mayo 17, 2018

@wildlifeplanet


¿Templo ecológico? (Hahaha). Bueno, he tomado esta foto de la galería de @wildlifeplanet (foto de Vladimir Alekseev (@piligrims), por ser la vívida representación de la vida “salvaje”. ¿Quién dice que los vegetales no son “salvajes”? (hahaha). La foto es de un templo de Angkor Wat (Cambodia) y me sugirió el punto de hoy: lo que dejamos al tiempo. En esencia, una pequeña semilla con algo de tiempo se vuelve un enorme árbol: a su propio ritmo (crecimiento lento; pero, seguro).

Hace más de una década publique: Había una vez un hombre que se propuso alcanzar a Dios. Juró que daría su alma y todas sus fuerzas por realizar tal hazaña. Comenzó a recorrer el mundo, día por día, buscando en cada cultura del planeta, aprendiendo todo lo que podía sobre fe y humanidad. Viajó continuamente durante años, décadas de búsqueda incesante e infructuosa. Y un día, ya exhausto, cansado, no aguantó más y se detuvo. Estaba dolido, desilusionado, incrédulo y abarrotado; ese día… Dios pudo alcanzarlo”.

El punto es que hay respuestas que no necesitan de una “rebuscada” pregunta. Cada cosa llega a nuestra vida en “su” momento. Sin embargo, ¿Se queda inmóvil esperando un milagro, o usted crea las condiciones para que ocurra? He ahí una cuestión de la vida. Desde una medida objetiva, el pensamiento humano individual incide de forma indirecta en la colectividad. Una hormiguita vs un humano… se pasa media hora “maldiciéndola” porque le picó; y ella, tratando de cortar un pedacito de carne de toda una “isla” (a escala) para llevárselo a su hormiguero, cultivar su moho y alimentar a miles… ¿Es solo una hormiga? o ¿Una manifestación del ímpetu de la vida, frente a las adversidades?

Nos movemos tan rápido en este mundo de “gigantes” que olvidamos ver hacia abajo (Y a los lados); a las cosas “lentas” de la vida. En estos días, saqué mi viejo ps3 para ver una película en formato Bluray, y me encontré con una cinta (The Elder Scrolls V: Skyrim). Sobraría decir, que amanecí jugando hasta las 3:00 a.m. (Por cierto, la batería del control aún funciona… eso es un milagro, para un Gamer (jajaja)). Usted se preguntará ¿Qué relación hay entre un adulto jugando videojuegos, y cambiar el mundo? No es por el desafío de cazar dragones, o de aumentar mis poderes de magia. Ese aparato estaba tirado en una gaveta, porque se me “congelaba” desde 2012-13.

Esa noche, tomé un juego de destornilladores de precisión; mi vieja laptop Toshiba, un pendrive y el PS3. Copié toda la información en el pendrive, le saqué el hard drive (disco duro) a la pc y se lo puse al PS3 (Es 2 veces más rápido); a la PC le puse el Disco del PS3, y restauré una imagen del SO (Sistema Operativo). Me tomó 15 minutos (entre limpieza y desarme) algo que tenía varios años “pendiente”. “Lo que al tiempo se deja, al tiempo se queda”. En esencia, con un poco de voluntad, se obtiene grandes resultados. Ahora que recuerdo, nunca acabé esa cinta… debo avanzar el fin de semana (mucho trabajo en la oficina).   

No hay comentarios.: