febrero 25, 2008

Pausa.

Señoras y señores, les pido excusas porque he estado tan ocupado que se me ha hecho imposible escribir y comentar sobre los temas habituales, así como mi habitual visita por sus blogs. Tengo mis posts pendientes, pero la semana ausente se ha alargado a 15 días, por lo que no estaré disponible debido a mi querida Maestría y a la cantidad de procesos simultáneos que estoy manejando en mi oficina… sin contar todas las cosas que la vida le depara a uno diariamente. Sin embargo, Dios mediante podré desarrollar las ideas que me faltan en este año respecto al amor y la amistad antes de que finalice febrero… y sino, me robo a marzo :)

Espero que estén bien, y leerlos pronto.

febrero 14, 2008

El 14 de Febrero.


Estrellita, estrellita: ¿Puedo pedirte un deseo?... Dile que mi amor la acompaña, aunque no pueda verme. Que lo que me hace sentir ella se asemeja a la belleza de cada amanecer. Sabes, creo que me enamore desde antes de conocerla, y que fui creado para saciar su sed. En este día especial estrellita, tú que alumbras el cielo, aunque no pueda verte por los rayos del Sol, dile que en las noches tu alumbras los cielos, para recordarle a ella... la grandeza de este amor”.

Damas y Caballeros, hoy celebramos el Día del Amor y la Amistad. Estos sentimientos se manifiestan cada día del año, pero hoy vendría siendo un día “doble” de expresión de los mismos. El amor es una necesidad humana básica, este sentimiento está presente en cada uno de nosotros, en sus diferentes formas. Todos sabemos la historia de Cupido y sus 2 tipos de flechas; la historia de Valentino; del día en que las aves comienzan a buscar pareja; del paso del día de la fertilidad (del 15 al 14); y, de la historia sobre la pareja de enamorados separados por sus familias. Pero, sin importar el cómo surgió este día, lo importante es lo que en él conmemoramos.

El amor y la amistad se cultivan, pero no se imponen. Su pureza radica en la pasión y la sinceridad con que se forman y se desarrollan. Ya haré un post sobre cada uno de ellos, pero en este día quiero compartir este Decálogo de la Amistad:

1-Es fácil querer tener un amigo, lo difícil es serlo. Un amigo es alguien que está dispuesto a sacrificarse por ti cada día de su vida. Se hiere con la verdad, para no destruirse con una mentira.

2-No te preocupes en recibir sino en dar. Amar nos cuesta, y hace daño a nuestro egoísmo, pero es el precio que tenemos que pagar para cultivar una amistad verdadera.

3-No temas disgustar a tu amigo. Enséñale que un amigo verdadero es el que está dispuesto a disgustarnos cien veces con tal de sernos útil una sola vez.

4-El primer deber de un amigo es darle al otro un impulso para salir a delante frente a la vida. La amistad comienza, cuando termina el interés propio.

5-Ábrete a los demás vaciándote tú. Tienes que ser como el río que alimenta a un regadío y nunca que niega sus aguas.

6-La confianza es vestíbulo de la amistad, y el sacrificio es su santuario. Gánate ante todo la confianza, y cultívala con el sacrificio por tu amigo.

7-No aceptes nunca a un amigo que no se atreva a contradecirte, que se haga cómplice de tu amor propio. Te ama sólo el que quiere tu bien aunque creas que te hace sufrir.

8-No te dejes llevar del corazón ni de la prisa al elegir a tus amigos. Apunta con precisión y darás en el blanco. La paciencia se gana a los corazones más rebeldes.

9-La amistad no conoce barreras, las rompe. Que nada ni nadie te impida cultivar una sana amistad fundada en el respeto y la sinceridad.

10-Un desconocido, es un amigo que no se nos ha presentado. Nunca dudes en tenderle la mano a alguien que lo necesita.

FELIZ DÍA DE SAN VALENTÍN!!!!!!!!

febrero 12, 2008

Entre Sueños e Ilusiones.


El amor no es una causa, es un efecto. Deviene como resultado de una serie de sentimientos tales como el afecto, el deseo, el cariño, la amistad y muchos otros, los cuales son lógicamente desordenados por el subconsciente, para terminan dándonos una satisfacción única dentro de nuestro ser, la cual denominamos “amor”. Si vemos la vida como niños, vemos las cosas de forma inocente y desinteresada; podemos sentir que mas importante del cómo se ven las cosas, es el cómo se sienten.

Sucede en el amor que cuando los sueños y las ilusiones se aferran a la pureza de un sentimiento, los resultados impresionan al más escéptico de los mortales. Pero la vida no es como tú ves el mundo, no es lo que piensas o sientes; es una mecánica cuyo aparato central es mas complejo que nuestra propia especie. Algunos pasan su vida buscando en el amor algo que desconocen, o que no logran comprender; otros, son capaces de cultivar este sentimiento en desiertos. Pero ambos tienen algo en común: dan todo lo que son por aquello en lo que creen, para llegar a lo que quieren. Y lo sencillo es “llegar a…”, lo difícil es la partecita de “dar todo”.

Los seres humanos tenemos la habilidad de proyectarnos en el tiempo, y emplear los elementos necesarios para hacer realidad lo que queremos ser o hacer. A esta forma de pensar es que llamamos "sueños" e "ilusiones". Algunos hacemos "de tripa, corazón” por aquellas cosas en las que creemos. Y no es cuestión de fe o de esperanza, se trata más de empeño y dedicación. No podrás encontrar felicidad aferrándote solamente a la realidad de la vida, terminarás mecanizado en un mundo que cada vez es más competitivo e inhumano. Si vives de sueños e ilusiones, la vida te golpeará tanto que terminarás aferrándote a la realidad aún mas que aquellos que solo creen en las cosas que están a simple vista. Pero si tomas tu vida en un respiro, sabrás de qué estás hecho y en qué debes creer para lograr lo que quieres.

Así pasa en el amor, puedes arar un desierto, puedes dar vida a aquellas cosas que el destino ha hecho desaparecer: con dedicación, paciencia, esfuerzo y sinceridad. El mundo no traiciona a nadie y la vida no te quita nada. Solo de ti depende el resultado de tu historia, eso es lo más sencillo de nuestra existencia.

Soñar no cuesta nada; pero de sueños, está hecho el mundo.

febrero 08, 2008

A Corazón Abierto.


"¿Cuánto me amas?, me pregunto ella aquel día, entre risas, luego de pasar una tarde maravillosa solo nosotros dos. Yo le respondí: “tanto como un grano de arena”. En aquel momento su rostro cambió, y arrancó en llanto al no entender mis palabras. La tomé entre mis brazos, acariciando su rostro suavemente y secando sus lágrimas con mis dedos, la senté en mis piernas y le dije: Encuentras un grano de arena en cualquier lugar, al igual que mi amor te sigue a todos lados; aunque esa pizca se ve muy pequeña, puedes sentirla cuando te roza, al igual que sientes mi amor cuando estamos separados; ese granito de arena no puede lastimarte, al igual que mi amor jamás te dañaría. De pequeños granos de arena se compone el mundo y esa diminuta partícula es capaz de crear las cosas más grandes que podamos imaginar, así se siente mi amor por tí, capaz de todo. Y sin importar lo que pase, y por mas pequeño que parezca ese grano de arena, será indestructible, como mi amor por ti.

Ella empezó a sonreír entre lágrimas y me abrazó con todas sus fuerzas; entonces me dijo: ¿por qué no me dijiste que yo era tu cielo? y yo le contesté: Porque el cielo es una ilusión, es un gran vacío que se ve, pero que no puede sentirse, y lo que yo siento por ti es mas real que un color o una ilusión. Tú no eres mi cielo, eres mi mundo. Así pasamos esa tarde solo ella y yo, dos tontos de cara al mundo. Creo que en ese momento, surgió el amor".

Es sencillo, el amor no es lo que parece, es lo que verdaderamente se siente. Y es tan real, como un grano de arena. Los seres humanos a veces olvidamos lo efímeros que somos en el Universo: solo somos "polvo de estrellas"... con una pizca de energía que nos convierte en algo especial. Quizas esa energía pueda ser definida como amor: lo que nos da la vida.

febrero 06, 2008

Robarle al Tiempo.


El amor no es egoísta en ninguna de sus formas. Si leyó el post anterior comprenderá que al igual que la vida, el amor crece y se desarrolla hasta llegar a un fin. Nada es eterno, eso todos lo sabemos, pero nos maravillamos ante la grandeza de un amor puro y desinteresado, incluso capaz de vencer al tiempo. El amor no se trata de dedicar su vida a amar a alguien, se trata de que al amar a ese alguien usted le dedicará su vida.

Al mirar tras los ojos de un anciano, se puede ver y sentir el mundo totalmente distinto a como lo ve y lo siente un joven. Así, llegamos a comprender que el amor en sí mismo cambia con el tiempo, y que ese sentimiento que despierta el recuerdo de un amor puro y sincero, puede vencer incluso al tiempo; por ello digo que el amor es capaz de robarle al tiempo "momentos". Situaciones únicas que crearon un vínculo contínuo en la memoria, la cual constituye en sí misma una máquina del tiempo, capaz de hacer perdurar las cosas mas allá de su existencia física, un acontecimiento en sí mismo extraordinario.

Podría hablar de maravillosas edificaciones y estructuras erigidas en nombre del amor que han perdurado por siglos y siglos más allá de sus personajes. Podría contar historias legendarias que versan sobre la grandeza de un amor; pero me incliné por esta sencilla fotografía que capta la esencia misma de la idea que quiero plasmar: El amor sincero, perdura mas allá del tiempo y de la propia existencia física.

En el próximo post trataré de llegar al origen de todo, a dónde surgió el amor.

febrero 04, 2008

El Ultimo Romance.


Hola amor, hoy he venido a conversar contigo, como lo hago cada día desde que ya no estás. Como pasa el tiempo, hace un año que partiste y aún no me acostumbro a tu ausencia. Sabes, parte de mí le agradece a la vida porque hayas partido antes que yo… no sabes la agonía que es tener que vivir sin ti. Ya no te tengo en mis mañanas, ni en mis noches; nuestra cama está vacía, sin tu perfume, sin el olor de tu pelo… y ya no tengo a quien acariciar cuando tengo frío.

Los muchachos me hacen compañía todo el día, casi se puede decir que viven en nuestro hogar; y debo decirte que a pesar del esfuerzo, cada detalle me recuerda a ti. Ya no tengo con quién conversar sinceramente, ni nadie que me discuta por ser tan gruñón. Doy gracias a Dios por haberte conocido, tu cambiaste mi vida, y me hiciste dar más de mí que mi más grande sueño: me enseñaste a vivir.

Hoy estoy aquí, sentado en este parque, viendo tus flores, y a todas estas personas que ignoran que bajo este suelo yace el amor de mi vida. Fue difícil, pero cumplí tu sueño. Algunos me dicen que te deje ir… ¿Pero cómo dejar a un lado lo mejor de mi vida? Sin ti, yo no soy nadie. Y mientras vida tenga, seguiré viniendo cada día a conversar contigo, a sentir la dicha de estar con la mujer que amo y por quien juré amor hasta el último día de mi vida...
¿Te he dicho alguna vez que nací el día en que te conocí?... creo que sí. Hasta mañana, amor”.

Es mejor comenzar por el final de la historia. No importa cómo murió, sino cómo vivieron. Si usted cree que el amor termina con la vida, está equivocado. Pero ese será el próximo post.

febrero 01, 2008

¿Cuánto esperarías al Amor?

Algunos vestimos al amor de etiqueta; le damos un poco de formalidad a un sentimiento natural y espontáneo, con el fin de hacerlo único y absoluto a nuestros sentidos. La pregunta de arriba no versa sobre tiempo, así como la respuesta de abajo tampoco versa sobre el espacio.

Le escribo canciones y poemas a una mujer que no conozco, a alguien que en mi vida he visto y a quien le entregué mi alma; si cree que estoy loco… ya somos dos. Sin embargo, toda mi vida he sido firme en defender incondicionalmente las cosas en las que creo, y la pureza del amor es una de ellas. Algunos pasan toda la vida enamorados, y nunca llegan a amar. Se conforman con la ilusión sin llegar a la realidad mas profunda del alma: el amor sí existe, y no es un cuento de hadas. No basta querer a alguien para amarlo, ni siquiera importa toda una vida de entrega al momento de que realmente llega el amor.

Siempre he sido claro y tajante en el siguiente criterio: “Mas vale una larga espera, que una decisión errada”. Yo soy “acelerado” en todas las facetas de mi vida, excepto en el amor. En este tema soy más cauteloso y precavido que el silencio, porque las heridas del alma pocas veces cicatrizan… y me ha funcionado. Así pues, luego de descartar las ilusiones al momento de elegir esa mujer con quien compartirte, la pregunta es: ¿Cuánto la esperarías?... y yo respondería: toda la vida. No sé su nombre, no sé su forma, ni siquiera se si existe; pero soy fiel a ella. Habemos muchas clases de locos en el mundo, pero si eligiera pasar mi vida con alguien a quien no amo con toda mi alma, si tuviera hijos con ella y un día la dejara desamparada, por ir tras un “gran amor”… eso sí fuera preocupante. Como siempre digo, no tengo prisa. La paciencia es una virtud de la que dispongo con creces y el amor ronda en cada esquina, por lo que estoy completamente seguro de que encontraré a una mujer perfectamente imperfecta para MI.

Que viva el amor… y así comienza Febrero en El Atico. El amor tiene 367 días éste año, yo solo le escribiré unos cuantos posts.