con ilusiones y esperanza. Así que siempre digo lo mismo: Nada en la vida es fácil; pero, ten esperanzas en la ilusión, y ella hará que tus sueños se vuelvan una realidad con dedicación, paciencia y empeño. Lo importante es VIVIR... lo vivido, solo es la historia.

Nunca es tarde para comenzar…

marzo 13, 2007

Como YO, NADIE te ha amado...

En la radio ahora les ha tomado con poner las canciones y ni siquiera decir los intérpretes o títulos de las mismas. Hace un buen tiempo he escuchado esta canción, llena de sentimientos, pura lírica para un inocente mortal; no sabía quién la cantaba, ni su título, por lo que la busqué en el SINTERNET ("S" de Si no ta ahí, no existe)... se llama: “Como yo nadie te ha amado”, tema original de Bon Jovi, interpretado magistralmente por: Yuridia. Antes de que acabe la semana, la subiré para que puedan escucharla, mientras tanto las letras:

Yo no vi las flores marchitar,
ni ese frío en tus ojos al mirar,
no, no vi la realidad,
me ibas a dejar.

Dicen que la vida no es como la ves,
para aprender hay que caer,
para ganar hay que perder,
lo di todo por tí
.

Lloré y lloré y juré que no iba a perderte,
traté y traté de negar este amor tantas veces, baby.

Si mis lágrimas fueron en vano,
si al final yo te amé demasiado,
como yo, como yo, nadie te ha amado.

Cada hora una eternidad,
cada amanecer un comenzar,
ilusiones nada más,
qué fácil fue soñar
.

Tantas noches de intimidad,
parecían no acabar,
nos dejamos desafiar,
y hoy nada es igual.

Sé que en verdad el amor al final siempre duele,
no lo pude salvar y hoy voy a pagarlo con creces
, oh.

Si mis lágrimas fueron en vano,
si al final yo te amé demasiado,
como yo, como yo, nadie te ha amado.

Esta vez la pasión ha ganado,
y por eso, sigo esperando,
como yo, como yo, nadie te ha amado.

Lloré y lloré y juré que no iba a perderte,
traté y traté de negar este amor tantas veces, oh no.

Si mis lágrimas fueron en vano,
si al final yo te amé demasiado,
como yo, como yo, nadie te ha amado.

Esta vez la pasión ha ganado,
y por eso, sigo esperando,
como yo, como yo, nadie te ha amado.

Ufff, que mujer... y que tema (a veces, las cosas no funcionan). El próximo post es el último sobre el amor, y viendo los comentarios del post anterior: “…se nos muere…” creo que trataré sobre el aspecto de cómo seguir adelante en la vida cuando “algo” no funciona. La gente nunca habla de eso, uno nada mas lee: “haaaaaay tanto que yo la queriiiiiiia…maidita; que te aplate el Metro…” (jajajajjajjaja), o sino: “…ese sucio, bien me lo decía mi mamá, no te confíes de él que ahí hay algo raro … y tenía 5 muchachos y 2 esposas”.

Ya, fuera de relajo, y bien en serio, para el año que viene, todo aquel que lea estas palabras está en la obligación de continuar este humilde tributo al mayor sentimiento que tenemos los seres humanos: el AMOR. No es cuestión de elección, de relajos, de elección, de cuestiones personales, etc. Si usted cree que puede hacer más de 12 "entradas" (en 28 días, dizque) dedicadas al tema... HAGALO, pero hágalo sintiendo lo que hace, no de las palabras hacia fuera. Y, tienen que ser aspectos no tratados por el LOCO anterior (o sea yo).

marzo 10, 2007

Cuestiones de amor: Se nos muere...

No he tenido mucho tiempo para burlarme del amor, pero el se ha entretenido bastante conmigo. Sin embargo, y siguiendo con el asunto, una de las preguntas importantes que cabría hacernos en la vida es: ¿Puede morir el amor?... Yo soy de los ilusos idealistas que consideramos que: “el amor nunca muere”. A ver si me explico.

Una de las instituciones que ha sufrido fuertes golpes en la última década es el Matrimonio. Cada día la pérdida de valores morales hace que cada vez más y más parejas se divorcien o convivan bajo una “unión libre”. Por qué, porque se nos ha vendido la idea de que si no es perfecto, puede “perfeccionarse”. Es decir, ante cualquier problema emocional o afectivo, los conyuges optan por seguir su vida de forma “individual” o “independiente”, llegando a crear vínculos afectivos fuera de esta relación. Ante esta “libertad” que moralmente ha ganado muchos adeptos entre parejas “liberales” y algunos que otros “conservadores”, llega un momento en el cual la “pareja” ya son dos personas con caminos “distintos”. Por lo que simplemente deciden seguir con sus vidas de forma separada y con proyectos individuales, así como así (borrón y cuenta nueva).

Esta es una realidad innegable que se vive en muchos de nuestros países latinoamericanos, gracias, no a la globalización, sino a la “transculturización” que vivimos día a día. Es claro que entre: a) horas y horas de comunicación, dedicación, esfuerzo y proyección, para limar cualquier “aspereza” en la pareja; y, b) una simple firma y un abogado, el “afectado” opta por lo más sencillo, la separación o divorcio.

Algun@s creen que al “separarse”, sus problemas desaparecerán por “arte de magia”. O que si se divorcian, estarán libres y podrán rehacer su vida nuevamente. Como siempre digo, hay veces que esto funciona; pero la mayoría de las veces solo se trata de NEGAR la verdad. Es en el momento exacto, antes de tomar cualquiera de esas opciones, cuanto te haces la pregunta del millón e dólares: ¿Qué nos pasó? o en su defecto: ¿Cómo llegamos hasta aquí? … a mí me interesa la parte de si en verdad existió el amor.

Primero, el adiós no es volver a nacer; segundo, nada en esta vida es fácil…hasta morirse a veces da trabajo; y, tercero, cualquier “loco” con habilidades espaciales sabrá que para ver el todo, hay que manejar bien las partes. Estamos en parejas, amor MUTUO, respeto, dedicación, comprensión, y tres millones de cosas más. Lo primero, es lo más estúpido y lo más importante: ¿era real el amor?... ¿o fue una causalidad del destino lo que creo el vínculo? Si la respuesta es lo segundo, ahí empezó el problema. A veces las parejas dan el paso de la gran “M” (matrimonio) debido a factores como pasión, tiempo juntos, querer independizarse, entre otros. Siendo la desaparición de estos factores “in momentum” lo que irremediablemente causa la ruptura de una relación. Ojo: hombre feo + mujer hermosa; 7 años de amores (conociendo al 101% al otro); que haya sido la única mujer o el único hombre de su vida; que tengan un hijo en común, etc. NO son aspectos que aseguran la felicidad, ni la unión de una pareja.

Entonces: ¿Se muere o no ese humilde y noble sentimiento?... No, no, no, y NOOOOOO. El amor es DEDICACION y EMPEÑO, es saber perdonar y hacer sentir bien a ese otro ser especial. Si piensa en "usted", antes que en USTEDES al momento de pensar en separación o divorcio: usted quiere MATAR el amor… falta que el se deje. Las personas cambian, el mundo cambia, la vida cambia… y todo sigue igual. A veces las personas se dejan vender el sueño de que la felicidad está ahí AFUERA, que está esperando ser encontrada por usted, y que cuando lo hagas se sentirá realizado o realizada. Yo solo les puedo decir, asegurándolo de forma ABSOLUTA, que la felicidad está DENTRO DE TI. Nadie te hace menos o más feliz de lo que eres. Si has encontrado una persona que quiere compartir su felicidad CONTIGO, debes ser agradecido con la vida por tenerl@ a tu lado.

Si en algún momento entre esas dos personas existió una “semillita” de amor, nada en esta tierra podrá secarla. Así, que es decisión de cada uno de nosotros, al darnos cuenta de que nuestro amor “agoniza”, el hacer todo lo posible para que, a lo sumo, esa plantita germinada vuelva a ser ese arbusto o árbol que era. Pasa el tiempo y pasa la vida; pasan momentos y pasan razones; pasa el recuerdo y los pensamientos… y solo hay una constante entre nosotros: AMOR.

Si alguna vez quiere matar el amor, Piénselo 10 veces por lo menos; y asegúrese de hacerlo correctamente, porque es casi imposible deshacerse de él; y sepa que será un gran peso para su conciencia. El amor nunca muere, solo muere la esperanza. La fe mueve montañas, pero el amor lo mueve TODO.

marzo 05, 2007

Cuestiones de Amor: La pareja.

Llega un momento en la vida de un “Tarzán”, en que necesita de una “Jane”; también ocurre a la inversa, solo que en vez de un Tarzán, Jane prefiere a un “Richie Ricón”, claro, siempre habrá sus excepciones. Bueno, empecemos por decir que las “cuestiones” de parejas son un asunto de dos (2, no 1+1). NADIE por si solo puede mantener a flote una pareja, porque sencillamente, uno (01) no es “pareja”. Entonces las interrogantes serían: ¿Cómo saber elegirla?, ¿Cómo hacer que funcione? y ¿Cómo consolidarla día a día?
Hay personas que han dedicado toda su vida, su tiempo y recursos buscando a ese otro ser que lo “complementa”, que lo perfecciona y lo hace DAR cada día lo mejor de sí… y no lo encuentran. Pero no es cuestión de suerte (buena o mala), es asunto de dedicación, esfuerzo y de saber buscar. Es simple, si no sabes lo que buscas, jamás podrás encontrarlo.

La “elección" de la mujer con la cual aspiro a pasar el resto de mi vida; bueno, sería algo sin sentido el ponerme a escribir lo que debo “buscar” para llegar a “ella”, la razón de mi existencia. Sencillamente, porque el amor no se busca, se encuentra. No está en las palabras, se manifiesta con hechos. Somos seres humanos de carne y hueso, con virtudes y defectos, por lo que al momento de buscar a la “elegida”, solo será cuestión de tener los pies en la tierra, el corazón y lo vivido harán el resto.

Vivir en pareja, no es solo tener una “relación” sentimental. No son solo besos y abrazos, sexo, lo que me gusta de ti, lo que me das, lo que te doy, lo que sientes, o me haces sentir... Eso no es ni el 1% de lo que en realidad conlleva este “asuntito”, y cuando se toma la decisión de un compromiso o matrimonio, el asunto se complica cada vez más.

En la pareja, el hombre y la mujer son un EQUIPO. No son “uno”, son dos que trabajan en un conjunto. Pueden ser el Sol y la Luna, totalmente opuestos, pero toman la decisión de estar JUNTOS: “en las buenas y en las malas”, “en la alegría y en el dolor”; es aprender a convivir con esa otra “mitad”, llenándose AMBOS de detalles, proyectos, ilusiones, sueños, y “locuras”… de las buenas. En esencia, dos se disuelven en una misma taza para dar un solo sabor, apostando JUNTOS por un “proyecto” de vida.

Ayyy mi madre: ¿Y si no funciona?... yo arreglo "cosas”, no gente. Aunque es casi lo mismo, salvo por los “repuestos”, que son más difíciles de conseguir. Pero, ya en serio, lo más importante de una pareja es la comunicación, que no es lo mismo que hablar (o escribirse) 6 horas diarias. En la comunicación, es que radica la esencia misma de la vida en pareja, de su desarrollo y de su durabilidad. Actualmente los papeles sociales que desempeñamos (hombres y mujeres) de forma cotidiana hacen que cada día pasemos menos tiempo JUNTOS. De igual modo, los valores morales han cambiado, pero lo importante será que AMBOS “evolucionen” a una misma velocidad, tratando de mantener esa armonía que los sustenta como equipo.

Al final, la pareja es un lío. Usted ya no es usted, es “ustedes”; ya no piensas, “piensan”.
Y cuando llega el fruto de ese amor: un carajito o carajita (o varios) lleno de jodeina. Usted solamente piensa en como diantre va a conseguir el dinero para esa “boquita”, se imagina la educación que deberá darle a ese pequeño ser, los pampers, la leche, las vacunas, la clínica, los padrinos, el maternal, el colegio, incentivarle el arte, la universidad, su matrimonio… su cabeza está a punto de explotar por sentir en una fracción de segundo el cómo, cuándo y el dónde será la vida de ese hijo o hija. Y es en ese preciso momento, en que le estás agarrando la mano a TU mujer en la sala de parto, en el que pasa la vida a 1000km\h, cuando te dices a ti mismo: esta mujer hinchada, demacrada, dolida y desgreñada es la mejor decisión que tomé en toda mi vida, y por lo que me reste de la mía voy a hacer TODO lo que esté a mi alcance y lo que no, para darles lo mejor de todas las cosas. Eso es una pareja... y amor... del bueno. Al final, solo queda por decir que, de cara a la vida, entre dos es más sencillo CONVIVIR, siempre respetando la vida propia, la de la pareja y la vida en común.

¿Conversó o habló con su pareja hoy? Si es lo segundo, saque un par de minutos para dialogar con ella. Y recuerde, que lo que mantiene viva la flama del amor no es solo la pasión, el amor romántico o las ilusiones, es saber expresar lo que se siente de forma abierta y espontánea a su pareja, de tal forma que AMBOS se conozcan "demasiado" bien.

Yo, por mi parte, tendré que comprarme un Nintendo, a ver si dejo de estar escribiendo toda esta teoría vacía y abstracta. Y advierto, que como no me he reido, voy a burlarme un poco del amor en estos días, porque el amor también tiene su lado jocoso. Cambio y fuera....