diciembre 13, 2007

Clásicos de Navidad: Fuegos Artificiales.

La época navideña siempre me ha gustado. Es un tiempo para pasarlo compartiendo en familia, y agradeciendo a Dios lo que somos y lo que tenemos. Ya lo he dicho, fui un niño inquieto, y en estos días me estaba riendo como tonto, recordando cómo eran las navidades en mi niñez.

Siempre he dicho que de pequeño debían haberme llamado “Pyro”, porque me encantaba el fuego y la pólvora… hubiese sido un buen minero. Bueno, como en aquella época no habían las regulaciones legales que existen a nivel nacional e internacional hoy en día, no era raro encontrarse con fuegos artificiales piratas, carabelitas, o populares, siendo éstos elaborados en el mercado nacional sin ningún tipo de regulación, y a diferencia del término "genérico", en vez de dañarse fácilmente, podían matarlo a usted, por lo que era obligatorio un curso callejero sobre empleo temerario de fuegos artificiales.

Me explico, dada la competencia en aquel tiempo, era más importante que su producto "carabelita", subiera mas alto que el de las compañías registradas, y que explotara más duro que éstos; el problema era que a veces explotaban mas duro, pero en el suelo: causando mas tristeza que alegría. De igual modo, muchas de estas fábricas clandestinas traían el luto a los hogares, cuando explotaban dos o más viviendas, debido a que el “fabricante” inconscientemente encendía un cigarrillo en una habitación llena de pólvora; pero el cigarrillo no era el problema: mas de un "animal" (bruto a la 3ra. potencia) lanzó el fósforo "apagado" dentro de un cubo vacío de pólvora, que al “chispear” volaba todo el lugar… no es broma, los santiagueros saben mucho de este tema.

Los clásicos fuegos “piratas”, se conocían fácilmente por su empapelado rojo chino, explotaban mas duro que los de “marca” y eran a mitad de precio de éstos. En el colmado cerca de mi casa, el despachador me conocía desde niño y al ser Banilejo era muy negociante, por lo que siempre nos conseguía para navidad toda una amplia variedad de fuegos artificiales “populares”, pero de calidad, y a un módico precio. Los que no explotaban, dada la falta de garantía, les sacábamos la pólvora (buena) y… no puedo seguir esta parte, para evitar “imitadores”. El pasado año iba a hacer un post descriptivo de anécdotas y ocurrencias, pero los fuegos artificiales son ARMAS y en manos inexpertas son un PELIGRO. Bueno, son peligro aún en manos expertas si están desperfectuosos, por lo que este post es más de conciencia que de vivencia, evitando así la tentación de posibles "inquietos" cibernautas.

Yo fui criado con todo tipo de fuegos artificiales, tanto por mi familia, como por los amigos (en la calle). Sin embargo, hoy en día los fuegos artificiales son mas vistosos y mas técnicos que los que yo empleaba en aquella época, pero muy pocos tienen esa esencia misma de la magia del fuego, puesto que son puro humo y colores. La mayoría no explotan… y son mas peligroso que los viejos, puesto que necesitan mayor espacio y mayores conocimientos del producto.

Parte de este post es expresarme sobre este problema que cada año trae tristeza a tantos hogares de la República Dominicana. El problema no son los fuegos, nunca lo han sido en un 95% de los casos. El problema es la falta de orientación y conciencia que tienen muchos de los usuarios. Un tío, primos y mis amigos me enseñaron a usar fuegos artificiales desde que era un microbio y sí, me he quemado las manos, la ropa, el cabello, y las cejas… pero fue por jodón, no por falta de conocimiento. El peligro está en que no todo el mundo sabe usar la pólvora, algunos le tienen miedo y es ese mismo miedo por lo desconocido, esa ignorancia del peligro, lo que causa tantas tragedias.

Yo llegué a soplar mechas de unos 2 o 3 milímetros, que si me explotaban en la cara… no estaría aquí. Pero lo hacía a conciencia y con una botella de agua a la mano, por si no funcionaba. He visto y vivido accidentes de todo tipo con fuegos artificiales, pero ante la pregunta de si ¿deben usarse para alegrar las fiestas navideñas? mi respuesta es un rotundo SI; tal vez por las explosiones, o quizás por lo maravilloso de la luz y los colores, o sencillamente porque es un arte milenario que nos invita a compartir un momento de nuestra vida con nuestros seres queridos en un intento de darle un sentido especial a un ratito “mágico” de nuestra existencia.

Algunos recomiendan que los fuegos artificiales sean manipulados por profesionales, con entrenamiento, en ciertos lugares públicos, entre otras mil previsiones; Es una tontería. Yo me he llevado toda mi vida de la simple lógica y del empirismo, tomando en cuenta:

1) Lo primordial, es comprar fuegos artificiales de calidad, no de marca, de CALIDAD. Y siempre asesórese con el vendedor de saber qué CARAJOS usted está comprando, y de ser posible compre 2 de cada uno y haga una prueba… para que no queme a todo el mundo.

2) Los fuegos artificiales “inocentes” deben ser empleados con la asesoría de un ADULTO, SIEMPRE. Un muchacho bruto e inmaduro, con fuegos artificiales: es más peligroso que un terrorista. Los más peligrosos préndalos USTED, mas vale el dolor de un injerto de piel, que su pequeño salga herido por un problema que usted se busco.

3) La zona en que los debe emplear, debe ser una zona abierta (sin techos, cables eléctricos, etc.), y no inflamable (mi grama cogió fuego una vez). No vaya a instalarse en el medio de la piscina, los extremos en nada ayudan.

4) Emplee chisperos eléctricos en vez de fósforos para evitar quemadas innecesarias. Y así se asegura, además, de que el arbolito llegue al Día de Reyes con todas sus ramitas y de que ese mantel oriental no se oriente a la basura.

5) Por Dios, use ropa vieja. Todavía mi mamá me pelea por la cantidad de ropa que usé una sola vez y que parecía un colador. Siempre recuerdo cuando les decía a todos: “Yo no soy muchacho, eso es consejo para los novatos”… solamente quedaba luego el: “Tan bien que te quedaba esa camisa” (o pantalón).

6) Si usted le tiene miedo a los fuegos artificiales, es novato, ha bebido, o es medio bruto: NO USE BOTELLAS DE BEBIDAS (refresco, cerveza, etc) como plataforma de lanzamiento; NO SEA HARAGÁN: busque un pedazo de tubo de PVC de 1”, un envase ancho y un poco de cemento… le durará toda la vida y no la vida de alguien mas.

7) Para una noche inolvidable, sea en Navidad o Noche Buena, COMAN antes de ponerse a FUÑIR con la pirotecnia: por si hay que salir para el hospital o la clínica con usted, no se desperdicien los alimentos; hay muchas personas que no tendrán nada para cenar esa noche :(

8) Si usted pasa de los 30 años, es hombre y para colmo soltero… déjele eso a los más jóvenes: como dice una de mis hermanas “Un hombre viejo y “manchao” es muy difícil que alguna mujer le haga caso”; bueno, tal vez se tope con alguna “ciega”, producto de alguna “pata de gallina” o “vela romana”, mal empleada o defectuosa: en cuyo caso, todo es posible.

9) Compre un aturdidor eléctrico del tipo bastón y si ve a su hijo con algún fuego artificial, pégueselo por unos segundos… así aprenderá: ES BROMA… salvaje. Si su hijo tiene fuegos artificiales y usted considera que no es apto para usarlos, NO LOS ESCONDA, mójelos hasta que se dañen; la vida de su hijo vale más que unas monedas; cómo cree que me queme el cabello y las cejas: pólvora vieja de patas de gallina de 1 año de antigüedad. No prendieron a la primera ni a la segunda, pero a la tercera me prendieron a mí que tenía mi linda cara sobre ella. Por suerte solo se me quemaron los pelos, nada de piel.

10) Por último, recuerde que toda la época Navideña hasta el día de Reyes, es un tiempo especial en sí, por lo que conmemoramos como FAMILIA. La alegría de compartir con un padre, una madre, un hijo, un abuelo, un tío, y los amigos, son lo único que importa. Si usted no sabe mucho de éste tema, NO COMPRE FUEGOS ARTIFICIALES, mire al cielo en Navidad y Noche Buena, y le aseguro que verá la magia de la pirotecnia desde un lugar “seguro”, y en familia.

Al margen de todo, quienes tenemos la dicha de ser inventivos al momento de pasar un buen rato, solo necesitamos un clavo de acero, una llave vieja de agua, un cordón de tenis y una caja de fósforos para obtener un artilugio ruidoso y relativamente inofensivo, llamado TIRA PO.

JOJOJO… Feliz Navidad a todos y todas; Y, les deseo un FELIZ y PROSPERO Año Nuevo. Me voy de vacaciones, las necesito. Debo comprar regalos, terminar proyectos personales, y ver qué me depara el destino. Felices Fiestas y hasta el año que viene.

diciembre 05, 2007

El Arte de la Estrategia: Pensadores Binarios.



El código binario como tal, existe desde el siglo III antes de Cristo, donde surgió el "cero" (0). Sin embargo, el aporte valioso y la sistematización del mismo los realizó Francis Bacon al reducir el alfabeto a secuencias de dígitos binarios, estableciendo que este sistema podría ser usado en cualquier objeto.

La inteligencia, como tal, es sencillamente la habilidad de resolver los problemas. Por lo que una persona “inteligente” ha de suponerse aquella que pueda resolver cualquier tipo de problema, ya sea teórico o practico. Desarrollé hace años la teoría de los “pensadores binarios” para diferenciar a las personas “superdotadas”, los “genios”, “cerebros”, o como les guste llamarlos, de las personas “hábiles”, sea de forma nata o desarrollada (la habilidad se estimula). Este término, pensador binario, comprende aquellas personas que se destacan en cualquier “campo” de la inteligencia y que reducen a una simplicidad lógica la complejidad de las cosas.

El código binario (base) se compone de los factores “cero” (0) y “uno” (1), por ser los elementos primarios en una construcción simbológica-numérica. La mente de un binario funciona de forma similar en la prácica, solo que sin números, emplea la información más simple para llegar a la construcción racional compleja sin importar el tipo de problema a ser resuelto, a una velocidad de "reflejo". Hace más de un año traté el tema de Gardner sobre la "teoría de las inteligencias múltiples", el cual nunca me satisfizo, ya que soy de los que creen que la inteligencia no es solo una capacidad parcial dentro de una esfera múltiple de manifestaciones, sino que es más bien una capacidad ilimitada de comprender el todo, solo a partir de las partes. En pocas palabras, hay personas “hábiles” y personas “inteligentes”.

Para mejor comprensión del asunto, expongamos el siguiente ejemplo práctico partiendo de dos películas del cine: "A Beautiful Mind" y "Good Will Hunting", a este método de paralelismo se le conoce como método binario, pero la definición de anteposición de ideas tampoco responde al criterio deseado, sin embargo, ya que muchos de nosotros somos aficionados al cine, vale el ejemplo.

Por un lado tenemos al personaje John Forbes Nash, un hombre que no necesita presentación, una verdadera “mente brillante”. Por algo hay una frase que dice: “De la locura al genio, solo hay un premio”. Por otro lado tenemos al buen Will Hunting, un joven personaje experto en matemáticas avanzadas, con problemas emocionales (por maltratos), un muchacho humilde, bla, bla, bla...

El problema de nuestro tema comienza por lo elemental, lo de "binario" en nada se relaciona con matemáticas. Algunos creerán que ambos prodigios son idénticos; sin embargo, difieren en un aspecto, que a mi juicio es lo más importante y que da el fundamento de mi estudio: el razonamiento deductivo empleando métodos lógico-intuitivos y lógico-sensoriales. Si vieron la película sobre Will, verán que en la entrevista de trabajo más importante de su vida (Depto. de Defensa), pudo deducir y explicar cada elemento de las consecuencias de su trabajo de forma sencilla, directa y sin matemáticas (la causa del interés). Por otro lado, el mundo de Nash se limitó a las matemáticas, por así decirlo. La visión del pensamiento se limitó a la solución de los problemas de forma simbológica empleando las Matemáticas como un medio de expresión de su fundamento existencial.

Por qué un Maestro del Ajedrez cuya velocidad de pensamiento-reacción es muy superior al de cualquier persona “ordinaria” sobre un tablero, se queda paralizado frente a un estímulo como apagar un fuego correctamente. Por qué personas cuya “habilidad” en ciertas condiciones es famosa, fracasan rotundamente en otras cosas relativamente "simples" para otros. Porque su cerebro está limitado a una habilidad específica; son personas hábiles en determinados campos, pero su capacidad se limita a la aplicación lógica de los mismos. El pensador binario se destacaría en cualquier campo.

Por otro lado, imagínese este caso: 1) Convenzo al vendedor de una tienda de libros de que ese libro sobre Mecánica Avanzada con 700 páginas nadie lo va a comprar porque está caro, es grande y está sucio; en resumen obtengo un 50% de rebaja del libro edición especial, valorado en el mercado internacional un 400% mas caro; 2) Me aprendí todo un libro de una sola leída, y le corregí unos errores en cuando a la dinámica del funcionamiento del motor de combustión interna (ej); 3) estoy usando esos conocimiento en mi auto, analíticamente, calculando cada detalle en una construcción lógico-numérica de proporcionalidad y ergonomía; 4) Claro está, el único ser humano con la capacidad física y motriz para realizar los trabajos soy yo, pues para eso compre y leí el libro…o no???; 5) En lo que estoy “mecaniquiando” ya me imagino montado en mi superauto, lleno de mujeres (soñar no cuesta nada); 6) ahora, una vez realizados los ajustes y eficientizado el motor de mi vehículo en un 350%, me toca convencer al Consejo de Directores de la empresa distribuidora de la 3ra. Marca de vehículos del continente de que mi pequeño “arreglito” los pondrá en primer lugar en venta por los próximos diez años a nivel mundial… y los convencí; por lo qué, 7) ahora debo convencer a las Naciones Unidas de que gracias a mi invento eficientizador del sistema de combustión interna de los vehículos de motor, el calentamiento global se reducirá en más de un 40% en los próximos diez (10) años…

Lo interesante no es mi explicación, la cual teóricamente contiene todos los tipos de manifestación inteligencia; lo interesante es, que poco importa el problema a resolver, su solución siempre estará la mano con cualquier tipo de información, y con un mismo cerebro; de ahí la importancia de saber observar los detalles de las cosas, lo que necesariamente implica un mayor grado de inteligencia.

Se dice que siempre habrá alguien que estará por encima de nosotros en algún aspecto de la inteligencia, y la pregunta importante sería: ¿Sabrá compartirla con nosotros?... Una persona vale como persona por lo que es, no por cómo piensa: todos somos especiales, únicos y semejantes.