octubre 30, 2014

Boo!!!


Creo que la cosa más peligrosa que he hecho en Halloween fue “envolver” al perro de mi hermana en luces de navidad (disfraz)… bueno, era un niño (y no, no es su foto). Por cierto, hoy sé por qué el salió “corriendo” a los pocos segundos de “iluminarse”: los bombillos de esas extensiones (viejas) generaban mucho calor y quemaban la piel; o, fue porque la extensión le dio un corrientazo… eso, explicaría el por qué saltaba como loco queriendo quitársela. Pero, era un buen perro (se quedaba tranquilo, como un conejillo de indias).

Quizás, por ser católico y haber estudiado en un colegio y dos universidades católicas: no celebro Halloween como una fiesta. No me malinterpreten, es divertido disfrazarse (dice mucho de la personalidad de alguien), y ver las películas de terror o suspenso que dan en estos días. Por cierto, me encantó “Líbranos del Mal (Deliver us from Devil); y, Anabelle: fue un clavo (malísima), aunque “brinqué” del sillón en la escena en que Anabelle corre hacia el cuarto donde está la protagonista). Bueno, me gustan las películas de terror y suspenso, eso es (quizás) lo mejor de Halloween. Aunque “The Walking Dead”, es como una dosis de Halloween semanal; y, la espera por la factura del servicio eléctrico: causa suspenso y terror.

En fin, mientras muchos esperan su “noche de brujas” para festejar y divertirse, me llega a la mente, cuando llegan estas fechas, el terror real. En Europa, principalmente en Italia, y en Asia (China e Indochina), la temporada de lluvias causa estragos en muchos pueblos y ciudades para esta época del año. España, Italia y China tienden a sufrir fuertes inundaciones y destrozos, producto de lluvias (Si bien en América tenemos inundaciones torrenciales, más preocupante es la sequía prolongada que hemos experimentado algunos países del continente, con su respectivo aumento en la temperatura). Sin embargo, este dos mil catorce (2014) trajo algunas inundaciones por adelantado y fuertes sequías. Ya, en Asia (suroeste de China), España e Italia (Génova) ha habido inundaciones antes de entrar el mes de noviembre.

No sé si se han fijado que el clima del planeta ha modificado su estructura; es decir, su comportamiento “global”; no solo su intensidad (duración, volumen e intensidad) o su temporalidad (estaciones, ciclos, fenómenos: niño y niña). Los patrones climáticos del mundo han adoptado una forma, que solo comparo con el período de hambruna de los pueblos mesoamericanos (hubo sequías e inundaciones)… y eso, si debería espantarnos; ya que, es posible que los fenómenos meteorológicos de estos países (Asia y Europa) se repitan en nuestro continente (Americano) en un tiempo no muy lejano. Se que tenemos fuertes precipitaciones, huracanes y tornados en América. Yo, he visto dos trombas marinas (pequeñas) frente a la ciudad de Santo Domingo en la última década (que no debieran sucederse)… pero, si un frente frío se vuelve errático en el Norte: eso afecta todo el clima ¿O es que no han visto que verde y frondosa está Alaska? Eso sí que da miedo… Boo!!! 

2 comentarios:

Rebeca dijo...

Hola Fran. Me gustaría compartir unas palabras contigo. Si es posible escribe a mi correo electrónico rbkmedina@gmail.com y conversamos.

Fran dijo...

Hola, Rebeca. Gracias por tu visita.