octubre 30, 2006

Macgyver: creatividad e inventiva.


Desarmando un disco duro dañado, y gracias al hecho de que el número de mi destornillador hexagonal más pequeño, es mayor al del condenadito tornillo que traen los discos duros, tuve que bucear en mi caja de herramientas, buscando “algo” que pudiera ayudarme a desarmar el condenado disco duro, y me topé con mi vieja y media oxidada navaja multiusos (carabelita) y traté de usarla, en vano. De un golpe me vino a la mente un nombre Macgyver.

Quien recuerde este apellido, recordará al personaje de los ochenta que se convirtió en un héroe para nosotros los muchachitos inquietos de la época (muchachitus habilidosus e inquietus: jodonus), aunque en nuestro país la serie se retransmitió y se repitió posteriormente. La verdad, casi no recuerdo sus aventuras, pero sí su enorme habilidad para resolver los problemas con simples elementos de uso cotidiano y que estaban “a la mano”. Era un experto en realizar complejos artefactos con las cosas más sencillas.

“Macgyver” y el “Auto Fantástico” era lo único que entretenía en aquella época, no había mucha variedad (no existía el telecable en nuestro país, o por lo menos en mi casa), y como no podía manejar… Macgyver era más asequible (para la práctica). El usaba chicles, clips, mangueras, botellas… y su inseparable navaja multiusos. Gracias a esta serie, dicha herramienta se convirtió en algo esencial para los boyscout (y para mí como por 5 años, hasta que me rompió un pantalón y le di un zumbón). Pero la principal arma de Macgyver era su inteligencia, bueno, junto con lo que cargaba en la mochila y la multiusos. Nunca usaba armas, ni era violento, aunque a veces volaba todo. Recuerdo que la esencia de la serie era el aspecto de la “No Violencia”, que tanto predicamos en nuestros días. Todos los inventos siempre estaban dirigidos inhabilitar o desarmar al contrario, no a eliminarlo.

A este personaje le debo mi interés por la Física, y por la inventiva (nací con predisposición genética para “inventar”, pero él fue mi catalizador), mis inventos no eran complicados: usaba pilas y pequeñas baterías como fuente de electricidad; desarmaba cosas grandísimas por un alambrito; y la pólvora que usaba era de fósforos y fuegos artificiales, a los cuales les tengo un post especial “navideño”. Sin embargo. Hoy en día vivo de mi cerebro y de mi habilidad para reaccionar frente a lo desconocido, así que cómo que esto sí influyó en mi vida…un POQUITO.

Recuerdo que lo primero que traté de hacer (como con 9 años) era un “puente” en un enchufe eléctrico (en mi cabeza era un cerrojo electrónico), al principio abrí el “clip” y lo puse en “C”, luego cuando lo metí en el enchufe… no hizo nada (claro, porque no topó los contactos)… un pequeño empujón bastó… Resultado: un fuetazo eléctrico para mí, el clip voló y 3 habitaciones de mi casa quedaron apagadas. Después que me corretearon un rato con una chancleta, a mi papá se le ocurrió resetear los breakers y funcionó.

Algunos de mis inventos aún subsisten, gracias a que mi mamá y mis hermanas me los escondieron en el “cuarto de los desechos” de mi casa, porque los consideraba “altamente peligrosos” para mí... y para todo el que estuviera cerca. Prueba de ello es:

a) mi “escopeta de gomitas”, que daba durísimo, y era bastante buena (apeaba un lagarto de una pared a 5 metros) y casi me sacó un ojo, por estar queriéndole dar un “gomitazo” a mi hermana por la espalda (se zafo de la punta y me salió el "gomitazo" por la culata; me parecía a Rocky I, después de la pelea);

b) mi “lanzacoquitos”, estaba diseñado al estilo bazooka con un tubo plástico de tres pulgadas, y goma de tubo de bicicleta (llegaba como a dos casas de distancia). La guerra de coquitos es otro post;

c) mi versión de palitos chinos, de metal y filosos. Un lado era pesado y el otro ligero y punzante, ese lo vi hace como un año. Recuerdo que me dijeron que los habían botado a la basura (pero eran demasiado peligrosos); y,

d) mi equipo de escalar, de carajito, hecho con tecnología de patio: sogas gruesas, tensores, argollas, guantes y hasta un porta vasos (refresco), para cuando me subía en el cohollito de una mata de mango a “ventear”, ahora le dicen brecheo. El que se haya deslizado de una mata de mango a otra amarrado de un gancho, sobre un hilo grueso de nylon; o el que se haya pasado la tarde en la punta de una mata de dos pisos de altura cuando pequeño, sabrá el tipo de muchachito que era yo.

Y viendo retrospectivamente, esta serie “Macgyver”, por la forma de pensar y de actuar, nos marcó a muchos en aquella época. Gracias a Dios, hoy los “inquietos”, disponemos del concepto “Bricolaje”, o “hágalo usted mismo”, y gracias a la evolución de las relaciones comerciales internacionales, tenemos ferreterías en las cuales encontramos todo tipo de piezas, herramientas y utensilios para “inventar” las cosas útiles y prácticas que necesitamos.

Siempre hay que sacar un mensaje de todo, así que apoyemos a la No Violencia, defendamos la vida humana, el respeto al prójimo y los valores sociales. Para esta navidad, no compre juguetes bélicos, regale juguetes de vida, o por lo menos que no atenten contra ella.

octubre 27, 2006

28+

Cumplir 28 años es como cumplir 27+1. Me estoy poniendo más maduro, con mayor experiencia, más reflexivo, más determinado, más tolerante, más mañoso, más rabioso, más tacaño, en fin, más VIEJO. Ya no todas las personas me dicen “tu”, sino “usted”, qué duro. Hace ya un par de días tuve la dicha de saborear un año más de vida junto a mi familia, quienes me apoyan incondicionalmente en cualquier loquera que se me ocurra, porque saben que debajo de esa supuesta “loquera”, hay un logro serio a realizarse.

Doy gracias a Dios, nuevamente, por permitirme disfrutar del don de la vida, junto a los míos. Solo tengo que pedirle salud y fuerzas para seguir viviendo, de lo demás me encargo yo. Este es el único día del año en que “vivo para pensar”, no “pienso para vivir”. Bueno, en año nuevo "pienso" para ver qué voy a hacer después, son 2 días de mente.

Para este año espero saber si podré hacer mi condenado doctorado, o un miserable postgrado; buscar una relación estable, o inestable… lo que sea... (es relajando, por si acaso; es solo la primera opción). Cambiar mi Z*. Seguiré aprendiendo de todo. Voy a ver qué construyo, reparo o desarmo. Trataré de mantener viva esta madriguera con recuerdos y vivencias alegres y reflexivas. Y voy a dejar el powerlifting para los carajitos (no más de 300 libras para torturarme).

En resumen, estoy más viejo, pero feliz y contento, que es lo que importa, me siento igual que antes de ayer, pero escribo esto para recordarme a mí mismo que con la edad, vienen nuevas responsabilidades y retos, uno no está solo en el mundo, tenemos personas que dependen de nosotros, así que ya debo de dejar de pensar tanto en el “para mi”, y pensar en el “para los míos”... O tal vez es a la inversa? Bueno, esto es asunto de reflexión y madures. Nosotros los viejos somos pensadores inocuos del sentir liberal. O mejor dicho, ahora es que hay vida para mí. Hoy es el primer día de una nueva forma de vivir... o fue ayer?

Como pasa el tiempo, ayer tenía 13 años y no me preocupaba de responsabilidades; hoy huyo de ellas; mañana me despertaré y una chiquindolita me dirá Abuelo... esa es la vida, nuestro mayor don, aprovechémoslo.


---------------------------------------------------------------------------------
*Z. Carro que Zta cayendo a pedazos (da problemas)… el mío esta "bien", y aparenta, pero necesito algo que corra más y que pueda tunearse mejor.

octubre 24, 2006

Origen y Evolución del Canino “Viralatoso”.


Nosotros los dominicanos, vistos desde cierta óptica, hacemos “de todo”. Es al parecer un producto de la mezcla de razas, el hambre, los apagones, el subdesarrollo, la falta de educación, la contaminación, entre otros factores intrínsecos que nos vuelven “particulares” frente a otras culturas. Así de particulares como somos, tenemos cosas particulares, una de ellas es el perro criollo conocido como “viralata” o “realengo”, como denominamos a nuestros perros callejeros.

Según los estudiosos de la viralatología, el origen de este can se remonta a la época en que en los hogares usaban las latas de aceite de maní como recipiente de desperdicios “biodegradables”, los cuales eran muy reducidos. Este noble y ejemplar animal tuvo que ingeniárselas como todo un profesional para calcular (al ojo por ciento) la fuerza, el ángulo y la trayectoria de caída de tal recipiente, para obtener un poco de alimento “extra”. Tal conocimiento pasó de generación a generación, gracias a la genética viralatil (genes dominantes). El viralatas es casi siempre de color “kaki”, o de color oscuro con manchas blancas o pintas. También los hay más refinados, (pero, solo por fuera), siendo su comportamiento el mismo: come todo lo que puede de un solo golpe... no sabe si mañana volverá a comer. Responden siempre al nombre de chivi, boby o firulai. Definitivamente, la falta de atención o la falta de alimentos, influye directamente en el hecho de que un viralata salga a la calle a “buscárselas”, lo cual lo convierte en objeto de innumerables penurias y sufrimientos.

El viralata, es un perro cuya esencia es la carencia de una raza determinable, o de un dueño fijo. O se le pegan a usted (llegan y no se van), o se los regalan, ya que casi siempre vienen al mundo en grupos numerosos. El viralata hace una labor social: recoge sobras; abona el ecosistema; y, nadie le pone la mano, por lo que en la India, se les consideraría como “intocables”. Come lo que sea, desde tierra hasta caviar; le encanta masticar un hueso viejo, o halar un cuerito crudo, sustraido de alguna carnicería. En siendo envoltorios de cualquier tipo de alimentos, provenientes de basureros, chimis, pica longas y frituras, los digiere todos sin desperdicio, ya sean de papel o de plástico. Es decir, es un perro ecológico, ya que recicla la basura. Y es de los pocos animales que sabe toser (cuando se atraganta), presentando características rumiantes.

Es un animal en gran medida citadino, culto y observador. A pesar de ser daltónico, al igual que los demás canes, sabe usar el cruce peatonal, esperar el cambio de luz del semáforo y sabe apreciar el olor a comida dentro de una funda plástica repleta. Es callado, ladra solo lo necesario, para ahorrar energía. Muchas veces parece un héroe de guerra: está averiado, fruto de su contacto social (carros y motores), sin contar los pelaos ocasionado al ser “despegado” con agua hirviendo de una perrita en “calor”, el único placer que le da la vida, y que el ser humano trata de prohibirle. Lo que nunca les falta a estos perros es un diente, es un animal pacífico; pero, si usted quiere comprobarlo: trate de quitarle algún alimento que se encuentre a un metro de él… le podrá ver el serial hasta de la última muela de atrás. Cuando menea la cola, no crea que está contento, está estudiando qué parte de usted se puede comer o utilizar en beneficio propio. Si usted le da algún alimento, ese perro lo seguirá hasta su último día de vida (una semana después, más o menos).

Los estudiosos de la psiquiatría canina han establecido que este animal no solo ve su vida acortada por el hambre y los maltratos sociales, sino por el estrés a que son sometidos: vive huyendo de las piedras, los carajitos, los carros, los motores, o de cualquier cosa que se mueva (al menos que se coma), por lo que son muy desconfiados. Dependiendo del tamaño del perro, y de su noble descendencia, se les puede clasificar en viralight (más compactos), viralatas, o viratanques. Siendo estos últimos los de mayor tamaño. Los viralittle se entretienen hasta con el zafacón del baño de su casa (no pregunten qué come), o con fundas de supermercado. Hay casos en que han fallecido cuando les ha caído encima su principal fuente de ingresos comestibles, el zafacón. Si un viralata te ve comiendo algo, tiene un poder de concentración tal, que te induce un remordimiento de conciencia si no le das algo. Es un perro activo: corretea en siendo motores o vehículos que se acerque a su territorio (aceras y callejones). Es capaz de comerse un pan entero de un bocado, y un hueso de pollo, sin masticar (para no perder tiempo). Sin embargo, este animal disfruta del descanso, por lo que hay ejemplares que pueden ser pateados y/o arrastrados, sin reacción alguna.

En fin, el viralata es un perro criollo, a veces realengo, otras callejero; o, si puede, trata de convertirse en un perro casero. Es la mejor muestra de adaptación evolutiva: sabe convivir con la sociedad, no se enferma, y come lo que sea. No es un perro de raza, es de “razas”. Es un orgullo dominicano. Aunque no es endémico, existe en muchos países del mundo.  

octubre 23, 2006

La vida no se equivoca...

Esta historia la escuche por la radio hace varios años, sé que es un mensaje de tipo reflexivo, pero no tengo la fuente. Hoy la recordé, así que la busqué en Internet (lo que no aparece por aquí, es porque usted no lo sabe buscar), ahí va la historia:

“Un hombre encontró un capullo de una mariposa y se lo llevó a su casa para poder ver a la mariposa cuando saliera del capullo. Un día vio que había un pequeño orificio y entonces se sentó a observar por varias horas, viendo que la mariposa luchaba por poder salir del capullo.

El hombre vio que forcejeaba duramente para poder pasar su cuerpo a través del pequeño orificio en el capullo, hasta que llegó un momento en el que pareció haber cesado de forcejear, pues aparentemente no progresaba en su intento. Pareció que se había atascado. Entonces el hombre, en su bondad, decidió ayudar a la mariposa y con una pequeña tijera cortó al lado del orificio del capullo para hacerlo más grande, y así fue que por fin la mariposa pudo salir.

Sin embargo la mariposa tenía el cuerpo muy hinchado y unas alas pequeñas y dobladas. El hombre continuó observando, pues esperaba que en cualquier instante las alas se desdoblarían y crecerían lo suficiente para soportar el cuerpo, el cual se contraería al reducir lo hinchado que estaba. Ninguna de las dos situaciones sucedieron y la mariposa solamente podía arrastrarse en círculos con su cuerpecito hinchado y sus alas dobladas.

Nunca pudo llegar a volar.... Lo que el hombre en su bondad y apuro no entendió, fue que la restricción de la apertura del capullo, y la lucha requerida por la mariposa para salir por el diminuto agujero, era la forma en que la naturaleza forzaba fluidos del cuerpo de la mariposa hacia sus alas, para que estuviesen grandes y fuertes y luego pudiese volar.

La libertad y el volar solamente podrán llegar luego de la lucha. Al privar a la mariposa de la lucha, también le fue privada su salud y su fuerza. La lucha es necesaria en nuestra vida. Si Dios no confiara en nuestras habilidades para salir adelante no nos pondría obstáculos. Y si no encontráramos obstáculos en la vida no podríamos crecer y ser tan fuertes como podemos llegar a Ser”.

Espero que a alguna persona le sirva de reflexión. Recuerden que todo en la vida se puede, salvo el tiempo y el olvido. El tiempo se distorsiona; y el olvido, es solo la simple negación de un recuerdo.

octubre 19, 2006

Favola...



La vida es una fábula…

Donde la paciencia echa sus raíces y te hace crecer como persona; te hace ver lo rápido que se mueve el mundo ante tus ojos, mientras estás sereno y la lluvia te moja de recuerdos. Donde una simple flor se vuelve un jardín de sentimientos.

Es como ver un cielo de enormes sueños que viajan por tu mente como un grupo de ballenas que migran. Es como un elefante rosado plagado de ilusiones que flota como hoja al viento. Donde te conviertes en un refugio de esperanzas, hasta que una simple mirada pura, cambia toda tu historia.

Te aferras a esa pequeña hoja, como si fuera la última que tuviera tu árbol. Es una nube de emociones que hace temblar tus más profundas raíces. Y si llegara a corresponderte el sentimiento, aferras tus ramas y no sueltas jamás aquello que no te pertenece.

Así se siente una fábula, es el único momento donde la vida tiene sentido…

Me encanta esta canción, es de Eros Ramazzotti, inspirado en la obra de Hermann Hesse "Favola".

octubre 18, 2006

Frontera`s day (Montañas)

Ayer arranqué para la frontera a las 4:00 a.m. (tenía audiencia a las 9:00 en Elías Piña). De 260 Km recorridos: 250Km estan excelentes, 5 Km estan medio buenos y los otros 5 Km, están desbaratados. Por falta de tiempo y sueño, no me lleve la cámara (no hay fotos), pero de Azua a San Juan, las montañas se ven bien verdes y preciosas. Tres puestos de chequeo militar y policial (haitianito`s free). Había una buena neblina entre San Juan y Las Matas de Farfán. Mucha gente caminando en la autopista (ejercitándose), eso es bueno, salvo que los batee un borracho. Los niños esperando sus guaguas para ir a la Escuela. Y parece que para allá no roban motores, los dejan a la vera de la autopista (ví como 30).

Me encantan las montañas, para alejarme del mundo y disfrutar de algo "puro"; En Puerto Plata, nos hibamos loma adentro de cacería de guineas, a veces kilómetros. Parecería increible, pero en un bosque es el único lugar del mundo donde puede apreciarse verdaderamente lo que es la soledad (y estar asutao). Me falta por conocer la parte Sur baja de nuestro maravilloso país, y Nagua y Samaná; los conozco pero por videos y fotos. Soy un isleño y me encanta una playa, pero Dios me hizo de tierra (no me gusta nadar en lo hondo, salvo para salvar el pellejo: ahí nado mejor que Marcos Díaz). Como les digo a mis sobrinos, métanse al agua hasta que se plieguen y parezcan viejitos, eso de echarse un chapuzón "rápido" es casi un delito. La bahia de Ocoa se vé preciosa. Uno pasa en la carretera a unos 10 mts del mar. Como cosa rara, ahí no pensé en mujeres, solo me lamente de no haber llevado una tabla de surf, solo para quedarme sentado en el agua, disfrutándola y dorándome como un pecao.

Volviendo a la yerba, las MONTAÑITAS están preciosas para allá. Una vez quise recorrer la cordillera Central completa en una excursión (no se dio). No es lo mismo ir al pico Duarte, que ir a un sitio en medio de la nada, donde no ha ido casi nadie, eso es aventura. Todavía hoy tengo un sueño atrasao. Yo no sabía que en Azua habían albinos, y las mujeres de Ocoa (casi me quedo). En todo el camino desde Baní, hay unas florecitas moradas bien bonitas, como no sé la variedad, no le traje a mi dedicada madre nada, salvo este macho de hombre (llegue vivo, eso es lo que importa). Mi papá me pregunto ¿Y el queso?...bien gracias…se quedó.

Hay buenos cultivos, muchos animales; se puede conseguir chivo gratis en la madrugada, solo hay que chocarlo y montarlo (están sueltos en la vía pública: límite de velocidad 80Km/h). La belleza de nuestro país está por todos lados, viva la República Dominicana, tierra de hermosas playas, verdes valles y gente alegre.

Cuando entre en crisis de edad, me compraré (o fabricaré) una motocicleta tipo "chopper" actualizada y personalizada para recorrer el país, libre (o casado, con 3 hijos). Sabrá Dios qué me depara el futuro. Eso es lo bueno de vivir, en la vida no hay fronteras...

octubre 14, 2006

Los peces, pasatiempo y esclavitud…


La vida te da dos opciones: o te complicas la existencia, o ella (la vida) te la complicará. Es decir, o buscas los problemas, o ellos te encontrarán a ti. Simple lección de vida. Como ha de notarse, hace unos días que no escribo casi nada, todo es de alguien o un breve comentario de otra cosa. Nunca he negado que me encanta complicarme la existencia, te da la “ilusión” de tener el control de las cosas. Pero estoy seguro al 1000/100 de que nada en esta vida puede controlarse. He estado bastante “entretenido” con mis peces. En palabras de un conocido: “el pecao es un pájaro difícil de mantener”.

Para los principiantes que compran peces (inventando y sin saber), casi siempre al mes están todos los “pecaitos” tiesos, ya sea por el agua abombada (exceso de alimento), o por la falta de “maduración” del acuario (= $$$ perdidos). La gente siempre me pregunta por mis peces, los “gorditos” (goldfish). Parece que todo el mundo se pregunta: ¿Qué pasa cuando los pecaitos no se mueren? ¿Hay vida después del mes? ¿Por qué se me murieron? ¡Me engañaron! El gran guru del sifoneo (limpieza del fondo del acuario) siempre respondo: “Aunque no lo creas, si te preocuparas por aprender de las cosas antes de meterte en ellas, podrías salir adelante ante cualquier imprevisto”. (Esto aplica para todo en la vida)

Ah no, siempre es la misma historia: compran una pecera gigante de RD$10,000.00 (unos 300 dólares), bombas de agua, filtros, aireadores, plantas, generadores de co2, más adornos que un bazar, comida como por un año y, por último, se compran los peces más raros y caros.

Llegan a la casa, llevándose de un tipo que sabe menos que ellos (el de la tienda). Cogen una manguera, llenan la pecera del agua de la llave (con cloro y alcalinísima en RD) hasta arriba, le meten mas plantas que a un vivero, y después que se está rebosando la pecera le meten el primer cubo sucio de detergente que encontraron, para sacarle el “exceso de agua”. Con el agua turbia por el viaje de cloro (potabilización), con la bomba de agua prendida (que puede servir para la pecera y para la casa, de la fuerza que tiene) largan esas pobres criaturas indefensas, víctimas de la comercialización y de la belleza natural que poseen, en ese lugar conocido como su “última morada”. Al resultado le llamaríamos “matación muritiva”. Es decir, no se murieron, usted, y su amiga la ignorancia, los mataron. Al día siguiente, ya no es una pecera, es un ataúd con agua.

Grande es cuando usted le compro la pecera a un hijito o hijita, y se le salen los lagrimones (por su masacre)… Usted, como un buen padre o madre ignorante, lo resuelve todo diciendo, “no te preocupes, mañana te compro 10 más". Suponiendo que antes eran 4 o 6… el resultado será el mismo… peces tiesos. ¿Quién gana por su ignorancia?... las tiendas. Tómese diez minutos y busque información sobre la variedad de esa cosita de agua que le interesa, la información no pesa y es una herramienta valiosa.

Bueno, mi falta de "descompresión" se debe a que, en teoría, la época de apareo del goldfish es de junio a agosto. Los peces no saben leer el calendario, se guían por los cambios térmicos del agua. Bueno, estamos en octubre, y en República Dominicana hace un calor del diantre. Tengo una pareja en cortejo desde hace una semana, pero los tengo en un tanque secundario no apto para reproducción, por su forma y dimensiones. Hace más de una semana que me cogió con hacer un estanquecito de reproducción.

Mi querida ley de Murphy. En resumen, tuve que idear un proceso de perforación y cincelado que no vibrara, porque podría dañar el tanque principal, con quien comparte un muro, lo resolví a puro TALADRO como Daddy Yankee; cemento de mala calidad en otro muro que era una casa de perro, tuve que fabricar una nueva columna; un jodido hormiguero entre el cemento (rojas, y me picaron esas desgraciaditas) pero se quedaron enterraditas dentro del cemento; y por último el suelo, tuve que hacer un vaciado de concreto armado sobre tres varillas, porque no podía picar el cemento del fondo. Hoy la empañeté, no siento la espalda, me duelen los femorales, y tengo una semana que no voy al gimnasio (con qué fuerzas). En fin, un problema mata a otro. Al entretenerme de albañil, ingeniero, arquitecto, herrero, carpintero y vago, no he sentido necesidad de “descomprimirme”, ya que cada “ratito” que tengo, se lo dedico a esos gorditos.

Si crías bien los peces, cumplirán su ciclo evolutivo: crecerán, se reproducirán y morirán. Con suerte y cuidado, vivirán muchos años; lo maravilloso de esto es que algunas de sus crías serán mejores ejemplares que sus progenitores, con una multiplicidad de variedades y colores. Esos animalitos se convierten en nuestra exclusiva responsabilidad, los cuidamos, los vemos crecer, vivir, y hasta los malcriamos, pero al final nos dan una felicidad que no se puede comprar. Te permite admirar el don de la vida, el mayor regalo de la creación.

En fin, de aquí a 6 meses, ya tengo planeado hacer mi SUPER PECERA, ya la tengo ensamblada en mi cabeza, pero me falta esa cosita que llamamos tiempo. Me estoy riendo… hay muchas clases de locos en el mundo, pero si somos felices, qué importa.

Aprecia lo que te da la vida, no busques explicarte el por qué de lo que no te dio…

octubre 11, 2006

Maria (LU)

No me da miedo enfrentarme a un senti...miento
no es permitido esconder lo que yo siento
Es el latido mas profundo de mi cuerpo
el que me hace decirte cuanto yo te quiero
Que por qué te quiero
por que es así, por que no puedo fingir
que no quiero y no puedo estar sin ti
Ay Maria, Maria, no puedo abrir los ojos
si en mi mente estas tan viva tu Maria, Maria
me envuelve un huracán de intolerancia
por saber si tu Maria...
Piensas en mi, como yo intento que pienses y Maria
si tu quieres venir a mi, tan solo dime que si
Ay Maria, Maria
un siglo no es bastante si me pides que te espere
yo daría… la vida
por estar entre tus brazos, aunque fuera solo un día
Y Maria...
es la verdad, y si tu no quieres, Maria, no me detendrás
por que no puedo evitar enamorarme de ti Maria
Aunque pudiera amarte siempre, en silencio
voy a gritarle al mundo que, por ti me muero
y si me pides que me aleje, yo acepto
no será fácil retirarme por completo
Que por qué te quiero, por que es así
por que no puedo fingir
que no quiero y no puedo estar sin ti
Ay Maria, Maria,
no puedo abrir los ojos, si en mi mente estas tan viva
tu, Maria, Maria, me envuelve un huracán de intolerancia
por saber si tu Maria...
Piensas en mi, como yo intento que pienses, y Maria
si tu quieres venir a mi, tan solo dime que si
Ay Maria, Maria
un siglo no es bastante si me pides que te espere
yo daría... la vida,
por estar entre tus brazos aunque fuera solo un día
Y Maria...
es la verdad, y si tu no quieres, Maria, no me detendrás
por que no puedo evitar enamorarme de ti…Maria

Esta canción pertenece a la producción “Album” (2006) del Grupo Pop Mexicano LU. Es bellísima. Se la dedico a la madre de mis futuros hijos, en donde quiera que se encuentre esa fatal, y por si no llego a encontrarla nunca. Si se llega a llamar María, mejor, así no tengo que cambiarle el nombre y la rima.

El amor nunca muere...

octubre 09, 2006

Algo sobre la “Teoría de las Inteligencias Múltiples”.


Evolutivamente hablando, el ser humano no “vive para pensar”, sino que “piensa para vivir”.

Cuando hablamos de inteligencia no nos referimos a un factor único, inmutable, o predispuesto. Nos referimos a una serie de elementos y factores dinámicos de distintos tipos, algunos heredados genéticamente, y otros desarrollados en gran medida debido al “medio” o al “entorno” en que vivimos.

La inteligencia es la capacidad de comprender y resolver las cuestiones que se nos presentan, y que nos permite adaptarnos a nuestro medio ambiente, ya sea de forma individual o en grupo. Es decir, podríamos llamar nuestro principal tipo de inteligencia como “inteligencia ambiental”, o sea nuestra capacidad de “adaptarnos” a nuestro entorno.

Haraganeando, entre un dolor de espalda producto de la albañilería de patio, me topé con una vieja doctrina: la “Teoría de las Inteligencias Multiples” del psicólogo norteamericano Howard Gardner. Hoy le toca su turno al psicotrauma (psicología, le llamarían los académicos).

El Dr. Howard Gardner (Harvard) ha podido aislar nueve aspectos diferenciables dentro de nuestra “capacidad” humana, mejor conocida como inteligencia. Diferenciándola en tres grupos:

A) Inteligencia Formal, compuesta por:

1) Inteligencia lingüística. Desarrollan la habilidad para comprender y emplear a mejor ritmo que los demás el lenguaje, la fonética, la semántica, etc. (escritores, poetas, etc.) Esta varía conforme a cada cultura.

2) Inteligencia lógica-matemática. Es la capacidad de manejar números, relaciones y patrones lógicos de manera eficaz, así como otras funciones y abstracciones de este tipo.

3) Inteligencia espacial. Es la capacidad de poder formar un modelo mental y combinar, organizar, fusionar e interpretar las partes de ese “todo” a su alrededor, aunque carezca de destrezas especificas sobre esas partes.

4) Inteligencia musical. Es la capacidad de percibir, distinguir, transformar y expresar el ritmo, timbre y tono de los sonidos musicales.

5) Inteligencia corporal-cinestésica. Es la capacidad que desarrollan quienes poseen una habilidad para utilizar su cuerpo (seis sentidos) para realizar alguna acción, y expresar así sus ideas, sentimientos e inquietudes.

6) Inteligencia Intrapersonal. Es la capacidad de la autoinstrospección, y de actuar consecuentemente sobre la base de este conocimiento, de tener una autoimagen objetiva de nosotros mismos. Nos ayuda a la autodisciplina, la comprensión y amor propio.

7) Inteligencia Interpersonal. Es la capacidad de distinguir y percibir los estados emocionales y signos interpersonales de los demás, y responder de manera efectiva a dichas acciones de una forma práctica.

B) Inteligencia Social. Es la capacidad que desarrollan las personas que tienen una habilidad innata para comprender e interpretar el lenguaje corporal, en conjunto con las emociones de los demás, y utilizarlos sabiamente para motivar y comprender a sus semejantes.

C) Inteligencia Emocional. Es capacidad de sentir, entender, controlar o modificar los estados anímicos, propios y ajenos. Es intuir y comprender, armónicamente, los sentimientos de los demás y los propios, y así poder extrapolar consecuencias inmediatas y a largo plazo, sobre lo que se percibe de sí mismo y de los demás.

¿Para qué nos sirve toda esta teoría? Para comprender que todos somos diferentes, y a la vez tan similares. Esa es la maravilla de la mente humana, una máquina adaptable a las necesidades, a nuestros antojos y a nuestro medio ambiente. De poeta, de sabio y de loco, todos tenemos un poco. Esperemos algún día llegar a comprender mejor la mente humana.

octubre 06, 2006

La Dama de la Rosa (José Angel Buesa)


Los que vieron la Dama luciendo aquella rosa,
que era como el fragante coagulo de una llama
no supieron decirme cual era más hermosa,
si la Rosa o la Dama.

Los que vieron la Dama llevar la flor aquella
como un broche de fuego sobre su piel sedosa
no supieron decirme cual era más hermosa,
si la Dama o la Rosa.

Cuando pasó la Dama fue un perfume su huella
nadie supo decirme si fue la flor o ella,
la que dejó la noche perfumada.

Y yo...
yo que la tuve desnuda sobre mi lecho,
yo que corté la rosa para adornar su pecho,
...tampoco dije nada.

octubre 04, 2006

El círculo del enojo.

Este artículo es muy interesante, por las "consecuencias de nuestras acciones"; no es mio, pero transcribo la historia:

El dueño de una empresa gritó al administrador, porque estaba enojado en ese momento.

El administrador llegó a su casa y gritó a su esposa, acusándola de gastar demasiado, al verla con un vestido nuevo.

La esposa gritó a la empleada porque rompió un plato.

La empleada dio un puntapié al perro porque la hizo tropezar.

El perro salió corriendo y mordió a una señora que pasaba por la vereda, porque obstaculizaba su salida por la puerta.

Esa señora fue al hospital a vacunarse contra la rabia y gritó al joven médico porque le dolió cuando le aplicó la vacuna.

El joven médico llegó a su casa y gritó a su madre, porque la comida no era de su agrado.

La madre le acarició los cabellos diciéndole: "Hijo querido, mañana te haré tu comida favorita. Tú trabajas mucho. Estás cansado y necesitas de una buena noche de sueño. Voy a cambiar las sábanas de tu cama por otras bien limpias y perfumadas para que descanses con tranquilidad. ¿Mañana te sentirás mejor...?".

Luego lo bendijo y abandonó la habitación, dejándolo sólo con sus pensamientos...

En ese momento, se interrumpió el CÍRCULO DEL ENOJO, porque chocó con la TOLERANCIA, con el RESPETO, con el PERDÓN y con el AMOR.

Así que si has ingresado en un CÍRCULO DEL ENOJO, acuérdate que con tolerancia, respeto, disposición al perdón y sobre todo con amor... puedes romperlo.

¡Inténtalo!

octubre 02, 2006

Máquinas Extremas: El Skateboard o “Esqueibol”.

Desde los 13 años aprendí el skateboarding. No pasé vergüenza en las calles del barrio (estrallones públicos), y eso que me la privaba inventando piruetas y loqueras. Un día me cogió con acelerar al máximo en la calle y dar giros de 180 grados en pleno deslizamiento, a veces podía hacer hasta cinco giros. Aquel día estaba “entregao” a esa tabla, tanto que había público. Me encontraba como a cinco cuadras de mi casa, y recuerdo que yo nunca pasé vergüenza frente a una muchacha… hasta ese día.

En pleno “deslizamiento”, vi que me estaba mirando una carajita buenísima, y aguajero al fin, me dispuse a dar mi famoso giro de 180º, salvo que esta vez una piedrecita frenó “en seco” el skateboard, y volé como una chichigua por los aires, aterrizando en pleno asfalto sobre mis dos manos. Con la “arenita” que me saqué de las palmas, se podía hacer un muro… pero ese no fue el problema.

Con los ojos “aguados” del estrallón, y con un pique grandísimo por la vergüenza, me fui a buscar mi máquina extrema para repetir mi hazaña. Recuerdo que varios amigos me preguntaron, mientras me miraban las manos: ¿Estas bien?... ¡Tu tas feo pa la foto! COOOOOHOLLO, ¡casi me maté!, y con lo que vienen a saltarme. Dije que sí, que estaba bien (pero con los lagrimones).

Con los dos dedos que todavía me funcionaban, puse la tabla en el medio de la calle, una calle con un pronunciado declive hacia los lados. Con todo el pique que tenía, aceleré a mil, y cuando hago el primer giro, ¡Ufff!, me salio bien... veo la tipa, y cuando voy a enderezarme con el segundo giro ¡friaaaaaaaaan!, se me arrancó la goma derecha trasera… Imagínese la escena de “Terminator II”, cuando Arnold sale rodando del camión que se vuelca… sólo quítele las chispas… Si no vio esa película, imagínese tirar una lata por una escalera, ahora imagínese que yo soy esa lata (creo que me pelé hasta las axilas).

Me recogieron “con dos placas”, es decir, vuelto una porquería. No me pregunten que pasó con la tipa, ni quien me ayudó, eso sería embuste. Solo recuerdo que una vieja voceaba: “llévenlo pa su casa… a ese muchacho hay que internarlo”. Jesús Santísimo, si había ángeles de la guarda por ahí ese día, todos estaban conmigo. Sé que fui a parar a casa de mi amigo Mario, detrás de la mía, y recuerdo mucho alcohol y gasas para desinfectarme. Tenía un jean, se le fue un pedazo por la rodilla, y uno de los tenis se abrió del tablazo, pero lo que más me dolía era que el maldito skateboard no era mío, sino de otro amigo, que vio el “espectáculo”, y fue quien recogió las piezas.

Cuando el carajito vio lo que quedó de su “professional skateboard”, estaba dando más gritos que yo, que estaba todo guayado. Así de pelao como estaba (parecía una papa), tuve que desarmar las gomas del mío y ponérselas al tieto ese. Hubiera demandado a esos degraciaos (fabricantes) por “intento de homicidio”… Dizque “professional”, debieran haberse llamado “killers” o “Destroyers”. Que recuerde, duré varia horas arreglándole a mi amigo lo que quedó de su skateboard, y me quedo bien, pero me quedé sin mi máquina, por estar “luciéndome”.

Todavía hoy tengo mi primera tabla de skateboard, amarilla, de plástico, pelada y con la punta rota (por los tablazos). Ayer me encontré con ella en el “cuarto de los regueros”, y me llegaron aquellos recuerdos. Ahora solo me queda reírme, al fin y al cabo tengo mis 20 dedos, no me rompí ningún hueso, y estoy “medio bien” de la cabeza, es decir, que los estrallones no fueron tan graves.

Después de eso, no volví a montar, hasta que comprando los regalos de navidad de mis dos sobrinos, hace 3 años, no me decidí entre los “Max Steel” o “Lego”; y me dije: “un diente mas un diente menos, mejor que se lo rompan en un “esqueibol”, que en unos patines… y así fue que “Santa Claus” les dejó ese regalito conmigo. Me eche a TODA la familia en contra, pero los muchachitos siguen completos y lúcidos, así que no hay daño cerebral permanente, por ahora.

Dejaron uno de los skate en mi casa, porque mi hermana se recordó de mi aprendizaje, y me dijo que ella “quería” su apartamento. Lo uso de vez en cuando. Todavía puedo “caminar”, girar y maniobrarlos como siempre. Casi me maté los otros días, pero es que uno lo disfruta…