septiembre 09, 2006

El Secreto de los Moais.

Hace ya muchos años que la Isla de Pascua era un enigma para mí, como explicación a los orígenes del ser humano. Es el punto habitado más lejano de la tierra. Está situada en el Pacífico, a unos 3,600 kilómetros al oeste de la costa de Chile. La isla está llena de petrogrifos sobre raros seres “marinos” y tiene los más asombrosos colosos de piedra sobre la tierra, los moais. Están tallados en una única pieza de roca volcánica, extraída de una cantera ubicada a varias decenas de kilómetros de donde están colocados. Se conocen más de 800 moais de entre 4 y 20 metros. Algunos autores señalan la isla como la única sobreviviente de un continente “perdido”… la Atlántida? ...No sé.

En un documental sobre la isla pude observar un objeto, parecía una daga de madera, era una figura escuálida de unas 12 pulgadas de largo con cabeza de ave, pero no tenía plumas sino dedos muy largos. Solo se conocen unos 4 objetos similares, ninguno igual al otro. Aquella figura parecía un “extraterrestre”. De este tipo de figuras, que se haya además en los petrogrifos de las cuevas, es que surge la idea de que los moais habían sido construidos por seres “caídos del cielo”.

Los habitantes de la isla, los rapa nui son descendientes de inmigrantes polinesios que debieron haber navegado mas de 2,700 km hasta llegar a dicha isla. Supuestamente nunca desembarcaron en tierra firme de América; sin embargo, sus embarcaciones y las construidas en el lago Titicaca por los Incas son muy similares, coincidencia… NO. Las tribus Olmecas, hacen referencia al igual que la tradición de los rapa nui a hombres blancos, de cabello rojizo y orejas largas. Por si no lo sabía, los vikingos fueron los que descubrieron a América, doscientos años antes que Christopher Columbus (Cristóbal Colón). Parece ser que llegaron a nuestro continente por las islas polinesias. Hay asentamientos en Canadá, que confirman esta hipótesis. De igual forma, los antiguos pueblos sur y centro americanos también cuentan en sus leyendas sobre estos “extraños seres” que surcaban los mares; al parecer trataban de dar la vuelta al mundo.

En algunas teorías, la isla de pascua, la ciudad de Angkor Thom, Keops (la mayor de las pirámides de Giza), la pirámide del Sol en México, así como una vieja ciudad sumergida cerca de Indonesia cuya puerta, según leyendas lleva al “inframundo”, son considerados por varias culturas como “ombligos del mundo”; es decir, los puntos donde “surgió” la vida, donde se encuentra el origen del ser humano. Lo raro es que todas estas construcciones están erigidas y orientadas hacia una estrella específica, y con una geometría y cálculos similares, aunque existen siglos de diferencia entre sus construcciones y en la historia de sus pueblos; pero todo parece indicar que hay un ancestro común. Si no me cree, pregúntele a los Chachapoyas (extintos) cómo aprendieron a momificar o a construir estructuras de piedra.

A lo largo de su historia los rapa nui iniciaron un peculiar ritual: largarse de un precipicio, nadar como un loco, escalar un peñasco de piedra filosa, buscar un huevo de un ave del lugar, volver a jondearse, nadar otra vez como loco y si llegabas de primero con el huevo “entero”, usted era el “jefe” de la tribu por un año. Durante ese año, el susodicho no se aseaba mucho, conforme a sus creencias religiosas, de ahí que las figuras representen seres con uñas larguísimas, no son dedos. La cabeza del objeto representa uno de los seres mitológicos, así que dicho objeto sería como un pequeño cetro religioso. También hay mascaras religiosas de tales figuras.

La teoría es que cada moai representa un “ancestro” o uno de estos “jefes”. Sabrá Dios el loco que empezó con el cansito de ponerse a jugar con las “piedrecitas”, y los otros lo imitaron. Así pasa aún en nuestras sociedades. Su construcción es una estupidez: se construyeron igual que las pirámides de Giza e igual que Stonehenge. Sus canteras estaban muy lejos, así que se emplearon el sistema de rodillo, la polea y el relleno, así como una mano de obra "ilimitada". Lo malo de esto, es que estas teorías se han probado bajo métodos científicos, pero a escala, no a tamaño "real".

¿Misterio?... No, turismo.

3 comentarios:

Lil dijo...

Interesante...
Lo de los vikingos es sólo una teoría. Puede que algún otro ser humano antes de los vikingos llegara a América pero no le gusto y no dejó rastro. Si, claro!
Ahh! y no me gusta la idea de preguntarle a los Chachapoyas. Jeje!
Gracias Fran, Hasta luego!

Fran dijo...

Hola lil. Sí, la primera inmigración fue por el Estrecho de Bering. La referencia es respecto a los primero "navegantes" del oriente.

Joss dijo...

El pasado, mientras más lejano esté
más enigmático resulta.
Luego nuestra mente hace el resto,
lo que indudablemente representa
un aumento en la economía local.
Mucha razón tienes.

DTB