agosto 17, 2006

El principio del comienzo.

Desde que tengo uso de razón he sido un idealista. He tratado de cambiar al mundo para que encaje en mí, y no a mí para encajar en el mundo. He luchado por mis valores y principios, sin importar las trabas ni los tropiezos que puedan presentarse. No puedo decir que soy un soñador, pero me gusta visualizar las cosas antes de llevarlas a la realidad, y tratar así de entender su posible funcionamiento.

Siempre he dicho que debes aferrarte a las cosas con toda tu alma, sin importar si ganas o pierdes... das tu mejor esfuerzo. Lo vivo a diario, desde adolescente me aferré al ideal de la “justicia”, la virtud de dar a cada cual según le corresponde. Por lo que me volví abogado. Bueno, además de que soy un picapleito nato. En mi profesión ganar o perder no es lo que importa, sino el dar lo mejor de ti para que se haga justicia. Nos preparan para ser buenos abogados, a ejercer correctamente la ciencia del Derecho, pero no nos enseñan es a ser justos… eso debemos aprenderlo por nosotros mismos.

Que ironía…todo ideal de justicia implica un derecho, pero no todo derecho es justo. Los abogados ejercemos el Derecho, pero somos auxiliares de la Justicia; por lo que a la corta o a la larga terminamos aferrándonos a ella para ser mejores personas, no mejores profesionales.

¿Cómo llegué aquí?

Un domingo familiar estábamos hablando en el patio y mi sobrina de 13 años me pregunto si estaba inscrito en hifi y le pregunte si era un sitio de música, luego me explico que era Hi5, y que ella, y mi sobrina mayor de 17 años estaban inscritas, junto con medio colegio.

Me dijo que le prestara la computadora para que viera su página…. recuerdo que lo que primero vi en la página fue un comentario de un muchacho sin camisa de unos 20 años. Me dio un yeyo, y empecé a rellenarla más que a un pavo… me explicó que era el novio de una amiga del colegio y que esa no era su foto sino un avatar, que el era un muchachito de 13, lo verifique, para suerte del carajito.

Dadas mis habilidades de rastreador, y bajo mi responsabilidad de tío, me dedique los fines de semana a supervisar en qué estaban metidas mis dos sobrinas mayores a nivel de “la Red”. Una vez terminado el chequeo rutinario me ponía a buscar amigos y compañeros en el condenado Hi5... me topé con un grupo de gente que ni me recordaban que existían.

Vi a una compañera del colegio que tenia un "blog" y me pregunté... ¿Qué será esto?... me metí en el sito de entremetido… y así aprendí sobre estos espacios, a veces de desahogo, a veces reflexivos, o simplemente para votar el golpe y expresar lo que sentimos… así que aquí estoy, viendo a ver si puedo burlarme de la propia vida, sonriéndole.

2 comentarios:

Joss dijo...

Pues aquí tienes otro que dice así;

Primero, tus palabras iluminan;
segundo, le haces de detective y
tercero, terminas enredado en lo que investigabas.

"Creo que tu historia se parece a la mia".

DTB

Fran dijo...

Creo que sí... ja,ja,ja