mayo 13, 2008

Cerrado Parcialmente por Mantenimiento.


El blog estará cerrado (a la escritura) por mantenimiento del autor, quien comenzó clases ayer. Es un asunto de prioridades, por lo que volveré luego. Y no se preocupen, los visitaré. Cualquier cosa que necesiten me avisan. Dios mediante, nos veremos mas adelante.

mayo 12, 2008

Alma de Hierro.


Bueno, luego de 10 años sin tocar una pelota de Basketball, este fin de semana tuve la oportunidad de estrenar la cancha de mi sobrino menor. Pese a tener solo 10 años, es un niño “Super”… al igual que yo lo fui (deportista). Su “canchita” es semi-profesional (su papa quiere usarla... y yo voy a sudar en Navidad) y nada, con zapatos y jeans me pasé tres maravillosas horas recordando por qué me llamaban “la leyenda”. Cuanta risa; llegué a la casa a ver los peces de mi hermana, y ella me recordó la cancha, tome la pelota del piso, y los primeros 5 o 6 tiros se quedaban cortos y desviados (suerte que no había nadie viendo), ya que la cancha está a unos 9 pies de altura y mi brazo “oxidado”.

Pero en 10 minutos, el gym y la edad cedieron ante el recuerdo y surgió ese adolescente que jugaba de 2 P.M. a 10 P.M. los 7 días de la semana durante unos 4 años, principalmente, en una “canchita” puesta en un palo de luz a una esquina de su casa (Historia Patria). En este tiempo, había olvidado ese maravilloso sonido de la malla cuando el tiro era perfecto (“de mallita”). Wau, cuantos viejos recuerdos, decenas de amigos, historias y jugadas de leyenda, lugares, heridas, golpes, triunfos y derrotas, son algunas de las palabras que componen viejos recuerdos vividos.

Como a los 15 minutos de estar jugando solo, llegó mi sobrino mayor con mi hermana menor(también de 10 años) y fue a buscar a mi otro sobrino que estaba jugando en su PC. Ellos son como mini-Yo, o a eso aspiran, por eso debo de darles un buen ejemplo. Esa es la importancia de la Familia: compartir momentos especiales, y enseñarlos a crecer. Jugamos “escalera”, tiros libres, 2 para 1 (ellos contra yo), marcamos jugadas, pisoteamos unas 30 matitas recién plantadas (y guardamos silencio :D) y fueron tres horas maravillosas no solo por compartir con mis cabezoncitos, sino porque recordé que parte de lo que soy se lo debo al basketball, no por fuera sino por dentro: aprendí sobre amistad, trabajo en equipo, PACIENCIA, humildad… y sobre todo, algo que nunca se me olvida es NUNCA ir a un barrio “caliente” (delincuencia) y ganarles en su cancha… tuve que correr mucho… y no "hemos" vuelto por ahí.

Por cierto, se estreno hace diez días “IRONMAN”, uno de mis personajes favoritos, tanto por su armadura como por su personalidad. Me reí leyendo a un crítico de cine acabando con dicha película de racista e imperialista… y ha sido un éxito rotundo (debo ir a verla). Por mi parte, yo veo este personaje como un ser humano dispuesto a mejorar sus deficiencias cada día empleando su mejor arma: su cerebro. En fin, debo trabajar, tengo muchísimo trabajo y no sé qué hago escribiendo. Espero visitarlos pronto.

“No es la armadura lo que hace a un caballero, es el caballero el que hace a la armadura”.


mayo 01, 2008

Amor y Felicidad.

No hay amor sin felicidad, ni felicidad sin amor. Si bien éstas son solo dos palabras, quizás son las palabras más importantes de nuestra existencia. Tantas cosas se escriben acerca del amor y la felicidad, que algunos hasta teorizamos nuestras ideas para tratar comprender el significado mas idóneo de estas dos palabras; pero lo cierto es que, al momento de sentir no hay reglas. No hay fórmulas para el amor o la felicidad, a veces estos sentimientos duran una fracción de segundo, pero pueden perdurar la vida entera.

No se puede amar sin ser feliz. La felicidad es una energía que te inunda, inunda el entorno de tu vida y te hace ser mejor cada día. Ser feliz es hacer lo mejor para nosotros y para los nuestros, y disfrutarlo. No se trata de un estado de ánimo, o de una actitud, la felicidad es una aptitud. No se tiene de “a momentos”, se tiene siempre, y se sostiene día a día al igual que el amor: mediante nuestras decisiones.

No se puede ser feliz sin amor. Las personas se afanan tanto por buscar en el amor una perfección abstracta, que se pierden de lo maravillosamente imperfecto que es lo real. El amor es el lazo que ata la felicidad a nuestra vida; no el amor propio, el amor de una pareja, filial o por las cosas, sino el amor en su conjunto, a eso me refiero con la aptitud. Puedes encontrar la felicidad en un amor, pero no puedes encontrar un amor sin felicidad. Siempre he dicho que al momento de amar lo único que importa es la felicidad. El amor fluye por su propio peso cuando lo que se siente es puro. De esto se trata la vida, de ser feliz. No hay que pensar ni teorizar las cosas, mucho menos comparar un sentimiento con otro. Esto se trata de sonreír cada mañana por el maravilloso don que tenemos: la vida.

El post anterior: "Apologize", representa un aspecto interesante del amor: "Te amo, pero no soy feliz contigo". Ese es un dilema que ha separado parejas, familias, amigos, etc. La idea es que en algún punto de la vida, las personas debemos elegir entre el amor y la felicidad. Yo, tal y como lo he comentado en diversas ocasiones, me inclino por la FELICIDAD; ya que sin ésta, no se trata ya de amor, sino de "necesidad". Es un tema espinoso, que tal vez trate el año que viene, mientras, aquí terminan mis 12 post sobre el amor de este año 2008.

Cada día, nace el amor en una sonrisa; y con ella, perdura la felicidad.