abril 10, 2018

Algunas frases de la madre Teresa.


Me enviaron estas frases; las comparto, con un pequeño comentario:

Nunca sabremos todo lo bueno que una simple sonrisa puede llegar a hacer. Una sonrisa nos puede cambia el día; o, la vida;

Difunde el amor donde quiera que vayas. No dejes que nadie se aleje de ti sin ser un poco más feliz. Pon tu granito de arena, en lo que sea que hagas.

No siempre podemos hacer grandes cosas; pero, sí podemos hacer cosas pequeñas con gran amor. A veces, los pequeños detalles, marcan grandes diferencias.

Las palabras amables pueden ser cortas y fáciles de decir; pero, sus ecos son realmente infinitos. Un simple “hola”, “gracias” o “buenos días”marca la diferencia.

Hay cosas que te encantaría oír y que nunca escucharás de la persona que te gustaría que te las dijera. Pero no seas tan sordo como para no oírlas de aquel que las dice desde su corazón. Las grandes acciones son el fruto de las palabras; y no, de sus autores.

Yo puedo hacer cosas que tú no puedes, tú puedes hacer cosas que yo no puedo; juntos podemos hacer grandes cosas. Aplica en la vida y, en el amor.

Lo que se tarda años en construir, puede ser destruido durante una sola noche; construyamos, de todos modos. La confianza, el respeto y el amor son un buen ejemplo.

Darle a alguien todo tu amor nunca es garantía de que también te amará; pero, no esperes que te amen, solo espera que el amor crezca en el corazón de la otra persona. Y si no crece, sé feliz porque creció en el tuyo. Agradece todo lo que recibas y lo que diste (sin reservas).

Muchas veces basta una palabra, una mirada, un gesto, para llenar el corazón del que amamos. Simplemente: amor.

Hay muchas personas dispuestas a hacer grandes cosas; pero, hay muy pocas personas dispuestas a hacer las cosas pequeñas. Que, al final, son las más importantes.

Sabemos muy bien que lo que estamos haciendo no es más que una gota en el océano. Pero si esa gota no estuviera allí, al océano le faltaría algo. Por menor que sea el gesto, siempre hará falta. 

Algunas personas vienen a nuestra vida como bendiciones. Algunas otras, vienen a nuestra vida como lecciones. De todo, aprendemos en esta vida.

Los árboles, las flores, las plantas crecen en silencio. Las estrellas, el sol y la luna se mueven en silencio. El silencio, nos da una nueva perspectiva. La comunicación, es la base de todo en la vida. Incluso el silencio: comunica el interés y la voluntad (ojo: cuando no existen)... quizás, por eso escribo tanto. 

Aprendemos a través de la humildad, a aceptar humillaciones alegremente. Hahaha... a veces, tan solo no sucede; o, no se puede (destino); no por ello: no fue algo maravilloso.

No hay comentarios.: